Sputnik entrevista a Santiago Pérez Benítez, analista del Centro de Investigaciones de Política Internacional en La Habana.

https://mundo.sputniknews.com/entrevistas/201701221066401170-cuba-trump-ley-ajuste-obama/

Cuba en la era Trump

Entrevistas

19:07 22.01.2017(actualizada a las 22:10 22.01.2017) URL corto
Natasha Vázquez
264140

El escenario internacional en el que Cuba debe insertarse se caracteriza por múltiples y contradictorias tendencias, muchas de las cuales se han hecho más notorias a raíz del Brexit y de la victoria de Donald Trump en las elecciones de EEUU.

Santiago Pérez Benítez, analista del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI) en La Habana, reflexiona en exclusiva para Sputnik sobre las amenazas y oportunidades a las que se enfrentaría la política exterior de Cuba en el nuevo escenario.

— ¿Cómo valoraría usted el escenario global al comenzar la presidencia de Trump?

— De manera estructural, en el mundo continúa avanzando ‘objetivamente’ el proceso de globalización y se consolida el proceso ‘natural’ de concentración y centralización del capital; la conformación de un orden basado en cadenas globales y regionales de valor; el poder creciente de las transnacionales; la financiarización de la economía en detrimento de la inversión productiva; la deslocalización de empresas hacia países con mano de obra más barata; la importación de trabajadores extranjeros —legales o ilegales— hacia países centrales para reducir los costos de la producción y los salarios; el incremento de la desigualdad dentro y entre los países; la erosión del Estado de Bienestar donde existía; la imposición de medidas de ajuste estructural, entre otros rasgos.

Este modo de funcionamiento del capitalismo global, no obstante, ha develado serios problemas en su funcionamiento, y está generando conflictos y disfuncionalidades evidentes.

Se mantiene la crisis estructural y sistémica que eclosionó en 2007-2008 en EEUU y que se ha esparcido por todo el mundo con visos de permanecer en la perspectiva mediata. Simplemente la economía no crece como debiera, lo que —además de otras causas— repercute en el agravamiento sensible de las contradicciones económicas, sociales y políticas del capitalismo, tanto a nivel de las sociedades nacionales, como de los conflictos internacionales.

Específicamente a nivel de las élites y de los grupos dominantes de los países centrales, se percibe un ascenso de los sectores nacionalistas, capitalizados por la derecha, sobre todo en EEUU, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón y en otros países, que claman por el ‘rescate’ de la soberanía, reaccionan alérgicamente al ascenso de China y otras potencias emergentes, y se oponen a la globalización y regionalización de la manera que ha funcionado en las últimas décadas.

No necesariamente en conflicto con los sectores globalizados, pero sí con matices diferentes, estos grupos buscan generar una mayor cuota de plusvalía al interior de las fronteras nacionales. Las nuevas fuerzas de la derecha, a nivel internacional, tienden a ideologizar menos que los sectores oligárquicos globalizadores los temas de la democracia liberal y la defensa de los derechos humanos, aunque los sigan empleando como herramientas para satanizar a países enemigos.

En este marco de ‘países first’, la competencia entre los centros de poder se agudiza, incluyendo la existente entre los propios países de la tríada (EEUU, Europa y Japón) y la que se libra con los llamados emergentes, principalmente Rusia, China y otros actores regionales que buscan obtener mejores posiciones en el marco del orden internacional vigente.

A nivel político-diplomático, las relaciones entre los centros de poder mencionados —por ahora— discurre entre la confrontación y la cooperación, dado el nivel de interdependencia existente, y la ausencia de paradigmas ideológicos alternativos.

En el caso de América Latina, donde primeramente se resquebrajó el andamiaje neoliberal ya a fines de los noventa, se percibe un debilitamiento de la respuesta que desde el centro-izquierda dieron los sectores progresistas a las fuerzas del imperialismo globalizador en los primeros 15 años del presente siglo. Este debilitamiento temporal se ha evidenciado en los cambios de gobierno hacia la derecha en Brasil, Argentina, el activismo opositor en Venezuela y el debilitamiento de las opciones integracionistas latinoamericanas. Está en curso una clara ofensiva de derecha impulsada desde Washington, aunque las fuerzas populares mantienen su resistencia y siguen en el poder las Revoluciones en Venezuela, Ecuador y Bolivia.

— ¿Cuál considera usted que será la posición de EEUU en este contexto a partir de la toma de posesión de Trump?

— EEUU continúa desempeñándose como actor clave del sistema internacional, aun cuando se ha reducido de forma relativa su superioridad global. En los primeros años de la Administración Trump probablemente se incremente su agresividad para recuperar posiciones perdidas y obtener ventajas en las negociaciones y conflictos internacionales, incluyendo la confrontación con el Estado Islámico en el Medio Oriente, el enfrentamiento con actores internacionales de mayor peso, sobre todo con China e Irán, a diferencia de Obama, que en su segundo mandato priorizó la confrontación con Rusia.

Washington continuará evitando el empantanamiento en operaciones bélicas a gran escala en el exterior, y las llamadas operaciones de ‘nation building’, pero al mismo tiempo, incrementará su política de rearme, subversión en los países no afines a sus proyecciones y hegemonía. Trump desarrollará una política unilateral y de imposición de condiciones, lo que generará divergencias con los aliados europeos y asiáticos, sin llegar a lacerar sensiblemente las alianzas estructurales existentes.

— ¿Qué puede esperar Cuba de la nueva administración de EEUU?

— En el escenario brevemente comentado, se perciben claramente dos designios estratégicos de confrontación global por parte del imperialismo con Cuba:

Por un lado, hay una clara voluntad de los sectores más mundializados, representados por la Administración Obama y los países de la UE, para incluir a Cuba en el proceso de globalización en curso. Se desea promover los intereses de sus agentes económicos; evitar un mayor nivel de relaciones estratégicas de la isla con Rusia, China, Venezuela, y tratar de interactuar y de ser posible derrocar, o al menos modificar sustancialmente, al sistema cubano mediante el llamado ‘compromiso’ (engagement), y no la hostilidad o aislamiento total o parcial como fue la norma en los 55 años previos, aunque ninguno de los instrumentos de esta política se han eliminado completamente.

Un cambio del sistema socialista en Cuba —preferentemente por vía evolutiva— tendría una importancia ideológica, simbólica y política trascendental de cara a su esquema de dominación hegemónica mundial. Sería absurdo pensar que, sobre todo EEUU y las principales potencias europeas, no seguirán actuando para obtener tales objetivos.

La otra línea, que encarnaría la Administración Trump, sin desdecirse necesariamente de elementos de la anterior estrategia, y buscando los mismos objetivos, pero de manera más ‘impaciente’, privilegiaría un curso de mayor confrontación, de mayores presiones, hostilidad, injerencia, que detenga el ritmo de los avances en las relaciones bilaterales, y que de nuevo priorice la generación de inestabilidad y amplifique las críticas a Cuba a nivel internacional, desatando campañas de difamación y probables presiones multilaterales. Incrementaría las acciones de bloqueo, sobre todo en el ámbito financiero. Buscaría quitarle a Cuba los supuestos beneficios y ‘respiros’ que, en su lógica, le otorgó el deshielo con Obama en el 2015 y 2016.

Esto no excluye elementos de cooperación con el gobierno cubano como algunos de los actualmente existentes. No debe esperarse la ruptura de las relaciones diplomáticas, ni la afectación sensible de intereses económicos norteamericanos, aunque estos aún son incipientes y poco poderosos en comparación con el poder de la política probable de la ‘envalentonada’ Administración, y sobre todo del Congreso Republicano.

En este escenario de detenimiento del proceso de mejoría de las relaciones bilaterales Cuba-EEUU o empeoramiento de las mismas (aunque todavía es prematuro precisar mayores detalles), los países europeos, en sus políticas bilaterales, se dividirían entre los interesados en mantener sus posiciones e intereses en Cuba y los mayores aliados de EEUU que, con matices, secundarían el curso norteamericano, y que no tendrían grandes intereses en nuestro país. De manera general, no obstante, Bruselas seguirá abogando por la línea de confrontación más afín con la posición del Presidente Obama, sobre todo después de la firma del Acuerdo con Cuba de diciembre de este año

En general, los gobiernos de América Latina y el Caribe mantendrían la solidaridad con Cuba y el nivel de apoyo a nuestro país, aunque existirían matices en el nivel de involucramiento de algunos países.

Las políticas de Rusia y China en este escenario se mantendrían estables y mantendrían el compromiso con nuestro país, criticando el curso hostil de la Administración Trump, aunque los matices de su reacción y el grado de compromiso e incremento de su involucramiento en Cuba sería en dependencia del estado en que se encuentren para esos momentos las relaciones con EEUU y el bloque occidental en general.

Está claro que en el escenario que se avecina, Cuba como cualquier actor internacional, va a confrontar importantes amenazas, pero también se abren oportunidades para su interacción, lo que incluye el aprovechamiento de los conflictos al interior de las clases dominantes de EEUU; la interacción con los otros actores internacionales en competencia con Washington como Rusia, China; los nexos que mantiene Cuba con países europeos, Canadá, América Latina y el resto de los actores gubernamentales de otros continentes.

Cooperación Rusia-Cuba 2016-2020: Defensa, medicina, ciencia y tecnología y otras áreas. Uno de los acuerdos en el exterior de mayor tamaño para Rusia (Sputnik).

https://mundo.sputniknews.com/fuerzasarmadas/201612091065431922-rogozin-cabrisas-comision/

Rusia y Cuba firman un programa de cooperación en el ámbito de defensa hasta el año 2020

Fuerzas Armadas

03:09 09.12.2016(actualizada a las 08:37 09.12.2016) URL corto
23079282

LA HABANA (Sputnik) — El vice primer ministro ruso, Dmitri Rogozin, y el vicepresidente y ministro de Economía y Planificación de Cuba, Ricardo Cabrisas, firmaron un programa de cooperación tecnológica entre los dos países en el ámbito de la defensa.

El programa de cooperación durará varios años, hasta el año 2020.

La firma se llevó a cabo al concluir una reunión de la Comisión Intergubernamental ruso-cubana para la Cooperación Económico-Comercial y Científico-Técnica que tuvo lugar este jueves en La Habana.

 

Rogozin precisó que Rusia está dispuesta a desarrollar la cooperación con Cuba en diferentes ámbitos.

“Intentamos de seguir manteniendo la dinámica económica y desarrollando el diálogo político y la cooperación en los ámbitos humanitario, cultural, de comercio e inversión”, dijo Rogozin.

Añadió que Cuba sigue siendo un socio fiable y seguro de Rusia.

“Hoy abordamos las cuestiones claves de la cooperación entre nuestros países y los proyectos concretos en los ámbitos de energética, metalurgia, fabricación de automóviles y agricultura”, subrayó el vice primer ministro de Rusia.

Agregó que Rusia y Cuba también acordaron la creación de un comité sobre nuevas tecnologías.

 

Rogozin y Cabrisas son copresidentes de la Comisión Intergubernamental.

El miércoles portavoces de la delegación de empresarios y funcionarios que acompañan a Rogozin aseguraron que en La Habana se firmarían acuerdos relacionados con salud, vías férreas y modernización de plantas de energía.

“En estos momentos no hay límites para perfeccionar nuestra cooperación”, declaró, a su vez, el vice primer ministro ruso.

_____________________________

https://mundo.sputniknews.com/politica/201612091065431451-cuba-acuerdos-rogozin/

Expectativas en La Habana por reunión de Comisión Intergubernamental Rusia-Cuba

Política

02:33 09.12.2016URL corto
121822

LA HABANA (Sputnik) — El inicio de los trabajos de la Comisión Intergubernamental Cuba-Rusia, encabezada el jueves por altos funcionarios de ambos gobiernos en La Habana, genera expectativas pese al silencio de fuentes estatales y medios de comunicación oficiales.

Portavoces de la delegación de empresarios y funcionarios que acompañan al vice primer ministro ruso Dmitri Rogozin aseguraron el miércoles que en La Habana se firmarían acuerdos relacionados con salud, vías férreas y modernización de plantas de energía.

Rogozin copreside la Comisión Mixta junto al vicepresidente y ministro de Economía y Planificación de Cuba, Ricardo Cabrisas.

 

Participantes en las labores que pidieron no divulgar sus nombres compararon la ubicación de Rogozin y Cabrisas como supervisores de este proceso con la potencia de la locomotora de un superexpreso.

Bajo su conducción, comentaron, en octubre de 2015 se firmaron seis acuerdos de cooperación por más de 1.200 millones de dólares y se inició el análisis de proyectos en diversas áreas.

“En estos momentos no hay límites para perfeccionar nuestra cooperación”, declaró entonces Rogozin.

Cabrisas, por su parte, resaltó en esa ocasión que Moscú y La Habana están decididas a transitar en el quinquenio 2016-2020 hacia esferas no tradicionales de cooperación, como ciencia, tecnología y ambiente, sector en el cual se inscriben las posibilidades de transmisión de experiencias que tiene Cuba en medicina y salud pública.

 

Con ese fin se creó un grupo de trabajo bilateral que asumió la ejecución de investigaciones innovadoras.

Dos de los convenios ya suscritos respaldan programas prioritarios para el Gobierno cubano en energía y siderurgia.

Uno es la construcción de cuatro bloques de generación de energía, de 200 megavatios cada uno, que se incorporarán al sistema nacional en dos años en las centrales termoeléctricas del Este de La Habana y Máximo Gómez (noroeste).

El otro es la concesión por parte de Moscú de un préstamo de 100 millones de dólares para la modernización y ampliación de la planta siderúrgica Antillana de Acero, ubicada en la capital.

 

Rogozin y la presidenta del Senado de Rusia, Valentina Matvienko, coincidieron en que este convenio clasifica como uno de las más grandes de Rusia en el extranjero.

Pese a las dificultades derivadas de las sanciones de EEUU y la Unión Europea contra Moscú, los acuerdos permitirán la mayor inyección rusa en la economía cubana de los últimos 20 años, ponderó Cabrisas.

Otro avance es el acuerdo de colaboración entre las empresas Heber Biotec, de Cuba, y Pharmaco, de Rusia, para el ingreso de productos farmacéuticos cubanos al mercado ruso, en particular del medicamento Heberprot-P para el tratamiento del pie diabético y que ya se vende en más de 20 países.

Un estudio de Heber Biotec indica que el fármaco desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana podría evitar unas 30.000 amputaciones por año en Rusia.

 

En materia de transporte, figuran planes para la reparación y construcción de vagones de pasajeros y de carga y la posible creación de un nudo de viajes aéreos.

Rusia y Cuba firmaron en junio otro convenio sobre el perfeccionamiento de la Comisión Intergubernamental para la Colaboración Económico-Comercial y Científico-Técnica, tras una reunión de sus copresidentes en la que se fijó para este mes la siguiente sesión del organismo.

En cumplimiento de ese acuerdo y como antesala de la Comisión Intergubernamental, el miércoles culminó en el Hotel Presidente de esta capital el Primer Taller de Intercambio Científico-Técnico Cuba-Rusia con la firma de un protocolo que identifica cinco esferas principales de trabajo y la convocatoria a un concurso de proyectos conjuntos.

Las especialidades incluidas son astronomía y cosmos, medicina, agricultura, recursos naturales, energía nuclear y nanotecnología, sectores en los que ya existen varias iniciativas con un alto nivel de concreción e instituciones interesadas en participar, según se informó.

 

Tras firmar por la parte rusa, el director de Ciencia y Tecnología del Ministerio a cargo de esta esfera, Serguéi Salikhov, expresó optimismo porque ya existen proyectos diseñados sobre bases sólidas y recomendó trabajar en experimentos que conduzcan a resultados de beneficio mutuo y patentes conjuntas.

El financiamiento de las investigaciones se llevará a cabo según las prioridades definidas y sobre la base de la paridad, se insistió durante el taller.

Los 55 participantes concordaron en que esos principios no excluyen respaldar iniciativas innovadoras que demuestren factibilidad para ser rápidamente comercializables.

El viceministro de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, Danilo Alonso aseguró que el protocolo firmado el miércoles es el primer paso de una cooperación más relevante y fructífera.

 

“Se podrá avanzar especialmente en las líneas de trabajo definidas en estos debates, a lo cual se suma el acuerdo entre el Centro de Estudios Ambientales de la provincia cubana de Cienfuegos (sudoeste) y el de Investigaciones de Materiales para la Aviación de Rusia, rubricado en julio de 2015 en Moscú y ya en fase de implementación”, dijo Alonso.

Ese acuerdo regula el estudio del uso de materiales rusos para la aviación en condiciones de clima tropical como el de Cuba.

Por el monto total de la cooperación económica-comercial, Rusia se convirtió en el quinquenio 2010-2015 en el tercer socio de Cuba, detrás de Venezuela y China y delante de España.

Cuba 2016: El ajuste que no llegó… ni llegará (Iroel Sánchez, Granma)

http://www.granma.cu/opinion/2017-01-05/cuba-2016-el-ajuste-que-no-llego-ni-llegara-05-01-2017-19-01-04

Nuevamente medios de comunicación internacionales anuncian la inminente debacle económica cubana y hasta en algunos que se hacen llamar alternativos, encuentran eco augures que han fracasado en ocasiones anteriores en sus pronósticos sobre Cuba, y tienen la corrección política de llamar «embargo» al bloqueo que hace más de cinco décadas busca rendir por hambre y enfermedades a quienes vivimos en esta Isla.

Cierto, la economía cubana pronostica un 2 % de crecimiento en el 2017, distante de lo necesario y deseado, luego de decrecer un 0,9 % en el 2016, y tiene problemas importantes por resolver, como el incremento sustancial de la inversión extranjera y la eliminación de la dualidad cambiaria, que estimula la emigración de la fuerza de trabajo desde el sector estatal y deforma los resultados de sus empresas de propiedad pública, pero aun así no se confirman las predicciones de quienes llevan más de tres años augurando que una disminución (incluso gradual) de los vínculos con Venezuela provocaría: «una contracción de hasta 10 % del producto bruto interno, en una recesión de dos o tres años, por una merma de ingresos de divisas, depresión de inversiones, restricciones financieras externas e importaciones más caras, sin facilidades de pago de la factura petrolera. Tal crisis demandaría un ajuste “complejo y doloroso”».

Sin embargo, no nos conformemos con la diferencia tan notoria entre tal pronóstico y la realidad. Veamos si desde el punto de vista popular avanzamos o retrocedimos en el 2016. Entre diciembre del 2015 y enero del 2016 el estado de inconformidad con los precios de los alimentos que subían constantemente era generalizado en Cuba, incluso rumores de un control estatal habían provocado un sabotaje a los abastecimientos en los mercados por los proveedores privados a los que nuevas políticas habían trasladado una parte significativa del abastecimiento de productos agropecuarios a la población.

Las ferias que tradicionalmente se efectúan por fin de año en la capital eran hace 12 meses criticadas por su desabastecimiento, se habían deteriorado los instrumentos en poder del Estado para favorecer la presencia de productos a bajos precios que facilitaran a las familias abastecerse con vistas a las celebraciones de año nuevo.

Aquel mismo diciembre, en el pleno de la Asamblea Nacional, un diputado había puesto el explosivo tema sobre el tapete y motivado una discusión, con una intervención de Raúl Castro anunciando una rectificación urgente, liderada desde la dirección del Partido Comunista, de los mecanismos que habían alejado del control estatal la distribución de productos agropecuarios, a la que se referiría el propio Raúl en su muy crítico Informe Central al 7mo. Congreso del Partido, efectuado en abril:

«Apenas se produjo la discusión en el Parlamento sobre este tema, que recordarán sobre todo los diputados aquí presentes y que tardamos mucho en reaccionar, apoyé inmediatamente al Segundo Secretario del Partido, compañero Machado Ventura, que salió al combate por todo el país enfrentándose a ese problema».

Junto a las rebajas de precios de un 20 % promedio de un grupo de productos de alto consumo popular en el comercio minorista estatal, el resultado ha estado a la vista un año después, cuando aún con insatisfacciones, la situación es radicalmente diferente y a pesar de las limitaciones de combustible en el segundo semestre, consecuencia de las afectaciones en las relaciones comerciales con Venezuela, la agricultura cubana por primera vez en mucho tiempo creció en todos los renglones.

Más allá de los vaticinios de la gran prensa capitalista y el amarillismo de sus filiales, fronteras adentro, no regresaron los apagones masivos ni se retornó a la escasez de los años noventa del siglo pasado, cuando se cortaron abruptamente las relaciones económicas con la URSS y nos recomendaban recetas de corte neoliberal.

Para el 2017, según planteó la ministra de finanzas ante el parlamento, los gobiernos locales dispondrán del 50 % de los aportes por la Contribución Territorial para el Desarrollo Local, en adición a su presupuesto para financiar proyectos fuera del plan y los consejos de la Administración Provincial podrán captar hasta el 10 % de los ingresos obtenidos por este tributo, en los municipios que determinen, para equilibrar recursos en otros que reciben menores ingresos por este concepto. Al amparo de esos recursos, en la capital comienzan a rescatarse espacios públicos en beneficio de las mayorías, algo que ha arrojado ya visibles resultados en ciudades del oriente del país.

Pero también han existido victorias políticas. Un mes antes del Congreso del Partido, el paso del Presidente estadounidense por La Habana en plan seducción generó un rico debate ideológico, coronado por el artículo de Fidel El hermano Obama. La desconfianza expresada allí hacia las intenciones obamistas ha sido confirmada por la Directiva Presidencial emitida por este y por la permanencia de la mayoría de las restricciones del bloqueo y los instrumentos de política contra Cuba, a pesar de los muchos acuerdos bilaterales alcanzados sobre asuntos de interés común e intensos intercambios de visitas entre ambos países. Siguió en pie la imposibilidad de utilizar el dólar en las transacciones financieras internacionales cubanas y continuaron las persecuciones y las multas millonarias pendiendo, y cayendo, sobre las instituciones que se atreven a mantener relaciones comerciales con la Isla.

Los resultados de los cambios de liderazgo en Argentina y Brasil y el ascenso de la oposición antichavista en Venezuela, mostraron muy pedagógicamente a un pueblo tan politizado como el cubano, las trampas de sistemas electorales que, como define el portugués Boaventura de Sousa Santos, en el mejor de los casos constituyen una «isla de relaciones democráticas en un archipiélago de despotismos», tan recomendados para Cuba desde Europa y EE.UU.

Ya en el segundo semestre y bajo el impacto de las restricciones anunciadas a inicios de julio, la respuesta organizada a los daños del huracán Matthew, la ausencia de fallecidos por ese meteoro y las enérgicas acciones de recuperación transmitieron confianza en la capacidad de la estructura política, económica y social cubana para enfrentar con ventaja sobre otros sistemas cualquier circunstancia adversa.

A fines de noviembre, la muerte de Fidel puso en solfa los estereotipos cultivados durante décadas. Contra lo reiteradamente anunciado por la industria mediática global, que muchas veces se adelantó al suceso, no hubo ni secretismo, ni caos, ni culto a la personalidad, y sí un espontáneo y masivo dolor sincero, además de respeto, compromiso y protagonismo popular encabezado por los jóvenes.

Pero a propósito de Fidel, volvamos a la economía. Alrededor del actual bombardeo informativo sobre la economía cubana, gana vigencia un planteamiento suyo ante economistas del Tercer Mundo reunidos en La Habana en 1981: «El desarrollo no solo es económico sino también social. Puede haber un crecimiento económico, deformado o dependiente, que no sirva a este objetivo ni conduzca a los fines esperados. Una política económica y social acertada debe tener como centro y preocupación al hombre. Si se traza una política que no corresponda a este contenido, no habrá desarrollo y ni siquiera paz».

Es esa visión la que lo llevó —ante el escepticismo de unos y la duda de otros— a proclamar que Cuba sería una potencia médica e impulsar en medio de escaseces la biotecnología al servicio de nuestro pueblo.

A Fidel y sus ideas suelen presentarlos en esos mismos espacios como responsables de nuestras carencias económicas, pero vale recordar que es esa concepción humanista y solidaria de la Medicina —que hace a los médicos cubanos ir a donde muy pocos de sus colegas de otros países han puesto un pie y tratar a cualquier persona como un igual— es la que le reporta hoy al país su mayor ingreso por exportaciones. Fue él quien inició en esas mismas condiciones el desarrollo de las infraestructuras e inversiones que junto a las condiciones de salud, educación y seguridad ciudadana permiten el crecimiento del turismo hacia el país; baste solo señalar los desarrollos turísticos de las cayerías al norte de la Isla. Su visión de la formación masiva de profesionales procedentes de los sectores más humildes del pueblo en todas las ramas es la que permite hoy que Cuba pueda proponerse atraer la inversión extranjera en condiciones más ventajosas que cualquier otro país de nuestro entorno, aspecto que, como acaba de plantear Raúl, puede y debe ser dinamizado actuando con menos burocracia y mayor audacia en función de alcanzar las cifras de crecimiento que demanda el desarrollo del país.

Esa concepción fidelista del desarrollo, opuesta a las fórmulas neoliberales que vienen a ofertarnos una vez más, está contenida en los documentos aprobados por el 7mo. Congreso y enriquecidos en un debate amplio y democrático con la militancia del Partido, la UJC, representantes de las organizaciones de masas y de diversos sectores de la sociedad, se sustenta en el concepto de Revolución que más de siete millones de cubanos suscribieron en apenas día y medio con posterioridad al fallecimiento del Comandante.

Sería muy fácil crecer a altos ritmos aplicando el «ajuste complejo y doloroso» que nos recomiendan, pero entonces sí retrocedería abismalmente la mayoría de los cubanos y no se gobernaría para ellos sino, como ya hemos visto en algunos países latinoamericanos que retomaron la senda neoliberal, o en los de Europa del Este que abandonaron el socialismo, para entregar la Isla a intereses foráneos.

Problemas hay muchos y algunos pueden tener solución sin depender de importaciones ni de si viene más o menos petróleo de Venezuela, comenzando, como también se señaló en la Asamblea Nacional, por «el uso eficiente de los portadores energéticos, evitando el desvío y el robo que lamentablemente están presentes y se ratifica en las estadísticas y controles que se realizan periódicamente, donde se informan municipios que no reportan ventas de combustibles o en cantidades ínfimas en sus servicentros».

Desconocer nuestros errores no nos ayudará a avanzar pero, como expuso el Presidente ecuatoriano Rafael Correa en el homenaje póstumo a Fidel: «evaluar el éxito o el fracaso del modelo económico cubano, haciendo abstracción de un bloqueo criminal de más de 50 años, es pura hipocresía. Cualquier país capitalista de América Latina colapsaría a los pocos meses de un bloqueo similar».

Y los «ajustes» tan deseados por los hipócritas no llegarán porque, en palabras de Raúl ante el 7mo. Congreso del Partido: «Las decisiones en la economía no pueden, en ningún caso, significar una ruptura con los ideales de igualdad y justicia de la Revolución y mucho menos resquebrajar la unidad de la mayoría del pueblo en torno al Partido. Tampoco se permitirá que como consecuencia de esas medidas se genere inestabilidad e incertidumbre en la población cubana».

Alejo Carpentier: Carta de Fidel Castro con motivo del Premio Cervantes, 1978 (Granma).

http://www.granma.cu/cultura/2016-12-25/a-proposito-del-cumpleanos-de-carpentier-25-12-2016-23-12-49

El escritor Alejo Carpentier conversa con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Foto: Archivo

Si emocionante fue el gesto de Alejo Carpentier —que nació un día como hoy: 26 de diciembre, de 1904— al donarle a la Revolución Cubana el Premio Miguel de Cervantes, en 1978,  fue  igualmente  hermosa y  ejemplar la carta que le escribiera Fidel  a nombre del Partido y de nuestro pueblo a Alejo, primer latinoamericano en obtener tan alto galardón de las letras españolas y una de las figuras cimeras de la cultura universal. Es justo el homenaje al escritor y a Fidel, quien hace solo un mes no está físicamente con nosotros.

Ciudad de La Habana, 3 de mayo de 1978

Compañero Alejo Carpentier

Embajada de Cuba en Francia

París.

Querido compañero Carpentier:

Nuestro Partido y nuestro pueblo han recibido con la misma emoción que nosotros las palabras con que usted, en gesto de noble y conmovedora generosidad, dedica a la Revolución la medalla conmemorativa y el importe del Premio Miguel de Cervantes Saavedra.

Estamos acostumbrados a que los jóvenes, que todo lo deben a la nueva sociedad, consagren a ella sus éxitos en la producción, la conciencia, el arte o el deporte. Usted, sin embargo, era ya una gloria de las letras, de reconocido prestigio cuando todavía faltaban largos años para que triunfara nuestra causa. Esa circunstancia subraya, en todo su valor moral, en la hora de un altísimo reconocimiento a la obra literaria de su vida entera, a compartir ese merecido honor con todos sus compatriotas.

Muchas condecoraciones pueden caber en el pecho de un hombre. Pero cuando un hombre siente que no puede existir verdadera grandeza si está separada de la obra colectiva a la que pertenece, como usted lo manifiesta ahora, se hace digno de la más alta y más valiosa de todas; la de la admiración, el cariño y el respeto de su pueblo.

No será fácil para nosotros escoger la obra a la cual dediquemos el elevado importe de su donación. Muchas cosas se nos ocurren; un campamento, o palacio de pioneros, un hospital, una escuela. Tal vez, al fin y al cabo lo dediquemos a una institución más directamente vinculada con el arte, algo que recuerde su gesto, aunque su obra escrita y su conducta perdurarán más que ningún otro símbolo.

Fraternalmente, Fidel Castro

Sputnik: ¿Qué está detrás de la visita de los políticos rusos a América Latina?

https://mundo.sputniknews.com/defensa/201612101065467232-cooperacion-militar-rusia-america-latina/

Defensa

22:01 10.12.2016

Moscú está recuperando exitosamente las posiciones en América Latina, donde se va debilitando la influencia de EEUU. Alexandr Jrolenko, columnista de RIA Nóvosti, reflexiona los beneficios que puede aportar la cooperación técnico-militar entre Rusia, Venezuela, Nicaragua y Cuba.

Esta semana, el vice primer ministro del Gobierno de Rusia, Dmitri Rogozin, quien supervisa la industria de defensa, se reunió con las autoridades de Venezuela, Nicaragua, Cuba, y sostuvo conversaciones sobre la cooperación en materia de defensa y seguridad.En febrero de 2015, Serguéi Shoigú, ministro de Defensa de Rusia, realizó un viaje de cuatro días a Venezuela, Nicaragua y Cuba, lo que marcó un paso más para la formación del sistema de seguridad en el marco de la disuasión no nuclear.

En julio de 2014, durante un viaje de seis días por América Latina, el presidente ruso, Vladímir Putin, se reunió con los líderes de Cuba, Argentina, Brasil, Nicaragua, y sentó las bases de la cooperación militar y técnica para muchos años por delante.

Intereses en común

Venezuela comparte la posición de Rusia sobre Siria y Ucrania. Moscú, a su vez, apoya la posición independiente de Caracas en el ámbito internacional. Los países están en constante desarrollo de la cooperación técnico-militar.En Venezuela, hay una gran demanda de aviones de combate rusos, helicópteros, sistemas de defensa aérea, vehículos blindados y armas ligeras. Además, sigue vigente el programa de ejercicios militares conjuntos y las llegadas de los buques de la Armada rusa en los puertos venezolanos. Pronto Venezuela será el primer país del mundo (a excepción de Rusia), donde será legal la producción de fusiles Kaláshnikov.

El autor del artículo califica de “interesantes” las negociaciones de Dmitri Rogozin en Managua, con la participación del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, la vicepresidente Rosario Murillo y el comandante en jefe del Ejército, Julio César Avilés.En el marco de la cooperación técnico-militar, los nicaragüenses tienen previsto comprar a Rusia los cazas MiG-29 y los buques de patrulla naval. Además, existe un proyecto de importancia estratégica que prevé la construcción del canal de Nicaragua con la participación de Rusia y China.

Cuba sigue siendo un socio fiable de Rusia, a pesar de la presión por parte de los países occidentales. Los copresidentes de la comisión intergubernamental ruso-cubana, Dmitri Rogozin y Ricardo Cabrisas Ruiz, firmaron un programa de cooperación tecnológica entre los dos países en el ámbito de defensa hasta 2020. Moscú ayudará a La Habana a modernizar y fortalecer su Ejército nacional.En 2001, Rusia cerró el Centro técnico de radio en Cuba, que desde 1964 sirvió para interceptar las emisiones de EEUU.

“Quizás, el centro de radioescucha Lourdes y los puertos de Cuba vuelvan a despertar el interés del Ministerio de Defensa de Rusia”, señala Jrolenko.

Prioridades estratégicas

El periodista observa que la población conjunta de Venezuela, Nicaragua y Cuba es de unos 48 millones de personas, y casi 180.000 soldados están en formación de batalla. Los pueblos de los tres países tienen una gran tradición militar, potencial de movilización, y están mentalmente preparados para defender el país con las armas en las manos.Situados en la parte norte del océano Atlántico, Venezuela, Nicaragua y Cuba potencialmente representan un sistema perfecto de bases navales para los buques de la Armada rusa, destaca el autor.

Las bases navales son un instrumento diplomático para fortalecer la seguridad nacional e internacional, un indicador del estado político del país, así como una condición para el desarrollo económico sostenible y el aprovechamiento eficaz de los recursos oceánicos.

En los océanos Índico y Pacífico, Rusia ya está desarrollando exitosamente la cooperación técnico-militar con la India y China. Pues, también va creciendo la interacción en la zona del Atlántico.

Raúl Castro: Sí se puede y sí se podrá superar cualquier obstáculo (Granma).

http://www.granma.cu/hasta-la-victoria-siempre-fidel/2016-12-03/si-se-puede-y-si-se-podra-superar-cualquier-obstaculo-03-12-2016-21-12-28

Acto en Santiago de Cuba Raul castro
Foto: captura de la televisión

Estimados jefes de Estado y de Gobierno,

Destacadas personalidades que nos acompañan,

Compatriotas que se encuentran hoy aquí en representación de las provincias orientales y el Camagüey,

Santiagueros y santiagueros,

Querido pueblo de Cuba.

En la tarde de hoy, tras su arribo a esta heroica ciudad, el cortejo fúnebre con las cenizas de Fidel, que reeditó en sentido inverso la Caravana de la Libertad de enero de 1959, realizó un recorrido por sitios emblemáticos de Santiago de Cuba, cuna de la Revolución, donde al igual que en el resto del país, recibió el testimonio de amor de los cubanos, expresó el General de Ejército Raúl Castro Ruz.

«Mañana, sus cenizas serán depositadas en una sencilla ceremonia en el cementerio de Santa Ifigenia, muy cerca del mausoleo del Héroe Nacional José Martí, de sus compañeros de lucha en el Moncada, el Granma, el Ejército Rebelde, la clandestinidad y las misiones internacionalistas. A pocos pasos se encuentran las tumbas de Carlos Manuel de Céspedes, el padre de la Patria, y de la legendaria Mariana Grajales, madre de los Maceos y me atrevo a improvisar, también madre de todos los cubanos y cubanas.

«Cercano también está el panteón con los restos del inolvidable Frank País García, joven santiaguero, asesinado por esbirros de la tiranía batistiana con apenas 22 años, un mes después que cayera combatiendo en una acción en esta ciudad, su pequeño hermano Josué».

La edad de Frank no le impidió acumular una ejemplar trayectoria de combate contra la dictadura, en la que se destacó como jefe del levantamiento armado de Santiago Cuba, el 30 de noviembre de 1956, en apoyo al desembarco de los expedicionarios del yate Granma, así como la organización del decisivo envío de armamentos y combatientes al naciente Ejército Rebelde en la Sierra Maestra, indicó Raúl.

«Desde que se conoció, ya tarde en la noche del 25 de noviembre, la noticia del deceso del líder histórico de la Revolución Cubana, el dolor y la tristeza se adueñaron del pueblo que, profundamente conmovido por su pérdida física, demostró entereza, convicción patriótica, disciplina y madurez al acudir de forma masiva a las actividades de homenaje organizadas y hacer suyo el juramento de fidelidad al concepto de Revolución expuesto por Fidel el 1ro.de mayo del año 2000.

«Entre los días 28 y 29 de noviembre, millones de compatriotas estamparon sus firmas en respaldo a la Revolución. En medio del dolor de estas jornadas, nos hemos sentido reconfortados y orgullosos una vez más por la impresionante reacción de los niños y jóvenes cubanos, que reafirman su disposición a ser fieles continuadores del líder de la Revolución.

«En nombre de nuestro pueblo, del Partido, el Estado, el Gobierno y los familiares, reitero el agradecimiento más profundo por las incontables muestras de afecto y respeto a Fidel, sus ideas y su obra, que continúan llegando desde todos los confines del planeta.

«Fieles a la ética martiana de que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz, el líder de la Revolución rechazaba cualquier manifestación de culto a la personalidad, y fue consecuente con esa actitud hasta las últimas horas de vida, insistiendo en que una vez fallecido, su nombre y su figura nunca fueran utilizados para denominar instituciones, plazas, parques, avenidas, calles u otros sitios públicos, ni a erigir en su memoria monumentos, bustos, estatuas y otras formas similares de tributos.

«En correspondencia con la determinación del compañero Fidel, presentaremos ante el próximo periodo de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, las propuestas legislativas requeridas para que prevalezca su voluntad.

«Con razón, el querido amigo Bouteflika, presidente de Argelia, expresó que Fidel poseía la extraordinaria capacidad de viajar al futuro, regresar y explicarnos.

«El 26 de julio de 1989, en la ciudad de Camagüey, el Comandante en Jefe predijo con dos años y medio de antelación, la desaparición de la Unión Soviética y el Campo Socialista, y aseguró ante el mundo que si se dieran esas circunstancias Cuba continuaría defendiendo las banderas del Socialismo.

«La autoridad de Fidel y su relación entrañable con el pueblo fueron determinantes para la heroica resistencia del país en los dramáticos años del periodo especial cuando el producto interno bruto cayó un 34,8% y se deterioró sensiblemente la alimentación de los cubanos. Sufrimos apagones de 16 y hasta 20 horas diarias y se paralizaron buena parte de nuestra industria y el transporte público.

«A pesar de ello se logró preservar la salud pública y la educación a toda nuestra población.

«Vienen a mi mente las reuniones del Partido en los territorios oriental, en la ciudad de Holguín; central, en la ciudad de Santa Clara; y occidental, en la capital, efectuadas en julio de 1994, para analizar cómo enfrentaríamos con mayor eficiencia y cohesión los retos del periodo especial, el creciente bloqueo imperialista y las campañas mediáticas dirigidas a sembrar el desánimo en la ciudadanía.

«De esas reuniones, salimos todos convencidos de que con la fuerza y la inteligencia de las masas cohesionas, bajo la dirección del Partido, sí se podía y se pudo convertir el periodo especial en una nueva batalla victoriosa en la historia de la Patria.

«Entonces, pocos en el mundo apostaban por nuestra capacidad de resistir y vencer ante la adversidad y el reforzado cerco enemigo, sin embargo, nuestro pueblo bajo la conducción de Fidel, dio una muestra de inolvidable firmeza a los principios de la Revolución.

«Al rememorar esos difíciles momentos, creo justo y pertinente, retomar lo que sobre Fidel expresé el 26 de julio de 1994, uno de los años más difíciles, en la Isla de la Juventud, hace más de 22 años.

«Cito: “El más preclaro hijo de Cuba en este siglo, aquel que nos demostró que sí se podía intentar la conquista del Cuartel Moncada, que sí se podía convertir aquel revés en victoria, que logramos cinco años, cinco meses y cinco días aquel glorioso 1ro.de enero de 1959”, (esto último añadido a las palabras textuales que dije en aquella ocasión)».

En sus palabras, Raúl refirió que Fidel demostró que sí se podía llegar a las costas de Cuba en el Yate Granma; resistir al enemigo, al hambre, la lluvia y el frío; organizar un Ejército revolucionario en la Sierra Maestra, tras la debacle de Alegría de Pío; que sí se podían abrir nuevos frentes guerrilleros en la provincia de Oriente con las columnas de Almeida y la nuestra; que sí se podía derrotar con 300 fusiles la gran ofensiva de más de 10 000 soldados, que al ser derrotados,escribierael Cheen su diario de campaña, que con esa victoria se le había partido la columna vertebral al ejército de la tiranía.

Igualmente afirmó que el Comandante demostró que sí se podía repetir la epopeya de Maceo y Gómez, extendiendo con las columnas del Che y Camilo la lucha de oriente a occidente, que sí se podía derrocar con el respaldo de todo el pueblo la tiranía batistiana, apoyada por el imperialismo norteamericano.

Raúl se refirió al Comandante como aquel hombre que nos enseñó también que era posible derrocar en 72 horas y en menos, la invasión mercenaria de Playa Girón y proseguir en el mismo tiempo la campaña por erradicar el analfabetismo.

Que además «era posible proclamar el carácter socialista de la Revolución a 90 millas del imperio; mantener con firmeza los principios irrenunciables de nuestra soberanía sin temer al chantaje nuclear de los Estados Unidos en los días de la Crisis de los Misiles en octubre de 1962; que sí se podía enviar ayuda solidaria a pueblos del mundo en lucha contra la opresión colonial, la agresión externa y al racismo», significó.

Mencionó igualmente las conquistas de Fidel al convertir a Cuba en una potencia médica, reducir su mortalidad infantil a las tasas más bajas del tercer y primermundo; la transformación del país en un gran polo científico y eldesarrollodel turismo pese al bloqueo norteamericano con un ingreso creciente de divisas. Todo ello —expresó el mandatario— sin renunciar a los principios y las conquistas del socialismo.

Igualmente subrayó que la permanente enseñanza de Fidel, en el mundo unipolar que sobrevino a la destrucción del campo socialista y desintegración de la URSS, es que sí se puede y que el hombre es capaz de sobreponerse a las más duras condiciones, si no desfallece su voluntad de vencer, hace una evaluación correcta de cada situación y no renuncia a sus justos principios.

El presidente cubano destacó que durante la lucha revolucionaria Fidel nunca perdió la fe en la victoria. «Ese es el Fidel invicto que nos convoca con su ejemplo y con la demostración de que sí se pudo, sí se puede y sí se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia, en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba, y garantizar la independencia y soberanía de la Patria», manifestó.

Instó a jurar, en la plaza mayor general Antonio Maceo y Grajales, donde se encontraba el pueblo reunido, por la defensa de la Patria y el Socialismo y a reafirmar la sentencia del Titán de Bronce de que quien intente apoderarse de Cuba recogerá el polvo de su pueblo abnegado en sangre, si no perece en la lucha.

¡Fidel, Fidel! ¡Hasta la victoria! (el pueblo contestó: ¡Siempre!); así terminó Raúl, sus vibrantes palabras al pueblo cubano.

Raúl Castro: Las vibrantes palabras de Fidel resuenan hoy en esta Plaza (Cubadebate).

http://www.cubadebate.cu/especiales/2016/11/30/raul-castro-las-vibrantes-palabras-de-fidel-resuenan-hoy-en-esta-plaza/#.WEC0OGd7YYw

Raúl Castro: Las vibrantes palabras de Fidel resuenan hoy en esta Plaza

30 noviembre 2016 | 49 |

Raúl Castro interviene en el homenaje a Fidel en la Plaza de la Revolución. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Raúl Castro interviene en el homenaje a Fidel en la Plaza de la Revolución. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Palabras del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en el acto de masas en homenaje póstumo al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Casto Ruz, en la Plaza de la Revolución , el 29 de noviembre de 2016, “Año 58 de la Revolución”.

Estimados Jefes de Estado y de Gobierno;

Señores Jefes de Delegaciones;

Destacadas personalidades;

Amigos todos;

Querido pueblo de Cuba (Aplausos):

Aunque me corresponderá pronunciar el discurso final el próximo 3 de diciembre, cuando nos reunamos en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, en Santiago de Cuba, deseo manifestar ahora, en nombre de nuestro pueblo, Partido y Gobierno, así como de la familia, sincera gratitud por su presencia en este acto (Aplausos), por las emocionantes palabras que aquí se han expresado y también por las extraordinarias e innumerables muestras de solidaridad, afecto y respeto recibidas de todo el planeta en esta hora de dolor y de compromiso.

Fidel consagró toda su vida a la solidaridad y encabezó una Revolución socialista “de los humildes, por los humildes y para los humildes” que se convirtió en un símbolo de la lucha anticolonialista, antiapartheid y antimperialista, por la emancipación y la dignidad de los pueblos.

Sus vibrantes palabras resuenan hoy en esta Plaza, como en la Concentración Campesina del 26 de julio de 1959 en apoyo a la Reforma Agraria, que fue como cruzar el Rubicón y desató la condena a muerte de la Revolución. Aquí Fidel ratificó que “la Reforma Agraria va”. Y la hicimos. Hoy, 57 años después, estamos honrando a quien la concibió y encabezó.

En este lugar, votamos junto a él la Primera y la Segunda Declaración de La Habana de 1960 y 1962, respectivamente (Aplausos). Frente a las agresiones apoyadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) Fidel proclamó que “detrás de la Patria, detrás de la bandera libre, detrás de la Revolución redentora… hay un pueblo digno” dispuesto a defender su independencia y “el común destino de América Latina liberada”.

Estaba junto a Fidel en el edificio que ocupa hoy el MINFAR, o sea, Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, cuando escuchamos la explosión del barco francés La Coubre, que traía las primeras y únicas armas que pudimos comprar en Europa, y partimos al muelle, porque ya sabíamos que solo esa explosión podía originarse en el barco que estaba descargando esas armas, para socorrer a las víctimas, cuando minutos después de nuestra llegada se produjo, como trampa mortal, una segunda explosión. Entre ambas causaron 101 muertos y numerosos heridos.

Aquí, con él, se hizo la Declaración de Cuba como Territorio Libre de Analfabetismo en diciembre de 1961 (Aplausos), al terminar la Campaña de Alfabetización protagonizada por más de 250 000 maestros y estudiantes que no se detuvo, mientras ese mismo año los veteranos del Ejército Rebelde y las nacientes Milicias Nacionales Revolucionarias combatían a los mercenarios en Playa Girón y en las zonas montañosas contra las bandas armadas infiltradas desde el exterior que, entre otras muchas y múltiples fechorías, asesinaron a 10 jóvenes alfabetizadores. Se venció en Girón y se cumplió al mismo tiempo con la alfabetización de todo el país (Aplausos), para consagrar, como dijo entonces Fidel, que “los jóvenes tienen el porvenir en sus manos” (Aplausos).

Con profunda emoción aquí mismo escuchamos al Comandante en Jefe en esta Plaza, en la Velada Solemne de octubre de 1967, para rendir tributo al inolvidable Comandante Che Guevara y regresamos a ella, 30 años después, durante la etapa más dura del Período Especial, para comprometernos ante sus restos a que seguiríamos su ejemplo inmortal.

Estremecidos e indignados, asistimos a la Despedida de Duelo de las 73 personas asesinadas por el terrorismo de Estado en la voladura del avión de Cubana de Aviación en Barbados, entre ellas los jóvenes ganadores de todas las medallas de oro en el cuarto Campeonato Centroamericano y del Caribe de Esgrima. En esa ocasión repetimos con él que “cuando un pueblo enérgico y viril llora”, (Exclamaciones de: “¡La injusticia tiembla!”), exactamente, “¡la injusticia tiembla!” (Aplausos.)

Es esta la Plaza de importantes marchas del Primero de Mayo de la capital; en 1996 contra el bloqueo y la Ley Helms-Burton, que aún se mantienen; del enorme Desfile de 1999 y de la Tribuna Abierta de la Juventud, los Estudiantes y los Trabajadores del 2000, donde Fidel expuso su concepto de Revolución, que en estos días millones de cubanos hacen suyo con su firma, en un acto de voluntad sagrado (Aplausos).

Es este el lugar a donde hemos acudido para respaldar los acuerdos de nuestros Congresos del Partido Comunista de Cuba.

En ese mismo espíritu ha venido en estos días el pueblo, con una gran participación de los jóvenes, a rendir emocionado tributo y a jurar lealtad a las ideas y a la obra del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana (Aplausos).

Querido Fidel:

Junto al Monumento a José Martí, héroe nacional y autor intelectual del asalto al Cuartel Moncada, donde nos hemos reunido durante más de medio siglo, en momentos de extraordinario dolor, o para honrar a nuestros mártires, proclamar nuestros ideales, reverenciar nuestros símbolos y consultar al pueblo trascendentales decisiones; precisamente aquí, donde conmemoramos nuestras victorias, te decimos junto a nuestro abnegado, combativo y heroico pueblo: ¡Hasta la victoria siempre! (Exclamaciones de: “¡Siempre!” y Aplausos)

(Exclaman consignas de: “¡Viva Fidel! ¡Viva Raúl!”.)