Fidel ¿se fue? (Elsa Claro, Cubadebate).

http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/11/26/fidel-8/#.WDuqFGd7YYw

Fidel ¿se fue?

26 noviembre 2016

Fidel Castro. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Y ahora se piensa en las anchurosas madrugadas
de responsabilidad y angustia que has vivido,
en las tristezas insondables de ver partir,
antes de tiempo, a grandiosos camaradas.
Le exigimos tanto y tanto dio
que le creímos imbatible.
Posiblemente no nos equivocamos.
Seguirá, innumerable, en la latitud sin fronteras
de las semillas y los árboles llenitos de olor y vigores
que anduvo plantando
y le hacen inmenso y perpetuo.

Javier Couso (IU) considera “neomacartista” y “delirante” la resolución de la Unión Europea contra los medios rusos (Sputnik).

https://mundo.sputniknews.com/europa/201611231065064312-resolucion-medios-rusos-eurodiputado/

Sputnik: Contando lo que otros callan

Eurodiputado español considera “neomacartista” la resolución contra los medios rusos

© Sputnik/ Konstantin Chalabov

Europa

21:29 23.11.2016 (actualizada a las 21:37 23.11.2016) URL corto
La resolución del Parlamento Europeo contra Sputnik y otros medios rusos (34)
436481

Después de que el Parlamento Europeo aprobara el 23 de noviembre un informe que pide una respuesta a la “supuesta guerra informativa” llevada a cabo por medios de comunicación rusos, el eurodiputado español Javier Couso aseguró en declaraciones a Sputnik que la resolución era “delirante”.

“Es delirante este informe y supone un ataque frontal contra el derecho de información, los medios y los periodistas”, apuntó Couso.

El también vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo denuncia que esto puede dejar marcados, “amenazados e incluso muertos” a los periodistas que trabajan para medios rusos.

“Es alarmante que en este documento se equipare [a Sputnik y RT] con la propaganda del mal llamado Estado Islámico (Daesh, por su acrónimo en árabe, prohibido en Rusia y otros países), que es un grupo terrorista que difunde asesinatos terribles”, enfatizó.

El informe es una especie de manual ‘neomacartista’ [en alusión a la ‘caza de brujas’ emprendida por el senador estadounidense Joseph McCarthy]. Se les presupone a los europeos la nula capacidad para diferenciar, elegir y tener una actitud crítica ante los medios de comunicación y sus informaciones”, resumió Couso.

También puso de relieve que este informe es “una falta de respeto hacia Rusia, un Estado que está dentro de organizaciones multilaterales como la ONU o el Consejo de Seguridad, que además tiene relaciones con muchos países y una presencia internacional”.

Según la principal artífice de la resolución, la economista polaca Anna Fotyga, que es además presidenta de la subcomisión de Seguridad y Defensa del Parlamento Europeo, el documento busca salvar a las víctimas de la propaganda.

“Es una declaración mesiánica que entra en la paranoia antirrusa de determinadas personas. Y la señora Fotyga (…) tiene una posición casi enfermiza en contra de Rusia”, comentó Couso, que destacó lo importante que ha sido el papel de Fotyga en que el Parlamento tomase semejante decisión.

El político español considera este informe “un insulto a la inteligencia de los ciudadanos europeos y se convierte en el espejo en el que se miran”.”Eso sí es propaganda maliciosa, que amenaza a los periodistas”, insistió.

A su modo de ver, “lo que queda claro en este informe es que se está llamando a la UE a coartar el derecho de los europeos a informarse por las fuentes que ellos elijan”.

En la votación del Parlamento europeo hubo 304 votos a favor, 179 en contra y 208 abstenciones.

El eurodiputado entiende que con estos debates aumenta “un clima creciente que ya se está viendo en la opinión pública de algunos países, de rechazo a los periodistas que trabajan en unos medios que tienen una línea editorial que puede no gustar, pero que entra dentro del derecho a la información y que está bien contrapesada con otros medios estadounidenses o europeos que dicen justo lo contrario”.

Mundo Obrero: Frente a la pobreza y dependencia energética, defender el carbón autóctono.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=6385

Los mineros son foco de la oligarquía desde antaño

Frente a la pobreza y dependencia energética, defender el carbón autóctono

Pintan el problema de verde, pero no es por el negro del carbón sino por el rojo de los mineros que lo defienden.

Alejandro Martínez 18/11/2016

Se habla mucho estos días de pobreza energética, de las puertas giratorias, de los millonarios beneficios de unas empresas que con sus decisiones ponen en peligro vidas humanas, también la de regiones enteras que serían las llamadas a paliar este drama. Me refiero a las cuencas mineras españolas, pueblos como Fabero o Villablino que otrora fueron la calefacción de España y hoy la política energética esta sumiéndolos en el frio invierno de la pobreza, el paro y la despoblación. Mientras, en España se dispara la quema de carbón, pero de importación.

A la hora de abordar la situación del sector (y cualquier otra cosa que nos propongamos) debemos preguntarnos ¿a quién beneficia? Atendiendo a tres niveles de intereses: la clase trabajadora, el pueblo y el país. Esto es fundamental para clarificar la situación, salir del marco que nos imponen y ver más allá. Es fundamental entender que la economía es la más política de todas las disciplinas, hay más propuestas que las actuales, que son perfectamente viables, razonables y sobre todo necesarias.

La actualidad nos deja un marco en el que el PSOE renuncia a ser oposición y se pone fin al régimen del 78, ahora mismo hay un debate sobre el modelo de país que queremos construir y por tanto redefinir la política energética. No nos engañemos la situación actual viene de años atrás, la integración en la UE supuso privatizaciones, liberalización del sector eléctrico y la apuesta por la desindustrialización de España, camuflado por un europeismo social y democratizado, regado con millones de la riqueza que nos robaban.
Iberdrola, Endesa y Gas Natural obtuvieron 5.009,6 millones de euros de beneficio el año pasado, con unas subvenciones entre unas y cosas y otras de unos 1,500. Así pues Felipe Gonzalez y Aznar, a sueldo de las mismas abren sus puertas giratorias mientras cierran nuestras bocaminas y cortan nuestra luz. No son ineficaces, forman parte de esa oligarquía que nos ha traído hasta aquí, defienden sus intereses, no los nuestros.

A pesar de eso debemos ser autocríticos, pues los y las habitantes de las cuencas afrontamos las luchas de una forma defensiva, cuando necesitamos pasar a la ofensiva. Es cierto que consiguieron dividir el sector entre nuevos y viejos, cielo abierto e interior, contratas y matriz, las cuencas contra Ponferrada, etc. Pero nos ganaron la partida porque nos obligaron a defendernos cuando serían ellos quien tendría que hacerlo. Necesitamos claridad ideas para no ir derrotados.

Muchas veces se habla de las ayudas al carbón como una especie beneficencia que habrá que considerar antieconómica e irracional. Pero nadie habla de los 330 millones de Euros que se ahorró España el año pasado por tener producción propia, de su capacidad para estabilizar precios y los ingresos vía impuestos (multiplicados por 3) y empleos que crea el sector (multiplicados hasta por 5). ¿Por qué no se habla de la importancia estratégica del único combustible fósil en un país que importa el 72,9% de la energía que consume? ¿Alguien puede explicar donde se cuadran los presupuestos del ejército, la policía o las cárceles –siempre deficitarios lógicamente- y nadie los ponen en cuestión? ¿Que producen?

Hay sectores de las eléctricas o eruditos que nos esgrimen la cuestión ecológica y con razón, es necesario planificar la transición energética, pero de forma hipócrita, más preocupados por su cuenta de resultados que por el medioambiente. Hay eléctricas que les es más barato comprar derechos de emisión que invertir en tecnología. Compran carbón extranjero a veces más caro para presionar al gobierno, pues tienen que acometer reformas y quieren que sean los mineros quienes les resuelvan su obligación, en lugar de reinvertir quieren seguir repartiéndose sus beneficios. Hay que superar este marco y decir que necesitamos empresas públicas que sobrevivan a las modas del mercado que permitan planificar y desarrollar tecnológicamente la energía en base a las necesidades de los y las trabajadoras, la sociedad y el país y que no dependan del mercado y sus vaivenes. Además hay que decirlo claro, el carbón importado contamina más por su transporte desde miles de kilómetros (carbón de sangre, sacado en nulas condiciones laborales y medioambientales para más inri).

Pintan el problema de verde, pero no es por el negro del carbón sino por el rojo de los mineros que lo defienden. Los mineros son foco de la oligarquía desde antaño (en este país y en otros, desde Franco a Thatcher).

Por tanto no caben ilusiones de alcalde en campaña, la alternativa al carbón es el carbón y lo que venga. Turismo rural, becas de estudio sin empleo, subvenciones a la iniciativa privada o polígonos sin empresas, ya se ha intentando y no funciona.

El carbón autóctono es útil por aportes fiscales, empleo, riqueza, estabilidad de precios eléctricos, reduce la dependencia energética, combate la energía nuclear, da mayor soberanía y crea más riqueza de lo que se invierte en ella.
El propio gobierno reconoce que la cantidad de carbón quemada seguirá siendo la misma hasta 2020 de 2,3 mtep a 2,1. Por tanto si el carbón autóctono es más social, más ecológico y más rentable para el pueblo trabajador… ¿Qué necesitamos? Transformar la necesidad en voluntad política. Necesitamos un Plan Energético Nacional que planifique el sector energético, el uso social de nuestros recursos, garantice el empleo y la soberanía. Enfocándolo como un todo.
España necesita un moderno sistema energético y minero. Aquí tenemos el carbón, la mano de obra cualificada, los recursos y la tecnología, solo hace falta voluntad política. Es posible el carbón a partir del 2018.

La necesidad de poner en marcha un proceso constituyente y la salida de la UE sería fundamental, pero incluso con el tratado de Lisboa o la actual Constitución el carbón seguiría siendo un bien demanial y por tanto sujeto al interés general y quien se oponga debería ser juzgado por alta traición como manifestaba el secretario de CCOO del Nalón.

Para planificar y desarrollar el mercado no sirve. El Estado debe hacerse cargo de la extracción, transformación y distribución energética a través de las SEPI. Debe legislar obligando a prohibir importaciones, controlar la procedencia y garantizar el suministro y quema del autóctono y nacionalizar las empresas que se nieguen.

En este proceso es necesario lo público para reindustrializar las cuencas, empresas energéticas que además investiguen en el control y captura del Co2, combinándolo con otras producciones autóctonas, no deslocalizables y renovables. Igual que se han conseguido remunicipalizar o nacionalizar energéticas en otros países de Europa.

Por tanto objetivos claros y unidad. Laboral y social, trabajadores y cuencas, minería y sector eléctrico. No se consigue nada sin luchar, pero luchando se puede conseguir todo. Los trabajadores de la minería y eléctricas ganarán con el empleo, el pueblo y las comarcas mineras pondrán a producir nuestra riqueza y lucharán contra la despoblación, el país ganará en soberanía, desarrollo social y económico.

Vicky Peláez (opinión, Sputnik): El legado desastroso que deja Obama a Donald Trump

https://mundo.sputniknews.com/firmas/201611101064733185-lo-que-deja-obama-a-trump/

1060197037

© REUTERS/ Carlos Barria

El legado desastroso que deja Obama a Donald Trump

Firmas

03:10 10.11.2016(actualizada a las 13:47 10.11.2016) URL corto
Vicky Peláez
23040203

Poco antes del día de las elecciones, las palabras del hoy electo presidente Donald Trump declarando que al futuro presidente le espera una titánica tarea para hacer una “América Grande como antes”, y “restaurar sobre todo la honestidad y responsabilidad en Washington”, muestra claramente el estado deplorable económico y político del país que deja Barack Obama después de ocho años de Presidencia.

La guerra significa prosperidad y la paz significa la pobreza y el estancamiento económico
(Tyler Cowen, economista norteamericano)

La presunción de Obama de “haber salvado la economía global y nacional de la Gran Depresión, lo que ha sido bastante bueno y de lo que me siento orgulloso”, no ha impresionado hasta ahora a ningún economista. Según el reportero político y económico norteamericano, Edmund Kozak, “en términos de crecimiento económico, Barack Obama ha sido uno de los peores presidentes de Estados Unidos”. Inclusive el mediocre crecimiento ha dependido de los altos precios del petróleo. El crecimiento económico nunca ha excedido un 2,5%. En los primeros tres meses de 2016, el Producto Interno Bruto (PIB) registró un 0,5% y para el primero de octubre alcanzó apenas el 1,2%.

Declarar en estas condiciones, como lo hizo hace poco Obama en la Universidad de Howard, que “nuestra economía se recuperó de la crisis mucho mejor y con mayor solidez que el resto de las economías en el mundo”, es no ver la realidad que está atravesando su país actualmente. De acuerdo con el Bureau of Labor Statistics, el índice de la Participación Laboral en 2008 era del 66% mientras que en el 2016 bajó al 62,8%. Esto significa, como divulgó US-CNS, que de la mano de obra disponible total de 251 millones de personas, solamente 157 millones tienen trabajo, mientras que más de 94 millones están desocupados y un 40% de ellos no está laborando desde hace más de dos años.

El número de norteamericanos que sobrevive gracias a los cupones de comida aumentó en los ocho años de la presidencia de Obama de 33 a 46 millones de personas, lo que significa un incremento del 39,5%, de acuerdo con el Buró de las Estadísticas de Análisis Económico. Sin embargo, un informe de CNSNEWS eleva este número a los 101 millones de dependientes El Departamento de Salud y Servicios Humanos informó el año pasado que un 25% de las familias estadounidenses recibe alguna ayuda federal, mientras que en los últimos años de la Presidencia de George W. Bush (2001-2009) había solamente un 6% de este tipo de familias. El número de pobres se incrementó también durante la Presidencia de Obama un 3,8% hasta los 45 millones de habitantes. Pero, “la pobreza”, como escribió el columnista de The New York Times, David Brooks, “es problema de los pobres, que no poseen la virtud normal de la clase media ni un código moral decente”.Sin embargo, los norteamericanos también están acostumbrándose a decir adiós a la clase media de la cual estaban orgullosos en el siglo XX, especialmente en los años del ‘boom económico’ después de la Segunda Guerra Mundial. Se calcula que una familia de cuatro miembros necesita tener unos ingresos de no menos de 40.000 dólares al año para estar en esta categoría. Según el Buró del Censo de la Población, en el 2014, el 38% de los empleados ganaba menos de 20.000 dólares al año, el 51%, menos de 30.000 y el 63%, menos de 40.000 dólares al año.

Parece que Barack Obama y sus asesores no quieren ver estos problemas, el presidente se atrevió a declarar el pasado 5 de febrero durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, que Estados Unidos puede estar orgulloso de su economía debido al crecimiento de los ingresos, de los puestos de trabajo, al precio más bajo del petróleo y al mejoramiento del sistema del Seguro Médico. La misma estadística oficial está desmintiendo al líder saliente del país. Resulta que el ingreso familiar disminuyó en estos ocho años un 3,8%. El único empleo que aumentó es en el sector gubernamental, donde actualmente laboran más de 22 millones de norteamericanos, mientras que el sector industrial decreció notablemente a 12 millones de trabajadores. El porcentaje de familias donde nadie trabaja aumentó también del 17,8 en 2008 al 19,7% al final del 2015.

Respecto al estado del sistema de salud, lo más relevante sería la situación de los veteranos militares, cuyo número llega a más de 22 millones. Se calcula que unos dos millones de militares rotaron durante las guerras en Irak y Afganistán, y de ellos unos 600.000 sufren del Trastorno de Estrés Postraumático (PTSD). Según el Departamento de Veteranos, la lista de espera para ser atendidos en los hospitales del departamento para pacientes con el PTSD es de seis meses y para los ex militares en general es de 30 días. Si a los defensores de la patria los atienden de esta manera entonces, ni qué hablar de los ciudadanos corrientes.

En realidad, Estados Unidos está en un proceso de desmantelamiento de un estado de bienestar y la formación de un estado policial, donde cada ciudadano está en la mira de la Agencia de Seguridad Nacional (ANS) de lo que tanto ha informado WikiLeaks. Todo esto se está realizando bajo la consigna de Obama que reza: “No se puede tener el cien por cien de privacidad y el cien por cien de seguridad simultáneamente”. Los pretextos para crear un ambiente de inseguridad si no existen, se inventan, también se crean permanentemente todo tipo de situaciones para desviar la atención pública de los acontecimientos reales. Barack Obama en este contexto ha sido muy prolífico debido a sus asesores neoliberales ‘iluminados’. Como decía el escritor y filósofo británico Aldous Huxley (1894-1963), “la ignorancia es un arma política y el placer es una forma de control”.El 1% de los más ricos y poderosos encargó la tarea de ‘zombificar’ a los norteamericanos a las seis corporaciones de medios de comunicación cuyos 282 ejecutivos están determinando lo que el 92% norteamericanos deben saber para mantenerlos desinformados y que no perturben la agenda nacional e internacional de las élites, quienes realmente gobiernan Estados Unidos. Al presidente se le designa el rol de ejecutor de la voluntad del 1%. Barack Obama no ha defraudado las esperanzas de los más ricos y poderosos y no cabe duda de que al expirar su mandato tendrá una suculenta recompensa financiera, tal y como están disfrutando actualmente Bill y Hillary Clinton, ellos disponen de 2.000 millones de dólares de la Fundación Clinton. Bill recibió un millón de dólares de regalo de Qatar en el día de su cumpleaños, entre otros muchos obsequios.

A los ricos y poderosos no les preocupan las declaraciones de muchos estudiosos de tendencia alternativa indicando que Norteamérica está en un proceso de decadencia y posible desintegración al estilo de la Unión Soviética, pues los dueños de Norteamérica saben que el mundo está bajo el dominio del dólar. Mientras el 80% del comercio mundial se realiza en dólares, el 40% de los pagos internacionales se efectúa también en dólares y el 65% de las reservas de divisas a nivel mundial utilizan la moneda norteamericana, la hegemonía de Washington seguirá prácticamente intacta.A la élite tampoco le preocupa el crecimiento de la deuda nacional, que en los ocho años de Presidencia de Obama aumentó de 10,6 a 19,8 millones de millones de dólares. Lo equivalente al 77,2% del Producto Interno Bruto (PIB) y en 10 años alcanzará el 85,8% del PIB. La deuda correspondiente al 2016 está superando todo el valor físico combinado de todas las divisas del mundo, que asciende a 5.000.000 de millones de dólares, sumando el valor del oro del mundo, que es de 7.700.000 de millones de dólares y la plata valorada en 20.000 millones de dólares. Pero mientras la máquina de imprimir dólares está en Estados Unidos y bien aceitada, Washington está moviendo su agenda de dominio global sin ninguna preocupación.

Europa se ha convertido en su seguro servidor y atenta a cada gesto de su patrón, lo que la está debilitando día a día con la anuencia de su población también ‘zombificada’. América Latina está retornando paulatinamente a su ya histórico lugar en el ‘patio trasero’ por voluntad de sus habitantes. Al igual que los norteamericanos, están perdiendo el sentido colectivo, que es reemplazado, sin que los habitantes del planeta se den cuenta, por los intereses individuales. Los habitantes de Estados Unidos pueden tener 300 millones de armas, pero para qué sirven si sus dueños están preparados para defender no sus derechos e intereses colectivos sino sus derechos individuales, y después ni saben qué hacer con su armamento.Washington dispone de toda la información a través de sus 17 agencias de inteligencia para neutralizar cualquier brote de descontento o rebelión con anticipación. A la vez, permite los brotes de descontento por el asesinato frecuente de algún afroamericano, esto es como un desfogue racial después del cual, en pocos días, la calma retorna a su lugar. Tan rápido como aparecen los líderes que tienen la capacidad de mover a la multitud descontenta, también ellos ‘desaparecen’, a una velocidad inclusive más rápida. El sistema del 1% sabe protegerse y utilizar cualquier descontento para sus intereses con la ayuda de los medios de comunicación a su disposición.

A nivelo internacional, Obama está dejando al próximo presidente Donald Trump siete guerras, el caos en el Oriente Próximo y África, confrontación verbal con Rusia y el aumento de tensiones con China. Todo esto tendrá que resolver Donald Trump, que en su primera invocación a los norteamericanos después de ser elegido como el nuevo líder de EEUU para los próximos años afirmó que: “Estamos a favor de la cooperación y no de los conflictos. Vamos a poner en primer lugar los intereses de Estados Unidos, vamos a ser honestos con todo el mundo, con todos los pueblos y naciones”. También prometió a sus ciudadanos que “los hombres olvidados jamás volverán a ser olvidados. Nos uniremos como nunca lo hemos estado antes”.Las promesas de Trump dan una esperanza tanto a los estadounidenses como a todos los pobladores de nuestro planeta que están cansados de guerras y conflictos desatados por EEUU en todos los rincones del mundo y están anhelando la paz. Sin embargo, no hay que olvidar que Trump fue apoyado también por una parte de la élite globalizada para que siga su agenda de expansión del Imperio norteamericano. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya mandó su mensaje a Donald Trump haciéndole recordar que “una OTAN fuerte es buena para Estados Unidos y buena para Europa”. Eso quiere decir que los militares, tanto norteamericanos como europeos, están insinuándole que la política agresiva contra Rusia tendría que seguir su curso y que Rusia debería ser considerada como un país ‘enemigo’ de Occidente.

Lo que pasa es que los miembros de la OTAN están preocupados por el recorte de la aportación de Norteamérica a su presupuesto, que llega al 72%. Si Trump decide cumplir su promesa de hacer las paces con Rusia y cooperar en la tarea común de destruir el Estado Islámico y otras organizaciones terroristas afines, no se necesitaría una OTAN fuertemente armada, pues el único ‘enemigo’ de la Unión Europea, artificialmente creado por los globalizadores ‘iluminados’, se convertiría en su aliado. Para hacer cumplir su promesa de dejar las guerras y tomar el camino de la cooperación, Donald Trump tendría que enfrentarse al complejo militar-industrial, al financiero, al energético y al mediático, o lograr compromisos con ellos, además de con Israel. Este país dio apoyo al candidato republicano en su campaña electoral y habrá que ver cómo evolucionan las relaciones de Norteamérica con Irán teniendo en cuenta que Israel considera al país persa su enemigo.Por el momento nadie sabe si Donald Trump logrará imponer su Contrato con los Votantes Norteamericanos a las élites, ni que sea parcialmente. Hay dudas, pero al mismo tiempo hay esperanza. Decía el líder afroamericano Martin Luther King que “Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, todavía plantaría un árbol”.


LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK