Putin ratifica en el G8 el cumplimiento de los contratos militares con Siria y considera irreprochable jurídica y moralmente el planteamiento de Rusia con respecto a Siria (RIA Novosti).

http://sp.rian.ru/international/20130618/157331877.html

Putin reafirma en la cumbre del G-8 que el suministro de armas rusas a Damasco es legal

Foto: RIA Novosti.

Lough Erne (Reino Unido), 18 de junio, RIA Novosti.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, reafirmó hoy al término de la cumbre del G-8 en Lough Erne que el suministro de armas rusas a Damasco es legal, no descartó nuevos contratos de este tipo y calificó de irreprochable en plano jurídico y moral la postura de Moscú con respecto al conflicto en Siria.

Moscú suministra armas “a base de contratos legales y a un Gobierno legal, el de (Bashar) Asad”. “Y si vamos a firmar tales contratos, también habrá entregas”, afirmó Putin en rueda de prensa que siguió a la cumbre.

Al propio tiempo, llamó a sus socios europeos a sopesar los riesgos antes de proporcionar armamento a la oposición siria en cuyas filas, según él, hay “numerosos criminales”, como aquellos que mataron recientemente a un militar británico en Londres.

También recordó que los países de la Unión Europea proclamaron en los 1990 que es inadmisible el suministro de armas a formaciones no estatales, especialmente, en zonas de conflicto.

“Pensamos que nuestro planteamiento (con respecto a Siria) es absolutamente irreprochable en el plano moral y en el jurídico”, subrayó.

En la cumbre de Lough Erne se acordó que los resultados de una inspección sobre el supuesto uso de armas químicas en Siria serán presentados al Consejo de Seguridad de la ONU.

“Como miembro permanente del Consejo de Seguridad, Rusia participará activamente en la evaluación definitiva de los resultados de esta labor”, aseguró Putin.

Añadió que a la parte rusa no le consta que el Ejército sirio haya usado armas químicas contra la oposición. “Hay quienes están de acuerdo con nuestra opinión, de que no hay datos al respecto”, señaló.

Negó haberse sentido aislado en la cumbre de Lough Erne, “aunque algunos quisieran mucho que fuera así”. “En ningún momento Rusia defendió en solitario su planteamiento con respecto a la solución del problema sirio”, aseguró.

En el comunicado final de la cumbre, los líderes del G-8 manifestaron su “seria preocupación” por la tragedia siria que, según las estimaciones de la ONU, causó más de 93.000 muertos, 4,2 millones de desplazados internos y 1,6 millones de refugiados.

También se declararon dispuestos a prestar ayuda humanitaria de 1.500 millones de dólares para ayudar a los damnificados por el conflicto en Siria.

Expresaron su “fuerte apoyo a la propuesta de una conferencia para alcanzar una solución política”  sobre el conflicto en Siria “mediante implementación cabal del Comunicado de Ginebra de 2012” y condenaron en los términos más enérgicos todo uso de armas químicas y las violaciones de los derechos humanos en Siria.

“Estamos resueltos a trabajar conjuntamente para cesar el derramamiento de sangre y evitar víctimas en Siria, a fin de establecer la paz y la estabilidad por medios políticos”, destaca el documento.