Partido Comunista de Grecia (KKE): ¡El anticomunismo de la Unión Europea no pasará!

http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece/cp-of-greece-eu-anticommunism-will-not-succeed-en-ru-ar#Es

¡El anticomunismo de la UE no pasará!

antikomounismos1_13022041351

El grupo europarlamentario del KKE denuncia los eventos anticomunistas organizados por la Unión Europea y la presidencia eslovaca de la Unión Europea, en el marco del llamado “día europeo de conmemoración de las víctimas de los regímenes totalitarios”, que la UE ha tratado establecer durante los últimos años el 23 de agosto. En estos eventos participan representantes de los Ministerios de Justicia de los Estados miembros de la UE, de varios “institutos” y ONGs financiadas con fondos de la Unión Europea con una misión específica de difamar y calumniar el socialismo y reescribir la historia.

El objetivo claro de esta reunión anticomunista es de manipular la conciencia de la clase obrera y del pueblo, en primer lugar de los jóvenes, utilizando como armas la falsificación de la historia, la calumnia de las conquistas sin precedentes que lograron los trabajadores en el socialismo. Mediante la equiparación ahistórica del comunismo con el fascismo, se busca exonerar el monstruo fascista y el seno del que surge y se reproduce: el sistema capitalista.

Este año, los eventos organizados por la Unión Europea y el gobierno eslovaco, que incluyen discusiones respecto la “radicalización en Europa”, tratan de manera aún más abierta de poner en el punto de mira la lucha del pueblo trabajador por la liberación social, la actividad y la ideología comunista, como está ocurriendo en varios Estados miembros de la UE, donde los partidos comunistas y la actividad política de los comunistas están sancionados penalmente.

El gobierno de SYRIZA-ANEL tiene graves responsabilidades, porque con su participación en esta reunión reaccionaria, legitima y contribuye al fortalecimiento del anticomunismo, que es la ideología oficial de la Unión Europea, y a la exoneración del fascismo que, históricamente así como hoy día, han demostrado ser las condiciones necesarias para la aplicación de la política antipopular en todos los Estados miembros de la UE.

Los pueblos tienen memoria, tienen la experiencia del pasado y la experiencia de hoy de la barbarie antipopular de la política de los monopolios, de la UE y de los gobiernos burgueses de sus Estados miembros para confrontar tanto la campaña anticomunista como la política antipopular, abriendo el camino con su propia alianza hacia el poder obrero y popular y su prosperidad.

Democracia en la Unión Europea: Llamamiento a la solidaridad del PC de Polonia por la persecución anticomunista de que es objeto y por la promoción del fascismo en Polonia (traducción/Solidnet)

Traducción no oficial del llamamiento del Partido Comunista de Polonia publicado en inglés en SolidNet:

http://www.solidnet.org/poland-communist-party-of-poland/cp-of-poland-members-of-the-communist-party-of-poland-condemned-for-propagating-communism-appeal-of-the-cp-of-poland-for-international-solidarity-en

PC de Polonia: Miembros del Partido Comunista de Polonia condenados por propagar el comunismo – Llamamiento del PC de polonia a la solidaridad internacional

Lunes, 25 de abril, 2016

Cuatro activistas del PCP fueron condenados el 31 de marzo de 2016 por la Corte Regional en Dąbrowa Górnicza por propagar la ideología comunista en el periódico “Brzask” y en la web del Partido. Han sido sentenciados a 9 meses de libertad limitada con trabajo social gratuito obligatorio y con multas.

Este veredicto provocador fue dictado durante un procedimiento sumario sin la presencia de todas las partes, el cual se usa en delitos en los que la culpa del acusado es evidente. La Corte no hizo uso siquiera del procedimiento estándar de juicio y basó su veredicto sólo en una acusación. Los acusados no tuvieron siquiera la posibilidad de defenderse. Los condenados habían ya realizado objeciones al juicio, demandando procedimientos judiciales ordinarios.

Los activistas del PCP fueron acusados de infringir el artículo 256 del Código Penal: “quien promueva públicamente un sistema de estado fascista o de otro tipo de totalitarismo o incite al odio basado en diferencias nacionales, étnicas, raciales o religiosas, o por razón de la ausencia de alguna denominación religiosa, estarán sujetos a una multa, a la pena de restricción de libertad o la pena de privación de libertad por hasta 2 años”.

Un intento anterior de modificar este artículo añadiendo una prohibición de los símbolos comunistas fue enfrentado con protestas tanto en Polonia como en el extranjero. El 19 de julio de 2011 se suprimió por la Corte Constitucional, la cual lo proclamó contradictorio con el principio de libertad de expresión.

Las acusaciones contra los activistas del PCP de promover un sistema totalitario son el siguiente ejemplo de equiparar comunismo con fascismo y de prohibir la actividad comunista.

El caso fue iniciado por una denuncia realizada por Bartosz Kownacki -diputado del Partido de la Ley y la Justicia (PiS)- en el año 2013. El fiscal rehusó continuar el procedimiento. Sin embargo en el año 2015 los procedimientos fueron reanudados y tomaron impulso tras las elecciones ganadas por el PiS. El 31 de diciembre de 2015 la Oficina del Fiscal Regional en Katowice remitió el caso a la Corte Regional en Dąbrowa Górnicza. El acta de acusación afirmaba que los activistas estaban promoviendo públicamente un sistema totalitario mediante la publicación en el periódico “Brzask” de artículos “relacionados directamente con el sistema comunista y con el marxismo-leninismo, que en el contexto de la experiencia histórica es contradictorio con los valores democráticos” -eso significa para las actividades de un partido partido político legal.

El caso es también importante en el contexto de la politización de la Oficina del Fiscal al subordinarlo al Ministro de Justicia – Zbigniew Ziobro del PiS, quien fue nombrado Fiscal General. El sistema de justicia está tratando abiertamente de forma diferente el extremismo de derecha. Al mismo tiempo que miembros del comité editorial de “Brzask” estaban siendo sentenciados, los neofascistas del ONR (Campamento Nacional Radical) se manifestaban libremente en las calles de Bialystok conmemorando el 82 aniversario de su organización. Durante la manifestación bajo el símbolo de la falange llevaron antorchas y prometieron “eliminar” a los enemigos políticos, haciendo referencia al fascismo de forma directa. A pesar de esto, el Ministerio de Defensa planea armar a los neofascistas para que formen parte de la defensa territorial. Anteriormente, la Corte en Częstochowa retiró los cargos contra un hombre que vendía camisetas racistas, no observando ninguna violación del artículo 256 del Código Penal. Recientemente el Ministro de Justicia y Fiscal General ha suspendido una sentencia a un nacionalista condenado por agredir a un policía.

El veredicto condenando a los comunistas polacos fue adoptado al mismo tiempo que el 1 de abril el Parlamento aprobó una ley “sobre la prohibición de la promoción del comunismo” que fuerza a las autoridades locales a cambiar los nombres de la calles y otros objetos que son asociados con el comunismo, lo cual supone un ataque a la tradición del movimiento obrero. El Instituto de la Memoria Nacional crea un registro y demanda a las autoridades locales la liquidación de los monumentos a los soldados soviéticos y otros relacionados con el comunismo. La devastación y la liquidación de los monumentos y la falsificación de la historia son características habituales de las prácticas fascistas.

El gobierno y la clase burguesa se están engañando si creen que el PC de Polonia, los comunistas de Polonia serán intimidados por esta persecución anticomunista o que la campaña anticomunista les hará ceder. Las medidas contra los comunistas van mano a mano con la escalada de la bárbara línea política antipopular del gobierno y de la UE. Es muy importante que la solidaridad con el PC de Polonia, que opera en condiciones difíciles, y que el apoyo a los comunistas perseguidos se exprese de forma masiva y resuelta en este momento. Con protestas en las embajadas de Polonia en cada país, con mociones de solidaridad, etc.

Manos fuera del PC de Polonia. La persecución anticomunista debe ser suspendida, las inaceptables leyes anticomunistas deben ser abolidas. El anticomunismo y la reescritura de la historia no triunfarán.

El Partido Comunista de Grecia denuncia en el Parlamento Europeo la persecución a los comunistas polacos [traducción / SolidNet].

Traducción no oficial del inglés de la nota de prensa del PC de Grecia publicada en Solidnet:

http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece/cp-of-greece-kke-solidarity-with-polish-communists-en-ru-ar

PC de Grecia, KKE: Solidaridad con los comunistas polacos

zarianopoylos-eyrokoinoboylio-10-03-2_2126691551

13 abril, 2016

La delegación del KKE en el Parlamento Europeo registró la siguiente pregunta en relación a la reciente persecución anticomunista en Polonia:

“recientemente miembros y cuadros del PC de Polonia fueron condenados por la corte regional de Dabrowa Górnicza a penas de prisión de hasta 9 meses, a muchos meses de “libertad limitada” y a trabajo social obligatorio y también les impusieron multas, a causa de que la difusión de sus ideas a través del periódico “Brzask” y del sitio web http://www.kompol.org se considera que es una “ofensa” y un “crimen”. La corte, con la finalidad de procesarlos, siguiendo las posiciones anticomunistas de las autoridades polacas, utilizó acusaciones podridas y sin fundamento relativas a “la promoción pública de un sistema totalitario”. Este es parte de su intento de anular y de calumniar los beneficios de los trabajadores bajo el socialismo, el derecho a trabajar, los derechos laborales y sociales. Las autoridades polacas han prohibido de forma provocadora desde hace algunos años los símbolos comunistas y ahora condenan a los comunistas invocando “valores democráticos”.

En otros Estados miembros de la UE se han impuesto persecuciones y condenas anticomunistas similares con el apoyo abierto de la UE, que ha hecho del anticomunismo su ideología oficial, algo que va mano a mano con el ataque contra las clases populares. Ahora hay suficiente evidencia como para que todo el mundo pueda entender lo que las declaraciones de la UE sobre los “valores de la libertad y la democracia” significan realmente.

Se le pregunta a la Comisión: ¿Son la prohibición y la persecución de la ideología comunista, la criminalización de la expresión de las ideas y de las actividades comunistas impuestas por las autoridades y por el gobierno de Polonia parte de los valores de la UE?

Un comunicado bastante claro del Partido Comunista de los Pueblos de España: Solidaridad con los comunistas ucranianos.

http://pcpe.es/index.php/internacional/item/2147484270-solidaridad-con-los-comunistas-ucranianoshttp://pcpe.es/index.php/internacional/item/2147484270-solidaridad-con-los-comunistas-ucranianos

Solidaridad con los comunistas ucranianos

El Partido Comunista de los Pueblos de España, ante la decisión del Ministro de Justicia ucraniano de excluir a las organizaciones comunistas de los próximos procesos electorales, manifiesta su más absoluta condena y rechazo. Esta decisión gubernamental supone un paso más en el avance del anticomunismo en Ucrania, significando en la práctica la prohibición de actos de propaganda, recuerdo, símbolos y homenajes a la lucha de los y las comunistas de ese país.

La reciente legislación ucraniana, dirigida específicamente contra las organizaciones comunistas, profundiza en la campaña anticomunista desarrollada en otros países europeos. Supone la difamación y la manipulación de la historia socialista y antifascista de la clase obrera ucraniana y reafirma el carácter plenamente reaccionario del gobierno golpista ucraniano. Lamentablemente no nos sorprenden estas actitudes del gobierno de Kiev, fiel defensor de los intereses imperialistas en la región y por tanto, profundamente anticomunista.

Condenamos a su vez a sus aliados en la zona, Unión Europea y los Estados Unidos, quienes con su apoyo muestran la verdadera cara de la democracia burguesa; la férrea dictadura del capital y el intento de acabar con los derechos de la clase obrera. La Unión Europea y los EEUU tienen las manos manchadas de sangre; son instigadores de la persecución anticomunista y cómplices de la guerra que azota al este de Ucrania.

Denunciamos también a todos aquellos partidos socialdemócratas, especialmente IU y PODEMOS, que siguen defendiendo la cara social de la maquinaria imperialista europea en su afán de un capitalismo más eficiente. Es la Europa social la que apoya el anticomunismo y ataca los derechos de la clase obrera en Ucrania, Grecia o España. Su cinismo y manipulación debe ser denunciado. La realidad es bien distinta. La burguesía, con los resortes del poder, instituciones y todos medios a su alcance, ha declarado la guerra a la clase obrera, sus ideas, partidos y memoria. No cabe la paz con el anticomunismo más reaccionario. No hay bondad democrática en el anticomunismo de la UE.

El PCPE expresa su más profunda solidaridad con los comunistas ucranianos y su pleno apoyo en su lucha frente a la represión, persecución política y manipulación histórica.

Madrid, 29 de julio de 2015
Área Internacional
PCPE

Las “democracias” que apoya la Unión Europea: Ucrania prohíbe participar a los comunistas en las elecciones. El Partido Comunista de la Federación Rusa les ofrece su respaldo (Sputnik).

http://mundo.sputniknews.com/europa/20150724/1039651784.html?utm_source=short_direct&utm_medium=short_url&utm_content=5qk&utm_campaign=URL_shortening

Ucrania prohíbe participar a los comunistas en las elecciones

Comunistas ucranianos en el Desfile del Primero de Mayo en Kiev (archivo)

© Sputnik/ Alexei Furman

Ucrania prohíbe participar a los comunistas en las elecciones

Europa 15:53 24.07.2015 (actualizada a las 20:07 24.07.2015)

Los comunistas ucranianos quedan privados del derecho a ejercer como sujetos en los procesos políticos y electorales en el país, comunicó el ministro de Justicia del país, Pável Petrenko.

“El Partido Comunista de Ucrania y otras dos fracciones comunistas no podrán ser sujetos del proceso electoral y participar en las elecciones a presidente o a los comicios locales”, dijo el ministro en una rueda de prensa.

Según explicó Petrenko, las actividades de los comunistas van en contra de la ley sobre la descomunización aprobada recientemente.

Así, señaló que los órganos electorales han de acatar la decisión y no registrar a los candidatos comunistas.

Por su parte, el líder de los comunistas ucranianos, Piotr Simonenko, declaró que su partido tiene intención de participar en las elecciones municipales pese a la prohibición emitida por el Ministerio de Justicia.

“Les informo oficialmente que los comunistas participarán en estos comicios”, dijo Simonenko, entrevistado por RIA Novosti.

Le apoyó el vicepresidente del Partido Comunista de Rusia, Iván Mélnikov, prometiendo el respaldo de las fuerzas de izquierdas del país vecino.

“Tanto nuestros colegas ucranianos, como nosotros y otras fuerzas de izquierdas lucharemos contra esta prohibición en órganos internacionales”, prometió.

Mélnikov consideró que “en estas condiciones, los comunistas de Ucrania no solo sobrevivirán, sino se reforzarán”.

Mientras, la prohibición del Ministerio de Justicia ucraniano no es más que otra muestra de “neofascismo” en el país, aseguró.

Más tarde, el Ministerio de Justicia publicó el decreto que establece al Partido Comunista de Ucrania como fuera de la ley.

Granma: Entrevista con el presidente del Partido Obrero Húngaro, Gyula Thürmer.

http://www.granma.cu/mundo/2015-07-10/somos-amigos-y-aliados

Gyula Thürmer, presidente del Partido Obrero Húngaro. Foto: Ismael Batista

Gyula Thürmer es el presidente del Partido Obrero Húngaro (POH), una de las organizaciones comunistas que en Europa lucha contra la hegemonía del capitalismo. El POH  fue fundado en 1989 y se enfrenta además a las dificultades de la clase obrera y a los desafíos que impone este siglo XXI.

Granma aprovechó un reciente viaje de Thürmer a Cuba para conversar sobre algunos de los problemas de Europa, el movimiento obrero y, a la vez, conocer parte de la realidad húngara.

El movimiento comunista en Europa ha estado en una situación difícil en los últimos tiempos. Hace 25 años se produjo el derrumbe del socialismo en los países del Este y sus consecuencias se aprecian todavía hoy, expresó Thürmer.

En Hungría, en el 2012, el parlamento de Budapest adoptó una nueva ley que prohíbe el uso público de nombres vinculados a lo que llaman “regímenes autoritarios del siglo XX”.

De acuerdo con la Constitución húngara y la política del gobierno actual, los “regímenes autoritarios” son la dictadura fascista de Fe­renc Szalasi, que existió entre octubre de 1944 y abril de 1945, y todos los gobiernos de la construcción socialista entre 1948 y 1990.

De acuerdo con eso, ningún partido político, compañía, medio de comunicación, calle, plaza o sitio público puede incluir nombres de personalidades ni expresiones relacionadas con esa parte de la historia.

“Nosotros nos vimos obligados a cambiar el nombre del Partido porque la palabra comunista no se puede emplear en el nombre de una organización. La palabra liberación también está sometida a una prohibición”, señaló el líder.

Igualmente, es un delito en Hungría el uso de los símbolos comunistas: la estrella roja, la hoz y el martillo.

Por otra parte, el capitalismo en la Unión Europea (UE) se encuentra en crisis y desean resolverla haciéndole pagar el precio a los trabajadores. Además, las fuerzas capitalistas tratan de arrebatarle al proletariado su pasado, explicó Thürmer.

En este contexto, “en muchas naciones europeas se han comenzado a manifestar en contra de la contraofensiva de los grandes capitalistas. En Grecia y Portugal se han fortalecido mucho los comunistas, mientras en Hungría podemos decir que también comienzan a despertarse los ciudadanos”.

Un escenario que debe ser utilizado para fortalecer al movimiento. Las personas empiezan a comprender que les falta mu­cho por la pérdida del socialismo. Sobre todo los jóvenes y los de la mediana edad comienzan a acercarse al Partido, detalló el político hún­garo.

Aunque en los últimos años, el movimiento comunista europeo ha tenido algunas dificultades, a partir de ahora se puede empezar a hablar ya de un momento posterior a una gran crisis.

En el Viejo Continente también se refleja una realidad bien preocupante para todos los gobiernos: el auge de partidos de extrema derecha.

A propósito, Thürmer apuntó que “existen numerosas cuestiones que el capitalismo no puede entender. Una de ellas son los refugiados. La UE socavó gobiernos como Libia y Egipto y destruyó el orden en esos países. Acciones que provocaron la oleada de refugiados a las naciones europeas, que no saben qué hacer con tantos refugiados. Esta es una de las fuentes de fortalecimiento de la extrema derecha”.

En Hungría se ve reflejado porque los albaneses que viven en Kosovo viajan hacia Europa a buscar trabajo. Por ejemplo, este año ingresaron a Hungría 20 000 refugiados, agregó.

Otra de las razones —comentó el dirigente— son los problemas tradicionales en los países de Europa oriental. En el caso de Hungría es la situación de los gitanos.

“En la época del socialismo todo el mun­do tenía la obligación de trabajar, pero el Estado les garantizaba puestos de trabajo a los gitanos. Ahora no es obligatorio, no hay empleos y hay miles de gitanos sin ocupación laboral, lo cual hace que surja el extremismo”, explicó.

Al preguntarle sobre los retos del Partido Obrero Húngaro, dijo que el mayor desafío en la actualidad es impedir una guerra. Por el momento, no hay peligro inmediato de que lleguen al poder las fuerzas fascistas, las de la extrema derecha, apuntó.

Al hablar de política actual muchas veces se trazan paralelos y se hacen comparaciones, por ejemplo con los años 30 en Alemania y el ascenso del fascismo al poder. La situación no es la misma que en los años siguientes a 1929 cuando la gran crisis económica, ni es la época posterior a la Gran Guerra, pero en Europa hay grandes problemas hoy.

Aclara Thürmer que desde 1945 no había tanta presencia de soldados estadounidenses como actualmente. Además, en Rumania, Bulgaria, Polonia y los países bálticos se están realizando grandes maniobras militares.
En otro momento de la entrevista, la conversación se encaminó a la realidad cubana, luego del anuncio del próximo restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

A propósito, reflexionó que “la normalización de las relaciones entre ambos países es una gran victoria del pueblo cubano y de la solidaridad internacional. Pero, aunque han cambiado sus métodos, las intenciones de EE.UU. continúan siendo las mismas”.

Los comunistas húngaros nos alegramos de esta noticia. De la misma forma, nos  referimos a los vínculos entre la Isla y la UE, y al inicio de las relaciones entre el gobierno cubano y el húngaro.

Por tanto, nuestra visita es para felicitar a los cubanos por las victorias que han obtenido. Nos alegramos mucho de los éxitos del pueblo cubano. No están solos en esta lucha, pues junto a ustedes están los miembros del Partido. Somos amigos y aliados, subrayó.

Por esta razón, los ayudaremos en su lu­cha por que se ponga fin al bloqueo, uno de los mayores genocidios que puede rea­li­zarse contra un pueblo. Somos el único par­tido grande en Hungría que ha luchado realmente contra el bloqueo económico contra Cuba.

Ucrania: El Partido Comunista de Grecia (KKE) participa en Kiev en la manifestación del 1º de Mayo junto con el Partido Comunista de Ucrania. Comunicado del KKE (Solidnet).

http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece/cp-of-greece-delegation-of-the-kke-at-the-may-1-demonstration-in-kiev-en-ru-es-ar#Es

Delegación del KKE en la manifestación del Primero de Mayo en Kiev

La manifestación del Primero de Mayo se llevó a cabo en la capital ucraniana por los comunistas y los veteranos de la guerra antifascista en un ambiente de represión, de actos provocativos y de intimidación policial. La delegación del KKE, compuesta por G.Marinos, miembro del Buró Político del CC del KKE, y Elisseos Vagenas, miembro del CC y jefe de la Sección de Relaciones Internacionales del CC del KKE, estuvo en Kiev por invitación del Partido Comunista de Ucrania y expresó su solidaridad internacionalista.

En el evento, Giorgos Marinos destacó en su discurso:

“Estimados camaradas:

El Comité Central del KKE, miles de miembros y amigos del Partido y de la Juventud Comunista (KNE), miles de trabajadores expresan su solidaridad internacionalista con el Partido Comunista de Ucrania, con las y los comunistas de su país y condenan decisivamente el anticomunismo, la ola de persecuciones que está siendo organizada por el gobierno, por las autoridades ucranianas.

Condenamos la ley anticomunista número 2558 que fue aprobada recientemente en el parlamento ucraniano y exigimos su anulación.

Hoy día, el Primero de Mayo, rendimos honor a las luchas de la clase obrera en todo el planeta. Pocos días después, el 9 de Mayo, vamos a rendir honor al 70 aniversario de la gran victoria antifascista de los pueblos.

Nosotros, las y los comunistas, estamos orgullosos de nuestra ideología, de nuestros valores e ideales, de nuestras luchas por el progreso social, por los derechos de los pueblos.

Esto no lo puede cancelar ninguna fuerza anticomunista. No lo puede cancelar la ley anticomunista peligrosa del parlamento ucraniano que pretende equiparar sin base histórica el monstruo nazi-fascista que es responsable de crímenes atroces, con la ideología comunista cuyo objetivo es liberar a la clase obrera de las cadenas de la explotación y la represión capitalista, y que ha guiado la actividad heroica de los comunistas.

La Unión Soviética tuvo 20 millones de muertos en la lucha por la derrota de la Alemania fascista y sus aliados; el Ejército Rojo alzó la bandera roja en Reichstag, en el Parlamento Alemán y esto no se puede anular ni por las autoridades ucranianas, ni por la Unión Europea que tiene el anticomunismo como su ideología oficial.

En Ucrania, en el marco de la Unión Soviética, se construyó el socialismo que tuvo una gran contribución respecto los intereses de la clase obrera, de su pueblo. Dentro de unas décadas, el socialismo resolvió grandes problemas que han existido en el capitalismo durante siglos. Aseguró el derecho al trabajo, servicios sociales gratuitos, aseguró el futuro de la generación joven y estos no se pueden cancelar por la contrarrevolución, la histeria anticomunista, la prohibición de los símbolos comunistas y de la actividad de los comunistas.

Estimados camaradas y amigos:

El KKE, desde el primer momento, condenó la intervención de EE.UU y de la Unión Europea en los asuntos internos de Ucrania, que contribuyó al estallido de la guerra en la zona de Donbass y denunció la actividad de las fuerzas fascistas, el anticomunismo, el intento de prohibir el partido comunista y la ideología comunista, los vandalismos contra el monumento de Lenin y otros monumentos antifascistas soviéticos.

Estos asuntos se han señalado a través de intervenciones en el parlamento griego y europeo, en la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, con movilizaciones y protestas en la embajada ucraniana en Atenas así como con comunicados conjuntos con otros partidos comunistas de todo el mundo. Un europarlamentario se envió a asistir el juicio del Partido Comunista de Ucrania, mientras que recientemente el Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, con su carta al Presidente Poroshenko exigió que no aprobase la ley anticomunista.

Creemos en la solidaridad internacionalista, es un arma poderosa en nuestras manos. Seguimos al lado de los comunistas de Ucrania.

¡Manos fuera de los comunistas!

¡El anticomunismo no pasará!”

Fotos