Partido Comunista de Grecia (KKE): ¡El anticomunismo de la Unión Europea no pasará!

http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece/cp-of-greece-eu-anticommunism-will-not-succeed-en-ru-ar#Es

¡El anticomunismo de la UE no pasará!

antikomounismos1_13022041351

El grupo europarlamentario del KKE denuncia los eventos anticomunistas organizados por la Unión Europea y la presidencia eslovaca de la Unión Europea, en el marco del llamado “día europeo de conmemoración de las víctimas de los regímenes totalitarios”, que la UE ha tratado establecer durante los últimos años el 23 de agosto. En estos eventos participan representantes de los Ministerios de Justicia de los Estados miembros de la UE, de varios “institutos” y ONGs financiadas con fondos de la Unión Europea con una misión específica de difamar y calumniar el socialismo y reescribir la historia.

El objetivo claro de esta reunión anticomunista es de manipular la conciencia de la clase obrera y del pueblo, en primer lugar de los jóvenes, utilizando como armas la falsificación de la historia, la calumnia de las conquistas sin precedentes que lograron los trabajadores en el socialismo. Mediante la equiparación ahistórica del comunismo con el fascismo, se busca exonerar el monstruo fascista y el seno del que surge y se reproduce: el sistema capitalista.

Este año, los eventos organizados por la Unión Europea y el gobierno eslovaco, que incluyen discusiones respecto la “radicalización en Europa”, tratan de manera aún más abierta de poner en el punto de mira la lucha del pueblo trabajador por la liberación social, la actividad y la ideología comunista, como está ocurriendo en varios Estados miembros de la UE, donde los partidos comunistas y la actividad política de los comunistas están sancionados penalmente.

El gobierno de SYRIZA-ANEL tiene graves responsabilidades, porque con su participación en esta reunión reaccionaria, legitima y contribuye al fortalecimiento del anticomunismo, que es la ideología oficial de la Unión Europea, y a la exoneración del fascismo que, históricamente así como hoy día, han demostrado ser las condiciones necesarias para la aplicación de la política antipopular en todos los Estados miembros de la UE.

Los pueblos tienen memoria, tienen la experiencia del pasado y la experiencia de hoy de la barbarie antipopular de la política de los monopolios, de la UE y de los gobiernos burgueses de sus Estados miembros para confrontar tanto la campaña anticomunista como la política antipopular, abriendo el camino con su propia alianza hacia el poder obrero y popular y su prosperidad.

Democracia en la Unión Europea: Llamamiento a la solidaridad del PC de Polonia por la persecución anticomunista de que es objeto y por la promoción del fascismo en Polonia (traducción/Solidnet)

Traducción no oficial del llamamiento del Partido Comunista de Polonia publicado en inglés en SolidNet:

http://www.solidnet.org/poland-communist-party-of-poland/cp-of-poland-members-of-the-communist-party-of-poland-condemned-for-propagating-communism-appeal-of-the-cp-of-poland-for-international-solidarity-en

PC de Polonia: Miembros del Partido Comunista de Polonia condenados por propagar el comunismo – Llamamiento del PC de polonia a la solidaridad internacional

Lunes, 25 de abril, 2016

Cuatro activistas del PCP fueron condenados el 31 de marzo de 2016 por la Corte Regional en Dąbrowa Górnicza por propagar la ideología comunista en el periódico “Brzask” y en la web del Partido. Han sido sentenciados a 9 meses de libertad limitada con trabajo social gratuito obligatorio y con multas.

Este veredicto provocador fue dictado durante un procedimiento sumario sin la presencia de todas las partes, el cual se usa en delitos en los que la culpa del acusado es evidente. La Corte no hizo uso siquiera del procedimiento estándar de juicio y basó su veredicto sólo en una acusación. Los acusados no tuvieron siquiera la posibilidad de defenderse. Los condenados habían ya realizado objeciones al juicio, demandando procedimientos judiciales ordinarios.

Los activistas del PCP fueron acusados de infringir el artículo 256 del Código Penal: “quien promueva públicamente un sistema de estado fascista o de otro tipo de totalitarismo o incite al odio basado en diferencias nacionales, étnicas, raciales o religiosas, o por razón de la ausencia de alguna denominación religiosa, estarán sujetos a una multa, a la pena de restricción de libertad o la pena de privación de libertad por hasta 2 años”.

Un intento anterior de modificar este artículo añadiendo una prohibición de los símbolos comunistas fue enfrentado con protestas tanto en Polonia como en el extranjero. El 19 de julio de 2011 se suprimió por la Corte Constitucional, la cual lo proclamó contradictorio con el principio de libertad de expresión.

Las acusaciones contra los activistas del PCP de promover un sistema totalitario son el siguiente ejemplo de equiparar comunismo con fascismo y de prohibir la actividad comunista.

El caso fue iniciado por una denuncia realizada por Bartosz Kownacki -diputado del Partido de la Ley y la Justicia (PiS)- en el año 2013. El fiscal rehusó continuar el procedimiento. Sin embargo en el año 2015 los procedimientos fueron reanudados y tomaron impulso tras las elecciones ganadas por el PiS. El 31 de diciembre de 2015 la Oficina del Fiscal Regional en Katowice remitió el caso a la Corte Regional en Dąbrowa Górnicza. El acta de acusación afirmaba que los activistas estaban promoviendo públicamente un sistema totalitario mediante la publicación en el periódico “Brzask” de artículos “relacionados directamente con el sistema comunista y con el marxismo-leninismo, que en el contexto de la experiencia histórica es contradictorio con los valores democráticos” -eso significa para las actividades de un partido partido político legal.

El caso es también importante en el contexto de la politización de la Oficina del Fiscal al subordinarlo al Ministro de Justicia – Zbigniew Ziobro del PiS, quien fue nombrado Fiscal General. El sistema de justicia está tratando abiertamente de forma diferente el extremismo de derecha. Al mismo tiempo que miembros del comité editorial de “Brzask” estaban siendo sentenciados, los neofascistas del ONR (Campamento Nacional Radical) se manifestaban libremente en las calles de Bialystok conmemorando el 82 aniversario de su organización. Durante la manifestación bajo el símbolo de la falange llevaron antorchas y prometieron “eliminar” a los enemigos políticos, haciendo referencia al fascismo de forma directa. A pesar de esto, el Ministerio de Defensa planea armar a los neofascistas para que formen parte de la defensa territorial. Anteriormente, la Corte en Częstochowa retiró los cargos contra un hombre que vendía camisetas racistas, no observando ninguna violación del artículo 256 del Código Penal. Recientemente el Ministro de Justicia y Fiscal General ha suspendido una sentencia a un nacionalista condenado por agredir a un policía.

El veredicto condenando a los comunistas polacos fue adoptado al mismo tiempo que el 1 de abril el Parlamento aprobó una ley “sobre la prohibición de la promoción del comunismo” que fuerza a las autoridades locales a cambiar los nombres de la calles y otros objetos que son asociados con el comunismo, lo cual supone un ataque a la tradición del movimiento obrero. El Instituto de la Memoria Nacional crea un registro y demanda a las autoridades locales la liquidación de los monumentos a los soldados soviéticos y otros relacionados con el comunismo. La devastación y la liquidación de los monumentos y la falsificación de la historia son características habituales de las prácticas fascistas.

El gobierno y la clase burguesa se están engañando si creen que el PC de Polonia, los comunistas de Polonia serán intimidados por esta persecución anticomunista o que la campaña anticomunista les hará ceder. Las medidas contra los comunistas van mano a mano con la escalada de la bárbara línea política antipopular del gobierno y de la UE. Es muy importante que la solidaridad con el PC de Polonia, que opera en condiciones difíciles, y que el apoyo a los comunistas perseguidos se exprese de forma masiva y resuelta en este momento. Con protestas en las embajadas de Polonia en cada país, con mociones de solidaridad, etc.

Manos fuera del PC de Polonia. La persecución anticomunista debe ser suspendida, las inaceptables leyes anticomunistas deben ser abolidas. El anticomunismo y la reescritura de la historia no triunfarán.

El Partido Comunista de Grecia denuncia en el Parlamento Europeo la persecución a los comunistas polacos [traducción / SolidNet].

Traducción no oficial del inglés de la nota de prensa del PC de Grecia publicada en Solidnet:

http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece/cp-of-greece-kke-solidarity-with-polish-communists-en-ru-ar

PC de Grecia, KKE: Solidaridad con los comunistas polacos

zarianopoylos-eyrokoinoboylio-10-03-2_2126691551

13 abril, 2016

La delegación del KKE en el Parlamento Europeo registró la siguiente pregunta en relación a la reciente persecución anticomunista en Polonia:

“recientemente miembros y cuadros del PC de Polonia fueron condenados por la corte regional de Dabrowa Górnicza a penas de prisión de hasta 9 meses, a muchos meses de “libertad limitada” y a trabajo social obligatorio y también les impusieron multas, a causa de que la difusión de sus ideas a través del periódico “Brzask” y del sitio web http://www.kompol.org se considera que es una “ofensa” y un “crimen”. La corte, con la finalidad de procesarlos, siguiendo las posiciones anticomunistas de las autoridades polacas, utilizó acusaciones podridas y sin fundamento relativas a “la promoción pública de un sistema totalitario”. Este es parte de su intento de anular y de calumniar los beneficios de los trabajadores bajo el socialismo, el derecho a trabajar, los derechos laborales y sociales. Las autoridades polacas han prohibido de forma provocadora desde hace algunos años los símbolos comunistas y ahora condenan a los comunistas invocando “valores democráticos”.

En otros Estados miembros de la UE se han impuesto persecuciones y condenas anticomunistas similares con el apoyo abierto de la UE, que ha hecho del anticomunismo su ideología oficial, algo que va mano a mano con el ataque contra las clases populares. Ahora hay suficiente evidencia como para que todo el mundo pueda entender lo que las declaraciones de la UE sobre los “valores de la libertad y la democracia” significan realmente.

Se le pregunta a la Comisión: ¿Son la prohibición y la persecución de la ideología comunista, la criminalización de la expresión de las ideas y de las actividades comunistas impuestas por las autoridades y por el gobierno de Polonia parte de los valores de la UE?

Un comunicado bastante claro del Partido Comunista de los Pueblos de España: Solidaridad con los comunistas ucranianos.

http://pcpe.es/index.php/internacional/item/2147484270-solidaridad-con-los-comunistas-ucranianoshttp://pcpe.es/index.php/internacional/item/2147484270-solidaridad-con-los-comunistas-ucranianos

Solidaridad con los comunistas ucranianos

El Partido Comunista de los Pueblos de España, ante la decisión del Ministro de Justicia ucraniano de excluir a las organizaciones comunistas de los próximos procesos electorales, manifiesta su más absoluta condena y rechazo. Esta decisión gubernamental supone un paso más en el avance del anticomunismo en Ucrania, significando en la práctica la prohibición de actos de propaganda, recuerdo, símbolos y homenajes a la lucha de los y las comunistas de ese país.

La reciente legislación ucraniana, dirigida específicamente contra las organizaciones comunistas, profundiza en la campaña anticomunista desarrollada en otros países europeos. Supone la difamación y la manipulación de la historia socialista y antifascista de la clase obrera ucraniana y reafirma el carácter plenamente reaccionario del gobierno golpista ucraniano. Lamentablemente no nos sorprenden estas actitudes del gobierno de Kiev, fiel defensor de los intereses imperialistas en la región y por tanto, profundamente anticomunista.

Condenamos a su vez a sus aliados en la zona, Unión Europea y los Estados Unidos, quienes con su apoyo muestran la verdadera cara de la democracia burguesa; la férrea dictadura del capital y el intento de acabar con los derechos de la clase obrera. La Unión Europea y los EEUU tienen las manos manchadas de sangre; son instigadores de la persecución anticomunista y cómplices de la guerra que azota al este de Ucrania.

Denunciamos también a todos aquellos partidos socialdemócratas, especialmente IU y PODEMOS, que siguen defendiendo la cara social de la maquinaria imperialista europea en su afán de un capitalismo más eficiente. Es la Europa social la que apoya el anticomunismo y ataca los derechos de la clase obrera en Ucrania, Grecia o España. Su cinismo y manipulación debe ser denunciado. La realidad es bien distinta. La burguesía, con los resortes del poder, instituciones y todos medios a su alcance, ha declarado la guerra a la clase obrera, sus ideas, partidos y memoria. No cabe la paz con el anticomunismo más reaccionario. No hay bondad democrática en el anticomunismo de la UE.

El PCPE expresa su más profunda solidaridad con los comunistas ucranianos y su pleno apoyo en su lucha frente a la represión, persecución política y manipulación histórica.

Madrid, 29 de julio de 2015
Área Internacional
PCPE

Las “democracias” que apoya la Unión Europea: Ucrania prohíbe participar a los comunistas en las elecciones. El Partido Comunista de la Federación Rusa les ofrece su respaldo (Sputnik).

http://mundo.sputniknews.com/europa/20150724/1039651784.html?utm_source=short_direct&utm_medium=short_url&utm_content=5qk&utm_campaign=URL_shortening

Ucrania prohíbe participar a los comunistas en las elecciones

Comunistas ucranianos en el Desfile del Primero de Mayo en Kiev (archivo)

© Sputnik/ Alexei Furman

Ucrania prohíbe participar a los comunistas en las elecciones

Europa 15:53 24.07.2015 (actualizada a las 20:07 24.07.2015)

Los comunistas ucranianos quedan privados del derecho a ejercer como sujetos en los procesos políticos y electorales en el país, comunicó el ministro de Justicia del país, Pável Petrenko.

“El Partido Comunista de Ucrania y otras dos fracciones comunistas no podrán ser sujetos del proceso electoral y participar en las elecciones a presidente o a los comicios locales”, dijo el ministro en una rueda de prensa.

Según explicó Petrenko, las actividades de los comunistas van en contra de la ley sobre la descomunización aprobada recientemente.

Así, señaló que los órganos electorales han de acatar la decisión y no registrar a los candidatos comunistas.

Por su parte, el líder de los comunistas ucranianos, Piotr Simonenko, declaró que su partido tiene intención de participar en las elecciones municipales pese a la prohibición emitida por el Ministerio de Justicia.

“Les informo oficialmente que los comunistas participarán en estos comicios”, dijo Simonenko, entrevistado por RIA Novosti.

Le apoyó el vicepresidente del Partido Comunista de Rusia, Iván Mélnikov, prometiendo el respaldo de las fuerzas de izquierdas del país vecino.

“Tanto nuestros colegas ucranianos, como nosotros y otras fuerzas de izquierdas lucharemos contra esta prohibición en órganos internacionales”, prometió.

Mélnikov consideró que “en estas condiciones, los comunistas de Ucrania no solo sobrevivirán, sino se reforzarán”.

Mientras, la prohibición del Ministerio de Justicia ucraniano no es más que otra muestra de “neofascismo” en el país, aseguró.

Más tarde, el Ministerio de Justicia publicó el decreto que establece al Partido Comunista de Ucrania como fuera de la ley.

Granma: Entrevista con el presidente del Partido Obrero Húngaro, Gyula Thürmer.

http://www.granma.cu/mundo/2015-07-10/somos-amigos-y-aliados

Gyula Thürmer, presidente del Partido Obrero Húngaro. Foto: Ismael Batista

Gyula Thürmer es el presidente del Partido Obrero Húngaro (POH), una de las organizaciones comunistas que en Europa lucha contra la hegemonía del capitalismo. El POH  fue fundado en 1989 y se enfrenta además a las dificultades de la clase obrera y a los desafíos que impone este siglo XXI.

Granma aprovechó un reciente viaje de Thürmer a Cuba para conversar sobre algunos de los problemas de Europa, el movimiento obrero y, a la vez, conocer parte de la realidad húngara.

El movimiento comunista en Europa ha estado en una situación difícil en los últimos tiempos. Hace 25 años se produjo el derrumbe del socialismo en los países del Este y sus consecuencias se aprecian todavía hoy, expresó Thürmer.

En Hungría, en el 2012, el parlamento de Budapest adoptó una nueva ley que prohíbe el uso público de nombres vinculados a lo que llaman “regímenes autoritarios del siglo XX”.

De acuerdo con la Constitución húngara y la política del gobierno actual, los “regímenes autoritarios” son la dictadura fascista de Fe­renc Szalasi, que existió entre octubre de 1944 y abril de 1945, y todos los gobiernos de la construcción socialista entre 1948 y 1990.

De acuerdo con eso, ningún partido político, compañía, medio de comunicación, calle, plaza o sitio público puede incluir nombres de personalidades ni expresiones relacionadas con esa parte de la historia.

“Nosotros nos vimos obligados a cambiar el nombre del Partido porque la palabra comunista no se puede emplear en el nombre de una organización. La palabra liberación también está sometida a una prohibición”, señaló el líder.

Igualmente, es un delito en Hungría el uso de los símbolos comunistas: la estrella roja, la hoz y el martillo.

Por otra parte, el capitalismo en la Unión Europea (UE) se encuentra en crisis y desean resolverla haciéndole pagar el precio a los trabajadores. Además, las fuerzas capitalistas tratan de arrebatarle al proletariado su pasado, explicó Thürmer.

En este contexto, “en muchas naciones europeas se han comenzado a manifestar en contra de la contraofensiva de los grandes capitalistas. En Grecia y Portugal se han fortalecido mucho los comunistas, mientras en Hungría podemos decir que también comienzan a despertarse los ciudadanos”.

Un escenario que debe ser utilizado para fortalecer al movimiento. Las personas empiezan a comprender que les falta mu­cho por la pérdida del socialismo. Sobre todo los jóvenes y los de la mediana edad comienzan a acercarse al Partido, detalló el político hún­garo.

Aunque en los últimos años, el movimiento comunista europeo ha tenido algunas dificultades, a partir de ahora se puede empezar a hablar ya de un momento posterior a una gran crisis.

En el Viejo Continente también se refleja una realidad bien preocupante para todos los gobiernos: el auge de partidos de extrema derecha.

A propósito, Thürmer apuntó que “existen numerosas cuestiones que el capitalismo no puede entender. Una de ellas son los refugiados. La UE socavó gobiernos como Libia y Egipto y destruyó el orden en esos países. Acciones que provocaron la oleada de refugiados a las naciones europeas, que no saben qué hacer con tantos refugiados. Esta es una de las fuentes de fortalecimiento de la extrema derecha”.

En Hungría se ve reflejado porque los albaneses que viven en Kosovo viajan hacia Europa a buscar trabajo. Por ejemplo, este año ingresaron a Hungría 20 000 refugiados, agregó.

Otra de las razones —comentó el dirigente— son los problemas tradicionales en los países de Europa oriental. En el caso de Hungría es la situación de los gitanos.

“En la época del socialismo todo el mun­do tenía la obligación de trabajar, pero el Estado les garantizaba puestos de trabajo a los gitanos. Ahora no es obligatorio, no hay empleos y hay miles de gitanos sin ocupación laboral, lo cual hace que surja el extremismo”, explicó.

Al preguntarle sobre los retos del Partido Obrero Húngaro, dijo que el mayor desafío en la actualidad es impedir una guerra. Por el momento, no hay peligro inmediato de que lleguen al poder las fuerzas fascistas, las de la extrema derecha, apuntó.

Al hablar de política actual muchas veces se trazan paralelos y se hacen comparaciones, por ejemplo con los años 30 en Alemania y el ascenso del fascismo al poder. La situación no es la misma que en los años siguientes a 1929 cuando la gran crisis económica, ni es la época posterior a la Gran Guerra, pero en Europa hay grandes problemas hoy.

Aclara Thürmer que desde 1945 no había tanta presencia de soldados estadounidenses como actualmente. Además, en Rumania, Bulgaria, Polonia y los países bálticos se están realizando grandes maniobras militares.
En otro momento de la entrevista, la conversación se encaminó a la realidad cubana, luego del anuncio del próximo restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

A propósito, reflexionó que “la normalización de las relaciones entre ambos países es una gran victoria del pueblo cubano y de la solidaridad internacional. Pero, aunque han cambiado sus métodos, las intenciones de EE.UU. continúan siendo las mismas”.

Los comunistas húngaros nos alegramos de esta noticia. De la misma forma, nos  referimos a los vínculos entre la Isla y la UE, y al inicio de las relaciones entre el gobierno cubano y el húngaro.

Por tanto, nuestra visita es para felicitar a los cubanos por las victorias que han obtenido. Nos alegramos mucho de los éxitos del pueblo cubano. No están solos en esta lucha, pues junto a ustedes están los miembros del Partido. Somos amigos y aliados, subrayó.

Por esta razón, los ayudaremos en su lu­cha por que se ponga fin al bloqueo, uno de los mayores genocidios que puede rea­li­zarse contra un pueblo. Somos el único par­tido grande en Hungría que ha luchado realmente contra el bloqueo económico contra Cuba.

Ucrania: El Partido Comunista de Grecia (KKE) participa en Kiev en la manifestación del 1º de Mayo junto con el Partido Comunista de Ucrania. Comunicado del KKE (Solidnet).

http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece/cp-of-greece-delegation-of-the-kke-at-the-may-1-demonstration-in-kiev-en-ru-es-ar#Es

Delegación del KKE en la manifestación del Primero de Mayo en Kiev

La manifestación del Primero de Mayo se llevó a cabo en la capital ucraniana por los comunistas y los veteranos de la guerra antifascista en un ambiente de represión, de actos provocativos y de intimidación policial. La delegación del KKE, compuesta por G.Marinos, miembro del Buró Político del CC del KKE, y Elisseos Vagenas, miembro del CC y jefe de la Sección de Relaciones Internacionales del CC del KKE, estuvo en Kiev por invitación del Partido Comunista de Ucrania y expresó su solidaridad internacionalista.

En el evento, Giorgos Marinos destacó en su discurso:

“Estimados camaradas:

El Comité Central del KKE, miles de miembros y amigos del Partido y de la Juventud Comunista (KNE), miles de trabajadores expresan su solidaridad internacionalista con el Partido Comunista de Ucrania, con las y los comunistas de su país y condenan decisivamente el anticomunismo, la ola de persecuciones que está siendo organizada por el gobierno, por las autoridades ucranianas.

Condenamos la ley anticomunista número 2558 que fue aprobada recientemente en el parlamento ucraniano y exigimos su anulación.

Hoy día, el Primero de Mayo, rendimos honor a las luchas de la clase obrera en todo el planeta. Pocos días después, el 9 de Mayo, vamos a rendir honor al 70 aniversario de la gran victoria antifascista de los pueblos.

Nosotros, las y los comunistas, estamos orgullosos de nuestra ideología, de nuestros valores e ideales, de nuestras luchas por el progreso social, por los derechos de los pueblos.

Esto no lo puede cancelar ninguna fuerza anticomunista. No lo puede cancelar la ley anticomunista peligrosa del parlamento ucraniano que pretende equiparar sin base histórica el monstruo nazi-fascista que es responsable de crímenes atroces, con la ideología comunista cuyo objetivo es liberar a la clase obrera de las cadenas de la explotación y la represión capitalista, y que ha guiado la actividad heroica de los comunistas.

La Unión Soviética tuvo 20 millones de muertos en la lucha por la derrota de la Alemania fascista y sus aliados; el Ejército Rojo alzó la bandera roja en Reichstag, en el Parlamento Alemán y esto no se puede anular ni por las autoridades ucranianas, ni por la Unión Europea que tiene el anticomunismo como su ideología oficial.

En Ucrania, en el marco de la Unión Soviética, se construyó el socialismo que tuvo una gran contribución respecto los intereses de la clase obrera, de su pueblo. Dentro de unas décadas, el socialismo resolvió grandes problemas que han existido en el capitalismo durante siglos. Aseguró el derecho al trabajo, servicios sociales gratuitos, aseguró el futuro de la generación joven y estos no se pueden cancelar por la contrarrevolución, la histeria anticomunista, la prohibición de los símbolos comunistas y de la actividad de los comunistas.

Estimados camaradas y amigos:

El KKE, desde el primer momento, condenó la intervención de EE.UU y de la Unión Europea en los asuntos internos de Ucrania, que contribuyó al estallido de la guerra en la zona de Donbass y denunció la actividad de las fuerzas fascistas, el anticomunismo, el intento de prohibir el partido comunista y la ideología comunista, los vandalismos contra el monumento de Lenin y otros monumentos antifascistas soviéticos.

Estos asuntos se han señalado a través de intervenciones en el parlamento griego y europeo, en la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, con movilizaciones y protestas en la embajada ucraniana en Atenas así como con comunicados conjuntos con otros partidos comunistas de todo el mundo. Un europarlamentario se envió a asistir el juicio del Partido Comunista de Ucrania, mientras que recientemente el Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, con su carta al Presidente Poroshenko exigió que no aprobase la ley anticomunista.

Creemos en la solidaridad internacionalista, es un arma poderosa en nuestras manos. Seguimos al lado de los comunistas de Ucrania.

¡Manos fuera de los comunistas!

¡El anticomunismo no pasará!”

Fotos

Pregunta del PC de Grecia (KKE) sobre las declaraciones del Ministro de Asuntos Exteriores griego, N.Kotzias, respecto la ayuda a Ucrania (Solidnet).

http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece/cp-of-greece-question-of-the-kke-regarding-the-statements-of-the-greek-foreign-minister-n-kotzias-in-relation-to-assistance-to-ukraine-en-ru-es-ar#Es

Pregunta del KKE sobre las declaraciones del Ministro de Asuntos Exteriores griego, N.Kotzias, respecto la ayuda a Ucrania

Los diputados del KKE Thanasis Pafilis, Liana KanelliGiorgos Marinos presentaron una pregunta al Ministro de Asuntos Exteriores, N.Kotzias, sobre sus declaraciones en Washington respecto la ayuda que proporciona el gobierno de SYRIZA-ANEL a Ucrania.

La pregunta es la siguiente:

“Durante su visita reciente a EE.UU., el Ministro de Asuntos Exteriores griego, N.Kotzias, tras su reunión con el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, en sus declaraciones a los periodistas griegos (Washington, 20 de abril de 2015), subrayó que informó a su homólogo estadounidense sobre la “ayuda que proporcionamos este período a Ucrania”.

Esta declaración se produce en un momento en que:

  • El parlamento ucraniano aprobó una ley que equipara sin base histórica el fascismo con el comunismo y en esta base impide la actividad de los comunistas y la difusión de las ideas comunistas.
  • Con otra ley se reivindican históricamente los fascistas ucranianos del llamado Ejército de Liberación Ucraniano.
  • Dmitro Yarosh, el líder de la organización nazi “Sector Derecho”, se designó Asesor del Ministerio de Defensa de Ucrania.
  • Se llevan a cabo asesinatos de opositores políticos del gobierno actual así como desapariciones de periodistas, como el periodista Sergei Dolgov, quien fue secuestrado de las oficinas del periódico que edita, detenciones de opositores políticos, como de Alexander Bondarczuk, editor de la revista “Clase Obrera”, y largos interrogatorios y persecuciones, como los a expensas de P.Simonienko, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Ucrania.
  • Se toman nuevas medidas antipopulares en el marco de los compromisos del gobierno ucraniano con el FMI y la UE, en base a los memorandos antipopulares.

Al señor Ministro se pregunta, ¿qué tipo de “ayuda” ofrece el gobierno griego de “izquierdas” al gobierno reaccionario actual de Ucrania?”

Carta de D. Koutsoumpas, Secretario General del CC del PC de Grecia (KKE) y presidente del grupo parlamentario del KKE, al Presidente de Ucrania, P. Poroshenko. / Comunicado del KKE sobre la resolución anticomunista del parlamento ucraniano.

http://es.kke.gr/es/articles/Dimitris-Koutsoumpas-al-Presidente-de-Ucrania-la-intencion-de-prohibir-la-difusion-de-los-ideales-comunistas-la-abolicion-del-partido-comunista-el-proceso-penal-a-expensas-de-los-comunistas-son-un-camino-antidemocratico-resbaladizo/

Dimitris Koutsoumpas al Presidente de Ucrania: la intención de prohibir la difusión de los ideales comunistas, la abolición del partido comunista, el proceso penal a expensas de los comunistas, son un camino antidemocrático resbaladizo

Imagen: KKE.

Imagen: KKE.

El 15 de abril de 2015, Dimitris Koutsoumpas, el Secretario General del CC del KKE y presidente del grupo parlamentario del KKE, mandó al Presidente de Ucrania, P. Poroshenko, la siguiente carta:

Al Presidente de Ucrania

Petro Poroshenko                                                                           

Atenas, 15/4/2015

 

Señor Presidente,

El 9 de abril de 2015, un mes antes del 70 aniversario de la Victoria Antifascista, el parlamento de su país aprobó una ley “respecto la condena de los regímenes totalitarios comunista y nazi en Ucrania y la prohibición de la propaganda y de sus símbolos” (Νο 2558). Además, el mismo día, el parlamento del país aprobó otra ley que convierte en héroes a los colaboradores locales de los nazis.

Estas decisiones constituyen una provocación contra los que combatieron el monstruo del fascismo. Son una blasfemia contra millones de personas que dieron su vida en la lucha contra el fascismo, durante la II Guerra Mundial Imperialista. Es inaceptable su objetivo de equiparar a la Unión Soviética con la Alemania nazi, mientras que es bien conocida la contribución de la URSS, con los comunistas en la vanguardia, que llevó el peso principal de la guerra contra el fascismo. Es un insulto a los comunistas de otros países, como Grecia, que estaban en la primera línea en la lucha contra el fascismo y el imperialismo, por los derechos y las libertades del pueblo.

Señor Presidente,

La intención de prohibir la difusión de los ideales comunistas, de abolir el partido comunista, así como los procesos penales contra los comunistas, son un camino antidemocrático resbaladizo. El KKE y los comunistas griegos, los partidos comunistas en todo el mundo condenan esta decisión peligrosa a la que se opondrán miles de organizaciones sociales y políticas, millones de personas de todos los rincones del planeta. En primer lugar, se opondrá el pueblo de Ucrania, que ha experimentado las grandes conquistas sociales del socialismo en su país, dando por primera vez a Ucrania la condición del estado, como República Socialista Soviética de Ucrania, así como con las conquistas históricas que la humanidad experimentó durante los años del socialismo.

Señor Presidente,

Su firma a estas leyes inaceptables significaría la promoción de una opción anti-histórica, condenada por los pueblos, en oposición con el derecho a la actividad política, los derechos populares, con grandes responsabilidades.

 

Dimitris Koutsoumpas

Secretario General del CC del KKE

Presidente del grupo parlamentario del ΚΚΕ

___________________

http://es.kke.gr/es/articles/Comunicado-de-la-Oficina-de-Prensa-del-CC-del-KKE-sobre-la-resolucion-anticomunista-del-parlamento-ucraniano/

Comunicado de la Oficina de Prensa del CC del KKE sobre la resolución anticomunista del parlamento ucraniano

El KKE condena explícitamente la resolución inaceptable del parlamento ucraniano que identifica el comunismo con el fascismo y prohíbe la actividad de los comunistas y la divulgación de las ideas comunistas, y al mismo tiempo prosigue a la justificación histórica de los fascistas del llamado “Ejército de liberación ucraniano”.

El parlamento ucraniano actual, como es bien sabido, surgió de las elecciones que se celebraron en condiciones de violencia, de fraude electoral y de guerra civil. Estas condiciones prevalecieron a causa de la intervención descarada de EE.UU. y de la Unión Europea en Ucrania, en el marco de la rivalidad con Rusia.

Las fuerzas políticas que ascendieron al gobierno y tienen la mayoría en el parlamento actual de Ucrania pretenden con esta ley seguir el “modelo” del camino de los países bálticos, donde desde hace más de 20 años se aplican leyes similares que identifican el comunismo con el fascismo, mientras al mismo tiempo los fascistas ucranianos se justifican históricamente y ya están presentados como “patriotas” y “demócratas” porque lucharon al lado de los nazis contra el poder soviético.

Esta resolución cuenta con el respaldo ideológico y político de EE.UU. y de la Unión Europea, tal como se demuestra en los comunicados del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa.

El momento en que se adopta esta resolución no es casual. Se está deteriorando la condición socioeconómica de los trabajadores, se están promoviendo medidas antiobreras-antipopulares y los planes para que se continúe la guerra civil en Ucrania sudeste no se han abandonado sino que van ganando terreno. Con esta resolución se pretende promover el terror político a expensas de los que resisten al gobierno reaccionario actual de Kiev.

El gobierno de SYRIZA-ANEL se expone ya que participa activamente al apoyo de la UE hacia el gobierno reaccionario de Kiev, tal como se desprende de las “Conclusiones del Consejo Europeo sobre las relaciones exteriores” (19 de marzo de 2015).

El KKE expresa su solidaridad con los comunistas de Ucrania y la certeza de que la lucha del pueblo de Ucrania, 70 años después de la Victoria Antifascista de los Pueblos, rechazará también estos planes anticomunistas y antipopulares.

Atenas 11/4/2015

Partido Comunista de la Federación Rusa: Carta abierta de Guennadi Ziugánov a los ciudadanos del país. ¡Acabar con el antisovietismo, desarmar a los enemigos de Rusia!

http://cprf.ru/2015/02/gennady-zyuganovs-open-letter-to-the-citizens-of-russia-put-an-end-to-anti-sovietism-disarm-russias-enemies/#Carta_Abierta_de_Ziuganov-Feb2015

Foto: PCFR.

13 de Febrero 2015

Carta abierta de Guennadi Ziugánov a los ciudadanos del país:

¡Acabar con el antisovietismo, desarmar a los enemigos de Rusia!

¡Estimados compatriotas, camaradas, amigos!

Nuestra Patria está enfrentando un terrible desafío. Muy cerca de nuestras fronteras arde el incendio armado fratricida. Nuestros “socios occidentales”, utilizando la situación que ellos mismos han creado en Ucrania, acusan a Rusia de lo que está sucediendo, articulando un frente unido contra nuestro país. Sus pregoneros hablan abiertamente de una nueva “guerra fría” y la necesidad de enseñar a los rusos a ser obedientes.

Se puede constatar que el experimento de obligarnos a caminar a la zaga de la globalización norteamericana ha fracasado. Tampoco está funcionando una Europa unida desde Lisboa hasta Vladivostok. Sobre las buenas intenciones de nuestros socios mejor es no hablar. Los EEUU y la Unión Europea se esfuerzan cada vez más evidentemente en negar a la Federación de Rusia el derecho a su soberanía estatal. Polonia se vuelve a convertir en un “pasillo”, a través del cual asoman las amenazas contra nuestras fronteras. La última Conferencia de Múnich también se ha destacado por el tono agresivo y la grosería de los halcones de la OTAN.

Al igual que hace setenta años, como arma en la lucha contra nuestro país se usa el fascismo. Pero en los años de la Segunda Guerra mundial la Unión Soviética y las democracias burguesas pudieron ser aliadas en la lucha contra la peste parda. Hoy en día, los estados burgueses más importantes recurren abiertamente al nacismo con el fin de lograr sus objetivos geopolíticos. Bajo su protección las semillas fascistas han germinado como brotes venenosos también en la tierra donde hace mil años se formó la Rus de Kiev, allí donde empezó la historia común de los rusos, ucranianos y bielorrusos.

Hoy son millones de ucranianos que quedaron envenenados por la rusofobia y la propaganda antisoviética. La repugnante ola del vandalismo pasó por muchas de las ciudades de Ucrania. El primer blanco de los rabiosos revoltosos banderistas es el fundador del Estado soviético. La destrucción de los monumentos a Lenin y de los símbolos de la historia y cultura rusas ya no se puede calificar como “movimiento desde abajo”, puesto que es bendecido abiertamente por representantes de los órganos del Poder.

Es precisamente esa bacanal la que refleja lo esencial de los acontecimientos en Ucrania. No hace mucho la expresó públicamente la ex ministra de educación en el gobierno de Saakashvili en Georgia, y actualmente cómplice activa de la Junta de Kiev. Su fórmula suena así: «Nuestro enemigo común es el hombre soviético”. Estas palabras son lógicas, ya que fue precisamente la sociedad soviética la que logró formar la inmunidad segura contra el nacionalismo desenfrenado y el fascismo. Ahora se apresura a erradicar esa inmunidad.

El antisovietismo y la rusofobia eran desde el inicio la lucha ideológica no solamente contra el sistema político en la URSS sino también Rusia como tal. Occidente veía en la Unión Soviética una doble amenaza. Por un lado, le aterraba el socialismo como alternativa al orden mundial capitalista.  Pero, por el otro lado, le asustaba que ese país más grande del planeta llamara a construir un mundo nuevo. Durante muchos siglos sus espacios infinitos asustaban por su potencial, y sus riquezas incalculables atraían a muchos ya desde la época de los caballeros de la Orden Teutónica.

La URSS supo aprovechar en plena medida las potencialidades dadas por la naturaleza y las generaciones de los antepasados. No se podía asfixiar a la potencia soviética recurriendo a las sanciones económicas. Tampoco la pudieron vencer usando armas las hordas hitlerianas. Pero fue socavada desde dentro al formarse la quinta columna de los disidentes antisoviéticos y los traidores declarados. El sabio Alexander Zinoviev que otrora estuvo en las filas de los disidentes reconoció francamente que el verdadero objetivo de quienes luchaban contra el comunismo era Rusia.

El antisovietismo furibundo se desbordó en el octubre sangriento de 1993. Para la banda de Yeltsin los Soviets de diputados populares eran el último obstáculo en el camino de la criminal privatización y la depredación de la propiedad de todo el pueblo. La incendiada Casa de los Soviets en Moscú, se convirtió en precursora del Jatyn de Odesa y de las operaciones punitivas en el Donbás.

La actual agudísima crisis en Rusia fue fabricada en  los “laboratorios” de la CIA. Pero ella no pudo estallar sin que le prestaran ayuda los prooccidentales domésticos que levantaron las tres olas de la rusofobia y el antisovietismo. La primera ola destruyó a la URSS y la unión multisecular de los pueblos bajo el amparo de Rusia. La segunda ola bloqueó los procesos de integración e hizo nulos los intentos de restaurar el poderío de antaño.  La tercera, provocó la guerra fratricida en Ucrania y el chantaje abierto de la Federación de Rusia por parte del Occidente que creyó que al fin ya se podría arrinconar a nuestro país. El nacionalismo banderista apoyado por los EEUU desató la guerra contra nosotros en Novorrusia. Si los nuevos führer no reciben allí una merecida respuesta, las bases de la OTAN se instalarán en cercanías de Járkov. Lo que significa ello para los ciudadanos de Rusia creo que incluso lo entienden Navalny, Nemtsov y otros lisonjeros de los norteamericanos.

A pesar de las lecciones trágicas recibidas en Rusia de hoy todavía se sienten cómodamente los antisoviéticos de toda calaña que asestan golpes contra la economía, la ciencia y la educación, la grandeza histórica de la Patria. En los medios impresos, en las pantallas de cine y televisión aparecen a menudo las repugnantes falsificaciones que pintan con color negro los logros de la época soviética, incluyendo la Gran Victoria.

Es difícil aceptar la situación cuando las cadenas de TV gastan dinero para propagandizar las ideas de los rusofobos agresivos y antisoviéticos. Una compañía de televisión grande ha desplegado hoy una campaña publicitaria y ha empezado a presentar un serial histórico con pretensiones a la verdad documental. El odio visceral de su autor -Nikolai Svanidze- hacia todo lo soviético y popular no deja lugar para la esperanza de la objetividad en la evaluación de los acontecimientos históricos. El propio Svanidze, siempre resulta la parte perdedora en los debates televisivos y le apoya sólo la minoría absoluta de los ciudadanos. Y cuando la opinión de un pseudohistriador es rechazada repetidas veces por la sociedad, no hay ninguna justificación para imponérsela a nuestros compatriotas y, sobre todo, a costa de sus impuestos.

Orgullosamente y por todo el país tienen que escucharse las voces de la naturaleza absolutamente distinta. Son voces de quienes tienen el aprecio del pasado, quienes guardan la memoria de las proezas históricas. Y es a ellos que no oyen muy a veces los funcionarios. En la antesala del aniversario de la victoria del pueblo soviético en la Gran Guerra Patria el Estado no tiene recursos ni incluso para filmar una película dedicada a la proeza de los soldados de Panfilov. Los fondos para filmarla se recolectaban por todo el mundo.

No solamente en Ucrania sino también en Rusia los monumentos de la herencia histórico-cultural soviética son blanco de las agresiones. Lamentablemente, hay muchos ejemplos de ello: desde el deterioro del monumento a Lenin en la estación de Finlandia en San Petersburgo en abril de 2009 hasta los últimos hechos de vandalismo en Novosibirsk. Pero todo empezó mucho antes, en los “turbulentos años 90”. Y sigue hasta hoy por la sencilla razón de que no recibe una respuesta contundente de las autoridades. Más, en varias ocasiones algunos de los representantes de las autoridades son iniciadores del traslado de los monumentos, del cambio de los nombres de las calles e, incluso, de la profanación de las tumbas.

Los señores de aspecto respetable con una tenacidad que sería digna de un mejor uso proponen incansablemente demoler el mausoleo Lenin y todo el necrópolis del muro de Kremlin, aunque saben perfectamente que allí están sepultados los restos de los mejores hijos de nuestro país del siglo XX, verdaderos héroes de la Potencia Soviética. Ello significa que no es vana su grandilocuencia. Tal es su opción vital. Sus llamamientos descubren la identificación entre los antisoviéticos rusos y los vándalos banderistas.

El antisovietismo es agresivo, insistente, ingenioso y, por consiguiente, contagioso. Sus bacilos incentivan a las autoridades a disfrazar pudorosamente el edificio del mausoleo durante los actos solemnes en la Plaza Roja. El mausoleo Lenin, testigo de los grandes acontecimientos, fue ocultado a los ojos de los ciudadanos incluso en el sagrado día del 70 aniversario del desfile militar del 7 de noviembre de 1941. El 9 de mayo de 2015, día del 70 aniversario de la Gran Victoria, esto no debería repetirse ya que a los pies del mausoleo fueron echadas las banderas de las huestes hitlerianas derrotadas. Ocultarlo en el sagrado Día de la Victoria es directamente ofensivo para los veteranos vivos o los que nos dejaron ya. Es humillante para todos nosotros, herederos directos de los héroes triunfadores.

El gobierno ya diseñó y adoptó el programa de celebración del 100 aniversario de nacimiento Solzhenitsin. Pero incluso los compañeros de lucha estimaban de una manera inunívoca la obra de ese escritor.  Ellos le incriminaban las acciones dirigidas a “los éxitos individualistas con todos los accesorios provocativos”. Sí, la propaganda occidental le convirtió a Solzhenitsin en un ícono del antisovietismo. ¿Pero será suficiente el motivo para priorizar ese aniversario en comparación con el 200 aniversario del nacimiento del brillante maestro de la palabra I. S. Turguénev, o el 100 aniversario del desatacado escritor K.М. Símonov, el 150 aniversario del gran pintor  V.A.Serov, o el 100 aniversario del genial compositor G.V. Svirídov? ¡¿Acaso el aporte de Solzhenitsin a la cultura rusa sea superior a la obra de ellos?!

Solamente dignificando los nombres verdaderamente grandes es posible esperar nuevos logros culturales. En vez de ello la cultura clásica rusa es arrinconada en el programa escolar. Tales valores como el colectivismo, que es tan natural para nuestro pueblo desde siempre y que lo salvaba en los tiempos más duros, se declaran como secuelas deplorables del pasado. Y en vez de los auténticos valores se imponen los sucedáneos liberal-occidentales. Previendo tal peligro el gran Mijail Shólojov, en el lejano año 1978 escribió a L.I. Brezhnev: «Uno de los blancos principales de la ofensiva ideológica en estos momentos es la cultura rusa, que constituye la base histórica, el principal acervo de la cultura socialista de nuestro país. Menoscabando el rol de la cultura rusa en el proceso espiritual histórico, tergiversando sus altos principios humanistas, negando su carácter progresista y la originalidad creativa, los adversarios del socialismo así tratan de denigrar al pueblo ruso como la principal fuerza internacional del Estado multinacional soviético y mostrarlo como impotente espiritualmente, incapaz para la creatividad intelectual».

Los adversarios del socialismo de los que habló Sholójov, hicieron su trabajo. Desbancaron a nuestro país a la vía de la degradación y descomposición. Pero no quieren tranquilizarse con ello. Las caretas han caido. No necesitan a una Rusia cualquiera que fuese: imperial, socialista o burguesa. Para defender nuestro derecho al futuro hay que dejar de torturar y denigrar el pasado de nuestra Patria. Además de las exposiciones dedicadas a los periodos de gobierno de los Rurik y los Románov se debe organizar una exposición no menos grandiosa sobre la época soviética. Hay que enaltecer los logros de nuestra cultura. Proponemos editar 100 tomos de la colección de obras clásicas rusas que lleguen a cada biblioteca y escuela. Llamamos a reanimar tales eventos excelentes como las jornadas y fiestas de la amistad de los pueblos.

Los niveles de la popularidad del poder actual, según los sociólogos, no deben alimentar la ilusión de que todo le está permitido. Ese anticipo de la confianza popular fue recibido en los días de la reunificación de Crimea y Sebastopol con Rusia. Y eso tiene su explicación puesto que la parte sana de nuestra sociedad todavía representa la mayoría. Está dispuesta a apoyar los pasos que correspondan a los intereses nacionales y conduzcan al renacimiento de la Patria. Pero mientras la carcoma del antisovietismo siga atacando la “vertebra del poder”, cualquier iniciativa útil puede ser enterrada o desacreditada.

El antisovietismo es la bandera de los traidores y derrotistas. Empuja a nuestro país hacia el abismo. Los inspiradores y los patrocinadores del antisovietismo hoy son las mismas fuerzas políticas foráneas que en los tiempos de la “guerra fría” con la URSS. La clase gobernante del Occidente imperialista nunca olvidará que durante más de medio siglo nuestro país era obstáculo en su camino hacia el poderío mundial. No nos perdonarán nuestro pasado socialista. Van a vengarse por la industrialización y la construcción de una potencia sobresaliente. Por el victorioso mayo de 1945 y el vuelo especial histórico de Yuri Gagarin. Por la creación de la paridad coheteril-nuclear y la ayuda prestada a los pueblos de Asia, África, América Latina que sacudieron el yugo colonial.

Nosotros, los comunistas, no ocultamos que en la historia soviética no todo era fácil. La vida real es diferente. Sobre todo, la vida de los pioneros, constructores de una nueva sociedad. Pero el PCFR llama a todos los ciudadanos de Rusia a recordar, proteger y defender contra todo tipo de ataques nuestro pasado heroico común. Estamos en la antesala del 100 Aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre. Rusia tiene todo el derecho a festejarlo con la misma amplitud que como en Francia se celebran los aniversarios de la Gran revolución francesa. Hay que reconocerlo ahora ya, en la víspera del 70 aniversario de la Victoria del pueblo soviético sobre la Alemania fascista y el Japón militarista. No es casual que José Stalin calificó aquel triunfo como victoria del sistema socialista. Y ese sistema nació en octubre de 1917.

En las filas del partido comunista hay lugar para el debate, existe la diferencia de opiniones sobre cuestiones concretas, pero no hay quienes estén dispuestos a renunciar a su patria, su historia y dignidad. Nos unen a nosotros el patriotismo, los ideales de la justicia y el poder del pueblo. Estamos luchando por el socialismo y lo entendemos así: es imposible si está separado de nuestra tierra, de la herencia creada a lo largo de los siglos, habitando una casa común el pueblo ruso y otros pueblos. Recordamos perfectamente las palabras de Alejandro Pushkin de que el irrespeto por los antepasados es la primera señal de la inmoralidad.

La ofensiva contra Rusia se desarrolla hoy en muchos frentes. Se usa cualquier medio: desde la presión económica y diplomática hasta las amenazas militares. Un importante papel juega la ofensiva ideológica e informativa. El aguijón de los rusofobos dispara abundante el veneno del antisovietismo. Su objetivo consiste en separarnos de las raíces y privar del pasado heroico capaz de inspirarnos a la lucha por un futuro mejor. El objetivo principal de la propaganda occidental es borrar de la memoria las grandes realizaciones de la época del socialismo. En vez de ello tratan de inculcar el complejo de vergüenza por sus antepasados, inculcar a los jóvenes el deseo de deshacerse de ella con la mayor rapidez.

Para sacar a Rusia de la crisis, para abrir los nuevos horizontes es preciso hacernos conciencia de la unidad de nuestra historia. Reconociéndolo, el Presidente de Rusia V.Putin de un modo lógico propuso asimilar lo mejor del pasado. El Patriarca Kiríl resaltó especialmente el aporte de los ciudadanos soviéticos al desarrollo de nuestro país. Cuando se toma conciencia de las verdades tan importantes, hay que actuar sin demora. Y hay que empezar por los institutos del gobierno y sus representantes. La carcoma del antisovietismo debe ser extirpada de ellos decidida e irrevocablemente.

En noviembre de 1941, en la hora de un peligro mortal, José Stalin llamó a seguir el ejemplo de los héroes patrióticos de todos los tiempos. Un patriota de verdad tampoco hoy puede renunciar a ningún logro de nuestra historia milenaria. En la lucha por Rusia están en nuestras filas las druzhinas de la Rus de Kiev y los regimientos del Estado de Moscú, las milicias de las provincias rusas y los grandes héroes de Suvórov, los soldados de Borodino y los héroes de la Guardia Roja que aplastaron la intervención extranjera de 1918-1922, y los valerosos combatientes de la Gran Guerra Patria.

Estoy seguro que el pueblo de Rusia defenderá audazmente su derecho al futuro y, por consiguiente, el derecho a la verdad sobre su pasado. Luchará independientemente de la posición que tome la cúpula gobernante. Nuestro pueblo multinacional seguirá defendiendo el derecho de sus hijos y nietos a vivir en un país que no necesita lecciones impartidas desde otro lado del océano. En un país que no sea un comedero de la oligarquía global. En un país que apoyándose en su gran historia determine por sí mismo cómo tiene que ser. No dudo que los jóvenes de Rusia desean vivir en la tierra de sus héroes y entusiastas, no en la tierra de traidores y drogadictos.

Frente a un peligro exterior es el momento de que todos reconozcan: el antisovietismo es una forma de la rusofobia, y los que combaten contra la historia soviética son enemigos declarados de Rusia.  Para el antisovietismo solamente hay un lugar: en el basureo de ideas perniciosas, destructivas y podridas. Ellas no deberán envenenar nuestra vida cotidiana. La sociedad rusa debe respirar aire limpio y fresco.  ¡El país necesita un ambiente sano del orgullo por las gestas de sus antepasados, la fe en el futuro, un ambiente sano para la creación y el progreso!

Respetuosamente,

Guennadi Ziuganov

Presidente del CC del PCFR