1) Breve sobre Rusia, China y el Partido Comunista de Grecia (KKE). 2) Discurso introductorio de la Secretaria General del CC del KKE Aleka Papariga en el Encuentro Comunista Europeo (1-2 de octubre de 2012).

De bastante interés el discurso de Aleka Papariga reproducido más abajo, aunque no acabo de ver clara la postura del KKE con respecto a Rusia y China -en éste y en otros comunicados-, a los que trata como poderes imperialistas que contribuyen y participan en el conflicto “interimperialista”. ¿Son iguales Rusia y China que los EE.UU. o la UE a ojos del KKE? No sé, pero a simple vista a mí me parece que no, y lo cierto es que en otras zonas del mundo -América Latina, por ejemplo- parece que piensan lo mismo. Desconozco las propuestas de “alianza” con estos dos países a las que hace referencia Papariga -¿una idea de SYRIZA, quizás?-, pero lo cierto es que, incluso en el peor de los casos, parece que la idea de un mundo multipolar siempre será mejor y dará juego para más cosas que la de un mundo unipolar.

Para reflexionar: ¿Podría el legítimo gobierno Sirio haber aguantado el tirón sin el apoyo de Rusia y de China? ¿Podría Grecia en solitario y aún con todo el pueblo de acuerdo salirse del redil capitalista sin que le echaran abajo el experimento? Por muy bien puestos que los tengan los griegos y las griegas la propuesta parece complicada. Y sí, es cierto que Cuba ha aguantado bastante en solitario los ataques imperialistas, pero también es cierto que no rechazan la colaboración ni de Rusia ni de China, tampoco Venezuela u otros países que pretenden zafarse del imperialismo -y aunque no creo que haga falta la precisión, me refiero al que claramente ejerce, es decir, al imperialismo capitalista occidental.

El discurso de Aleka Papariga:

http://es.kke.gr/news/news2012/2012-10-01-ecm-omilia-kke/

Bruselas 1-2 de octubre de 2012

Tema: La postura de los partidos comunistas frente a la crisis capitalista: asimilación o ruptura

Las consecuencias trágicas de la crisis económica en la vida de la clase obrera y del pueblo trabajador son ya bien conocidas dado que la crisis lleva más de cinco años y en todos los países afectados las medidas han tenido la misma dirección y el mismo objetivo: reducir el precio de la fuerza de trabajo a un nivel extremadamente bajo, abrir nuevas vías de rentabilidad tanto en el período de la crisis como, y sobre todo, después la recuperación esperada que será débil y más o menos a corto plazo.

Hoy tenemos una experiencia aún más rica no sólo en Grecia sino también de los Estados-miembros de la Unión Europea, especialmente de los miembros de la eurozona, así como de la crisis de 2008 en los EE.UU. etc. Además tenemos la experiencia reciente de la crisis en Rusia, Argentina, así como en los llamados tigres asiáticos.

Consideramos que el movimiento obrero, los partidos comunistas en todos los países deben luchar para aclarar a los pueblos el carácter de la crisis y al mismo tiempo para detener el deterioro de la vida del pueblo, para una salida a favor del pueblo.

El hecho de que la crisis en 2008-2009 se manifestó en el sistema financiero, en la esfera de la circulación del capital o que la crisis en Grecia estaba ligada a la deuda y el déficit no significa en absoluto que tenemos un nuevo tipo de crisis. Aclaramos desde el primer momento que se trata de una crisis de sobreacumulación de capital cuya raíz se encuentra en la relación de explotación de la fuerza de trabajo por el capital, es decir en la esfera de la producción capitalista. Una evidencia irrefutable es la contracción de la producción industrial tanto en los EE.UU. como en la UE, así como en los países que todavía no han entrado en el ciclo de la crisis. Todas las características que son inherentes del capitalismo se ponen en evidencia: la anarquía, la desigualdad en el desarrollo de las ramas y de los sectores, la rivalidad intensa que se promueve no sólo con medios económicos y políticos pero además con las armas.

En todo el mundo capitalista se toman las mismas medidas, se utilizan los mismos argumentos, independientemente de si la deuda es más pequeña o más grande, independientemente de si el déficit se infla a una mayor o menor medida, independientemente de si los países participan en el mecanismo de estabilización con el acuerdo de la UE, del BCE y del FMI. Además, es característico que las zonas de indigencia no aparecen sólo en los países capitalistas menos desarrollados, en los países que ocupan una posición intermedia en el sistema imperialista sino también en los países capitalistas más poderosos y desarrollados.

Evaluamos que debido al desarrollo desigual la crisis estallará en otros países de la eurozona ya que incluso Alemania empieza a tener signos de fatiga, mientras que tales signos están apareciendo en China también.

La cuestión del carácter de la crisis no es meramente un asunto teórico; es claramente práctica porque determina la especialización de la línea política de los partidos comunistas en condiciones de crisis.

Por lo tanto, las particularidades en la manifestación de la crisis o en la intensidad y la duración en cada país no determinan el carácter de la crisis ni deben influir en la estrategia y la táctica de los partidos comunistas.

La historia ha demostrado que cuando los Estados capitalistas no pueden gestionar la crisis y sobre todo sus consecuencias, recurren a las armas, a la guerra imperialista, no para vender armas como afirman algunos pacifistas sino porque en algunos momentos las armas son más efectivas para el reparto de los mercados.

La crisis y la guerra imperialista y la paz imperialista están inextricablemente ligadas y así es como debemos tratarlas. Esto es particularmente cierto en Grecia que se encuentra en una región ardiente que incluye tanto el Oriente Medio como África del Norte.

La crisis capitalista prolongada demuestra claramente otra cosa que es muy importante para la estrategia y la táctica de los partidos comunistas. Demuestra que la política burguesa de gestión tiene nuevas dificultades, que no las tenía en los períodos anteriores, en manejar la vía de la salida, entrar en un nuevo ciclo de reproducción capitalista ampliada, frenar la pauperización absoluta y relativa masiva, o al menos hacer algunas maniobras. Han surgido dos recetas para gestionar la crisis que cada una tiene diferentes variaciones. En esencia se promueve la gestión burguesa expansiva y la gestión burguesa restrictiva con el objetivo de controlar el grado de depreciación del capital y hacer la distribución necesaria de la pérdida y del capital acumulado. Ambas formas de gestión llevan al mismo resultado bárbaro para los pueblos y sus derechos. La disputa sobre una u otra fórmula de gestión que se manifiesta muy intensamente en Europa no tiene nada que ver con la disputa a favor o en contra de los intereses los pueblos, no es una disputa entre una política conservadora y una progresista de izquierdas como está proclamando hoy en día el PIE.

La defensa de uno u otro tipo de gestión se basa en los intereses de la burguesía de cada Estado miembro, de qué alianzas quiere formar en el marco de las rivalidades. El movimiento obrero y popular no debe tomar partido por uno u otro rival; lo va a perder todo.

Consideramos que actualmente prevalece la opinión de que la Unión Europea y la eurozona permanezcan intactas, a pesar de las diferencias y los antagonismos, mientras que en el largo plazo no se excluye la posibilidad de una división. Por eso cada gobierno y sobre todo algunos sectores del capital se están preparando para la posibilidad que el país regrese a su moneda nacional, dependiendo del bloque de alianza imperialista con que desean alinearse.

Mucho más que antes se puede ver en Grecia que los partidos burgueses, antiguos y nuevos, los reformistas-oportunistas como es SYRIZA, están formulando posiciones “extrañas”, centrándose en alianzas incluso una alianza transatlántica o buscando alianzas con Rusia y China. Esto fue particularmente evidente en la disputa entre la UE y EE.UU. que se manifestó durante las elecciones nacionales con el apoyo de uno u otro bloque, de la “derecha” o de la “izquierda”. Las contradicciones interimperialistas hoy en día conciernen el conjunto del sistema político burgués, e incluso amenazan la unidad de un partido en tal base.

En conclusión, evaluamos que la crisis está siendo prolongada y profunda y que afectará a otros países. Incluso si un país, como por ejemplo Grecia, entre en una fase de recuperación esta será temporal, débil, con altas e insoportables tasas de desempleo, con sueldos y salarios de hambre, con relaciones laborales bárbaras que significan un retroceso a los finales del siglo 19. Un nuevo ciclo de crisis estallará antes de que la recuperación se consolide. Esto no tiene que ver sólo con Grecia sino con otros países también. Habrá realineamientos en las alianzas, mientras que debemos tener en cuenta una nueva ronda de guerras locales sin descartar una guerra imperialista más generalizada.

Además, la experiencia confirma la posición que expresamos como partido, al cernerse las primeras nubes de la crisis, es decir que la indigencia, la crisis económica no lleva automáticamente al desarrollo de la lucha de clases, de la organización, del desarrollo de la conciencia política. Hay dos opciones posibles: que el movimiento se retire y se derrote por un período largo o más corto o que pase a la ofensiva, que madure la necesidad de derrocar el sistema capitalista. Todavía no se ha resuelto nada.

En Grecia, a pesar del hecho de que se llevaron a cabo luchas grandes y de larga duración, a pesar de que el movimiento griego se ha convertido en uno de los movimientos más fuertes en el mundo y no sólo en Europa, vemos que estas medidas no han sido impedidas. Aunque el movimiento impuso su retraso, al final si no cambia algo inmediatamente, se aprobarán en su conjunto y en un período corto. Es bien sabido que las luchas que no traen resultados, cansan y decepcionan al pueblo.

Nuestro partido, sin ocultar sus deficiencias y debilidades, considera que éstas han tenido un cierto impacto en el retraso del contraataque popular y obrero aunque no han jugado un papel decisivo. Tampoco han jugado un papel decisivo en la reducción de su fuerza electoral. Esto no significa que no debemos poner énfasis especial en el desarrollo de la capacidad y la resistencia del partido.

Nos hemos enfrentado a un frente unido a nivel político y social donde, a pesar de las diferencias en sus filas, tenía una postura común en relación con el carácter de la vía de la salida de la crisis, es decir el cambio en la fórmula de gestión. La política de asimilación fue dominante y, por supuesto, tuvo un impacto negativo en la orientación de la clase obrera y de sus aliados. Sin embargo, la corriente clasista radical existe en el movimiento y en esta fase debe superar las consecuencias de las elecciones, estar en la vanguardia y movilizar a amplias fuerzas obreras y populares.

Las luchas han logrado sacudir el sistema político burgués en Grecia y cancelaron la posibilidad de servir al sistema mediante la sucesión de gobiernos de un solo partido, entre el partido liberal y la socialdemocracia.

Sin embargo, estos temblores no se convirtieron en grietas profundas. Las ilusiones parlamentarias de que puede haber una solución gubernamental alternativa de izquierdas es decir reformista-oportunista, han sido predominantes. Así quedó claro que el sistema político burgués tiene varias herramientas para hacer frente a estos temblores. Hoy en día en Grecia, los dos polos, el liberal de la ND y el socialdemócrata del PASOK, están siendo reemplazados por dos nuevos polos: por una parte el polo de la centroderecha y por otra parte el polo de la “izquierda” que ha sido formado teniendo como núcleo el Synaspismos oportunista y con el traslado masivo de dirigentes y mecanismos del PASOK sobre todo de capas medias, de los trabajadores en el sector público amplio y restringido, de los aparatos ideológicos del Estado etc.

Por supuesto, los procesos no han terminado; un nuevo escenario político de transición o uno más permanente se está preparando con el fin de frenar la radicalización, aplastar el movimiento antes que se recupere de forma masiva, golpear al KKE de todo modo.

Sobre el Amanecer Dorado

De las dos batallas electorales ha surgido como fuerza parlamentaria el Amanecer Dorado con 19 diputados. Se trata de una formación nazi, racista y criminal que tiene como objetivo principal la persecución de los inmigrantes, especialmente asiáticos, con palizas, ataques asesinos, actos violentos, chantajes y amenazas. El porcentaje que concentró en las elecciones, sobre todo en los grupos de edad más jóvenes, se formó por sus consignas falsificadas, ya que se presenta como un partido antisistema.

Nuestra evaluación es que esta formación se está desarrollando en base a los escuadrones del período de Hitler y el objetivo principal es que se puedan utilizar para aplastar el movimiento obrero y popular y dar un golpe contra el KKE. Detrás del Amanecer Dorado hay servicios secretos y secciones del aparato estatal, si bien es probable que tenga incluso conexiones internacionales. Es apoyado por las células del sistema en las fuerzas de seguridad y en el ejército mientras que en términos políticos es de gran ayuda para el sistema, ya que la mayoría de los partidos invocan al peligro de los dos extremos, equiparando el fascismo con el comunismo. No se puede tratar en base de un frente antifascista o de un frente en general contra la violencia cualquiera que sea su origen, porque tal actitud dará lugar a un ataque contra el propio movimiento. El Amanecer Dorado debe ser confrontado por el propio movimiento organizado en los centros de trabajo, en los sectores, en las organizaciones populares, revelando su papel sistémico y confrontando los delitos penales que cometen al lanzar ataques asesinos que según ellos es tomar la ley en sus manos. Los demás partidos confrontan el Amanecer Dorado desde el punto de vista de la legalidad burguesa y de la condena de la violencia en que incluyen las huelgas y manifestaciones combativas.

El KKE ha ajustado sus posiciones y demandas, su estrategia y táctica a las condiciones de crisis

En las condiciones actuales planteamos al pueblo la línea de contraataque no sólo porque hemos elegido hacerlo sino también porque objetivamente la cuestión ha madurado. Esta línea de contraataque tiene como punto de partida la lucha para impedir las medidas, reclamar medidas de alivio, así como la salida a través de la lucha por el poder obrero y popular.

La política de alianzas que proponemos al pueblo tiene que ver con la formación de la Alianza Popular que tiene una clara orientación antimonopolista (que por supuesto en esencia es anticapitalista ya que el capitalismo se ha desarrollado en capitalismo monopolista). En las condiciones actuales, la Alianza Popular organiza y coordina la resistencia, la lucha por la supervivencia, se dirige en una línea de ruptura con las uniones imperialistas, la guerra imperialista, por el derrocamiento del capitalismo, el poder obrero y popular.

Planteamos abiertamente al pueblo la necesidad de luchar por la cancelación unilateral de la deuda, es decir de no reconocerla, porque su reconocimiento lleva a la negociación que significa nuevos memorandos y nuevas medidas. Al mismo tiempo, destaca la necesidad de que el pueblo luche por la retirada de la Unión Europea. Explicamos por qué la retirada y la cancelación de la deuda implican la lucha por el poder popular, con la socialización de los monopolios, el desarrollo planificado que utilizará el potencial real de crecimiento del país, la retirada de la guerra imperialista y de los acuerdos de la paz imperialista, la salida de la OTAN, la lucha por relaciones económicas internacionales de beneficio mutuo.

Planteamos el camino del desarrollo a favor del pueblo contra el camino de desarrollo capitalista. Revelamos el contenido de la reconstrucción productiva que promueven todos los partidos burgueses, incluyendo SYRIZA cuyas propuestas están en el marco de la UE. Este camino de desarrollo trata de convertir Grecia en un centro para el transporte de energía y mercancías que lleva a la explotación conjunta de los yacimientos de energía en el mar Egeo, en el mar Jónico, en el sur de Creta con acuerdos entre los monopolios.

Desde este punto de vista consideramos y tratamos la postura de las demás fuerzas políticas y alianzas a nivel nacional y europeo. La formación de un programa mínimo no se basa en la realidad objetiva desde el punto de vista de la relación entre la economía y la política ya que la salida de la crisis a favor del pueblo es un asunto de estrategia.

El papel del PIE es cada vez más negativo y corrosivo para el movimiento europeo porque de manera clara y sin ambigüedades elige fórmulas similares a las que apoyan los gobiernos y en general otras fuerzas sistémicas de la UE a nivel nacional y europeo. Está implicado en las contradicciones interburguesas e interimperialistas.

Hoy en día, la prioridad es cómo logrará el pueblo evitar un desastre aun mayor y cómo tendrá mejores perspectivas en el futuro.

Establecemos los requisitos siguientes:

Primero

Darse cuenta de qué tipo de crisis estamos viviendo, es decir una crisis de la vía de desarrollo capitalista y de la asimilación en la UE, es decir de la importancia que tiene la lucha contra los monopolios y su poder.

Segundo

La organización de los trabajadores en los centros de trabajo, en los sectores, en los barrios.

Tercero

El fortalecimiento y la consolidación de la alianza popular entre la clase obrera y las fuerzas sociales que tienen interés en luchar contra los monopolios y el capital independientemente de las diferencias entre ellas, con la participación elevada de las mujeres y de los jóvenes de los estratos mencionados. El movimiento debe ser dirigido hacia el derrocamiento del poder de los monopolios.

El KKE con claridad y argumentos concretos ha negado participar en un gobierno de gestión burguesa que fue propuesto por el nuevo polo del oportunismo que está colaborando con gran parte del PASOK. En principio, la propuesta trataba de ejercer presión política sobre el KKE y principalmente robar votos de la esfera de influencia del KKE. Ni siquiera tenía una base aritmética dado que no había un número suficiente de diputados para formar un gobierno. Por supuesto, como ya hemos subrayado, no dijimos NO debido a que el número de los diputados no era suficiente. Sin embargo, el hecho de que esta propuesta que no tenía el número necesario de diputados demuestra su carácter demagógico y que apuntaba contra la estrategia del KKE.

Tuvimos pérdidas electorales, pero consideramos que las pérdidas para el pueblo habrían sido mucho mayores e irreversibles para un largo período de tiempo si el KKE hubiera decidido apoyar un gobierno de gestión burguesa, aceptando la asimilación de Grecia en la Unión Europea y el poder de los monopolios en el campo de la economía. En el período entre las dos batallas electorales, SYRIZA abandonó algunas consignas radicales que tenía y de este modo recibió una gran cantidad de votos que le llevaron a la segunda posición, principalmente de masas populares que tenían miedo de ser expulsadas de la eurozona, que creyeron es posible tener una negociación mejor para detener las medidas, sin romper huevos. Hoy en día, SYRIZA se presenta como el mejor negociador en comparación con el gobierno de ND-PASOK-DIMAR, moviéndose en la dirección de un partido centrista contemporáneo.

La izquierda gobernante no va a cambiar su línea política general ni golpear el sistema político podrido. Ningún gobierno, no importa si se llama de izquierdas, comunista o incluso revolucionario, no va a respetar sus proclamas si los medios de producción y la riqueza están en manos de los monopolios, es decir si el pueblo no tiene la propiedad y el poder del Estado en sus manos.

La lucha en Grecia no es difícil en general, debido a la correlación de fuerzas negativa. Sería más correcto decir que se ha vuelto más compleja en el terreno de la correlación de fuerzas negativa. Requiere un alto nivel de capacidad y estabilidad de parte del Partido para que esté en posición de penetrar en más amplias masas obreras y populares, hacer las maniobras necesarias sin alterar su línea política general y sin alejarse de los trabajadores y los empleados que tienen ilusiones y todavía no han adquirido experiencia política.

Concluyendo este tema, quisiéramos subrayar que no sólo nuestra teoría pero también nuestra experiencia histórica demuestran que por muy fuerte que sea un partido comunista en las elecciones, si toma posiciones gubernamentales en el marco del sistema burgués se lleva inevitablemente a la asimilación. Este asunto debe ser un asunto de discusión, en el momento oportuno, entre el pueblo para que se dé cuenta de que los márgenes de vivir una vida mejor, no sólo en condiciones de crisis sino además en condiciones de recuperación, se han reducido desesperadamente en relación con el pasado. Objetivamente, las condiciones para el derrocamiento radical han madurado aún más ya que los monopolios han penetrado muy profundamente tanto en la economía como en todos los aspectos de la vida social.

Por supuesto, el factor subjetivo, es decir el movimiento obrero, la fuerza del partido comunista, es muy atrasado y debemos avanzar en la dirección de su fortalecimiento.

No debemos abandonar la lucha contra la guerra imperialista y la paz imperialista en nombre de la crisis económica.

En consecuencia, hay que señalar por qué y en qué forma se llevará a cabo la intervención imperialista en base a los ejemplos y las pruebas de la llamada Primavera Árabe, Libia, Siria. ¿Cómo una oposición interna se forma desde fuera? ¿Cómo se arma? ¿Cómo se intenta el derrocamiento incluso de gobiernos burgueses debido a las contradicciones interimperialistas e interburguesas? Tenemos que demostrar sistemáticamente con argumentos por qué sigue siendo crucial y decisivo el ámbito nacional de la lucha y al mismo tiempo la importancia de la cooperación internacionalista y la solidaridad. Además, es posible que un movimiento utilice las contradicciones interimperialistas de dos maneras: para revelar el elemento básico de la internacionalización capitalista y, por otro lado, para preparar al pueblo a no apoyar la burguesía de su país en las rivalidades interimperialistas y en la guerra por el reparto de los mercados.

Al mismo tiempo, el KKE trata de estudiar de modo científico y a través de la experiencia del movimiento los acontecimientos en su conjunto para causar grietas en el sistema político burgués que contribuirán a la mayor emancipación del movimiento.

Hoy en día es aún más cierto que el desarrollo de los acontecimientos a nivel nacional está determinado además por la correlación de fuerzas a nivel internacional y regional, así como por la dinámica y la línea revolucionaria del movimiento obrero y comunista. Cada éxito en un país tiene un impacto en el desarrollo de los acontecimientos en los demás países europeos, cualquier deslizamiento de compromiso y retroceso lleva a los movimientos de muchos países a una posición difícil. Por supuesto, los acontecimientos se evalúan al nivel de las luchas y de la alianza social, pero hoy en día requieren la intensificación de la lucha ideológica contra las percepciones oportunistas, reformistas y burguesas dominantes. Sin este debate a nivel ideológico, será difícil orientar a las masas populares tanto hacia la lucha por medidas de alivio así como por la cancelación y el derrocamiento de medidas aún peores. Las luchas, incluso si son masivas, no tendrán el nivel necesario de organización y de orientación política certera sin la confrontación ideológica dentro del movimiento.

Nota del Partido Comunista de Grecia: Declaración de la Secretaria General del CC del KKE, Aleka Papariga, sobre los resultados de las elecciones del 17 de junio de 2012

http://es.kke.gr/news/news2012/2012-06-18-dilosi-gg/

Los resultados de las elecciones del 17 de junio son los siguientes:

Partido Comunista de Grecia 4,5%, Nueva Democracia-ND (Partido liberal) 29,6%, SYRIZA (alianza de fuerzas oportunistas y fuerzas del PASOK) 26,9%, PASOK (socialdemócratas) 12,3%, Griegos Independientes (escisión de la ND) 7,55 %, Amanecer Dorado (partido racista nacionalista) 6,9% e Izquierda Democrática (escisión de SYRIZA y fusión con algunas fuerzas del PASOK) 6,3%, LAOS (antigua escisión de la ND, partido nacionalista) 1,6%.

En base a estos resultados el KKE ha ganado 12 escaños.

Después del anuncio de los resultados la Secretaria General del CC del KKE hizo la siguiente declaración:

“El resultado de las elecciones es negativo para el pueblo que ha sufrido mucho por la crisis económica y las medidas que se han adoptado, los memorandos, el contrato de préstamo, las leyes de aplicación.

El pueblo tendrá que enfrentarse a problemas y acontecimientos graves, y cualquier gobierno que se forma no responderá a sus expectativas; todo lo contrario.

Nuestra evaluación sobre el carácter negativo del resultado de las elecciones se basa en los siguientes elementos:

Primero: el aumento de la ND, que es un partido conocido, antiobrero y antipopular que no cambia. Lo peor no ha pasado como ha sostenido el señor Samaras al pueblo; lo peor está por venir. El gobierno que, al parecer, se formará teniendo la ND en su núcleo, no va a resolver ninguno de los problemas populares; al contrario los complicará.

Segundo elemento: el aumento de SYRIZA en la segunda batalla electoral, en comparación con el aumento significativo que tuvo en las elecciones del mayo. Esta vez, SYRIZA ha recibido un gran número de votos y un porcentaje alto pero ha suavizado mucho sus consignas en relación con el memorándum, el contrato de préstamo, las leyes de aplicación, con su posición muy clara de que su política como gobierno estará en el marco de la “vía de sentido único de la UE”. Ha asegurado a la clase dominante y a las potencias extranjeras que Grecia se mantendrá en el euro a toda costa. En este sentido, consideramos que su apoyo es un elemento negativo, dado que ha cambiado sus posiciones, independientemente de si creíamos que no iba a poner en práctica lo que sostenía el 6 de mayo.

Tercer elemento negativo: las grandes pérdidas que ha tenido, sin dudas, el KKE serán de mayor importancia en cuanto a la disposición del pueblo a intervenir en la luz de la agudización de los problemas que se deben a la crisis en Grecia y sobre todo a la profundización de la crisis en la zona euro.

Se ha confirmado lo que habíamos dicho desde el 7 de mayo que la batalla electoral sería la más difícil, la batalla electoral más compleja de los últimos 40 años para el KKE. Sabíamos lo inmensos obstáculos que el partido tendría que confrontar, mucho más grandes en comparación con los que hemos pasado hasta el 6 de mayo es decir los dilemas de los nuevos dos polos, de la ND y de SYRIZA. Ambos han luchado por el resultado electoral, uno utilizando la intimidación y el otro a través de las ilusiones. Por supuesto, para que la evaluación sea exhaustiva y más esencial, el resultado electoral será evaluado por el partido, la KNE, los amigos y simpatizantes del partido igual que se hace en todas las batallas electorales.

Cuarto elemento negativo: los votos y el porcentaje del “Amanecer Dorado”. A pesar de que después del 6 de mayo ha habido más pruebas en cuanto a su naturaleza fascista y provocadora.

El KKE prefiere decir al pueblo la verdad sobre el carácter de la crisis y posibles acontecimientos que están conectados con los desarrollos negativos en la zona euro, en relación con el carácter de la Unión Europea, la necesidad de la cancelación unilateral de la deuda, la necesidad de retirada de la UE, de la lucha por el poder obrero y popular. Hemos dicho estas cosas muy conscientemente.

La participación del KKE en un gobierno para gestionar la crisis en una fase tan crucial, cuando lo que se necesita es una línea de ruptura y contraataque, llevaría tarde o temprano a una gran derrota para el movimiento, ya que la participación del KKE en un gobierno poco confiable, con dos caras, una para asuntos internos y otra para las relaciones exteriores, podría ser utilizada como coartada para el compromiso del pueblo y la alineación de la línea política del gobierno con los intereses de los monopolios.

Saludamos a los miembros del partido y de la KNE, los amigos y los simpatizantes del partido que han dado esta dura batalla, a todos aquellos que han resistido la presión y han votado por el KKE. Afirmamos que el KKE permanecerá en pie a pesar de la reducción de sus escaños en el Parlamento, continuará su actividad intensa en el movimiento y defenderá y apoyará todos los puntos de partida de lucha y esperanza.

Lo cierto es que el pueblo recordará los asuntos que hemos planteado en las dos batallas electorales, las predicciones, las advertencias sobre los acontecimientos en la zona euro, en relación con la posibilidad de participación de Grecia en una guerra, especialmente después de las elecciones en los EE.UU. Además, consideramos que aquellos que no votaron por el partido aunque aprecian sus posiciones y su papel, se darán cuenta de las consecuencias de cara a la posibilidad de un gobierno antimemorando de coalición.

Les aseguramos que vamos a cumplir con todo lo que dijimos al pueblo antes de las elecciones. Vamos a estar en la primera línea, en cada lucha, vamos a apoyar toda iniciativa de lucha por los problemas graves que están en curso, vamos a preparar, en la medida en que depende de nosotros, al pueblo para confrontar las nuevas tormentas que vienen. Esperamos que el retroceso en la orientación radical que fue marcado sobre todo en la segunda batalla electoral no dure mucho tiempo, porque los acontecimientos negativos se desarrollarán muy rápidamente y objetivamente no habrá margen de tiempo.

El KKE considera que la base para el contraataque popular deben ser los centros de trabajo, los sectores y los barrios. Ante todo, lo que tiene la mayor importancia es el reagrupamiento del movimiento obrero y popular, la alianza social, la alianza sociopolítica que luchará por los problemas inmediatos y urgentes y reunirá fuerzas por el derrocamiento radical que se necesita.”

Atenas 17/6/2012

La Oficina de Prensa del CC del KKE

Observaciones sobre la entrevista a Alexis Tsipras (Syriza) en Telesur.

La entrevista a Alexis Tsipras realizada por Telesur y recogida en diversas webs muestra algunas de la contradicciones y dificultades en los planteamientos de esta formación. El problema principal, en mi opinión, es que consideran que pueden cambiar las relaciones de Grecia con los países capitalistas e imperialistas de la UE. ¿Puede un cordero convencer al lobo de que no le coma? Grecia es el cordero y los países más fuertes de la UE son el lobo. La intervención de Cohn-Bendit, un adorno de “izquierda” proimperialista, en el Parlamento Europeo que intercala Telesur para ilustrar las propuestas de Syriza en relación a la necesidad de reducir el gasto de armamento de Grecia es un ejemplo de ello: la UE, sus países fuertes, hacen negocio con Grecia incentivando, entre otras cosas, una carrera armamentística con Turquía. Eso es la UE, un consorcio de lobos para devorar a terceros, independientemente de si esos terceros son o han sido miembros del selecto Club. Grecia, entre otros países, como España, ha sido cebada y ahora es devorada. Las referencias de Tsipras y otros miembros de Syriza a América Latina como referente, principalmente a Venezuela o Ecuador, pueden resultar halagüeñas para estos países pero el curso de estos países no tiene nada que ver, me parece a mí, con las propuestas que hace Syriza para Grecia. ¿Por qué? Pues porque Venezuela y otros países latinoamericanos se han enfrentado a los poderes que los estaban sojuzgando, creándose tensiones continuas con dichos poderes, tensiones que se mantienen todavía y que buscan la inestabilidad de estos países y el derrocamiento de sus gobiernos, como señala el propio Tsipras. Sea como sea, el caso es que estos países latinoamericanos han roto las relaciones de sometimiento con los países y organismos imperialistas que les afectaban más directamente. Syriza, por el contrario y a diferencia de lo que propone el Partido Comunista Griego (KKE), pretende que Grecia siga perteneciendo al club de países imperialistas que la oprimen, manteniéndose dentro de la UE y dentro del Euro. Si el ALBA surgió en oposición al ALCA, es decir, como oposición al predominio de los EEUU en América Latina, Syriza propone mantener y pertenecer al ALCA europeo, la UE, en la que, trazando quizá un paralelismo no tan excesivo, Alemania, junto con otros acólitos, juega el papel de los EEUU con respecto a América Latina.

Syriza presenta en el vídeo, por tanto, contradicciones: pretender mantenerse dentro del juego capitalista que supone la UE pero con medidas de carácter socialista como la nacionalización de la banca, que, si se refiere a la totalidad de la banca, no me parece a mí una medida típicamente socialdemócrata, ni mucho menos, es decir, que sería una medida muy positiva. El caso es que pretender conjugar la permanencia en la UE con la nacionalización de la banca, con dejar de comprar armamento a Alemania y Francia o con estrechar lazos bilaterales con Rusia y Latinoamérica, cuando la UE actúa como un bloque imperialista contra esta última, es como pedirle peras al olmo, un imposible, porque la UE está para lo que está y Grecia, dentro de la UE, está para lo que los países dominantes han determinado que esté: no depende, por tanto, sólo de ella su papel dentro de la UE, de hecho de quien menos depende es de ella.

Syriza muestra, por otra parte, al menos ingenuidad, la misma que parece mostrar Telesur al hacerse eco de algunas observaciones de Syriza, como es el supuesto apoyo que los “pueblos europeos” dan o darían a Grecia en el caso de que se la obligara a salir de la UE o del Euro. Como mínimo, ya digo, ingenuidad -desconocimiento, quizás, de la realidad política europea por parte de los redactores de Telesur-, aunque cuesta trabajo pensar que se pueda ser tan ingenuo: ¿Qué solidaridad y mediante qué acciones concretas ha mostrado qué “pueblo” europeo con Grecia en el curso de los dos últimos años? Pues la misma es la que puede esperarse en un futuro próximo: ninguna, cero, nada. Es triste decirlo pero, me temo, si en un futuro próximo se expulsase a Grecia del euro o de la UE o si, dentro o fuera de la UE, su situación empeorase, nadie movería ni un dedo por ella -más allá, quizá, de alguna manifestación “solidaria”. En mi opinión, la postura del KKE es más cercana, de hecho, a la de los países latinoamericanos a los que parece tomar como referencia Syriza y, desde luego, más realista y honesta, proponiendo la ruptura con sus verdugos para construir o encaminarse al socialismo y no fantaseando con realidades imposibles o pensando que cuentan con apoyos que tampoco existen. ¿Veremos también en Telesur una entrevista a Aleka Papariga y un documental sobre el KKE?

El documental sobre Grecia y Syriza:

1) Tercer comunicado del Partido Comunista Griego sobre las elecciones en el actual contexto europeo: Aleka Papariga cogió el teléfono a Syriza pero no se reunió. Un detalle sobre Die Linke, perteneciente al Partido de la Izquierda Europeo. 2) Traducción de la intervención del KKE en el Parlamento Europeo sobre el 9 de mayo: ¿ “Día de Europa” o “Día de la Victoria Antifascista” ?

El País ha publicado un artículo que es ilustrativo de la quimera que seguramente suponga la presidencia de Hollande. Lo digo por aquellos que puedan considerar que dentro de la Europa capitalista hay margen para los pueblos, aunque sólo sean los europeos, en particular para aquellos que los países ricos europeos consideran secundarios o esclavizables. Entre esos pueblos, los esclavizables, está Grecia y, me temo, España.

Ya sabemos que Syriza no ha logrado reunir suficientes apoyos para conformar un gobierno, un gobierno basado en la permanencia en la UE y, además, en el Euro -casi nada. El Partido Comunista Griego (KKE) había anunciado antes de las elecciones que no participaría en un gobierno de esas características. La negativa a reunirse con Syriza para negociar un posible gobierno de coalición lo confirma, como lo indica su tercer comunicado tras las elecciones (el segundo comunicado, en el que el KKE abunda en su análisis de la situación, no lo han traducido al castellano en su web, esperamos hacerlo aquí en breve).

La buena fortuna de Syriza es que no ha podido conformar gobierno, de haber sido así mucho me temo que se habría demostrado que es más fácil negociar con leones que con la banca capitalista. A fin de cuentas, cabe la posibilidad de que el león tenga la barriga llena y te ignore, el capitalismo, por el contrario, siempre está hambriento. En cualquier caso, quizá entonces los afortunados hubieran sido los griegos y los restantes pueblos europeos que están siendo devorados -o en riesgo de serlo de forma inminente: se habrían desmontado los planteamientos de Syriza y demostrado que el mensaje socialista, defendido por el KKE en Grecia, es el correcto. Quizá estaríamos todos más dispuestos a seguirlo.

La mejor ayuda para los griegos, por tanto, y según me parece a mí, no es sumarse a las propuestas de Syriza de negociación con -y de permanencia en- el capitalismo, que son imposibles si lo que se pretende es una cierta dignidad para el pueblo griego y los demás pueblos, sino a las del KKE, las únicas sostenibles en el largo plazo. El socialismo en un sólo país, y además pequeño, es complicado, es cierto, más complicado aún cuando está rodeado de países capitalistas más poderosos que harían lo posible o imposible por hundir al tal país. La búsqueda de consenso y el trabajo conjunto es importante, lo estamos viendo en América Latina, pero para eso debe haber una voluntad transformadora real, y eso sólo pasa por lo que pasa, la economía -hay poco más, creo yo-, o sea y como ya hemos dicho antes, por el control de los medios de producción. Es el caso de Venezuela, que ha conseguido aglutinar a otros países en torno a las políticas transformadoras que la propia Venezuela impulsa. Por supuesto en ese continente cuentan con la incombustible y SOCIALISTA Cuba, la Isla Digna y Combativa por excelencia. En cualquier caso, el mundo hoy día es un pañuelo, todavía más si cabe, y también nosotros contamos con Cuba ¿cómo no va a ser así? Por tanto, uno se pregunta si cuesta tanto decir “sí, queremos una economía planificada y controlada por el Estado, que somos todos, una economía socialista, que es la única alternativa al capitalismo, porque ya está más que demostrado que el capitalismo mata y empobrece y, después de desaparecida la URSS, mata y empobrece incluso más e incluso en los países ‘ricos’.” ¿Tanto cuesta? En definitiva, uno se pregunta a qué estamos jugando.

Retornando a Grecia, una anécdota significativa: el KKE señalaba en el año 2010 una contradicción de Die Linke, partido perteneciente al Partido de la Izquierda Europeo (PIE) -más que una contradicción, de hecho, parece un deliberado posicionamiento que habría que calificar, al menos, de escapista. El asunto fue dado a conocer por el famoso Wikileaks, que a mí me parece un camelo, pero que no quita que pueda hacer pública información verídica. La anécdota es que el entonces presidente del grupo parlamentario de Die Linke en el parlamento alemán, Gregor Gysi, indicó al Embajador de los EEUU que el planteamiento de Die Linke en relación a la disolución de la OTAN no constituía realmente un peligro (para la OTAN y los EEUU, se entiende), lo verdaderamente peligroso, según parece dijo Gregor Gysi, era que Die Linke pidiese la salida de Alemania de la OTAN. Es decir, lo verdaderamente peligroso era que un país concreto diese el paso de salir de la OTAN. La postura de disolución en abstracto de la OTAN es compartida por otros partidos pertenecientes al PIE, como es el caso de Syriza en Grecia o Izquierda Unida en España. De acuerdo con que la salida en solitario puede ser muy arriesgado, por eso es mejor actuar coordinadamente. El conjunto de los países europeos parece un buen punto de partida por lo que esa postura tan abstracta es incomprensible.

La anécdota, verídica o no -tiene visos de serlo-, creo que viene al caso porque demuestra que alguien, algún país, debe dar el paso cuando se pretende un cambio de situación. La postura del KKE es que Grecia debe dar ese paso, la ruptura con el capitalismo que representa la actual UE y el avance hacia el socialismo, independientemente de las dificultades que pueda constituir el hecho de que lo haga un país en solitario. Esa es la misma postura que, salvando las distancias en cuanto a características de ambos países, adoptó la URSS en su momento y, por ahora, parece el experimento más longevo de Socialismo que ha conocido la humanidad, experimento que ha contribuido a mantener encendida la llama en otros países e independientemente de sus propios esfuerzos, como es el caso de Cuba y también otros. Grecia es un país pequeño, también Cuba es un país pequeño, y ahí está. Y por cierto y en relación a Rusia, país fundamental de la URSS: un comentarista -no recuerdo en qué noticia- sugería que a Grecia le iría mejor saliendo de la UE y la OTAN y vinculándose a Rusia. Es una idea a explorar, supongo.

En cualquier caso y en definitiva: el socialismo será más fácil en unión con otros países, a nivel regional o internacional, que en solitario, pero esa unión debe darse sobre una base socialista, con la intención de una transformación real, no sobre un planteamiento de negociación perenne con el capitalismo para seguir perpetuando, precisamente, al capitalismo y, de paso, el imperialismo: la UE y el Euro, en los que quiere permanecer Syriza, representan el capitalismo y el imperialismo. De otro modo quizá sea necesario y mejor opción dar el paso en solitario. Es posible que otros países sigan. Esa parece ser la postura del KKE y con él deberíamos estar.

2) Traducción de la intervención del Partido Comunista Griego (KKE) en el Parlamento Europeo sobre el 9 de mayo: ¿Día de Europa o Día de la Victoria Antifascista?

Traducción no oficial del comunicado del KKE sobre la intervención de Babis Agourakis, miembro de Parlamento Europeo del KKE. Enlace del texto original en inglés:

http://inter.kke.gr/News/news2012/2012-05-010-antifasistiki-niki/

Babis Agourakis, miembro de Parlamento Europeo del KKE, subrayó el verdadero significado del 9 de mayo, el día de la Victoria Antifascista del pueblo con su intervención durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo. Entre otras cuestiones enfatizó:

“ La élite política de la UE imperialista decidió declarar el día de la Victoria Antifascista de los Pueblos como el “Día de Europa” para borrar de la memoria histórica de los pueblos la lección de que pueden derrotar a su aparentemente invencible enemigo cuando quieran. Hicieron eso para ocultar el hecho de que el monstruo Nazi-fascista fue engendrado por el sistema capitalista explotador.

Hoy, la histeria anticomunista, la falsificación de la historia, el intento vulgar e ignorante desde el punto de vista histórico de equiparar comunismo con fascismo constituyen la política oficial de la UE imperialista y de los otros gobiernos burgueses de sus Estados miembros. La intimidación política e ideológica es expresada mediante al rehabilitación de las SS, con la restauración de los símbolos de Hitler y con la intensa persecución de los comunistas en una serie de estados miembros de la UE.

Ninguna falsificación puede borrar los inmensos logros de Stalingrado, Leningrado, del Ejercito Rojo, de los partisanos en los países ocupados, el increíble heroísmo de millones de trabajadores que derrotaron al fascismo. Ninguna falsificación, tampoco la propaganda anticomunista, puede parar el desarrollo social y el derrocamiento de la dictadura de los monopolios, el reemplazo del podrido sistema capitalista por el socialismo, el brillante futuro de la humanidad.”

La postura del Partido Comunista de Grecia (KKE): clara y coherente. La doble felicitación del PCE.

Reproducimos a continuación el primer comunicado del KKE en relación a las elecciones en Grecia, que viene a resumir lo ya dicho por esta formación en anteriores comunicados o documentos, véase, por ejemplo, la entrevista a Aleka Papariga, en la que se señala la necesidad de un apoyo masivo del pueblo para que la propuesta del KKE pueda llevarse a la práctica. Por otra parte, no parece que sea viable una Europa unida sobre bases sociales y, al mismo tiempo, no imperialista sin que ésta tenga un carácter socialista, es decir, con una planificación de la economía y el control por el Estado, o los Estados, de los medios de producción. El socialismo está ausente en el discurso del Partido de la Izquierda Europeo (PIE), es bastante evidente, y los hipotéticos beneficios de su propuesta principal de contención o moderación del capitalismo sólo tendrán lugar, en el mejor de los casos y coyunturalmente, en el territorio y sobre la población europea, y sólo si esa moderación evita mayores pérdidas causadas por una hipotética ruptura total. Ahora bien, el discurso de moderar al capital no conseguirá nunca una Europa no imperialista y no expoliadora de otros pueblos, por la sencilla razón de que el capital necesita beneficios y el coste de esos beneficios habrá que repercutirlo sobre otros. La nacionalización de los medios de producción no constituye una prioridad, por ejemplo, para Izquierda Unida y, a pesar de algunas declaraciones en el Parlamento Europeo a raíz de la nacionalización de YPF por el Gobierno argentino, las de Cayo lara y José Luis Centella al respecto fueron, en mi opinión, tibias. En cuanto a las declaraciones del  responsable de economía de IU en relación a la filial de Red Eléctrica expropiada por el Gobierno de Bolivia, sorprende que se considere aparentemente satisfactorio que el Estado posea un 20% del total de acciones de Red Eléctrica y que, en definitiva, no se esté planteando la nacionalización -es decir, la recuperación- de las empresas estratégicas y de los principales medios de producción como salida prioritaria a la crisis. Se expresa, sí, comprensión con respecto a las acciones de los países latinoamericanos pero no se plantea seriamente seguir su camino en nuestro país. En definitiva, el socialismo en lo económico, el único socialismo real, no es una prioridad, me parece a mí, para Izquierda Unida, como también ha podido observarse en relación a la agricultura en Andalucía.

El PCE felicita tanto a Syriza, su aliada en el PIE, como al KKE. En relación al KKE, señala que es necesario buscar los muchos puntos coincidentes en el camino al comunismo. Lo que yo entiendo es que se está pidiendo al KKE que acepte los postulados de Syriza en relación a una hipotética colaboración de gobierno con Syriza y que esos postulados, como los del PIE, Izquierda Unida y también el PCE son, en esencia y en la práctica, socialdemócratas. El problema es el que el KKE lo que busca es una ruptura con la UE capitalista e imperialista e iniciar el camino al socialismo con el conjunto del pueblo griego y en colaboración con otros pueblos que quieran moverse hacia el socialismo. Syriza, por el contrario, desea mantenerse dentro de la UE capitalista e imperialista -y dentro del Euro, aparentemente también-, sólo que renegociando algunos de los puntos -el rescate pactado- que están llevando a la ruina de forma evidente al pueblo griego. La postura de Syriza -o sea, del PIE- podrá, en el mejor de los casos, aliviar la situación del pueblo griego -y aún así parece difícil que el capitalismo europeo e internacional suelte el bocado en Grecia, por mucho que Hollande haya ganado las elecciones en Francia-, pero lo que es evidente es que tal postura a lo más que puede aspirar es a prorrogar el tira y afloja con el capital dentro de Europa y a prorrogar el imperialismo expoliador fuera de Europa. Me parece a mí que la situación europea y la internacional es ya lo suficientemente preocupante como para plantear que la solución es seguir manteniendo la connivencia con el capital y como para seguir negando que el objetivo debe ser el socialismo, el control de los medios de producción, hablando en su lugar de cosas tan poco claras como el “anticapitalismo”, que, tengo la certeza, es un equivalente pretendidamente “a la izquierda” del ecologismo o de cualquier otra política propia de burgueses que viven en la opulencia de los países ricos.

El comunicado del KKE:

http://es.kke.gr/news/news2012/2012-05-07-ekloges

Sobre los resultados de las elecciones del 6 de mayo de 2012

La Secretaria General del CC del KKE, Aleka Papariga, tras el anuncio de los resultados de las elecciones del domingo 6 de mayo, comentó: “Los resultados de las elecciones muestran sin duda una inversión de la escena política conocida, una interrupción de la rotación de los dos partidos, la ND y el PASOK. Estamos entrando en una fase de transición en el que habrá un intento de crear un nuevo escenario político con nuevas formaciones, con nuevas personas con una orientación de centroderecha o que se basan en una nueva socialdemocracia que tendrá SYRIZA en su núcleo, con el fin de impedir el radicalismo popular creciente que llevará las cosas hacia un verdadero derrocamiento a favor del pueblo. Habrá un intento de formar un gobierno después de estas elecciones o de las siguientes, un gobierno universal o de unidad nacional o de coalición, precisamente para impedir la creación de una corriente mayoritaria que luchará por el cambio.

Nos dirigimos a los miembros del Partido y de la KNE, los amigos, los simpatizantes, los votantes y las personas que cooperan con el partido, a todos los que han estado con nosotros en la primera línea tanto del movimiento como de la batalla electoral, y les llamamos a estar en la primera línea de las luchas en los próximos días porque graves problemas están en curso, tales como los convenios colectivos, la protección de los desempleados, la quiebra de los fondos de la seguridad social, las nuevas medidas de 11,5-14,5 mil millones de euros, que les va a pagar el pueblo. No debemos perder tiempo. El pueblo no debe perder tiempo.

Instamos en particular, a los votantes del PASOK y de la ND, a los que pertenecen a la clase obrera y a los demás sectores populares a estar en la primera línea también, junto con nosotros y otros compañeros, en las luchas, en los centros del trabajo, en las escuelas y las universidades, en los barrios populares. Ellos tienen que dar un nuevo impulso y un carácter masivo a la lucha. Hacemos un llamado al pueblo a no dejarse engañar por el disfraz del sistema político que van a intentar los próximos días y los próximos meses. El resultado de las elecciones, a pesar del hecho que los votos han sido esparcidos en ambas direcciones, a la izquierda y a la derecha, muestran objetivamente una tendencia positiva: que los cambios radicales están madurando y madurarán en la conciencia del pueblo, madurará el movimiento del derrocamiento verdadero y este movimiento no estará lejos ni en oposición a la propuesta política del KKE en cuanto a los problemas inmediatos, para el poder obrero popular.

Consideramos significativo, positivo y al mismo tiempo un gran legado para el período próximo el hecho de que nosotros solos hemos enfrentado a las fuerzas pro-europeas y a favor de la UE independientemente de las posiciones que han adoptado en cuanto al memorando, el hecho que hemos luchado promoviendo nuestra propuesta política alternativa que responde y satisface los intereses del pueblo. Consideramos que esta propuesta es un legado importante para el pueblo y que, por supuesto, dará un nuevo impulso a las luchas del pueblo. Creemos que nuestra responsabilidad y nuestro papel ante el pueblo y sus problemas se debe fortalecer, y consideramos, de hecho somos seguros, que vamos a seguir siendo la fuerza insustituible que defiende los intereses populares.

En cuanto al resultado de las elecciones del KKE: el Comité Central emitirá una evaluación completa después de estudiar los resultados en su conjunto y las tendencias del electorado en cada región para sacar conclusiones más completas. En este momento, podemos decir que el KKE literalmente pasó por obstáculos en ambos lados. Por un lado estaba la rabia, la protesta, la indignación que eran absolutamente justificados, aunque esta indignación no fue enfocada, y por otro lado las falsas ilusiones. Como muestran hasta ahora los resultados, el KKE ha tenido un pequeño aumento. Por supuesto quisiéramos lograr mayor aumento. Sin embargo, tengo que decir que el Comité Central y el partido en el conjunto, no teníamos ilusiones de que los votos del KKE podrían dispararse, debido a que el resultado del KKE en las elecciones depende sobre todo de la formación no sólo de un movimiento popular militante, pero de una corriente mayoritaria que se emancipará de los dilemas conocidos y de las ilusiones regeneradas.

El KKE había comunicado con suficiente antelación, antes de las elecciones y sin duda, su posición en cuanto a la postura que mantendrá frente a cualquier gobierno que surgirá de las elecciones, ya sea un gobierno de centroderecha, de centroizquierda, o de izquierdas como fue lanzado, ya sea un gobierno de unidad nacional o universal, como se está discutiendo en este momento.

Queremos dejar bien claro: por supuesto estamos seguros de que ni la ND ni el PASOK nos harán una propuesta de cooperación. Son conscientes de las profundas diferencias entre nosotros, pero queremos responder una vez más a la propuesta que reiteró SYRIZA después de las elecciones en relación con un gobierno de izquierdas. Vamos a dar una respuesta clara sin mencionar lo que todos podemos ver, es decir que los votos y los escaños no son suficientes. Tal vez SYRIZA piensa que son suficientes, que los votos van a ser suficientes dado que tratará de obtener el apoyo y los votos de algunos diputados de todos los demás partidos. Nosotros aclaramos nuestra posición: insistimos en la no cooperación porque nosotros al fin y al cabo no hemos llegado a esta posición en base a nuestras expectativas bajas o altas con respecto a los resultados de las elecciones.

Nos hemos enterado de que el presidente de SYRIZA va a pedir una reunión y que desea realizar conversaciones privadas sobre el programa del gobierno de coalición. Lógicamente, el que ha hecho una propuesta de un gobierno de coalición, debería haber dicho en detalle antes de las elecciones lo que van a hacer en Junio, en Julio, sobre asuntos concretos, no con consignas generales y denuncias generales del memorando. O al menos ahora debería haber estado listo. ¿Qué quiere exactamente? Sólo hemos oído hablar de unos beneficios que se pueden garantizar, este tipo de cosas.

Sin embargo, un gobierno independientemente de su composición debe hacer frente a todo el espectro de problemas. En primer lugar, no debe limitarse a denunciar el memorando sino devolver al pueblo las conquistas que fueron abolidas antes del memorando –ya que la mayoría de las conquistas se habían perdido antes de esto- y por supuesto un gran número de conquistas abolidas después del memorando. Un gobierno tiene que manejarlo todo, no solamente las prestaciones por desempleo, como ha sido mencionado. Tiene que gestionar problemas de la economía, la postura de los grupos empresariales hacia los trabajadores, la lista de las privatizaciones aprobadas en los años anteriores. Tiene que manejar los asuntos de la política exterior, tales como los compromisos generales que surgen de la UE, de la OTAN, de la alianza estratégica con los EE.UU. No hay gobierno que rompa en pedazos los acuerdos, que abstraiga la política y sólo promueve el paquete de medidas del día siguiente.

Para llegar a un acuerdo con tal gobierno, el KKE debería hacer no solamente un pequeño retroceso, un pequeño giro; debería hacer un giro radical; una voltereta en el aire. Y lo peor es que tendría que hacer concesiones inaceptables que no tienen nada que ver con los intereses del pueblo. Tal vez el pueblo no está interesado en la pureza ideológica de uno u otro partido. Pero le interesa que un partido que durante todos estos años, desde su fundación, ha estado en la vanguardia de la lucha, no abandone esta posición con el fin de lograr unos ministerios. El pueblo no necesita este tipo de KKE.”

Atenas 06/05/2012

La Oficina de Prensa del CC del KKE

Elecciones anticipadas el 6 de mayo en Grecia. Aleka Papariga (Partido Comunista Griego / KKE): El pueblo debe dar un paso de gigante votando por el KKE en cada distrito electoral.

Ofrecemos traducción no oficial del comunicado del Partido Comunista Griego (KKE) en relación a las próximas elecciones anticipadas en Grecia el día 6 de Mayo. Es recomendable también la lectura de uno de los comunicados previos en los que se explica su rechazo a una coalición electoral con Syriza, formación coaligada con Synapismos. Está última, Synapismos, forma parte del Partido de la Izquierda Europeo y es apoyado, por tanto, por PCE-IU. En el comunicado, traducido al castellano en la página del KKE, se indica el comportamiento de Syriza en las elecciones locales de la isla de Ikaria en las que Syriza se alió con todas las restantes formaciones políticas – presumiblemente también Synapismos- para impedir un gobierno del KKE (el KKE fue el partido más votado con el 43,9% de los votos). Syriza parece actuar del mismo modo a nivel sindical para impedir la elección de representantes comunistas. El comunicado está traducido al castellano ( http://es.kke.gr/news/news2012/2012-04-10-synentefxi/ ). Del mismo modo, es también recomendable otro artículo traducido al castellano ( http://es.kke.gr/news/news2012/2012-04-06-elections-brief/ ) en el que se analizan, entre otras cosas, las evidentemente absurdas propuestas económicas de Synapismos (por boca de Alexis Tsipras, Presidente de Synapismos y líder de Syriza). Seguramente el PCE debería atinar mejor con sus aliados en Grecia. Suerte, en cualquier caso, para los griegos y para el KKE en las próximas elecciones.

El comunicado:

http://inter.kke.gr/News/news2012/2012-04-12-ekloges/

12/4/2012

El Primer Ministro L. Papademos declaró tras su encuentro con el Presidente de la República, K. Papoulias, que las elecciones anticipadas tendrían lugar el día 6 de mayo.

En un comunicado hecho inmediatamente después en la sede del Comité Central del partido, Aleka Papariga, Secretaria General del Comité Central del Partido Comunista de Grecia (KKE), hizo notar:

Nos dirigimos a la clase obrera explotada, a los torturados estratos populares empobrecidos en la ciudad y en el campo, a las nuevas generaciones y a las mujeres que están sufriendo, y les hacemos un llamamiento para que en las elecciones de mayo den un paso de gigante, de gigante en todos los sentidos, al votar por las listas del KKE en cada distrito electoral a lo largo del país. Este será el nuevo elemento y el nuevo mensaje de estas elecciones. Esta es la solución, y la condición previa es que el pueblo se una en torno a su justa causa, que conocen muy bien, la indignación que sienten, con optimismo, combatividad, y con el surgimiento de iniciativas populares. De estas elecciones debe surgir una alianza del pueblo alzado, más poderosa y dinámica que antes, que buscará y conseguirá repeler las nuevas medidas que están a la espera y que serán incluso peores que las que experimentamos a manos del Gobierno del PASOK [N.T. Movimiento Socialista Panhelénico] y del Gobierno de coalición del PASOK-ND [N.T. Nueva Democracia], que también incluyó durante un periodo al partido LAOS [N.T. Concentración Popular Ortodoxa].

El KKE tiene una solución para el pueblo, una propuesta de Gobierno y para el poder. Pero, por encima de todo, se ha demostrado que sabe cómo luchar y combatir en todas las condiciones por variadas que sean, que sabe cómo inspirar optimismo y dar fortaleza al pueblo. El KKE siempre permanece estable.

Hacemos un llamamiento a la clase trabajadora y a los estratos populares para no adentrarse en las engañosas y falsas propuestas de las llamadas fuerzas “anti-plan de rescate”, a no dispersar sus esperanzas a la izquierda y a la derecha sólo para ser decepcionados al final, lo que supondría un importante golpe a la efectividad de las luchas. Les hacemos un llamamiento para que tengan en cuenta que la crisis en la UE, en la Eurozona, se profundizará, que en los años venideros la Eurozona no se mantendrá como es ahora, se hará más pequeña, creará problemas enormes para el pueblo y, consecuentemente, el pueblo debe emanciparse de los caminos unidireccionales de la UE y del desarrollo guiado por los dueños del capital y por los monopolios a expensas del pueblo.

Hacemos un llamamiento a los miembros, amigos y simpatizantes del partido así como a compañeros militantes, quienes a pesar de sus puntos de vista particulares y cualesquiera que sean las diferencias que puedan tener con el KKE, lucharon sin embargo conjuntamente con nosotros a lo largo de estos años, y, por supuesto, hacemos un llamamiento a los miembros y amigos de las Juventudes Comunistas de Grecia (KNE) para trabajar día y noche, con sentido del sacrificio, de modo que las propuestas alternativas del KKE para una salida de la crisis en favor del pueblo puedan llegar a todas partes. No debemos permitir que ninguna persona que quiera algo diferente y una solución sea engañado por los partidos del poder, o por la ignorancia, o que sea asustado por la propaganda reaccionaria para no dar un paso de gigante y votar por el KKE.

El pueblo debe emerger victorioso contra los dilemas intimidatorios, que incluso se irán haciendo peores conforme nos acerquemos al momento en que se abran las urnas.

Los que intimidan quieren un pueblo derrotado, un pueblo arrodillado, de modo que puedan aplicar como una apisonadora estas nuevas medidas. Los que engañan quieren explotar la justificada cólera popular para promover soluciones que, según ellos, son fáciles. Las soluciones para el pueblo nunca son fáciles. Pero la solución que el KKE está proponiendo es en favor del pueblo, en favor del trabajador y realista, precisamente porque es en interés del pueblo y depende del pueblo para convertirse en realidad.”

Extracto de la entrevista de la Secretaria General del Comité Central del KKE, Aleka Papariga, en el programa matinal del canal de televisión ANT1 (5/1/2012)

¿Pueden contrarrestarse o contenerse las actuales políticas antipopulares que imponen la UE y los diversos gobiernos capitalistas de la UE sin un cambio total del sistema?

Las reflexiones de Aleka Papariga en este sentido y también en relación a una hipotética participación del Partido Comunista Griego (KKE) en un gobierno de coalición en Grecia son de interés.

http://es.kke.gr/news/news2012/2012-01-05-sinentefxi-aleka/

Extracto de la entrevista de la Secretaria General del Comité Central del KKE, Aleka Papariga, en el programa matinal del canal de televisión ANT1 (5/1/2012)

¿Qué propone el KKE? Es un partido que no aspira tomar el poder burgués. No dice al pueblo que le vote para formar un gobierno y que las cosas cambiarán. ¿Qué propone para salir de este callejón sin salida?

Cuando decimos al pueblo que el sistema capitalista –refiriéndonos al sistema capitalista de Europa que ha cumplido todo su ciclo– hoy objetivamente no puede dar soluciones, que ha dado todo lo que podía dar, esto significa que no espera que el KKE participe en el sistema político burgués, en un gobierno de gestión de un sistema que no puede dar nada.

Entonces habla del derrocamiento del sistema.

Por supuesto.

¿No les interesa participar en un esquema gubernamental?

La cuestión no es si nos interesa. Es que será perjudicial para el pueblo. Nos encontraremos ante una gran contradicción, es decir, por un lado tener consignas a favor del pueblo e invocar a nuestra historia de más de noventa años y por otro lado discutir sobre la abolición de los bonos de la Navidad y del Pascua. La cuestión no es qué queremos.

Si el pueblo vota por el KKE y consigue un porcentaje significativo, hipotéticamente, ¿qué van a decir, que no van a gobernar porque le harán daño, porque no pueden gobernar en el marco del sistema capitalista?

Cuando el pueblo griego dé tal mayoría al KKE, estará determinado a lanzarse a la batalla. Nosotros exponemos nuestra política en su totalidad. No le vamos a decir que se puede formar un gobierno que impondrá un par de buenas soluciones. Esto lo dicen los demás partidos y es mentira. En mi opinión debemos decir o bien que sus políticos y cuadros son incompetentes, lo cual no lo creo, o bien que mienten conscientemente.

Si pudiéramos, en este momento, con nuestra participación en un gobierno, impedir las consecuencias de la crisis y resolver los problemas del pueblo, tomaríamos parte. Somos atrevidos y arriesgados. Pero esto es imposible. Que nos expliquen los partidos que hablan de gobiernos progresistas de izquierdas o de centroderecha y centroizquierda: forman un gobierno; el día siguiente tendrían que afrontar nuevos memorandums, préstamos, la Federación Helénica de Empresas, las federaciones de los empleadores. ¿Sabe qué está pasando? Aun cuando en un sector o fábrica la lucha ejerce presión sobre el empleador y él quiere retrocederse un poco, la federación de los industriales interviene y le dice que no lo haga porque abrirá el camino para las demás fábricas. Así que los trabajadores no se enfrentan solamente a su propio empleador sino a todos los propietarios de capital y de medios de producción.

Elecciones. Si nos fijamos en las encuestas no vamos a tener gobiernos de un partido. ¿Qué van a hacer en este proceso? ¿El KKE seguirá gritando y diciendo que es el único que expresa la izquierda?

Lo que ha dicho, no lo decimos de esta manera. Nosotros, con nuestras posiciones, tratamos de expresar objetivamente los intereses de la clase obrera contemporánea y de una gran parte -no de todos- de los autónomos y de gran parte del campesinado, no de todo el campesinado. Identificamos las fuerzas sociales. Nosotros nos dirigimos al obrero que vota tanto por la ND como por el PASOK. Hablamos de fuerzas sociales porque hoy en día los términos izquierda, derecha, centro no dicen nada.

El pueblo no tiene nada que perder; al contrario puede ganar algo cuando de las elecciones surja un gobierno débil. Lo más fuerte el gobierno, lo mayor será su fuerza y su determinación contra el pueblo.

Vamos a ser realistas en cuanto a las próximas elecciones. Es posible que el pueblo surja más fuerte y pueda poner obstáculos contra la obra del próximo gobierno. El pueblo no debe tener miedo. Si no se puede formar gobierno de un solo partido van a encontrar una solución entre ellos. Ya se están preparando. No tomen en cuenta lo que dice señor Samaras, señor Papandreou o el próximo líder del PASOK. Ya hay algunos que están dispuestos a contribuir. Esperamos llegar en un momento que no se podrá formar un gobierno y que intervendrá el pueblo. Lo que es importante es no tener un gobierno fuerte. No podemos tener un gobierno a favor del pueblo.

Esto es un poco astuto, en un sentido político. Dice que no puede existir un gobierno progresista excluyendo la posibilidad de un gobierno no que sea de su partido sino de señor Tsipras (SYRIZA), de señor Kouvelis (Izquierda Democrática).

Lo decimos claramente. No lo insinuamos.

Así que lo dicen directamente.

No puede haber un gobierno progresista en coexistencia con los monopolios, no sólo en la economía sino en general, que llevará a cabo negociaciones con la UE, porque eso es lo que dicen todos, que supuestamente van a hacer negociaciones “combativas”; pero tal cosa es imposible. Estas dos cosas son incompatibles. Por otro lado lo que puede existir inmediatamente, el día después de las elecciones, es un movimiento fuerte.

La gente tiene expectativas de ustedes; dice que el KKE quizás tenga una de las pocas oportunidades en el período post-dictatorial para que haga sentir su presencia con los votos de la gente y quiere escuchar las propuestas de salida del KKE. Lo está pidiendo gente que, incluso, no tenía ninguna relación ideológica con el KKE.

Por supuesto tenemos una propuesta para la salida. No les diré solamente que la hemos difundido en versión impresa. Hemos organizado mítines, reuniones en toda Grecia. Es cierto que no se puede presentar en un minuto. Si para usted la propuesta de salida es que todo permanezca igual y que venga un gobierno que lo cambiaría todo mediante las decisiones del parlamento, tal cosa es imposible. Es decir que dentro del sistema actual no hay salida.

Están hablando del derrocamiento del sistema.

Sí, pero esto no puede suceder en una noche y con un solo asalto. Nosotros decimos que en cada batalla el pueblo debe avanzar como militante, incluso con logros parciales. No podemos descartar la posibilidad de un derrocamiento radical en los años siguientes. El propio pueblo lo decidirá y debe prepararse y al mismo tiempo ejercer presión decisiva, impedir lo peor y lograr conquistas. Nosotros no podemos fijar una fecha para el cambio del sistema político, o sea decir en uno, dos o tres años porque esto depende de la mayoría del pueblo; no se llevará a cabo solamente por el KKE. Si el pueblo no toma la decisión, este cambio no sucederá.

Atenas 5/1/2012