Las contradicciones del Partido Comunista de España: resolución de la Conferencia Política del PCE en solidaridad con la Revolución Cubana (23-06-2012) y apoyo a “Mundo Justo” en Bielorrusia.

Con fecha de 23 junio el Partido Comunista de España (PCE) emitió una resolución en solidaridad con la Revolución Cubana -Revolución que creo merece las mayúsculas- que reproducimos a continuación. La resolución tiene importancia, primero porque contiene una reflexión de interés sobre el contexto de la Revolución Cubana y los cambios que se están introduciendo en su economía y, segundo, porque proviene del partido comunista que, hasta la fecha, aglutina en nuestro país la mayor parte del voto comunista y, por sí mismo o junto con IU, del voto de la izquierda más en general. Que un partido con cierto apoyo en nuestro país emita un comunicado de solidaridad con Cuba en momentos en los que el anticomunismo predomina ideológicamente y de forma clara es importante. Podrá pensarse que lo lógico es que un partido comunista apoye a la Revolución Cubana y, efectivamente, es lo lógico, pero de todos modos creo que hay que subrayar lo positivo del comunicado, habida cuenta de que una parte -posiblemente importante- de nuestros conciudadanos insiste en la cantinela -aprendida voluntaria o involuntariamente- de que aquello es una dictadura, un sistema caduco, insostenible, etc.

¿Cuál es la contradicción y la pega, por tanto? Pues que lo mismo que el PCE apoya a Cuba también apoya en Bielorrusia a uno de los grupos opositores al Presidente Lukashenko, el partido “Mundo Justo” -véanse al respecto, por ejemplo, algunas de las recientes entradas en este mismo blog-, y, como ya sabemos todos, hay una muy buena sintonía y relaciones de apoyo mutuo entre Bielorrusia y Cuba y también entre Bielorrusia y otros países latinoamericanos como Venezuela, además de ser Bielorrusia, y según apuntan todas las informaciones, un país en el que se mantiene un control estatal sobre la economía en beneficio de sus ciudadanos. La contradicción no es pequeña sino, en mi opinión y en tanto alguien sea capaz de explicármelo, bien grande, puesto que trabajar contra Lukashenko es trabajar contra el eje antiimperialista -y en favor de la independencia económica y tecnológica- en el que participa el Gobierno de Lukashenko y, por supuesto, contra el propio pueblo bielorruso. Y aquí no estamos hablando de un futurible en el que pueda caber la discusión sobre cuál es la mejor postura -p.e. Syriza o KKE- sino de un Presidente ya en ejercicio con todas las dificultades que tienen los presidentes y los países con gobiernos antiimperialistas y prosocialistas. No se puede tomar como modelo a Cuba o a América Latina en abstracto cuando en lo concreto se opta por las posiciones del imperialismo y del capitalismo europeo y occidental. Conviene aclarar las grandes contradicciones, por tanto, para resultar creíbles.

El comunicado del PCE sobre Cuba:

http://www.pce.es/conf_politica_2012/pl.php?id=5071

Resolución de la Conferencia Política del PCE en solidaridad con la revolución cubana

PCE / 23 jun 12

La Conferencia Política del Partido Comunista de España, saluda calurosamente el proceso revolucionario Cubano, que durante más de 52 años, con todas las dificultades que el imperialismo yanqui pone, pese a los esfuerzos por hacer sucumbir al pueblo de cuba por la vía del agotamiento y el hambre, sigue imparable en la lucha por el internacionalismo, el patriotismo y el socialismo.

El Partido Comunista de Cuba, guía excepcional del proceso revolucionario, ha sabido resolver las dificultades con conciencia del momento histórico, sin mentir jamás a su pueblo y poniendo por encima de todo la participación popular a la hora de elaborar las políticas que rigen los destinos de la Isla.

La revolución cubana, es motor fundamental de los procesos de liberación nacional que hoy vemos en América Latina, mientras que el imperialismo ocupa militarmente países en forma de misiones humanitarias, Cuba; es un verdadero ejército de personal sanitario, de educadores y educadoras de voluntarios y voluntarias perfectamente formados y capacitados que acuden a los lugares más empobrecidos del globo a prestar servicio voluntario.

Las sociedades cambian y evolucionan y el marxismo no es algo inerte, la sociedad Cubana ha decidió emprender profundas reformas para perfeccionar su sistema socialista, luchar contra la corrupción y seguir dotando al pueblo de cotas inusitadas de bienestar social, cambiar todo lo que tenga que ser cambiado, para profundizar en un socialismo único, sin modelos. Los lineamientos para la nueva política económica impulsados por el Partico Comunista de Cuba (PCC) han sido un verdadero éxito, en cuanto a participación en el debate e implicación del pueblo con su proceso revolucionario, demostrando una vez más la alta complicidad existente entre el Partido y las masas.

Mientras que el pueblo español, sufre recortes en servicios sociales; se le imponen reformas laborales regresivas, la población es condenada al paro y a la exclusión social y las personas que se movilizan para defender sus derechos son duramente reprimidas, el gobierno cubano, sigue dando lecciones de democracia. Los datos hablan por sí solos, ya que para encauzar el debate en el congreso se tomaron como base, las propuestas formuladas en 163.000 reuniones, más de dos tercios de los Lineamientos fueron modificados antes de redactar la versión finalmente presentada a los 1.000 delegados y delegadas asistentes al congreso. En síntesis el futuro de la Revolución se ha decidido en significativo contraste con lo que practican las democracias burguesas que sin contar con su población emprenden medidas que hipotecan a generaciones en favor de las minorías sociales.

Es nuestro deber, internacionalista y de clase, difundir los logros y avances que el socialismo cubano pone a disposición de las personas, seguir denunciando el terrible bloqueo económico, que actúa como un arma de doble filo, contra los cubanos y cubanas, negándoles medicinas, equipos médicos, tecnologías etc… y contra nosotros y nosotras mismos, porque el bloqueo nos niegan sus avances tecnológicos e investigaciones medicas.

Pero del mismo modo, tenemos que seguir luchando contra el bloqueo informativo, que empieza por la ocultación de los avances que el socialismo realiza en Cuba, prosigue por la mentira desde los medios de comunicación de masas del capitalismo oligárquico financiero y cala incluso en personas de izquierdas que guiadas bajo un falso humanismo, no ven la obra de la Revolución.

Madrid a 23 de junio de 2012