[Traducción] Resolución del Encuentro de Comunistas Europeos, Bruselas, octubre 2012: El anticomunismo es el enemigo de los pueblos.

Dejo sin traducir los nombres (en inglés) de los partidos firmantes por considerarlo innecesario. Subrayo, no obstante, que el único partido español participante en este encuentro es el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), cuya contribución puede leerse en su página web. Obviamente, resulta más que lamentable que el mayor partido comunista en nuestro país (el PCE, claro) no haya participado. La resolución:

http://inter.kke.gr/IntAct/int-meet/ecm2012/ecm2012-resolutions/ecm-anticommunism2

El anticomunismo es el enemigo de los pueblos.

La tendencia a criminalizar en los países europeos cualquier actividad que esté referida al comunismo, especialmente en los antiguos países socialistas, se ha convertido en una política estatal desde hace ya un largo tiempo.

Se manifiesta en prohibiciones legales que se basan en intentos para igualar comunismo con fascismo y nazismo. En ningún modo esta basado esto en un análisis histórico objetivo.

Los comunistas estuvieron entre los primeros para luchar activamente contra el nazismo en todos sus aspectos. Esto ocurrió en Alemania y en los países de la Europa del Este. Esto causó innumerables sacrificios.

Por el contrario, es una manipulación de la historia cuyo objetivo es ajustarse a las necesidades de las clases dominantes y de las élites que tienen miedo del fortalecimiento de las fuerzas políticas que representan una alternativa al capitalismo. No es una casualidad que la actual tendencia a prohibir la promoción del comunismo se lleve a cabo en una situación en la que el sistema capitalista se encuentra en una profunda crisis y cuando se llevan a cabo ataques continuos contra las condiciones de vida y de trabajo de todos los trabajadores.

La prohibición de los símbolos comunistas en los países de la UE muestra que los gobiernos y el sistema temen un nuevo contraataque de un movimiento revolucionario de los trabajadores y de los pueblos, porque saben cuán grandes e irreconciliables son las contradicciones y los estancamientos del capitalismo; porque saben que el futuro pertenece a una sociedad sin explotación del hombre por el hombre, es decir, al socialismo-comunismo.

El anticomunismo va mano a mano con los ataques contra los trabajadores, a quienes se les pide “pagar” las consecuencias de la crisis capitalista, quienes son testigos de la abolición de sus derechos laborales y políticos, el aumento del desempleo y de los desahuciados, la privatización de las empresas estatales, de la educación, de la sanidad, etc.

Los imperialistas buscan borrar los logros del socialismo de la conciencia de los pueblos de Europa en general. Por esta razón persiguen la ideología comunista en los países europeos, especialmente en los antiguos países comunistas, prohíben los partidos comunistas, distorsionan la historia de modo desvergonzado, y calumnian al socialismo con grandes mentiras y tratan de imponer la ecuación de que el comunismo es igual al fascismo.

Expresamos nuestra solidaridad con todos los comunistas en Europa, especialmente en los antiguos países socialistas, representantes de un movimiento que demostró sus méritos cuando luchaba contra el fascismo en esta región y está señalando ahora la única salida de la crisis – la solución que asegura la dignidad y el progreso de todo el pueblo trabajador – en dirección al socialismo.

[Partidos firmantes:]

  • Communist Party of Workers of Belarus
  • Workers’ Party of Belgium
  • New Communist Party of Britain
  • Communist Party of Bulgaria
  • AKEL-Cyprus
  • Communist Party of Bohemia and Moravia
  • Communist Party in Denmark
  • Communist Party of Denmark
  • Finland Communist WorkersParty for Peace and Socialism
  • Pole of Rebirth of Communistes in France
  • Union of Revolutionary Communistes of France URCF
  • Unified Communist Party of Georgia
  • German Communist Party (DKP)
  • Communist Party of Greece
  • Hungarian Workers’ Communist Party
  • Workers’ Party of Ireland
  • Communist Party of Ireland
  • Communist Peoples’ Left, Italy
  • Party of the Italian Communists
  • Socialist Party of Latvia
  • Communist Party of Luxembourg
  • New Communist Party of the Netherlands
  • Communist Party of Norway
  • Communist Party of Soviet Union
  • Communist Party of Russian Federation
  • New Communist Party of Yugoslavia
  • Communist Party of the Peoples of Spain [Partido Comunista de los Pueblos de España]
  • Communist Party of Sweden
  • Party of Labour, Switzerland
  • Communist Party of Turkey
  • Communist Party of Ukraine
  • Union of Communists of Ukraine

Traducción: Contribución del Partido Comunista de la Federación Rusa en el Encuentro de Comunistas Europeos, Bruselas, octubre 2012 (representante del PCFR: Vladimir Rodin).

Contribución del Partido Comunista de la Federación Rusa en el Encuentro de Comunistas Europeos, Bruselas, octubre 2012 (representante del PCFR: Vladimir Rodin).

Traducción no oficial de la intervención de Vladimir Rodin (en rojo algún término dudoso en el inglés). Rodin realiza un recuento de lo acontecido en los últimos 20 años en Rusia y de la situación y actuación del PCFR en los últimos tiempos. Sorprende, no obstante, que señale como aparentemente negativa la ley de control de las actividades de las ONGs financiadas desde el exterior aprobada por Putin/Rusia Unida. Rodin menciona el llamamiento de Vladimir Putin a realizar una actualización de la economía rusa en la línea de la realizada por Stalin en los años 30 y cierra con una crítica al sistema capitalista y abogando por el socialismo como único sistema que puede resolver la problemática de los trabajadores y por una actuación política con determinación por parte del PCFR.

_________

http://inter.kke.gr/IntAct/int-meet/ecm2012/ecm2012kkro-en

Discurso por el representante del Partido Comunista de la Federación Rusa, Vladimir Rodin.

Bruselas, 1-2 de octubre de 2012

¡Camaradas, amigos, permitidme que os transmita los saludos de nuestro partido y los mejores deseos de éxito en nuestra lucha común por los intereses populares de parte de los líderes del PCFR y de su Presidente, Gennady Ziuganov!

Nos hemos reunido para discutir los problemas de los comunistas y del movimiento de los trabajadores bajo las condiciones de la prolongada crisis global que ha golpeado muchos países del mundo. Ésta adquiere fuerza y conduce a una siempre creciente presión sobre un número en aumento de economías.

La crisis financiera global de los últimos años ha confirmado una vez más el valor duradero de los conceptos básicos marxistas-leninistas sobre la naturaleza cíclica de la producción capitalista y la inevitabilidad de las crisis. Debe ser señalado, sin embargo, que esta vez tiene ciertas diferencias significativas. En particular, que no está relacionada con la sobreproducción en ningún modo.

Como aspecto principal de la crisis global vemos el capital bancario especulativo y las transacciones financieras internacionales que ignoran las fronteras nacionales y las diferencias de las políticas sociales y económicas de los estados, igualando las condiciones de explotación y opresión de las poblaciones.

Debe subrayarse que la crisis financiera y económica en Rusia tiene sus características nacionales específicas. El destructivo curso económico liberal de los 90 ha resultado en la exclusiva dependencia de Rusia de la exportación de hidrocarburos y, en menor extensión, de maderas y metales. En los últimos 15 años los precios internacionales de los hidrocarburos han estado fluctuando en un nivel muy alto. Exceden el nivel de mediados de los 90 en quince veces como promedio. Es la única razón por la que la destrucción de la industria no ha tenido un impacto de gran magnitud en el presupuesto estatal. Sin embargo, esta adicción al petroleo y al gas ha sido dañina para el pueblo ruso. Debido a la transición forzada a un desarrollo económico desequilibrado el nivel de la seguridad del Estado ha descendido dramáticamente. Más del 50% de los productos alimenticios son importados. Más aún, su calidad es a menudo dudosa. El servicio de control sanitario estatal ha sido virtualmente erradicado. El servicio de vigilancia contra incendios ha sido destruido. Miles de hectáreas de plantaciones madereras comerciales arden cada año. La apropiación de empresas ha sido reemplazada con la redistribución de la propiedad por medio de lobbies legislativos. La corrupción ha florecido con la adopción de las nuevas leyes sobre la tierra, los bosques y la vivienda. La ratio entre los ingresos agregados del 10% más rico de la población y el más pobre ha alcanzado 40, atestiguando la gran división de la población rusa en cuanto a riqueza.

A pesar de la obediencia plena al estado por parte de canales de televisión antes independientes, así como de un gran número de medios de comunicación, están llegando informaciones de denuncia a la gente a través de las publicaciones impresas de nuestro partido, con una circulación mensual total de unos 10 millones de copias, y de la prensa liberal-demócrata.

Durante los veinte años de dominación de la oligarquía nacional, que han traído una intensiva inversión de capital extranjero a Rusia, han tenido lugar cambios dramáticos en las esferas sociales y económicas. Puede decirse ahora que la desindustrialización ha sido prácticamente completada en Rusia. Los fabricantes nacionales de coches y los gigantes de la ingeniería mecánica, que constituyen las bases de cualquier nación industrial desarrollada, han sido destruidos. La industria aeronáutica, la ingeniería agrícola, las industrias alimentarias, textiles y las industrias ligeras han caído en el abandono. Los sistemas colectivos de energía y de agricultura han sido destruidos.

Todos estos cambios estructurales no pueden sino tener un impacto en las condiciones de trabajo de nuestro partido.

Por una parte, la destrucción de las empresas industriales de envergadura hace que el movimiento obrero esté descoordinado. El número de los trabajadores en nuestras filas ha declinado drásticamente desde 1995. Muchos se han fundido en la masa desclasada de trabajadores que luchan sólo por su supervivencia diaria realizando trabajos precarios no cualificados. Junto con la destrucción de los grandes grupos de obreros, los sindicatos han perdido su significado para la mayoría de ellos, convirtiéndose en un apéndice de la injustificablemente inflada burocracia.

Por otra parte, durante este periodo los pequeños y medianos negocios han experimentado en su totalidad y en sus carnes todos los horrores y el poder de la presión corruptora de la burocracia y ha virado drásticamente a la izquierda. Lo mismo ha ocurrido con los empleados de oficinas. A comienzos de los 90, debido a las inversiones del capital extranjero y al establecimiento de numerosas empresas mixtas con altos salarios, los trabajadores de cuello blanco fueron cautivados por las ilusiones relativas al desarrollo de una clase media estable. Sin embargo, la productividad real no creció, y a principios de la década del 2000 esta prosperidad, que estaba basada en la apropiación fraudulenta de los bienes estatales, desapareció. La empresas mixtas se encontraron de repente en manos de gestores rusos que no estaban dispuestos a pagar mucho y el bienestar de los empleados se desvaneció en el fino aire.

Durante los veinte años en que no ha habido ningún sistema controlado por el Estado que ofrezca trabajo a los graduados de las instituciones de educación superior, los jóvenes han tenido muchas dificultades para encontrar un primer empleo. Una inmensa mayoría de ellos no están trabajando en su especialidad. El nivel de desempleo reconocido por el estado ha alcanzado un 7-8%. Por supuesto, en la práctica, es mucho más alto.

Muchas regiones están experimentando un caos económico y un completo colapso de la ley y el orden. Los fiscales están dando cobertura a casinos ilegales, los funcionarios de los organismos encargados de hacer que se cumpla la ley tienen fuertes lazos con el crimen, y se ha convertido ahora en una práctica común cerrar empresas clave de un día para otro dejando miles de empleados sin trabajo. El Primer Ministro se ha visto forzado a intervenir y a controlar la situación manualmente para evitar la inestabilidad social.

Otro problema es el límite de desgaste de las instalaciones de ingeniería prácticamente en todos los sectores de la economía. Este problema está agravado por la falta de habilidades técnicas del personal de las empresas de mayor envergadura y por el deseo de los nuevos dueños de reducir costes mediante la omisión del mantenimiento de instalaciones de ingeniería sofisticadas. Como consecuencia los desastres generados por el hombre se han hecho más frecuentes. El límite de desgaste del sector de viviendas y del gas y la electricidad excedió el 70% hace ya tiempo. Los colapsos de edificios de apartamentos y los accidentes de envergadura en trenes y aviones se han tornado comunes. En verano del 2012, la negligencia criminal de los burócratas causó inundaciones de envergadura en dos pueblos del sur de Rusia.

Hasta el 2010, la población del país ha estado decreciendo en un promedio de 800.000 a 1.000.000 anualmente.

El Partido Comunista denuncia de forma coherente y continuada la incompetencia del gobernante partido Rusia Unida y de la maquinaria estatal para proveer del necesario control sobre la situación en las regiones, lo que lleva a fluctuaciones en personal y a la confusión. Coherente y continuamente recordamos a los ciudadanos la incompetencia de las autoridades para cumplir sus promesas electorales y para llevar a cabo numerosos proyectos gubernamentales anunciados en un pasado no muy lejano. Hemos sido testigos del fracaso total en la reforma de las pensiones en los recientes años. Han salido a la luz numerosos casos de uso indebido de fondos y de apropiación indebida de bienes. La mayor parte quedan sin castigo o simplemente no se llevan a juicio, elevando también así el nivel de sentimientos de protesta en la sociedad.

En estas circunstancias el impacto de una crisis sistémica global del capitalismo ha agravado el descontento en todos los estratos de la población, ha llevado a un crecimiento drástico de la desconfianza con respecto al programa de reformas estatales anunciado y, a su vez, ha obligado al gobierno a adoptar un número de medidas impopulares. Esto es avivado por la presión de los lobbies en la Duma Estatal para la ratificación del tratado de adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Los comunistas nos hemos expresado de forma coherente y continua no contra la adhesión a la OMC como tal sino contra el momento y las condiciones de adhesión, que son totalmente inaceptables. A diferencia de otros países que se han unido a la OMC, Rusia ha llegado a este momento con una completa falta de preparación. Se han dejado sin adoptar más de 400 leyes protegiendo a los productores nacionales. Y los documentos de los protocolos que describen los términos de adhesión no fueron presentados ni siquiera en el momento de votar esta cuestión. Este otoño el Presidente ruso Vladimir Putin habló sobre la necesidad de una modernización y puesta a punto inmediata y eficiente de la economía en su totalidad en la línea de la emprendida por Iosef Stalin en los años 30.

Comprendiendo que la economía no puede depender del petroleo por un largo tiempo, la oligarquía gobernante ha estado atacando agresivamente los derechos habituales de los ciudadanos rusos en los años recientes.

Por ejemplo, negaron su responsabilidad en el derecho constitucional a la educación y sanidad públicas. El número de instituciones educativas en todos los niveles ha sido reducido drásticamente; se está haciendo que las escuelas y los hospitales se autofinancien. La facción comunista en la Duma Estatal propuso un borrador para un programa alternativo de reforma del sistema educativo. La diferencia fundamental con el programa de Rusia Unida está en un nivel garantizado de financiación estatal para cubrir totalmente las necesidades de la Educación Secundaria. Rusia Unida está realizando maniobras dilatorias para conseguir tiempo e impedir la discusión de nuestro borrador de programa en una sesión plenaria.

Este abril el partido de gobierno hizo un intento de sacar a través de la Duma Estatal una ley para cancelar la obligación estatal de realizar reparaciones imprescindibles de edificios de apartamentos. Esta obligación fue impuesta por ley al gobierno en 1991 durante el estadio inicial de privatización de viviendas. En realidad esto es un intento de trasladar a los ciudadanos un coste que excede el 10% del PIB anual. Además, para prevenir revueltas, impulsaron un número de leyes, en particular la Ley sobre Elecciones a Gobernadores que legitima filtros políticos que son casi infranqueables para los partidos de la oposición, la Ley sobre el Aumento de la Responsabilidad Relativa a las Reuniones y Manifestaciones, que aumenta las multas a 45.000 USD para cualquier infracción, la Ley sobre Organizaciones sin Ánimo de Lucro Financiadas en el Extranjero, etc. Intentando apoyar el crecimiento de los sentimientos de protesta, hemos insistido con éxito en que la Duma Estatal considere nuestras leyes relativas a la nacionalización de empresas que fueron privatizadas ilegalmente y que son ahora gestionadas de forma ineficiente; además, hemos demandado la adopción de impuestos progresivos. En septiembre de este año, facciones opositoras de la Duma Estatal propusimos la Ley de Control del Estado de los Precios para los Servicios de los Monopolios de los Recursos Naturales con la finalidad de detener el crecimiento galopante de los precios del gas y la electricidad, que se mantienen bien por encima de la tasa de inflación. No hace falta decirlo, fue rechazada por Rusia Unida. Este hecho fue ampliamente cubierto por los medios de comunicación controlados por o simpatizantes de nuestro partido político.

Este año, Rusia Unida, recibiendo instrucciones de los círculos del poder, procedió a realizar tácticas de intimidación dirigidas al público en general y, principalmente, a diputados de la oposición que representaban a la opinión pública. Fueron tomadas acciones represivas contrarias a la ley contra dos diputados. A uno de ellos, representando al Partido Comunista, se le anuló la inmunidad parlamentaria como diputado, al otro se le anuló su escaño de diputado en violación del Artículo 98 de la Constitución sin ningún procedimiento judicial, sino exclusivamente en base a la mayoría robada de 13 escaños de Rusia Unida.

Una sondeo llevado a cabo en 2011 reveló que la estimación de voto para Rusia Unida había caído tan baja que el gobierno no podía esperar obtener el número necesario de escaños ni en las elecciones a la Duma Estatal de diciembre de 2011 ni en las elecciones locales de marzo de 2012. Como solución se adoptó un plan para falsificar las elecciones. Por supuesto que anteriormente habían tenido lugar falsificaciones, pero sólo a nivel local y su tamaño venía determinado por el deseo de complacer a los oficiales federales. En 2011 tales falsificaciones se convirtieron en un requisito obligatorio y su escala fue planificada a nivel federal y comunicada al nivel regional como una directiva obligatoria. Lo que es más, las autoridades regionales ayudaron a la realización de estas falsificaciones mediante la organización del transporte de votantes entre regiones cercanas. La prevención de este tipo de falsificaciones es obstaculizada mediante la introducción de un sistema informático para el registro de votantes que se mueven de una región a otra en el día de las elecciones. Por ejemplo, durante las últimas elecciones que tuvieron lugar el 4 de marzo de 2012 el número de votantes en grandes ciudades aumentó en un 8-9% al traer personas de otras regiones.

Gracias a los continuados intentos del Partido Comunista de denunciar las falsificaciones y la manipulación de la opinión pública tanto a nivel comunitario, a través de una cobertura desigual de las campañas electorales en los medios de comunicación, como a nivel legislativo, impulsando a través de la Duma Estatal leyes que dan preferencia al partido gobernante, el público en general estaba ampliamente informado de la escala de las falsificaciones realizadas en años anteriores. Con suficiente antelación en 2011, la facción comunista propuso un paquete de leyes relativas al sistema electoral basado en en los estándares generalmente aceptados a nivel internacional para la protección de los resultados de las votaciones. El rechazo de Rusia Unida a adoptar estas medidas es sólo una prueba más de que ya habían sido planeadas falsificaciones a gran escala.

Como resultado la previsión que se había generado en la opinión pública de que se iban a producir falsificaciones a gran escala fue acompañada de un intenso deseo de prevenirlas. De repente, se volvió popular entre la gente joven actuar como observadores en los colegios electorales para asegurar elecciones justas y libres. Cientos de miles de personas no pertenecientes al partido, que no habían participado nunca antes en procesos electorales, vinieron a las oficinas de nuestro partido solicitando ser designados observadores electorales. Debido a su larga y coherente política, su programa electoral claro y bien definido y a los errores capitales en la política social y económica del gobernante Rusia Unida, el Partido Comunista obtuvo un 50% más de votos que en las elecciones parlamentarias anteriores. En las elecciones presidenciales, el presidente en ejercicio Vladimir Putin obtuvo menos del 50% de los votos en Moscú y en San Petersburgo. En Moscú, a pesar de la falsificación electoral sin precedentes, el Partido Comunista consiguió obtener un 13% de escaños en las autoridades locales, lo que representa dos veces y media lo conseguido hace cuatro años.

Como resultado, el Gobierno se granjeó un descontento masivo de la ciudadanía motivado por la escala de las falsificaciones; si antes sólo los comunistas hablaban sobre este problema, después de las elecciones de 2011-2012, la falsificación y manipulación sin precedentes de las elecciones se hicieron obvias para miles de rusos.

Esta circunstancia fue capitalizada por los héroes de la década de 1990, que representan las fuerzas políticas liberales y democráticas que habían destruido con éxito la URSS, arruinado la economía soviética y robado mediante vacíos legales todo a lo que pudieron echar mano. La relación del Partido Comunista con estas fuerzas es bastante complicada. Por una parte, no podemos permitirnos estar junto a figuras anticomunistas militantes, por otra parte, decenas de miles de personas salieron a la calle a protestar. Muchos de ellos creían y todavía creen honestamente que no están siendo guiados por ninguna fuerza. El Partido Comunista adoptó una decisión de compromiso. Acordamos una cooperación parcial. Nuestros representantes defienden las elecciones justas y apoyan los derechos sociales de los trabajadores pero realizamos nuestras propias manifestaciones.

Por tanto, resumiendo los anteriores argumentos, me gustaría subrayar que en el contexto de la inminente crisis sistémica del capitalismo, el Partido Comunista de la Federación Rusa está adoptando una postura anticipadora para exponer la esencia de este fenómeno clarificando las razones por las que el actual gobierno nacional no puede reconciliar las diferencias básicas entre los intereses de los empleados asalariados y la avaricia de los capitalistas, cuya única pasión ha sido siempre obtener un beneficio excesivo mediante la opresión de los trabajadores.

El socialismo, sin duda, es el único sistema capaz de resolver estas diferencias al asegurar la regulación efectiva de los procesos sociales y económicos por parte del gobierno, reparando la economía devastada y protegiendo los intereses de los trabajadores asalariados. Consideramos inexcusable seguir una política de “esperar y ver”, puesto que tendrá con seguridad un efecto negativo en el estatus social de los comunistas. Sólo mediante la decisiva denuncia de la esencia de las crisis capitalistas con su habilidad mimética basada en las actuales condiciones, así como mediante la decisiva denuncia y la resistencia a la política antisocial de la administración oligárquica y de Rusia Unida como su instrumento obediente, los comunistas podrán salvar su posición en la opinión pública.

Por el contrario, los retrasos y la lentitud en los esfuerzos de propaganda y en actividades de expansión (“outreach” en inglés) tendrá resultados peligrosos para nuestro partido. No hay espacios vacíos en la arena política y los partidos políticos indecisos son rápidamente reemplazados por nuevas fuerzas que actúan como guías.

¡Larga vida a la unidad de los partidos de los trabajadores y comunistas! Que nuestra comprensión mutua y esfuerzos compartidos en defensa de los empleados y de la clase trabajadora como vanguardia se fortalezcan.

1) Breve sobre Rusia, China y el Partido Comunista de Grecia (KKE). 2) Discurso introductorio de la Secretaria General del CC del KKE Aleka Papariga en el Encuentro Comunista Europeo (1-2 de octubre de 2012).

De bastante interés el discurso de Aleka Papariga reproducido más abajo, aunque no acabo de ver clara la postura del KKE con respecto a Rusia y China -en éste y en otros comunicados-, a los que trata como poderes imperialistas que contribuyen y participan en el conflicto “interimperialista”. ¿Son iguales Rusia y China que los EE.UU. o la UE a ojos del KKE? No sé, pero a simple vista a mí me parece que no, y lo cierto es que en otras zonas del mundo -América Latina, por ejemplo- parece que piensan lo mismo. Desconozco las propuestas de “alianza” con estos dos países a las que hace referencia Papariga -¿una idea de SYRIZA, quizás?-, pero lo cierto es que, incluso en el peor de los casos, parece que la idea de un mundo multipolar siempre será mejor y dará juego para más cosas que la de un mundo unipolar.

Para reflexionar: ¿Podría el legítimo gobierno Sirio haber aguantado el tirón sin el apoyo de Rusia y de China? ¿Podría Grecia en solitario y aún con todo el pueblo de acuerdo salirse del redil capitalista sin que le echaran abajo el experimento? Por muy bien puestos que los tengan los griegos y las griegas la propuesta parece complicada. Y sí, es cierto que Cuba ha aguantado bastante en solitario los ataques imperialistas, pero también es cierto que no rechazan la colaboración ni de Rusia ni de China, tampoco Venezuela u otros países que pretenden zafarse del imperialismo -y aunque no creo que haga falta la precisión, me refiero al que claramente ejerce, es decir, al imperialismo capitalista occidental.

El discurso de Aleka Papariga:

http://es.kke.gr/news/news2012/2012-10-01-ecm-omilia-kke/

Bruselas 1-2 de octubre de 2012

Tema: La postura de los partidos comunistas frente a la crisis capitalista: asimilación o ruptura

Las consecuencias trágicas de la crisis económica en la vida de la clase obrera y del pueblo trabajador son ya bien conocidas dado que la crisis lleva más de cinco años y en todos los países afectados las medidas han tenido la misma dirección y el mismo objetivo: reducir el precio de la fuerza de trabajo a un nivel extremadamente bajo, abrir nuevas vías de rentabilidad tanto en el período de la crisis como, y sobre todo, después la recuperación esperada que será débil y más o menos a corto plazo.

Hoy tenemos una experiencia aún más rica no sólo en Grecia sino también de los Estados-miembros de la Unión Europea, especialmente de los miembros de la eurozona, así como de la crisis de 2008 en los EE.UU. etc. Además tenemos la experiencia reciente de la crisis en Rusia, Argentina, así como en los llamados tigres asiáticos.

Consideramos que el movimiento obrero, los partidos comunistas en todos los países deben luchar para aclarar a los pueblos el carácter de la crisis y al mismo tiempo para detener el deterioro de la vida del pueblo, para una salida a favor del pueblo.

El hecho de que la crisis en 2008-2009 se manifestó en el sistema financiero, en la esfera de la circulación del capital o que la crisis en Grecia estaba ligada a la deuda y el déficit no significa en absoluto que tenemos un nuevo tipo de crisis. Aclaramos desde el primer momento que se trata de una crisis de sobreacumulación de capital cuya raíz se encuentra en la relación de explotación de la fuerza de trabajo por el capital, es decir en la esfera de la producción capitalista. Una evidencia irrefutable es la contracción de la producción industrial tanto en los EE.UU. como en la UE, así como en los países que todavía no han entrado en el ciclo de la crisis. Todas las características que son inherentes del capitalismo se ponen en evidencia: la anarquía, la desigualdad en el desarrollo de las ramas y de los sectores, la rivalidad intensa que se promueve no sólo con medios económicos y políticos pero además con las armas.

En todo el mundo capitalista se toman las mismas medidas, se utilizan los mismos argumentos, independientemente de si la deuda es más pequeña o más grande, independientemente de si el déficit se infla a una mayor o menor medida, independientemente de si los países participan en el mecanismo de estabilización con el acuerdo de la UE, del BCE y del FMI. Además, es característico que las zonas de indigencia no aparecen sólo en los países capitalistas menos desarrollados, en los países que ocupan una posición intermedia en el sistema imperialista sino también en los países capitalistas más poderosos y desarrollados.

Evaluamos que debido al desarrollo desigual la crisis estallará en otros países de la eurozona ya que incluso Alemania empieza a tener signos de fatiga, mientras que tales signos están apareciendo en China también.

La cuestión del carácter de la crisis no es meramente un asunto teórico; es claramente práctica porque determina la especialización de la línea política de los partidos comunistas en condiciones de crisis.

Por lo tanto, las particularidades en la manifestación de la crisis o en la intensidad y la duración en cada país no determinan el carácter de la crisis ni deben influir en la estrategia y la táctica de los partidos comunistas.

La historia ha demostrado que cuando los Estados capitalistas no pueden gestionar la crisis y sobre todo sus consecuencias, recurren a las armas, a la guerra imperialista, no para vender armas como afirman algunos pacifistas sino porque en algunos momentos las armas son más efectivas para el reparto de los mercados.

La crisis y la guerra imperialista y la paz imperialista están inextricablemente ligadas y así es como debemos tratarlas. Esto es particularmente cierto en Grecia que se encuentra en una región ardiente que incluye tanto el Oriente Medio como África del Norte.

La crisis capitalista prolongada demuestra claramente otra cosa que es muy importante para la estrategia y la táctica de los partidos comunistas. Demuestra que la política burguesa de gestión tiene nuevas dificultades, que no las tenía en los períodos anteriores, en manejar la vía de la salida, entrar en un nuevo ciclo de reproducción capitalista ampliada, frenar la pauperización absoluta y relativa masiva, o al menos hacer algunas maniobras. Han surgido dos recetas para gestionar la crisis que cada una tiene diferentes variaciones. En esencia se promueve la gestión burguesa expansiva y la gestión burguesa restrictiva con el objetivo de controlar el grado de depreciación del capital y hacer la distribución necesaria de la pérdida y del capital acumulado. Ambas formas de gestión llevan al mismo resultado bárbaro para los pueblos y sus derechos. La disputa sobre una u otra fórmula de gestión que se manifiesta muy intensamente en Europa no tiene nada que ver con la disputa a favor o en contra de los intereses los pueblos, no es una disputa entre una política conservadora y una progresista de izquierdas como está proclamando hoy en día el PIE.

La defensa de uno u otro tipo de gestión se basa en los intereses de la burguesía de cada Estado miembro, de qué alianzas quiere formar en el marco de las rivalidades. El movimiento obrero y popular no debe tomar partido por uno u otro rival; lo va a perder todo.

Consideramos que actualmente prevalece la opinión de que la Unión Europea y la eurozona permanezcan intactas, a pesar de las diferencias y los antagonismos, mientras que en el largo plazo no se excluye la posibilidad de una división. Por eso cada gobierno y sobre todo algunos sectores del capital se están preparando para la posibilidad que el país regrese a su moneda nacional, dependiendo del bloque de alianza imperialista con que desean alinearse.

Mucho más que antes se puede ver en Grecia que los partidos burgueses, antiguos y nuevos, los reformistas-oportunistas como es SYRIZA, están formulando posiciones “extrañas”, centrándose en alianzas incluso una alianza transatlántica o buscando alianzas con Rusia y China. Esto fue particularmente evidente en la disputa entre la UE y EE.UU. que se manifestó durante las elecciones nacionales con el apoyo de uno u otro bloque, de la “derecha” o de la “izquierda”. Las contradicciones interimperialistas hoy en día conciernen el conjunto del sistema político burgués, e incluso amenazan la unidad de un partido en tal base.

En conclusión, evaluamos que la crisis está siendo prolongada y profunda y que afectará a otros países. Incluso si un país, como por ejemplo Grecia, entre en una fase de recuperación esta será temporal, débil, con altas e insoportables tasas de desempleo, con sueldos y salarios de hambre, con relaciones laborales bárbaras que significan un retroceso a los finales del siglo 19. Un nuevo ciclo de crisis estallará antes de que la recuperación se consolide. Esto no tiene que ver sólo con Grecia sino con otros países también. Habrá realineamientos en las alianzas, mientras que debemos tener en cuenta una nueva ronda de guerras locales sin descartar una guerra imperialista más generalizada.

Además, la experiencia confirma la posición que expresamos como partido, al cernerse las primeras nubes de la crisis, es decir que la indigencia, la crisis económica no lleva automáticamente al desarrollo de la lucha de clases, de la organización, del desarrollo de la conciencia política. Hay dos opciones posibles: que el movimiento se retire y se derrote por un período largo o más corto o que pase a la ofensiva, que madure la necesidad de derrocar el sistema capitalista. Todavía no se ha resuelto nada.

En Grecia, a pesar del hecho de que se llevaron a cabo luchas grandes y de larga duración, a pesar de que el movimiento griego se ha convertido en uno de los movimientos más fuertes en el mundo y no sólo en Europa, vemos que estas medidas no han sido impedidas. Aunque el movimiento impuso su retraso, al final si no cambia algo inmediatamente, se aprobarán en su conjunto y en un período corto. Es bien sabido que las luchas que no traen resultados, cansan y decepcionan al pueblo.

Nuestro partido, sin ocultar sus deficiencias y debilidades, considera que éstas han tenido un cierto impacto en el retraso del contraataque popular y obrero aunque no han jugado un papel decisivo. Tampoco han jugado un papel decisivo en la reducción de su fuerza electoral. Esto no significa que no debemos poner énfasis especial en el desarrollo de la capacidad y la resistencia del partido.

Nos hemos enfrentado a un frente unido a nivel político y social donde, a pesar de las diferencias en sus filas, tenía una postura común en relación con el carácter de la vía de la salida de la crisis, es decir el cambio en la fórmula de gestión. La política de asimilación fue dominante y, por supuesto, tuvo un impacto negativo en la orientación de la clase obrera y de sus aliados. Sin embargo, la corriente clasista radical existe en el movimiento y en esta fase debe superar las consecuencias de las elecciones, estar en la vanguardia y movilizar a amplias fuerzas obreras y populares.

Las luchas han logrado sacudir el sistema político burgués en Grecia y cancelaron la posibilidad de servir al sistema mediante la sucesión de gobiernos de un solo partido, entre el partido liberal y la socialdemocracia.

Sin embargo, estos temblores no se convirtieron en grietas profundas. Las ilusiones parlamentarias de que puede haber una solución gubernamental alternativa de izquierdas es decir reformista-oportunista, han sido predominantes. Así quedó claro que el sistema político burgués tiene varias herramientas para hacer frente a estos temblores. Hoy en día en Grecia, los dos polos, el liberal de la ND y el socialdemócrata del PASOK, están siendo reemplazados por dos nuevos polos: por una parte el polo de la centroderecha y por otra parte el polo de la “izquierda” que ha sido formado teniendo como núcleo el Synaspismos oportunista y con el traslado masivo de dirigentes y mecanismos del PASOK sobre todo de capas medias, de los trabajadores en el sector público amplio y restringido, de los aparatos ideológicos del Estado etc.

Por supuesto, los procesos no han terminado; un nuevo escenario político de transición o uno más permanente se está preparando con el fin de frenar la radicalización, aplastar el movimiento antes que se recupere de forma masiva, golpear al KKE de todo modo.

Sobre el Amanecer Dorado

De las dos batallas electorales ha surgido como fuerza parlamentaria el Amanecer Dorado con 19 diputados. Se trata de una formación nazi, racista y criminal que tiene como objetivo principal la persecución de los inmigrantes, especialmente asiáticos, con palizas, ataques asesinos, actos violentos, chantajes y amenazas. El porcentaje que concentró en las elecciones, sobre todo en los grupos de edad más jóvenes, se formó por sus consignas falsificadas, ya que se presenta como un partido antisistema.

Nuestra evaluación es que esta formación se está desarrollando en base a los escuadrones del período de Hitler y el objetivo principal es que se puedan utilizar para aplastar el movimiento obrero y popular y dar un golpe contra el KKE. Detrás del Amanecer Dorado hay servicios secretos y secciones del aparato estatal, si bien es probable que tenga incluso conexiones internacionales. Es apoyado por las células del sistema en las fuerzas de seguridad y en el ejército mientras que en términos políticos es de gran ayuda para el sistema, ya que la mayoría de los partidos invocan al peligro de los dos extremos, equiparando el fascismo con el comunismo. No se puede tratar en base de un frente antifascista o de un frente en general contra la violencia cualquiera que sea su origen, porque tal actitud dará lugar a un ataque contra el propio movimiento. El Amanecer Dorado debe ser confrontado por el propio movimiento organizado en los centros de trabajo, en los sectores, en las organizaciones populares, revelando su papel sistémico y confrontando los delitos penales que cometen al lanzar ataques asesinos que según ellos es tomar la ley en sus manos. Los demás partidos confrontan el Amanecer Dorado desde el punto de vista de la legalidad burguesa y de la condena de la violencia en que incluyen las huelgas y manifestaciones combativas.

El KKE ha ajustado sus posiciones y demandas, su estrategia y táctica a las condiciones de crisis

En las condiciones actuales planteamos al pueblo la línea de contraataque no sólo porque hemos elegido hacerlo sino también porque objetivamente la cuestión ha madurado. Esta línea de contraataque tiene como punto de partida la lucha para impedir las medidas, reclamar medidas de alivio, así como la salida a través de la lucha por el poder obrero y popular.

La política de alianzas que proponemos al pueblo tiene que ver con la formación de la Alianza Popular que tiene una clara orientación antimonopolista (que por supuesto en esencia es anticapitalista ya que el capitalismo se ha desarrollado en capitalismo monopolista). En las condiciones actuales, la Alianza Popular organiza y coordina la resistencia, la lucha por la supervivencia, se dirige en una línea de ruptura con las uniones imperialistas, la guerra imperialista, por el derrocamiento del capitalismo, el poder obrero y popular.

Planteamos abiertamente al pueblo la necesidad de luchar por la cancelación unilateral de la deuda, es decir de no reconocerla, porque su reconocimiento lleva a la negociación que significa nuevos memorandos y nuevas medidas. Al mismo tiempo, destaca la necesidad de que el pueblo luche por la retirada de la Unión Europea. Explicamos por qué la retirada y la cancelación de la deuda implican la lucha por el poder popular, con la socialización de los monopolios, el desarrollo planificado que utilizará el potencial real de crecimiento del país, la retirada de la guerra imperialista y de los acuerdos de la paz imperialista, la salida de la OTAN, la lucha por relaciones económicas internacionales de beneficio mutuo.

Planteamos el camino del desarrollo a favor del pueblo contra el camino de desarrollo capitalista. Revelamos el contenido de la reconstrucción productiva que promueven todos los partidos burgueses, incluyendo SYRIZA cuyas propuestas están en el marco de la UE. Este camino de desarrollo trata de convertir Grecia en un centro para el transporte de energía y mercancías que lleva a la explotación conjunta de los yacimientos de energía en el mar Egeo, en el mar Jónico, en el sur de Creta con acuerdos entre los monopolios.

Desde este punto de vista consideramos y tratamos la postura de las demás fuerzas políticas y alianzas a nivel nacional y europeo. La formación de un programa mínimo no se basa en la realidad objetiva desde el punto de vista de la relación entre la economía y la política ya que la salida de la crisis a favor del pueblo es un asunto de estrategia.

El papel del PIE es cada vez más negativo y corrosivo para el movimiento europeo porque de manera clara y sin ambigüedades elige fórmulas similares a las que apoyan los gobiernos y en general otras fuerzas sistémicas de la UE a nivel nacional y europeo. Está implicado en las contradicciones interburguesas e interimperialistas.

Hoy en día, la prioridad es cómo logrará el pueblo evitar un desastre aun mayor y cómo tendrá mejores perspectivas en el futuro.

Establecemos los requisitos siguientes:

Primero

Darse cuenta de qué tipo de crisis estamos viviendo, es decir una crisis de la vía de desarrollo capitalista y de la asimilación en la UE, es decir de la importancia que tiene la lucha contra los monopolios y su poder.

Segundo

La organización de los trabajadores en los centros de trabajo, en los sectores, en los barrios.

Tercero

El fortalecimiento y la consolidación de la alianza popular entre la clase obrera y las fuerzas sociales que tienen interés en luchar contra los monopolios y el capital independientemente de las diferencias entre ellas, con la participación elevada de las mujeres y de los jóvenes de los estratos mencionados. El movimiento debe ser dirigido hacia el derrocamiento del poder de los monopolios.

El KKE con claridad y argumentos concretos ha negado participar en un gobierno de gestión burguesa que fue propuesto por el nuevo polo del oportunismo que está colaborando con gran parte del PASOK. En principio, la propuesta trataba de ejercer presión política sobre el KKE y principalmente robar votos de la esfera de influencia del KKE. Ni siquiera tenía una base aritmética dado que no había un número suficiente de diputados para formar un gobierno. Por supuesto, como ya hemos subrayado, no dijimos NO debido a que el número de los diputados no era suficiente. Sin embargo, el hecho de que esta propuesta que no tenía el número necesario de diputados demuestra su carácter demagógico y que apuntaba contra la estrategia del KKE.

Tuvimos pérdidas electorales, pero consideramos que las pérdidas para el pueblo habrían sido mucho mayores e irreversibles para un largo período de tiempo si el KKE hubiera decidido apoyar un gobierno de gestión burguesa, aceptando la asimilación de Grecia en la Unión Europea y el poder de los monopolios en el campo de la economía. En el período entre las dos batallas electorales, SYRIZA abandonó algunas consignas radicales que tenía y de este modo recibió una gran cantidad de votos que le llevaron a la segunda posición, principalmente de masas populares que tenían miedo de ser expulsadas de la eurozona, que creyeron es posible tener una negociación mejor para detener las medidas, sin romper huevos. Hoy en día, SYRIZA se presenta como el mejor negociador en comparación con el gobierno de ND-PASOK-DIMAR, moviéndose en la dirección de un partido centrista contemporáneo.

La izquierda gobernante no va a cambiar su línea política general ni golpear el sistema político podrido. Ningún gobierno, no importa si se llama de izquierdas, comunista o incluso revolucionario, no va a respetar sus proclamas si los medios de producción y la riqueza están en manos de los monopolios, es decir si el pueblo no tiene la propiedad y el poder del Estado en sus manos.

La lucha en Grecia no es difícil en general, debido a la correlación de fuerzas negativa. Sería más correcto decir que se ha vuelto más compleja en el terreno de la correlación de fuerzas negativa. Requiere un alto nivel de capacidad y estabilidad de parte del Partido para que esté en posición de penetrar en más amplias masas obreras y populares, hacer las maniobras necesarias sin alterar su línea política general y sin alejarse de los trabajadores y los empleados que tienen ilusiones y todavía no han adquirido experiencia política.

Concluyendo este tema, quisiéramos subrayar que no sólo nuestra teoría pero también nuestra experiencia histórica demuestran que por muy fuerte que sea un partido comunista en las elecciones, si toma posiciones gubernamentales en el marco del sistema burgués se lleva inevitablemente a la asimilación. Este asunto debe ser un asunto de discusión, en el momento oportuno, entre el pueblo para que se dé cuenta de que los márgenes de vivir una vida mejor, no sólo en condiciones de crisis sino además en condiciones de recuperación, se han reducido desesperadamente en relación con el pasado. Objetivamente, las condiciones para el derrocamiento radical han madurado aún más ya que los monopolios han penetrado muy profundamente tanto en la economía como en todos los aspectos de la vida social.

Por supuesto, el factor subjetivo, es decir el movimiento obrero, la fuerza del partido comunista, es muy atrasado y debemos avanzar en la dirección de su fortalecimiento.

No debemos abandonar la lucha contra la guerra imperialista y la paz imperialista en nombre de la crisis económica.

En consecuencia, hay que señalar por qué y en qué forma se llevará a cabo la intervención imperialista en base a los ejemplos y las pruebas de la llamada Primavera Árabe, Libia, Siria. ¿Cómo una oposición interna se forma desde fuera? ¿Cómo se arma? ¿Cómo se intenta el derrocamiento incluso de gobiernos burgueses debido a las contradicciones interimperialistas e interburguesas? Tenemos que demostrar sistemáticamente con argumentos por qué sigue siendo crucial y decisivo el ámbito nacional de la lucha y al mismo tiempo la importancia de la cooperación internacionalista y la solidaridad. Además, es posible que un movimiento utilice las contradicciones interimperialistas de dos maneras: para revelar el elemento básico de la internacionalización capitalista y, por otro lado, para preparar al pueblo a no apoyar la burguesía de su país en las rivalidades interimperialistas y en la guerra por el reparto de los mercados.

Al mismo tiempo, el KKE trata de estudiar de modo científico y a través de la experiencia del movimiento los acontecimientos en su conjunto para causar grietas en el sistema político burgués que contribuirán a la mayor emancipación del movimiento.

Hoy en día es aún más cierto que el desarrollo de los acontecimientos a nivel nacional está determinado además por la correlación de fuerzas a nivel internacional y regional, así como por la dinámica y la línea revolucionaria del movimiento obrero y comunista. Cada éxito en un país tiene un impacto en el desarrollo de los acontecimientos en los demás países europeos, cualquier deslizamiento de compromiso y retroceso lleva a los movimientos de muchos países a una posición difícil. Por supuesto, los acontecimientos se evalúan al nivel de las luchas y de la alianza social, pero hoy en día requieren la intensificación de la lucha ideológica contra las percepciones oportunistas, reformistas y burguesas dominantes. Sin este debate a nivel ideológico, será difícil orientar a las masas populares tanto hacia la lucha por medidas de alivio así como por la cancelación y el derrocamiento de medidas aún peores. Las luchas, incluso si son masivas, no tendrán el nivel necesario de organización y de orientación política certera sin la confrontación ideológica dentro del movimiento.