Una lección de socialismo a los trabajadores europeos por parte del sindicato PAME y del Partido Comunista de Grecia (KKE): Masivas manifestaciones el 5 de octubre en Grecia contra el Gobierno, contra el fascismo y por el Socialismo.

http://es.kke.gr/es/articles/Manifestaciones-masivas-del-PAME-sin-miedo-sin-ilusiones/

Manifestaciones masivas del PAME: sin miedo, sin ilusiones

Foto: PAME – KKE.

(Más fotos aquí: https://plus.google.com/photos/112682536655280922208/albums/5931936914530907073?banner=pwa )

Miles de manifestantes, trabajadores, jóvenes, desempleados y jubilados inundaron el sábado 5 de octubre el centro de Atenas, así como de decenas ciudades en todo el país, en las concentraciones y marchas militantes multitudinarias organizadas por el Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME).

En Atenas la marcha masiva militante del PAME llegó a la plaza Sintagma, frente al parlamento europeo. Estas manifestaciones se organizaron en contra de la política gubernamental de la ND y del PASOK, bajo las demandas:

  • Firma de Convenios Colectivos de Trabajo junto con el Convenio de Trabajo Colectivo Nacional y abolición de las leyes antilaborales en materia de convenios.
  • Protección de los desempleados, prestación por desempleo y asistencia farmacéutica.
  • Abolición de las leyes contra la seguridad social, abolición de los recortes y retorno de la 13ª y 14ª pensiones, el retorno de los fondos de pensiones robados por el Estado y los empleadores.
  • Reversión de los despidos en el sector público, cese de los despidos en el sector privado.
  • Fondos para cubrir las necesidades básicas en la Educación, la Salud y el Bienestar.
  • Abolición de los impuestos altos, prevención de las ejecuciones hipotecarias y las subastas, a expensas de las familias populares.

Al mismo tiempo, las manifestaciones tomaron un carácter de clara condena de la actividad criminal de la organización fascista del “Amanecer Dorado”. Los manifestantes guardaron un minuto de silencio en memoria del joven Pavlos Fissas, asesinado por el Amanecer Dorado.

Comentario del Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas

El Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, en la manifestación del PAME en la plaza Omonia, hizo el siguiente comentario:

“La única esperanza y perspectiva es el reagrupamiento rápido del movimiento obrero y popular, la organización de la lucha popular, la promoción de la alianza popular entre la clase obrera, los empleados, los desempleados, los trabajadores autónomos de la ciudad, los campesinos pobres, los jóvenes, las mujeres. Es la unión de fuerzas con el movimiento sindical de clase, con el PAME, con las demás agrupaciones, la acción común con el KKE, con la perspectiva del poder popular, en la dirección de la lucha contra los monopolios, contra el sistema capitalista podrido.

La condición previa para que el pueblo realmente tenga el poder es la socialización de los monopolios, la retirada de la Unión Europea, la cancelación unilateral de la deuda. Por supuesto, este poder planificará a nivel central la economía, desarrollará el potencial productivo del país a favor de la clase obrera, a favor de nuestro pueblo”.

PAME: No existe una gestión del capitalismo favorable al pueblo

Giorgos Skiadiotis, miembro del Secretariado Ejecutivo del PAME, al iniciar su discurso en la manifestación del PAME, comentó que el movimiento obrero y popular, el movimiento de la juventud tiene la fuerza de aislar, de aplastar y erradicar de la faz de la tierra la formación fascista del Amanecer Dorado. Dijo característicamente que: “La formación asesina fascista se puede quebrantar si cada trabajador que sufre se da cuenta de que el Amanecer Dorado no tiene nada que ver con las preocupaciones y los problemas del pueblo. Es una fuerza preparada y entrenada para llevar a cabo actos violentos, para intimidar, para actuar de modo criminal. Es una organización racista y mafiosa. Fue creada por el capital y es esto que la financia y la utiliza. (…)

El Amanecer Dorado se esfuerza precisamente por contrario de por que luchamos nosotros y los trabajadores en general. Nosotros luchamos por salarios dignos mientras que ellos están al lado de los patrones para disminuir los salarios. Nosotros luchamos para que los sindicatos estén libres de la influencia de la patronal y del Estado y ellos están en su servicio como un mecanismo de matones. Nosotros luchamos para unir a los trabajadores, independientemente del color de la piel, de la religión, de las relaciones laborales, contra el capital mientras que ellos están sembrando el racismo, el odio racial y religioso. Nosotros tratamos de modo organizado resistir a la violencia patronal y estatal mientras que ellos son parte de la violencia patronal y estatal contra el movimiento obrero. Nosotros luchamos para abolir el sistema de explotación y ellos son una de las herramientas asesinas del sistema contra nosotros con el fin de mantener su poder. (…)

Además, estamos aquí en esta concentración masiva que proclamó y organizó el PAME para romper y responder al clima de miedo por un lado y a las falsas esperanzas e ilusiones por otro lado que pretenden imponer el gobierno y las fuerzas del capital.

Contra el temor que si las medidas no se implementan, vendrán aun peores. Contra el temor debido al autoritarismo y la represión. Contra las esperanzas que estas medidas supuestamente son las últimas. Contra las esperanzas que a través de estas medidas tendremos desarrollo y que habrá días mejores para los trabajadores. Sin miedo y sin ilusiones. (…)

Estamos aquí:

Por que el movimiento sindical, el movimiento popular, no puede tener otra línea de lucha aparte de la unidad contra el capital, las multinacionales, que son la fuente del mal, el tirano común de todos los sectores populares. Su línea no puede ser la de la colaboración de clases. Su línea no puede ser otra aparte de la de rechazo de todos los administradores del capitalismo.

Porque la vida lo ha confirmado muchas veces: la gestión del capitalismo no puede ser favorable al pueblo.

Porque no queremos vivir con las mentiras, con la utopía de un desarrollo más justo, de una distribución supuestamente más justa de la riqueza que producimos nosotros y nos lo prometen el gobierno y SYRIZA. No puede haber una distribución equitativa entre los que producen la riqueza y que pertenece a ellos, y los ladrones que se apropian de esta.

Hemos propuesto a todas las organizaciones de la clase obrera, como una escalada de la lucha, la proclamación de una huelga general nacional el día 23 de octubre. Porque debemos, de cualquier modo, impedir la nueva barbarie que viene a sumarse a la situación anterior, haciendo a nuestra vida un infierno verdadero. Porque los empleadores y el gobierno, los aliados extranjeros de los monstruos locales deben sentir el aliento caliente en el cuello cuando preparan nuevas pesadillas para nosotros. Porque debemos crear las condiciones previas para derrocar en total estas medidas y las fuerzas que las promueven. Todos los sindicatos comparten la obligación de tomar posición con respecto a nuestra propuesta y posicionarse afirmativamente. Los trabajadores deben adoptar una postura estricta frente a los sindicatos y los sindicalistas que rechazarán esta propuesta.

Algunos pretenden supuestamente con huelgas de larga duración impedir las medidas y derrocar el gobierno. Sin la discusión con los trabajadores, sin la preparación necesaria, sin alianzas. En pocos días llevan las movilizaciones a la degeneración y por supuesto los trabajadores a la desilusión y a la desmovilización y a la mayor consolidación del gobierno y de la coalición gubernamental.

Se trata de los títeres de ayer que constituyen la mayoría de la Confederación de trabajadores en el sector privado (GSEE) y público (ADEDY), la “Intervención Autónoma” y ANTARSYA, cuyo aventurismo y su furia contra el PAME no tienen límites.

Nosotros queremos discutir hasta la realización de la huelga, si es posible, con todos los trabajadores, con todo el pueblo. Queremos integrar a miles de trabajadores en los sindicatos y que miles tomen parte en sus asambleas generales y decidan. Queremos que aquel día paralicen las fábricas, con los propios trabajadores a las puertas. Que se inunden las calles por los trabajadores de las fábricas y de las oficinas. Que estén con nosotros en las calles millones de desempleados, mujeres e inmigrantes. Que estén con nosotros los trabajadores autónomos que sufren sin sueldo, sin ingreso, los campesinos pobres que tienen nuevos lazos envueltos alrededor de sus cuellos.

Si lo logramos todo esto, si la huelga es un paso hacia esta dirección, entonces los tiranos locales y extranjeros perderán su sueños.”

El representante del PAME subrayó que solamente entonces se crearán las condiciones previas para que se vaya el gobierno. No solamente para que se vaya el gobierno pero además para que no venga otra con otros argumentos y consignas que continuará la política antipopular.