Comunicado: El PCE condena el terrorismo yihadista y llama la atención de cómo es posible que se haya llegado a esta situación de desprecio por la vida humana.

http://www.pce.es/secretarias/seccomunicacion/pl.php?id=5867

El PCE condena el terrorismo yihadista y llama la atención de cómo es posible que se haya llegado a esta situación de desprecio por la vida humana.

Secretaria de Comunicación / 14 nov 15

El Partido Comunista de España condena el brutal atentado cometido en la noche de ayer en París, lamenta el dolor y el sufrimiento que ha generado y expresa su solidaridad con las familias de las más de 120 personas asesinadas ayer en París, con los y las heridas y con el pueblo francés.

Así mismo expresamos los mismos sentimientos por otro brutal atentado cometido ayer en Líbano y que ha causado más de cuarenta muertos y centenares de heridos y por todos aquellos que sufren y mueren día a día, en los conflictos de Oriente Medio, África y Ucrania sin repercusión alguna en los medios de comunicación occidentales.

Desde el PCE queremos dejar clara nuestra repulsa por el terrorismo yihadista y por la barbarie que emplea para conseguir sus objetivos, pero al mismo tiempo llamamos la atención de la opinión pública para preguntarnos cómo es posible que se haya llegado a esta situación de desprecio absoluto por la vida humana, qué está ocurriendo para que sucedan hechos de este tipo.

Debemos recordar cómo en los años noventa y fundamentalmente tras los atentados contra las Torres Gemelas, todo el entramado jurídico de Paz y Seguridad construido por la comunidad internacional tras la segunda guerra mundial fue violado y dejado de lado. Cómo, con el pretexto de lo que se denominó primero las intervenciones humanitarias y luego la guerra contra el terrorismo, las potencias occidentales, con EEUU a la cabeza y Europa de fiel escudero, agredieron abiertamente a Yugoslavia, Panamá, Somalia, Afganistán, Irak, Libia y Siria con la OTAN como brazo armado ejecutor de una política agresiva e imperialista que no cesa con tal de asegurarse el control de los recursos naturales del planeta.

Del mismo modo conviene no perder de vista las relaciones que se han venido estableciendo en algunos momentos entre determinados servicios secretos occidentales y el terrorismo yihadista, así como el apoyo que éste ha recibido de los países del golfo y, fundamentalmente de Arabia Saudí, aliada de EEUU. A la vez que, es necesario recordar cómo las potencias occidentales ignoran resoluciones de Naciones Unidas que podrían resolver conflictos como el palestino o el saharaui influyendo en una mayor desestabilización de sus respectivas zonas.

Toda esta situación y la reacción que provoca, unido a los intereses geoestratégicos de las grandes potencias han generado dolor, muerte, pobreza, fanatismo, inseguridad y, también un retroceso en las libertades y el bienestar a escala global.

Hoy más que nunca expresamos nuestra firmeza en nuestras convicciones antiimperialistas, en nuestro rechazo a la OTAN y en nuestra posición antibelicista. El imperialismo y el capitalismo unidos están creando situaciones monstruosas de ataque a los derechos humanos y a la alimentación de un terrorismo inclasificable en su concepto pero no en su actuación desestabilizando las sociedades y alimentando a la extrema derecha, y el ataque físico a los y las refugiadas.

Desde el PCE seguimos apostando por el rechazo a la guerra y la restauración de la legalidad y el derecho internacional.

Por último, creemos que sólo desde el respeto a la soberanía de los países, a la carta fundacional de Naciones Unidas, desde el respeto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos será posible conjugar paz, igualdad y desarrollo de las libertades, individuales y colectivas.

PCPE: Defender el sector lechero luchando por la ruptura con la UE y el derrocamiento del poder de los monopolios.

http://pcpe.es/index.php/component/k2/item/2147484304-defender-el-sector-lechero-luchando-por-la-ruptura-con-la-ue-y-el-derrocamiento-del-poder-de-los-monopolios

Defender el sector lechero luchando por la ruptura con la UE y el derrocamiento del poder de los monopolios

Ante la Marcha a Madrid convocada por organizaciones agrarias, cooperativas de productores y productoras y sindicatos del campo, en defensa del sector lácteo, el Comité Ejecutivo del PCPE declara:

La situación por la que atraviesa el sector es desesperada y peligra su propia supervivencia en un escenario de subida de los insumos, y caída libre de los precios pactados por los monopolios de la industria lechera y las grandes superficies por debajo de los propios costes de producción.

El carácter concentrado y altamente monopolístico de la industria láctea y la distribución al por menor, es lo que hace posible la prepotencia de los grupos industriales y las grandes superficies y la exitosa presión a la baja sobre los precios en origen, que están llevando al sector a su práctica desaparición. Las empresas de la industria láctea pactan precios inasumibles para el pequeño productor, solicitan de los productores bajadas de producción y /o directamente no les recogen el producto. Por su parte los grandes grupos emplean las marcas blancas para fijar precios presionando así a la baja sobre el precio del producto en origen.

La concentración monopolística de las explotaciones y de la propiedad de la tierra no es la alternativa para mejorar la posición del campesinado en la pugna por el precio frente a una industria y un gran comercio altamente concentrados y centralizados . Ese proceso, iniciado desde la integración europea, sólo ha tenido y tendrá como consecuencia la ruina de miles de familias, el cierre de pequeñas y medianas explotaciones en las cuencas lecheras, la quiebra definitiva de nuestra autosuficiencia alimentaria, el despoblamiento y ruina del campo y más emigración.

La liquidación del sector lácteo se remonta al momento de la entrada de España en la CEE (hoy UE) que abre un proceso de concentración capitalista en el campo; concentración y centralización del sector productivo y en consecuencia de la propiedad de la tierra, que llevó a la ruina a pequeños y medianos productores y constriñó la capacidad productiva del sector, encaminándose hacia un modelo de grandes explotaciones propiedad de grandes grupos monopolistas y sacrificando a productores, consumidores, calidad del producto y futuro del campo.

Las cuotas y la liberalización no son dos políticas sino la misma política económica dirigida a aplastar la producción lechera autóctona para colocar los sobrantes lácteos de los países miembros del eje dominante en la Europa de los monopolios (sobre todo Francia), cuyos intereses representa e impone la UE, utilizando instrumentos como la PAC imperialista. Ambas responden, en diferentes coyunturas, a los intereses de las grandes corporaciones alimentarias europeas, que defiende y representa la PAC. Las restricciones a la producción crearon las condiciones para el desmantelamiento que ahora precipita y acelera la liberalización. La ofensiva se da por lo tanto en clave de pugna entre monopolios por ampliar sus cuotas de mercado.

La liberalización, sobre los escombros de la nefasta cuota láctea, constituye un ataque durísimo de los monopolios y de la UE contra el pequeño y mediano campesinado, contra el conjunto de consumidores y de trabajadores asalariados que dependen directa o indirectamente del sector lácteo, y contra amplios sectores populares del campo y la ciudad. En las condiciones de la liberalización irrestricta, los productores pequeños y empequeñecidos no pueden competir con los grandes monopolios, más aún cuando se imponen por la UE precios que sólo son asumibles para los monopolios.

En este año han desparecido en León 642 explotaciones. En Cantabria actualmente solo quedan 1.500 explotaciones de leche, frente a las más de 3.800 censadas en 2001. Desde la entrada en la CEE, se produjo la desaparición del 90% de las explotaciones ganaderas existentes en Galicia. En Asturias desde la imposición del sistema de cuotas en 1992 las explotaciones ganaderas no han hecho más que descender, pasando de las 20.000 granjas a las actuales 2.209 explotaciones de leche. El continuo cierre de ganaderías ha tenido como consecuencia inmediata que la producción láctea en Asturias haya alcanzado su histórico más bajo desde 1980.

La solución no pasa por sustituir el necesario debate político por un debate técnico sobre la necesidad de agilizar la defensa jurídica en caso de incumplimiento de los contratos, o exigir más eficacia o más supervisión ministerial. Tampoco cabe hablar de ineficacia o inacción por parte de los gobiernos. Los gobiernos autonómicos, español y europeo gobiernan con gran eficacia y mano de hierro para garantizar los negocios de los grandes grupos monopolistas y de las grandes corporaciones europeas cuyos intereses representan y representa la Unión Europea de capital.

La crisis del sector lácteo es mundial. El precio de la leche se viene abajo en todo el mundo capitalista expulsando del mercado a millones de productores. Miles de campesinos marchan a Bruselas, Estrasburgo, se movilizan en Francia, Bélgica, Alemania, Portugal, Suiza, Indonesia, República Dominicana y Estados Unidos El fenómeno se inscribe en una crisis de sobreproducción que sacude a todo el mundo capitalista.

Sobreproducción no implica que sobre leche. Al contrario,millones de trabajadores se ven privados de ella. La superproducción de mercancías que da lugar a las crisis no es absoluta, sino relativa. El exceso de mercancías solo existe si se tiene en cuenta la demanda solvente, pero no en comparación con las verdaderas necesidades de la sociedad.

Desde el PCPE saludamos la iniciativa de las organizaciones agrarias, cooperativas de productores y sindicatos del campo, que, junto a otras organizaciones populares y de masas, promovieron la constitución de plataformas de defensa del sector y el 4 de Septiembre hacen oír su voz en Madrid para exigir la toma de medidas urgentes por parte del gobierno español.

Estaremos en esas movilizaciones apoyando firmemente la lucha por la defensa del sector lácteo y clarificando que salvar este sector sólo es posible uniendo las fuerzas de los pequeños y medianos productores del campo a las de la clase obrera y el resto del pueblo trabajador; bajo un Programa de ruptura con la UE y el euro, de apoyo al cooperativismo y de avance hacia la nacionalización de las grandes explotaciones y de todos los eslabones de la producción, la transformación y la distribución, en el marco de una economía planificada socialista que termine con la anarquía de la producción y con el imperio omnímodo de los cartels alimentarios y tenga como único objetivo la satisfacción de las necesidades sociales y la autosuficiencia alimentaria de nuestro país.

Comité Ejecutivo del PCPE
30 de Agosto del 2015

Recomendable entrevista a Carmelo Suárez, Secretario General del Partido Comunista de los Pueblos de España, sobre la situación en Grecia y las estrategias del capital (Radio San Borondón/LibreRed). Comunicado del PCPE sobre Grecia.

http://pcpe.es/index.php/comite-central/item/2147484251-declaracion-del-ce-del-pcpe-sobre-la-situacion-en-grecia

Declaración del CE del PCPE sobre la situación en Grecia

El Comité Ejecutivo del PCPE, tras seguir los acontecimientos relativos a la situación de Grecia durante las últimas semanas, emite la siguiente declaración:

1)El nuevo memorándum acordado en la noche del 12 de julio y aprobado anoche en el parlamento griego es un ataque sin paliativos al pueblo trabajador griego. La mayor parte de las medidas acordadas por unanimidad en Bruselas suponen una profundización en la ya terrible situación social y laboral del país y avanzan nuevas privatizaciones que servirán para un nuevo saqueo del país y un enriquecimiento de los monopolios griegos y extranjeros.

2)Las negociaciones entre el gobierno griego y el Eurogrupo, marcadas por sucesivos movimientos, desinformaciones, amenazas y maniobras varias, han puesto en evidencia las distintas aspiraciones e intereses que se producen en el seno de esa alianza imperialista que es la Unión Europea. Los distintos enfoques de Francia e Italia o Alemania son expresión de las pugnas internas que se producen en el seno de la UE, pero que no obstante coinciden en un elemento principal: cargar sobre la clase obrera y los sectores populares el peso de un nuevo proceso de acumulación que favorezca a los monopolios.

3)La aprobación en el parlamento griego, en la noche de ayer, del memorándum presentado por el gobierno de SYRIZA, ha mostrado con absoluta claridad las limitaciones que supone la gestión capitalista. A pesar de la retórica inicial, se comprueba que ni las mayorías absolutas ni el recurso a los referéndums benefician a la mayoría trabajadora en tanto se continúe bajo la lógica de las instituciones capitalistas y sin un modelo alternativo real. La socialdemocracia, nueva o vieja, ha vuelto a ejercer su papel de legitimador y aplicador de las políticas antiobreras, y sigue poniéndose del lado del gran capital.

4)Específicamente, el caso del referéndum del 5 de julio ha sido clarificador. Mientras inicialmente el gobierno de SYRIZA pedía el “NO” a la propuesta de la Comisión Europea, el BCE y el FMI, se ha terminado por pactar un acuerdo más duro que el se rechazaba hace escasos días, generando con ello aún más frustración en el pueblo griego y en todos aquellos que confiaron en Tsipras. Todo un engaño al pueblo trabajador griego que tiene su correlato en nuestro país en organizaciones como PODEMOS o IU, que siguen fomentando ilusiones sobre la gestión humana del capitalismo.

5)El PCPE quiere dejar constancia de su expreso apoyo en todo este proceso al Partido Comunista de Grecia (KKE), que ha mantenido una firme posición por la salida de la UE y el euro con el pueblo en el poder, la única realmente viable en beneficio de la clase obrera y el pueblo, a la vez que ha denunciado las distintas maniobras tanto del gobierno de SYRIZA como de los acreedores, teniendo que soportar por ello la incomprensión, las difamaciones y las calumnias  de todo tipo de oportunistas, tanto en Grecia como en España.

6)El PCPE considera que lo ocurrido en Grecia genera importantes enseñanzas para la lucha de la clase obrera y el pueblo trabajador en nuestro país. Por una parte ha mostrado los límites de la gestión capitalista, pero también ha servido para mostrar la ceguera de todo tipo de oportunistas que han fomentado ilusiones sobre la posibilidad de una salida favorable al pueblo sin una ruptura con la UE imperialista que se dé bajo parámetros socialistas.

7)El PCPE llama al conjunto de la clase obrera y sectores populares a avanzar en el planteamiento de una verdadera alternativa fuera de las cadenas de las estructuras imperialistas como la UE y la OTAN, y a la salida del euro en el marco de un proceso de construcción de verdadero poder obrero y popular.

Madrid, 16 de julio de 2015
Comité Ejecutivo
PCPE

A 30 años de la incorporación de España en la CEE: la infamia tras el aniversario (Unidad y Lucha).

http://unidadylucha.es/index.php/internacional/1510-a-30-anos-de-la-incorporacion-de-espana-en-la-cee-la-infamia-tras-el-aniversario

A 30 años de la incorporación de España en la CEE: la infamia tras el aniversario

El 12 de junio de 1985 se firmaba en solemne acto en el Palacio Real de Madrid el tratado por el cual España, tras arduas y extensas negociaciones mantenidas por 23 años, se incorporaba como miembro de pleno derecho a la Comunidad Económica Europea (CEE).

La construcción económica y política europea, encarnada en el pasado por la CEE y hoy por la UE, es un proyecto indisociablemente unido desde su fundación a los intereses de los monopolios de nuestro continente. En consecuencia, su naturaleza es esencialmente reaccionaria y contraria a los intereses de la clase obrera internacional.

Fuera de toda duda quienes han resultado los principales perjudicados de la adhesión de España a la CEE: la clase obrera, sometida a crecientes tasas de explotación y a mayores cifras de desempleo, así como ciertas capas populares, expuestas de forma brutal a un intenso proceso de proletarización. Si bien una parte importante del tejido productivo experimentó un serio varapalo debido a la superioridad de sus nuevos competidores europeos, otros sectores del capitalismo español mejoraron considerablemente su posición aprovechando las nuevas dinámicas de internacionalización de capitales e integrándose en las cada vez más densas relaciones económicas en el seno del mercado común europeo.

El establecimiento de la unión aduanera, la libre circulación de personas, servicios y capitales y la consiguiente supresión paulatina de las barreras arancelarias que gravaban las mercancías del exterior llevó a la balanza comercial española a pasar del superávit a un más que considerable déficit en unos pocos años. Ello expresaba las dificultades de la industria española ante la competencia de los grandes monopolios europeos, tanto en la calidad de sus productos como en el precio de los mismos, especialmente aquellas que ya entonces conformaban las principales protagonistas del tejido empresarial español, las pequeñas y medianas empresas. Tal antagonismo solo podría encontrar resolución a través del cierre de un gran número de éstas, provocando al mismo tiempo la aparición de una elevada tasa de desempleo estructural que ha perdurado durante las últimas tres décadas, y que se ha visto acentuado desde el comienzo de la crisis capitalista mundial en 2007.

La recepción de cantidades inmensas de inversión extranjera se encuentra directamente relacionada con la progresiva privatización de las, hasta entonces, empresas públicas españolas en el marco de las políticas de reconversión industrial, iniciadas en la década de los ochenta, agudizadas en extremo tras la adhesión de España a la CEE. La mayor parte de la Inversión Extranjera Directa tendría como objetivo adquirir empresas en una situación financiera complicada a bajo coste, ya fueran públicas o privadas. Por norma general, los otrora monopolios u oligopolios estatales pasaron a tener un accionariado con importante presencia de inversionistas extranjeros, pero con una especial preponderancia de algunas de las principales entidades financieras españolas como Banco Santander o BBVA, cuando no directamente entregadas a grandes monopolios europeos -como fue el caso de la SEAT, cedida a Volkswagen por el Instituto Nacional de Industria-. De esta forma, los monopolios europeos pasaban a controlar privilegiados canales de distribución y comercialización en el propio mercado español, utilizando en muchas ocasiones nuestro país como plataforma de exportación al resto de países de la CEE, dado el precio sensiblemente más bajo de la fuerza de trabajo en nuestro país.

Todo el proceso anteriormente descrito solo pudo ser realizable debido a un aumento considerable de la explotación a los trabajadores de nuestro país. Como consecuencia del desarrollo desigual del capitalismo a escala mundial, y de las particularidades del proceso de industrialización de España en virtud de una creciente división internacional del trabajo, el precio de la incorporación de nuestro país a la CEE sería indiscutiblemente elevado. En contra de las ilusorias previsiones de los voceros de la oligarquía, la “modernización” de España y de su tejido productivo de forma equiparable al de otros países capitalistas europeos, cuya industria se fundamenta en sectores de alto valor añadido, sería una entelequia de imposible realización. En ese sentido, la especialización productiva de nuestro país sería fundamentada en el mantenimiento de un bajo coste de la fuerza de trabajo para asegurar mayores niveles de competitividad, al igual que otros países miembros de la CEE como Grecia y Portugal y a diferencia de otros, como los estados centrales y nórdicos, que asumieron una especialización industrial de un fuerte componente tecnológico.

Partido Comunista de Grecia (KKE): NO al nuevo memorándum de “izquierda”. Manifestaciones masivas del sindicato PAME contra el memorandum del gobierno Syriza-ANEL (+ Fotos).

http://es.kke.gr/es/articles/NO-al-nuevo-memorandum-de-izquierda/

NO al nuevo memorándum de “izquierda”

El gobierno del partido de “izquierda” SYRIZA y del nacionalista ANEL, promueve nuevas cargas antipopulares, inaguantables para la clase obrera y los otros estratos populares, contando con el apoyo del partido de derecha Nueva Democracia, del PASOK socialdemócrata (que gobernaron hasta enero ’15), del centrista “El Río”.

Así, en la noche del 10 de julio en la Sesión Plenaria del Parlamento, demandó ser “autorizado” para negociar un nuevo memorándum de medidas antipopulares, el tercero, planteando el dilema de continuar la política antipopular o de conducir a la quiebra del país y a la salida de la zona euro.

El primer ministro Alexis Tsipras defendió su propio memorándum, el memorándum Tsipras, diciendo, en realidad sosteniendo, que las medidas impopulares se toman con el fin de recuperar la confianza de inversores y de mercados.

A las 5 de la madrugada, 251 diputados votaron a favor de la propuesta del gobierno, mientras que el grupo parlamentario del Partido Comunista votó unánimemente en contra. En total hubo 32 votos en contra, 8 blancos y 9 ausencias.

Estos hechos, que desenmascaran y descubren una vez más el verdadero rostro del gobierno “izquierda-patriótico” SYRIZA-ANEL, fustigan también la actitud inaceptable de apoyo, que mantuvieron en los últimos meses diversas fuerzas en el extranjero, incluso algunos partidos comunistas y obreros, aparentemente en nombre de la “solidaridad con Grecia”.

Hablando en la Sesión Plenaria del Parlamento, en el debate sobre la prestación de “autorización” al gobierno para acordar el nuevo memorándum, el tercero, el Secretario General del CC del KKE Dimitris Koutsoumbas, recalcó dirigiéndose al gobierno:

“Siempre han sido ustedes partidarios del amoralismo político, del oportunismo, que significa en griego sin un análisis teórico más profundo simplemente arribismo, aventurerismo.

Hace apenas 10 días, en esta misma sala, el Partido Comunista recalcaba claramente en la discusión sobre la propuesta del referéndum el hecho de que ustedes estaban llamando al pueblo a participar en un referéndum con un “sí” y un “no” que tenían solo una aparente diferencia, ya que tanto el “sí” como el “no” son equivalentes a la aceptación de un nuevo memorándum, peor quizás de los que hemos conocido.

Han adaptado el “no” del pueblo al “sí” al nuevo memorándum.

Lo que se confirmó ya al otro día del referéndum, cuando los partidos políticos restantes, tanto los del “sí” como los del “no” concordaron acerca de un nuevo memorándum que será más duro.

Desde el primer momento, estábamos seguros de que esto ocurriría.

No por ser adivinos, sino porque la estrategia que ustedes tienen, el programa que tienen, la posición que tienen frente a la UE, a la zona euro, a las uniones capitalistas en general, la posición que tienen acerca del camino de desarrollo y frente al sistema al que desean servir, los lleva con exactitud matemática a luchar al lado de la CE, el BCE, el FMI, del gran capital, de los grupos monopolistas, por el cómo se hará el reparto, cómo le servirán a su rentabilidad, en última instancia cómo disminuirán el ingreso popular, abaratarán la fuerza de trabajo, cómo exprimirán al pueblo, para que la pasen bien los holgazanes del sistema.”

Haciendo referencia al dilema del Gobierno “política antipopular, es decir memorándum, por un lado, o Grexit por el otro”, el SG del CC del KKE subrayó: “Por un lado, con el Memorándum Nº 3 tendremos una bancarrota real del pueblo, obviamente algo más ordenada, tendremos medidas antipopulares bárbaras. Por el otro, con el Grexit tendremos un empobrecimiento abrupto, la bancarrota del pueblo con la quiebra estatal, sin salida; pero igualmente dentro de los muros de la UE, del camino capitalista de desarrollo, es decir otra vez lo mismo.

Y aquí se encuentran las responsabilidades históricas de todos los demás partidos, hoy en día especialmente de SYRIZA que gobierna, en el que ha confiado el pueblo.

Para que exista una salida real de la crisis, un desarrollo en beneficio de los intereses populares, de los trabajadores, es necesaria la organización del pueblo, su preparación en todos los aspectos, hacen falta palabras claras, programas y posiciones claras para que él mismo decida encontrarse en el poder y así organizar la economía y la nueva sociedad fuera y lejos de uniones imperialistas, con planificación central, con propiedad social sobre la riqueza producida por la clase obrera y nuestro pueblo.

Todo lo demás son experimentos fracasados de gestión socialdemócrata, de gobiernos de gestión del sistema supuestamente de izquierda, dentro de los muros. Después de sembrar esperanzas fugaces y expectativas fraudulentas, lo único que hacen estos gobiernos, es llevar al pueblo a nuevos, grandes desengaños; al movimiento obrero a retroceder; a que las fuerzas populares se vuelvan más conservadoras, hasta extremamente reaccionarias”.

Haciendo referencia a la implicación del “problema griego” en las contradicciones inter-imperialistas, D. Koutsoumbas señaló: “Muchas veces ustedes nos presentan como único rival al “duro” Schäuble, que representa un sector importante del capital alemán, y como amigos de Grecia a veces a los EE.UU., al FMI, a Francia ahora, enfocando en el tema de la reestructuración de la deuda estatal.

Ni el capital estadounidense, ni el francés, ni el alemán son amigos del pueblo. Todos ellos piden la masacre de los ingresos y de los derechos del pueblo. Sus rivalidades se llevan a cabo en el terreno de la crisis capitalista y de la desigualdad profunda que impregnan el núcleo duro de la zona euro. Compiten EE.UU y Alemania por la hegemonía en Europa, el FMI, Francia y Alemania por el futuro de la zona euro. Secciones del capital nacional, grupos industriales, bancarios y navieros están involucrados en este conflicto.

Mientras más nos involucremos en este peligroso enredo de grandes contradicciones, las perspectivas alternativas serán una pesadilla tanto si hablamos de un acuerdo antipopular-memorándum, como si hablamos de una quiebra estatal o un Grexit, o incluso de una posible guerra en la región más amplia.”

El Secretario General del CC del KKE destacó sobre los desarrollos futuros:

“A pesar del compromiso temporal, sigue siendo fuerte la tendencia de expulsar países. Esto no se refiere solamente a Grecia sino a todos los países endeudados.

El pueblo no debe elegir entre su bancarrota bajo el euro o bajo el dracma.

Para que se dé una solución favorable al pueblo se requiere una verdadera ruptura que no tiene nada que ver con la caricatura de ruptura que invocan ciertas fuerzas incluso dentro de SYRIZA cuando defienden la salida de Grecia de la zona euro exclusivamente.

Algunas fuerzas de SYRIZA, así como fuerzas nacionalistas, fuerzas reaccionarias, que sostienen desde otro punto de vista que la salida de Grecia de la zona euro, con una moneda infravalorada, dará un impulso a la competitividad y al crecimiento, con consecuencias positivas para el pueblo, le están engañando deliberadamente.

La perspectiva de Grecia capitalista con una moneda nacional no constituye una ruptura favorable al pueblo. Las fuerzas políticas que proyectan este objetivo como solución u objetivo intermedio para cambios radicales –como la “plataforma izquierda” de SYRIZA, ANTARSYA, así como otras fuerzas fascistas, de ultraderecha en Europa, están jugando objetivamente el juego de ciertas secciones del capital.

Así pues no vamos a elegir si nos llevaremos la quiebra bajo el euro o el dracma, a través de una devaluación interna o externa.

Por eso no elegimos ni el memorándum y el Grexit.

Porque existe una solución alternativa si seguimos en una dirección de ruptura con la UE, el capital y su poder.

Podemos abolir, por ejemplo, los compromisos con la UE que han provocado el estancamiento de la producción nacional, desde el azúcar y la carne, hasta los astilleros y muchos otros sectores.

Podemos utilizar las contradicciones entre los centros imperialistas y lograr acuerdos internacionales de beneficio mutuo para la Grecia del poder popular, que estaría desligada de la UE y de la OTAN.

Podemos abrir el camino hacia la satisfacción de las necesidades populares si avanzamos a la socialización de los monopolios, de los medios de producción, con una planificación central científica nacional de la economía”.

Por último, D.Koutsoumbas destacó que el KKE llamó al pueblo trabajador a organizar su contraataque en las calles y en los centros de trabajo contra las duras medidas que incluye el memorándum.

Cabe destacar que el mismo día, el 10 de julio, por la tarde el Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME) realizó en Atenas y en otras grandes ciudades movilizaciones masivas contra el tercer memorándum (de izquierda) de medidas antipopulares. En las movilizaciones participaron sindicatos, Comités populares, asociaciones y grupos de mujeres, organizaciones y comités de lucha de trabajadores autónomos y de pequeños comerciantes, estudiantes, todos aquellos que están siendo atacados por las medidas del gobierno de coalición. Todos ellos reafirmaron: “¡Basta ya! Hay otro camino, que está a favor del pueblo”.

Dimitris Koutsoumbas destacó desde la manifestación del PAME en Atenas: “No podemos perder más tiempo. El pueblo trabajador debe organizar ahora su lucha, sus demandas, organizar su alianza popular”

Fotos de las manifestaciones convocadas por el sindicato PAME.

Granma: Entrevista con el presidente del Partido Obrero Húngaro, Gyula Thürmer.

http://www.granma.cu/mundo/2015-07-10/somos-amigos-y-aliados

Gyula Thürmer, presidente del Partido Obrero Húngaro. Foto: Ismael Batista

Gyula Thürmer es el presidente del Partido Obrero Húngaro (POH), una de las organizaciones comunistas que en Europa lucha contra la hegemonía del capitalismo. El POH  fue fundado en 1989 y se enfrenta además a las dificultades de la clase obrera y a los desafíos que impone este siglo XXI.

Granma aprovechó un reciente viaje de Thürmer a Cuba para conversar sobre algunos de los problemas de Europa, el movimiento obrero y, a la vez, conocer parte de la realidad húngara.

El movimiento comunista en Europa ha estado en una situación difícil en los últimos tiempos. Hace 25 años se produjo el derrumbe del socialismo en los países del Este y sus consecuencias se aprecian todavía hoy, expresó Thürmer.

En Hungría, en el 2012, el parlamento de Budapest adoptó una nueva ley que prohíbe el uso público de nombres vinculados a lo que llaman “regímenes autoritarios del siglo XX”.

De acuerdo con la Constitución húngara y la política del gobierno actual, los “regímenes autoritarios” son la dictadura fascista de Fe­renc Szalasi, que existió entre octubre de 1944 y abril de 1945, y todos los gobiernos de la construcción socialista entre 1948 y 1990.

De acuerdo con eso, ningún partido político, compañía, medio de comunicación, calle, plaza o sitio público puede incluir nombres de personalidades ni expresiones relacionadas con esa parte de la historia.

“Nosotros nos vimos obligados a cambiar el nombre del Partido porque la palabra comunista no se puede emplear en el nombre de una organización. La palabra liberación también está sometida a una prohibición”, señaló el líder.

Igualmente, es un delito en Hungría el uso de los símbolos comunistas: la estrella roja, la hoz y el martillo.

Por otra parte, el capitalismo en la Unión Europea (UE) se encuentra en crisis y desean resolverla haciéndole pagar el precio a los trabajadores. Además, las fuerzas capitalistas tratan de arrebatarle al proletariado su pasado, explicó Thürmer.

En este contexto, “en muchas naciones europeas se han comenzado a manifestar en contra de la contraofensiva de los grandes capitalistas. En Grecia y Portugal se han fortalecido mucho los comunistas, mientras en Hungría podemos decir que también comienzan a despertarse los ciudadanos”.

Un escenario que debe ser utilizado para fortalecer al movimiento. Las personas empiezan a comprender que les falta mu­cho por la pérdida del socialismo. Sobre todo los jóvenes y los de la mediana edad comienzan a acercarse al Partido, detalló el político hún­garo.

Aunque en los últimos años, el movimiento comunista europeo ha tenido algunas dificultades, a partir de ahora se puede empezar a hablar ya de un momento posterior a una gran crisis.

En el Viejo Continente también se refleja una realidad bien preocupante para todos los gobiernos: el auge de partidos de extrema derecha.

A propósito, Thürmer apuntó que “existen numerosas cuestiones que el capitalismo no puede entender. Una de ellas son los refugiados. La UE socavó gobiernos como Libia y Egipto y destruyó el orden en esos países. Acciones que provocaron la oleada de refugiados a las naciones europeas, que no saben qué hacer con tantos refugiados. Esta es una de las fuentes de fortalecimiento de la extrema derecha”.

En Hungría se ve reflejado porque los albaneses que viven en Kosovo viajan hacia Europa a buscar trabajo. Por ejemplo, este año ingresaron a Hungría 20 000 refugiados, agregó.

Otra de las razones —comentó el dirigente— son los problemas tradicionales en los países de Europa oriental. En el caso de Hungría es la situación de los gitanos.

“En la época del socialismo todo el mun­do tenía la obligación de trabajar, pero el Estado les garantizaba puestos de trabajo a los gitanos. Ahora no es obligatorio, no hay empleos y hay miles de gitanos sin ocupación laboral, lo cual hace que surja el extremismo”, explicó.

Al preguntarle sobre los retos del Partido Obrero Húngaro, dijo que el mayor desafío en la actualidad es impedir una guerra. Por el momento, no hay peligro inmediato de que lleguen al poder las fuerzas fascistas, las de la extrema derecha, apuntó.

Al hablar de política actual muchas veces se trazan paralelos y se hacen comparaciones, por ejemplo con los años 30 en Alemania y el ascenso del fascismo al poder. La situación no es la misma que en los años siguientes a 1929 cuando la gran crisis económica, ni es la época posterior a la Gran Guerra, pero en Europa hay grandes problemas hoy.

Aclara Thürmer que desde 1945 no había tanta presencia de soldados estadounidenses como actualmente. Además, en Rumania, Bulgaria, Polonia y los países bálticos se están realizando grandes maniobras militares.
En otro momento de la entrevista, la conversación se encaminó a la realidad cubana, luego del anuncio del próximo restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

A propósito, reflexionó que “la normalización de las relaciones entre ambos países es una gran victoria del pueblo cubano y de la solidaridad internacional. Pero, aunque han cambiado sus métodos, las intenciones de EE.UU. continúan siendo las mismas”.

Los comunistas húngaros nos alegramos de esta noticia. De la misma forma, nos  referimos a los vínculos entre la Isla y la UE, y al inicio de las relaciones entre el gobierno cubano y el húngaro.

Por tanto, nuestra visita es para felicitar a los cubanos por las victorias que han obtenido. Nos alegramos mucho de los éxitos del pueblo cubano. No están solos en esta lucha, pues junto a ustedes están los miembros del Partido. Somos amigos y aliados, subrayó.

Por esta razón, los ayudaremos en su lu­cha por que se ponga fin al bloqueo, uno de los mayores genocidios que puede rea­li­zarse contra un pueblo. Somos el único par­tido grande en Hungría que ha luchado realmente contra el bloqueo económico contra Cuba.

Comunicado del Partido Comunista de Grecia tras la reunión de líderes políticos convocada por el gobierno griego.

http://es.kke.gr/es/articles/El-KKE-se-opone-al-consenso-antipopular-de-los-partidos-burgueses/

El KKE se opone al consenso antipopular de los partidos burgueses

Un día después del referéndum del 5 de julio, en el palacio presidencial tuvo lugar el consejo de los líderes políticos presidido por el Presidente de la República, Pr. Pavlópulos. En este consejo que duró 7 horas tomaron parte el primer ministro A.Tsipras, Ev.Meimarakis como presidente en funciones de la ND, el presidente de To Potami St. Theodorakis, el Secretario General del CC del KKE D.Koutsoumpas, el presidente de ANEL P.Kammenos y la presidenta del PASOK F.Gennimatá.

Durante la reunión, los partidos SYRIZA, ANEL, ND, To Potami, PASOK llegaron a un acuerdo y de hecho firmaron un comunicado común, traduciendo el resultado del referéndum como la aceptación del euro y de la UE y el allanamiento del camino para un nuevo acuerdo antipopular.

Su desacuerdo total con el comunicado común expresó el SG del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas.

El SG del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, hizo la siguiente declaración después de la reunión de ayer de los líderes políticos presidido por el Presidente de la República:

“Hemos escuchado la sesión informativa del presidente en la reunión presidida por el Presidente de la República en relación con el desarrollo de las negociaciones y discusiones en curso, después del referéndum del pueblo griego.

Expresamos claramente, una vez más, las opiniones del KKE tanto respecto la evaluación del resultado del referéndum, como sobre los enormes problemas que está experimentando el pueblo griego en esta alianza depredadora de la UE con una política que aumenta continuamente los caminos sin salida para el pueblo, para los ingresos populares, para el curso del país, para el curso de nuestro pueblo en general. Se ha demostrado una vez más que no puede haber una negociación a favor del pueblo y de los trabajadores en el marco de la UE, en el camino de desarrollo capitalista.

El KKE estuvo en desacuerdo en el conjunto con el comunicado común, en lo que acordaron todos los demás líderes políticos, los demás partidos políticos. Nuestro desacuerdo tiene que ver además con nuestras evaluaciones sobre el veredicto del pueblo griego ayer, así como con el curso y la táctica de la negociación que propone el gobierno y aceptan los demás partidos, por lo menos en su marco y dirección generales.

Nadie ha autorizado a nadie a firmar nuevos memorandos para nuestro pueblo. Y estas medidas van a ser duras.”

Respondiendo a la pregunta de un periodista de si está hablando de una “solución fuera del euro”, Dimitris Koutsoumpas dijo:

“No. Hemos aclarado una cosa, que esta política sin salida lleva a dos direcciones: o bien a la firma, como parece y como estamos observando -lo veremos los próximos días-, a un acuerdo doloroso, con medidas antipopulares-un nuevo memorándum o bien al desarrollo de una bancarrota estatal, con grexit, con salida del euro o con doble moneda u otra cosa. Esto lo dicen sobre todo los “socios”, no lo dicen los partidos en el consejo de líderes políticos, lo dicen los “socios”. Así, pues, nuestro pueblo debe estar preparado. La posición del KKE es que ambos resultados posibles, es decir tanto un acuerdo con memorándum y medidas duras, como con grexit u otra cosa, estarán a expensas  del pueblo griego.

La ruptura con la UE, con el capital y su poder requiere una estrategia totalmente diferente, requiere el poder obrero-popular, con el pueblo realmente en el poder y la socialización de los medios de producción, la retirada de la UE, la cancelación unilateral de la deuda. Esta es la propuesta del KKE que constituye una propuesta totalmente distinta y no tiene que ver con las diferentes opiniones que llevarán al nuevo empobrecimiento de nuestro pueblo. Me refiero a opiniones que existen en otros partidos, que actualmente son minoritarias, como en el partido gobernante, respecto una salida solamente de la moneda.”

07.07.2015