Algunos datos de la Navidad en la URSS (RIA Novosti). Paz, Socialismo y feliz 2014.

http://sp.ria.ru/opinion_analysis/20131230/158902002.html

La historia soviética plasmada en los adornos navideños

Foto: RIA Novosti.

© RIA Novosti. Alexander Polyakov / Bola con retratos de Lenin y Stalin fabricada en 1937

15:05 30/12/2013

Anush Janbabián, RIA Novosti

Los adornos navideños en la Rusia soviética reflejaron la historia del país durante más de medio siglo y lo hicieron, como no, de una manera resplandeciente, pues, según se mire, su brillo puede eclipsar incluso la mirada del cine y la literatura de la época.

Cuando Pedro el Grande impuso a los rusos la fecha actual de la celebración de fin de año, allá en el siglo 18, parecía que lo mas difícil ya estaba hecho. Pero la verdadera batalla por el símbolo principal (y la decoración) de la que acabó convirtiéndose en la fiesta mas querida por los rusos se libraría dos siglos más tarde.

Después de la llegada al poder de los bolcheviques en Rusia, el árbol de Navidad cayó en desgracia, tildado de “anacronismo religioso”.

De hecho, hasta 1947 el primero de enero dejó de ser festivo. El árbol, sin embargo, corrió una suerte mejor, pues fue “rehabilitado” a mediados de la década de 1930. Simultáneamente, comenzó a desarrollarse la industria de adornos, cuya producción estaba abandonada.

En la Rusia zarista el “protagonista verde” de las fiestas navideñas era decorado con velas, frutas, bombones, figuritas de ángeles, príncipes y princesas, e invariablemente la coronaba la estrella de Belén.

Aunque antes de la época soviética los rusos ya tenían adornos de vidrio, su producción vivió su segundo nacimiento después de la Segunda Guerra Mundial, plasmando en los frágiles las grandes gestas de la potencia soviética.

© RIA Novosti. Igor Boyko / 1960, la gran década espacial

Así, tras la derrota de la Alemania Nazi en 1945, hasta el Papá Noel ruso (Ded Moroz, o Abuelo del Frío) empuñó el fusil. Las figuritas de aquel aguerrido “Guerrillero del Frío” eran muy populares en la postguerra, igual que las figuritas de tanques, aviones, barcos y otros símbolos del poderío militar de la URSS.

Durante las expediciones soviéticas al Polo Norte, irrumpieron con fuerza los muñecos de los exploradores del polo.

La conquista del espacio y sobre todo el vuelo del legendario Yuri Gagarin trasladaron la carrera espacial a los abetos de fin de año en los hogares soviéticos. Copias del Sputnik, el primer satélite artificial de la Tierra, de cohetes, naves espaciales y cosmonautas casi desplazaron a los conejitos, campañas y bolas que hasta entonces dominaban en los verdes y olorosos ramos.

“Recuerdo que me compraron un cosmonauta con un casco donde estaba escrito CCCP (URSS). Yo entonces tenía seis años. Me lo compró mi madre la víspera del Año Nuevo. Cuando lo colocábamos en el árbol, se rompió. Monté una que mi mamá tuvo que llevarme de nuevo a la tienda y comprarme otro cosmonauta igual”, recuerda un internauta ruso en un foro sobre adornos navideños.

© RIA Novosti. Igor Boyko / 1950, vuelven los personajes de cuentos de hadas

Hoy en Rusia hay un sinfín de adornos y árboles…Con frecuencia, en los abetos se ven las cebollas de las iglesias ortodoxas, algo impensable en la Rusia atea de los tiempos comunistas.

Lo que ahora escasea son aquellos adornos con su toque ideológico, aunque también los hubo sin el sello comunista. Parece que el tiempo los hizo aún más frágiles y delicados, algo que aprovechan los anticuarios, que han convertido algunas piezas en verdaderas joyas para cobrarlos a precios desorbitados. Aquellas figuras que no llevan la marca comunista, aunque sí el sello de la época, son bastante más baratos. Las personas mayores se detienen ante los viejos juguetes y, si no tienen dinero para comprarlos, dejan junto a ellos una sonrisa o un suspiro, reflejos de nostalgia por una infancia en un país que se llamaba URSS.

Aquellos que aún los tenemos, los guardamos con mucho cuidado y tratamos de colocarlos en las ramas más altas, fuera del alcance de los niños de hoy.

¡Feliz Año!

_______

http://sp.ria.ru/opinion_analysis/20131225/158867403.html

Breve biografía del abeto que centra la gran fiesta rusa

15:33 25/12/2013
María Dunáeva, RIA Novosti

Uno de los principales protagonistas de las fiestas rusas de fin de año – junto a las típicas ensaladillas o las mandarinas- es el Árbol de Navidad, o del Año Nuevo como lo llaman en Rusia. Aunque relativamente corta, su agitada historia refleja cabalmente las peripecias de un país que en los últimos doscientos años osciló entre la religión y el comunismo ateo.

Los pequeños resplandecientes abetos que adornan los hogares rusos y sus hermanos mayores que dominan las plazas de ciudades y pueblos son descendientes lejanos pero casi directos del imponente Yggdrasil germano, el árbol de la vida de la mitología nórdica. Al igual que, por cierto, el tradicional dulce, conocido como Tronco de Navidad.

De ritos paganos a los umbrales del siglo XX 

La tradición de decorar en Nochebuena un árbol con velas y cintas de tela de diferentes colores, primero en el bosque o luego en el interior de los hogares, surgió a finales de la Baja Edad Media en Alemania como resultado de la paulatina cristianización de ancestrales ritos paganos. Es curioso que su aceptación definitiva coincidió con la Reforma que pretendía purificar la fe cristiana: la mención más antigua confirmada de la tradición está relacionada con el nombre de Lutero, que instaló un abeto en su casa a principios del siglo XVI.

© RIA Novosti. Vladimir Pesnya / Uno de los Árboles de Navidad que adornan el centro de Moscú

A Rusia el Árbol de Navidad llegó con los alemanes, en el siglo XIX. Cierto es que en la centuria anterior hubo un pequeño preestreno: el emperador Pedro el Grande ordenó adornar las fachadas de los edificios con ramas de abetos y pinos el día de 1 de enero de 1700 para celebrar el cambio de calendario, pues hasta entonces el año comenzaba el 1 de septiembre. Sin embargo, aquella disposición puntual perduró en Rusia en los siglos XVIII y XIX solo en la costumbre de identificar las tabernas con ramas de coníferos. Aun así, no se trataba ni de un árbol entero ni, a fin de cuentas, de la Navidad.

El 24 de diciembre de 1817 la futura emperatriz de Rusia, Alexandra Fiódorovna, llamada Carlota de Prusia antes de casarse con el gran duque Nicolás, ordenó instalar un Árbol de Navidad. Volvió a hacerlo el año siguiente. Y en 1828 se organizó en el palacio una gran fiesta para los cinco hijos de la pareja real y sus sobrinas. Desde entonces en ruso la palabra “yolka”, que literalmente se traduce como pequeño abeto, pasó a significar también un espectáculo infantil en Nochebuena.

Durante un par de decenios los abetos no sobrepasaron los límites de las residencias de los emperadores rusos que, al igual que otras casas reales europeas, solían casarse con princesas alemanas: por entonces la Alemania dividida en varios estados proporcionaba una gran oferta a todos los gustos de novias de sangres nobles. Solo en los años 40 del siglo XIX la costumbre empezó a extenderse por las dos capitales de Rusia, San Petersburgo y Moscú y, de repente, adornar un árbol en casa se puso de moda. En breve, la nueva costumbre se propagó también al espacio público: la primera fiesta en torno a un Árbol de Navidad se organizó en 1852.

A principios del siglo XX el abeto ya era toda una tradición, sobre todo, en las familias acomodadas. En aquella época surge por primera vez el personaje fantástico, mezcla de antiguos dioses eslavos del invierno y del alemán Santa Claus, el Ded Moroz, o Abuelo del Frío que trae los regalos a los niños.

La revolución erradica la “yolka”

Al llegar al poder, en 1917, los bolcheviques no prohibieron celebrar la Navidad, pero la guerra civil y las hambrunas, unidas a una feroz campaña anticlerical redujeron las ganas de festejos.

Además, el 24 de enero de 1918 los Soviets impusieron el calendario gregoriano en vez del juliano que usaba la Rusia zarista y que se retrasaba 13 días. Por tanto, del 31 de enero los rusos pasaron directamente al 14 de febrero. La Iglesia Ortodoxa rusa jamás ha aceptado el cambio y sigue celebrando las fiestas según la tradición antigua. De ahí que la Nochevieja en Rusia preceda a la Nochebuena y que luego, del 13 al 14 de enero, los rusos celebren “el viejo Año Nuevo”.

En los años 20 la política hacia las fiestas navideñas cambió, relegando el Árbol de Navidad a la clandestinidad. La prensa central comenzó a criticar duramente la “costumbre de los popes” y “la tradición burguesa”, mientras que equipos de voluntarios circulaban por las calles mirando a las ventanas para descubrir a los infractores que se atrevieran a instalar el abeto proscrito.

Sin embargo, aquella “ley seca navideña” duró poco. El 28 de diciembre de 1935 el diario oficial soviético, Pravda, que jamás trasmitió materiales que no estuvieran comprobados por las más altas autoridades, publicó la carta del miembro suplente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista, Pavel Póstishev, en la que arremetía contra la anulación de la fiesta, que privó de alegría a los niños de los obreros, que durante la época zarista “observaban con envidia a través de los cristales los resplandecientes Árboles de Navidad y a los hijos de los ricachones que se divertían alrededor”.

La resurrección bajo el manto ideológico

Pocas veces el lento y poco productivo sistema soviético funcionó con tal asombrosa prontitud. En tan solo cuatro días, para el Año Nuevo (en el Estado ateo ya no podía ser la Navidad), se organizaron fiestas por todo el país con Árboles de Navidad restablecidos en sus derechos.

El giro ideológico acarreó varios cambios, en particular, en los adornos. Los Árboles de Navidad se llenaron de tractores y hoces con martillos en vez de los ángeles y la estrella roja de cinco puntos se impuso a la de Belén. Los festejos estaban orientados a educar a los “jóvenes constructores del comunismo”; pocos adultos podían permitirse pasarse toda la noche de juerga ya que el 1 de enero se convirtió en día no laborable solo en 1946.

En 1937 en la fiesta irrumpió otro personaje fantástico -Snegurochka, o Nievecita, la nieta de Ded Moroz- probablemente para reforzar la igualdad de género que se proclamaba en la Unión Soviética. Esta fue la última pincelada del cuadro de la celebración del Año Nuevo. Nació la triada –el Árbol de Navidad, Ded Moroz y Snegurochka- que hoy en día parece de lo más tradicional y ancestral a la mayoría de los rusos.

Anuncios

Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia: Atentados de Volgogrado instigan la violencia sectaria (RIA Novosti).

http://sp.ria.ru/international/20131230/158905225.html

Segundo atentado en trolebús en Volgogrado / Foto: RIA Novosti.

Exteriores: Atentados de Volgogrado instigan la violencia sectaria

Moscú, 30 de diciembre, RIA Novosti.

Los atentados de Volgogrado buscan provocar en Rusia la violencia sectaria y tienen los mismos inspiradores que los ataques terroristas en otras partes del mundo, declaró hoy el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

“Los terroristas han intentado nuevamente abrir un frente interno, sembrar el pánico y el caos, provocar la enemistad entre las confesiones y conflictos en la sociedad”, señala un comentario publicado en la web de la cancillería.

El documento indica que “los ataques criminales en Volgogrado, al igual que los atentados terroristas en EEUU, Siria, Irak, Libia, Afganistán, Nigeria y otros países, siguen el mismo patrón y tienen los mismos inspiradores”.

Exteriores condena los intentos de dividir a los terroristas en “buenos” y “malos” en función de los objetivos geopolíticos.

“Semejante coqueteo, por un efecto bumerán, ha traído en más de una ocasión las consecuencias más nefastas”, resalta el comentario.

Treinta y dos personas perdieron la vida y 72 resultaron heridas a raíz de dos atentados suicidas que golpearon la ciudad rusa de Volgogrado en menos de 24 horas.

Atentado en Volgogrado (Stalingrado): El presidente Putin expresa su pésame a las familias de los muertos en Volgogrado (RIA Novosti).

http://sp.ria.ru/neighbor_relations/20131229/158896854.html

El presidente Putin expresa su pésame a las familias de los muertos en Volgogrado

Explosión en estación ferroviaria de Volgogrado / Foto: RIA Novosti.

Moscú, 29 de diciembre, RIA Novosti.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales del atentado suicida perpetrado hoy en Volgogrado, y deseó una pronta recuperación a los heridos.

Según el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, el líder ruso también ordenó a los organismos competentes “tomar las medidas necesarias para esclarecer las causas y circunstancias del ataque, identificar a sus autores y entregarlos a la Justicia”.

Con anterioridad y por orden expresa del presidente Putin, el Ministerio de Situaciones de Emergencia envió a Volgogrado un avión con 22 médicos y material necesario a bordo para atender a los heridos.

Una potente explosión se produjo a las 12:45 hora local (08:45 GMT) de este domingo en la entrada a la estación de tren Volgogrado 1. Las primeras pesquisas apuntan a que el atentado fue perpetrado por una terrorista suicida y que el artefacto detonado tenía una potencia de al menos 10 kilogramos de trilita. Según los datos de última hora, la cifra de muertos asciende ya a 15 personas. Además, hay 36 heridos, algunos de ellos en estado grave.

El portavoz del Comité de Investigación de Rusia, Vladímir Markin, indicó a RIA Novosti que nueve de los fallecidos ya están identificados. El funcionario reveló también que en el lugar de los hechos se halló una granada F-1 sin detonar, que a continuación fue desactivada por los artificieros de la policía.

Por otro lado, una fuente de las fuerzas de seguridad de Daguestán dijo a esta agencia que la presunta autora del ataque fue identificada preliminarmente como Oxana Arslánova, oriunda de esa república caucásica rusa y viuda de un líder de la guerrilla islamista muerto durante una operación policial. No obstante, matizó que se trata de una hipótesis que deberá ser confirmada.

Las autoridades de la provincia de Volgogrado han decretado tres días de luto oficial, del 1 al 3 de enero, por las víctimas del atentado, que ya ha sido condenado por representantes de varios países y organismos internacionales, como la OTAN, la OSCE o la Comisión Europea.

En octubre pasado, Volgogrado fue escenario de otro atentado suicida perpetrado en un autobús lleno de pasajeros con el resultado de seis muertos y 55 heridos.

Cuba y el precio de la independencia

La pupila insomne

Ángel Guerra Cabrera

260px-Diferendo_Cuba_Estados_UnidosCuba concluye 2013 con una mortalidad infantil de 4.2 por cada mil nacidos vivos, un índice que no alcanza ningún otro país de América Latina y el Caribe y ni siquiera muchos países desarrollados. Esa cifra la coloca en el selecto grupo de diez países con menor muerte infantil en el mundo precisamente en el momento en que en muchas otras naciones se reduce sustancialmente –como en la rica Europa- el gasto público destinado a educación, salud y al bienestar de la población. 

Ver la entrada original 674 palabras más

Ricardo Alarcón de Quesada: Mandela y el homenaje de Gerardo (Cubadebate).

Más fotos y comentarios en el enlace de Cubadebate.

http://www.cubadebate.cu/opinion/2013/12/25/mandela-y-el-homenaje-de-gerardo/

Mandela y el homenaje de Gerardo

Gerardo Hernández, al centro, mientras cumplía misión internacionalista en Angola. / Foto: Cubadebate.

Ricardo Alarcón de Quesada

25 diciembre 2013 15 Comentarios

Gerardo Hernández Nordelo, secuestrado en la prisión federal de máxima seguridad de Victorville, en el desierto de California, supo de la muerte de Nelson Mandela y sintió la necesidad de rendirle homenaje, hacer algo que, para él, representaba un esfuerzo extraordinario, una proeza más de las muchas que colman su existencia cotidiana.

Gerardo, entre otras privaciones, sufre duras limitaciones para comunicarse con el mundo exterior. La correspondencia postal suele demorársele semanas enteras, incluso meses, como consecuencia de la censura que obliga a sus carceleros a revisar cuidadosamente cada palabra suya o destinada a él.

Su acceso al correo electrónico es sumamente restringido para conectarse con Adriana su esposa, con Martin Garbus, su abogado y con un funcionario consular. Queda el teléfono para el que dispone de 300 minutos al mes los cuales debe emplear para hablar con Garbus y discutir los muy complejos documentos y trámites de su última apelación legal, o con la misión diplomática cubana y con Adriana a la que Washington no le otorga el visado para que pueda visitarlo normalmente haciendo de él el único prisionero en Estados Unidos a quien se le prohíbe ese “privilegio”.

Así han sido las condiciones “normales” en las que Gerardo ha pasado los últimos quince años desde que lo apresaron cuando era aun muy joven.

Pero Victorville no es un lugar cualquiera. Son frecuentes las riñas y los estallidos de violencia y cada vez que estos suceden las autoridades tienen que tomar medidas drásticas tales como imponer el “lock down”, o sea, encerrar a los presos en sus celdas. En esas circunstancias no hay correspondencia ni teléfono. El aislamiento, entonces, es total.

Un grave incidente en el que murió uno de los presos ocurrió el trece de noviembre y provocó la imposición del “lock down” por el resto del mes. Ya en diciembre, poco a poco, se fueron restableciendo las prácticas carcelarias habituales y los recluidos pudieron recuperar progresivamente sus muy escasos contactos con el exterior. Cuando se les permitió hacerlo, los reclusos hacían larga fila ante el único teléfono disponible para una rápida llamada.

Pasarían por su mente momentos decisivos de la nueva y riesgosa misión, que, también voluntariamente, habría de cumplir poco después coordinando la labor de otros jóvenes que fueron a Miami a combatir al terrorismo en su propia madriguera. Esta vez debería luchar sin armas y descubrir los planes de las bandas criminales más violentas, los mismos que vociferaban su odio contra Mandela y lo amenazaron y hostigaron cuando, en junio de 1990, los obreros afroamericanos quisieron honrar al luchador antirracista.

Pensaría siempre en aquella foto de Mandela que tres lustros atrás, al ser apresado, Gerardo guardó celosamente, única y fiel compañera en aquel calabozo de castigo en el cual pasó los primeros diecisiete meses de su injusto y prolongado cautiverio.

En cuanto pudo hacerlo se acercó al grupo que rodeaba el teléfono. Disponía de muy poco tiempo. Sin vacilar, envió este mensaje:

“Quienes dedican ilimitados recursos a borrar y reescribir la historia, y lo tuvieron en sus listas de ‹‹peligrosos terroristas››, hoy sufrirán de amnesia colectiva.

Quienes lo agraviaron negándole un homenaje en la Ciudad de Miami, por abrazar a Fidel y agradecer la ayuda de Cuba a África, hoy tendrán que callar avergonzados.

Los Cinco seguiremos enfrentando cada día la injusta prisión -hasta el final- inspirados en su ejemplo de lealtad y resistencia.

¡Gloria eterna al gran Nelson Mandela!
Gerardo Hernández Nordelo
Prisión Federal de Victorville
California. Diciembre 5 de 2013”

Regresó a la celda con la satisfacción del deber cumplido. Afuera, los fabricantes de amnesia inundaban al mundo con visiones empalagosas, falsas, destinadas a borrar la verdad de la lucha contra el apartheid y la vida heroica de Mandela. Para Gerardo la lucha continúa.

La Habana diciembre 24, 2013

PS: Desde el 21 de diciembre Victorville está otra vez en “lock down”.

Muere el ingeniero soviético-ruso Mijaíl Kaláshnikov, diseñador del fusil de asalto homónimo (RIA Novosti).

http://sp.ria.ru/neighbor_relations/20131223/158854578.html

Muere Kaláshnikov

El ingeniero ruso Mijaíl Kaláshnikov (foto de 2012) / Foto: RIA Novosti.

Izhevsk, 23 de diciembre, RIA Novosti.

Actualizada a las 21.08

El ingeniero ruso Mijaíl Kaláshnikov, creador del famoso fusil automático AK-47 que lleva su nombre, murió este lunes en un hospital de Udmurtia, informó el portavoz del presidente de esta república del norte de Rusia.

“Este 23 de diciembre ha llegado una noticia funesta. El destacado diseñador de las armas de infantería, Mijaíl Kaláshnikov, ha fallecido a los 94 años de edad tras una larga enfermedad”, escribió el portavoz del presidente udmurtio, Vïctor Chulkov, en su página de Facebook.

Desde mediados de noviembre, Kaláshnikov se encontraba en la unidad de cuidados intensivos del Centro Clínico de Udmurtia.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó sus condolencias a los familiares de Mijaíl Kaláshnikov, informó la oficina de prensa del Kremlin.

Mijaíl Kaláshnikov nació el 10 de noviembre de 1919 en la aldea de Kuria, en la región de Altái, en una familia campesina. A los 17 años se trasladó a Kazajstán y trabajó en un depósito ferroviario. En 1938 se enroló al Ejército tras someterse a un curso de entrenamiento para mecánicos y conductores de carros de combate.

Ya en las filas del Ejército, hizo una serie de innovaciones. Así, desarrolló un dispositivo de inercia para el cómputo de disparos de cañón en los carros de combate. Al comenzar la guerra entre la URSS y la Alemania nazi, Kaláshnikov era jefe de carro. En octubre de 1941 resultó contusionado y recibió una herida grave en el hombro. Durante su estancia en hospital, se puso a diseñar una pistola-ametralladora para el Ejército Rojo.

En 1945 se apuntó a un concurso para el desarrollo de un fusil de asalto. Tras una serie de pruebas, realizadas dos años más tarde, se decidió que su AK-47 merece ser incluido en el arsenal del Ejército. A principios de 1949, el Gobierno de la URSS ordena lanzar este modelo a la producción en serie. La oficina de diseño de Mijaíl Kaláshnikov desarrolló más de un centenar de armas de combate.

El legendario fusil de asalto AK-47, diseñado por Mijaíl Kalashnikov, entró en servicio del Ejército soviético en 1949. Desde entonces, ha sido adoptado como arma reglamentaria por militares de 106 países. El AK-47 encabezó la lista de Libération de los inventos más importantes del siglo XX, dejando atrás la bomba atómica y las tecnologías espaciales.

“Seré el primero en estrechar la mano al que haga un fusil de asalto mejor”, dijo el diseñador hace más de treinta años.

La palabra “kalashnikov” y su forma apocopada, “kalash”, han engrosado el vocabulario de numerosos idiomas; en algunos, como el pastú y el farsi, el fusil automático se llama simplemente “kalash”. La tribu akha, en el norte de Laos, atribuye a los Kalashnikov un valor totémico colocando sus maquetas de madera sobre las puertas. Los yemeníes usan estos fusiles en algunas danzas rituales. Los egipcios erigieron un monumento al AK-47 en la costa del Sinaí, cerca del museo dedicado a la historia de las guerras entre los árabes y los israelíes. Una mezquita construida en Iraq durante la época de Sadam Husein tenía alminares en forma de cargadores de Kalashnikov.

El famoso fusil ruso se convirtió en un símbolo heráldico en varios países. Mozambique incorporó la imagen del Kalashnikov al escudo y la bandera nacionales en 1975; Zimbabue lo incluyó en el escudo en 1980; y Burkina Faso lo usó en el escudo de 1984 a 1997.

La revista estadounidense Playboy, en 2004, incluyó el AK-47 en su lista de 50 productos que cambiaron el mundo, poniéndolo después de la computadora Apple Macintosh, la píldora anticonceptiva y la grabadora de vídeo Sony Betamax.

La empresa rusa Izhmash, fundada en 1807 y convertida hoy en el mayor fabricante ruso de armas automáticas, se llama actualmente Grupo Kalashnikov. La compañía exporta sus productos a 27 países, incluidos EEUU, Gran Bretaña, Alemania, Italia y Canadá.

RIA Novosti: Cuba, dispuesta a vivir otros 55 años de embargo si no hay diálogo con EEUU.

http://sp.ria.ru/international/20131222/158844496.html

Cuba, dispuesta a vivir otros 55 años de embargo si no hay diálogo con EEUU

Foto: RIA Novosti.

Moscú, 22 de diciembre, RIA Novosti.

La Habana está abierta a un “diálogo respetuoso” con Washington pero, en caso contrario, también estaría dispuesta a vivir otros 55 años de embargo, declaró el sábado el presidente de Cuba, Raúl Castro.

“No reclamamos a Estados Unidos que cambie su sistema político y social, ni aceptamos negociar el nuestro”, indicó Castro al agregar que “si realmente aceptamos avanzar en las relaciones bilaterales, tendremos que aprender respetar nuestras diferencias”.

Castro señaló que Cuba siempre ha sido abierta al diálogo e indicó que ambos países pueden establecer “una relación civilizada” que no comprometa “la independencia, la soberanía  y la autodeterminación de la nación cubana”.

“Si en los últimos tiempos, hemos sido capaces de sostener algunos intercambios sobre temas de beneficio mutuo entre Cuba y los Estados Unidos, consideramos que podemos resolver otros asuntos de interés, restablecer una relación civilizada entre ambos países, como desea nuestro pueblo y la amplia mayoría de los ciudadanos estadounidenses y la emigración cubana”, sostuvo Castro.

EEUU y Cuba no tienen relaciones diplomáticas pero, de acuerdo con un convenio de 1977, tienen oficinas que representan sus intereses respectivos en Washington y La Habana.