¿Otra huelga sectorial?

Para el día de hoy, 22 de mayo, hay convocada huelga de profesorado contra los recortes en educación y, en general, en el sector público. La huelga tiene la característica de que es compartida por casi todos los sindicatos, incluyendo CCOO y UGT, sindicatos que, en connivencia con el PSOE, han facilitado ataques a los trabajadores públicos y privados en periodos anteriores y han contribuido de forma evidente a sostener en el poder al PSOE, el partido que, junto con el PP, modificó la constitución para introducir un límite al déficit, entre otras muchas cosas, por lo que su participación y su adhesión a la convocatoria de huelga es claramente oportunista. Izquierda Unida mantiene a CCOO como sindicato de referencia. Se suma y se relaciona con lo anterior, además, que el gobierno conjunto PSOE-IU en Andalucía es ejecutor de los recortes amparándose en la inevitabilidad de los mismos. Ya han señalado en otros lugares que es el mismo argumento que esgrimiría cualquier partido gobernante en el poder, incluyendo el PP -la presión de Europa, la presión de los mercados, etc. Como detalle significativo y ejemplo, nuestro Vicepresidente, Diego Valderas, de Izquierda Unida, usó el adjetivo “dolorosos” para referirse a los recortes cuando le encargaron -imagino- anunciarlos: creo que es el mismo adjetivo que había usado Monti y otros/as similares cuando se disponían a recortar prestaciones sociales y derechos laborales en sus respectivos ámbitos/países. Por lo que a mí respecta, podría aceptar cualquier recorte en beneficio del conjunto siempre y cuando se recortase proporcionalmente a los beneficiarios del sistema capitalista que tenemos, en particular a los propietarios de los medios de producción: ¿qué porcentaje van a recortar a los latifundios, por poner un ejemplo? Por lo pronto no hay garantía ni de que las tierras públicas del IARA sigan siendo públicas, por lo que podemos hacernos una idea con respecto al resto –véase aquí la relación de fincas a enajenar.

Más: oigo en la radio que UNICEF atestigua el incremento de la pobreza infantil en España: tenemos la peor tasa de pobreza infantil, sólo por debajo de Rumanía y Bulgaria, en el contexto europeo ( http://www.unicef.es/sites/www.unicef.es/files/Hechos-y-Cifras_Clave.pdf ). En el mismo programa de radio, el Defensor del Pueblo en Andalucía informa del aumento de niños/as cuyos padres no les pueden dar de comer en condiciones – por ejemplo, no cenan- a causa de la crisis, lo que le lleva a plantear la necesidad de ampliar los horarios y servicios de los comedores escolares para paliar esta situación. Lo que pasaba -y debe de seguir pasando- en Grecia cuando nos llegaban las noticias de los desmayos de los alumnos en las aulas por desnutrición, está pasando -o incrementándose- en España. Ya pasó también en Argentina en su periodo más neoliberal.

La reducción de los servicios públicos afecta de forma directa a la clase trabajadora, una buena parte de la cual está sin empleo o con empleos más que precarios. Súmensele a eso las reformas y más que reformas del mercado laboral, siempre a la baja, por supuesto. Incluso en estas circunstancias, en las que de forma evidente el conjunto de la ciudadanía se ve afectada, la protesta se circunscribe a convocar una huelga sectorial.

El resumen que hago:

  1. CCOO y UGT son sindicatos esencialmente oportunistas, que participan en la convocatoria de huelga por ser el PP el que está en el gobierno central y pretender desgastar el gobierno en beneficio del PSOE, de ningún otro partido más.

  2. Izquierda Unida ha defraudado las expectativas de muchos votantes en Andalucía, no hay más que leer los comentarios por casi cualquier parte. Ya habrá ocasión de ampliar esta cuestión.

  3. Los sindicatos más o menos minoritarios o “alternativos” apenas son capaces de organizar o sumarse a algo que vaya más allá de una huelga sectorial con mínimo impacto, por ejemplo estas huelgas de un día en educación u otros servicios públicos. Desconozco si su intención va más allá de cubrir el expediente o, en el caso de los sindicatos asamblearios, si los miembros de sus asambleas son capaces de concebir algo más que una inútil protesta-desahogo y sólo cuando les pica el ombligo a “ell@s” -en ocasiones ni eso.

Por último, ¿tienen en Cuba los niveles de desigualdad, de pobreza infantil y de miseria que tenemos en España? Sin molestarme en citar los datos y a pesar de la guerra del imperio contra la isla y de que su economía no se basa en la explotación de terceros países, es evidente que NO: Cuba es un país SOCIALISTA.

Y cierro recordando que, que se sepa, ningún sindicato español ha firmado el manifiesto del PAME y otros sindicatos europeos en pro de la acción conjunta. Dice mucho. (*)

PD.- Secundaremos la huelga, con hartura, una hartura compartida, me consta, por más de uno y de una.

___

(*) [nota del 23 de mayo, 2012] Matizo lo dicho a raíz de la indicación del comentarista spartakist en el llamamiento de PAME que publicábamos en la anterior entrada: CSU (P y J), Estado Español sí ha firmado el llamamiento, como aparece indicado en la versión en inglés del mismo ( http://www.pamehellas.gr/fullstory.php?lang=2&wid=2400 ).

Banco público de tierras en Andalucía y renta básica: si realmente es así, vamos por buen camino.

Canal Sur y la página de IU Andalucía señalan que Diego Valderas ha planteado en el discurso de investidura de Griñán la creación de un banco público de tierras y el establecimiento de una renta básica. No he logrado encontrar el vídeo completo de su discurso, de modo que no sé cuáles fueron exactamente sus palabras, y no puedo aclarar si se trata de renta básica o de otra cosa -el concepto “renta básica” no es mencionado en la página de IU. El caso es que, puesto que va a ser Vicepresidente de la Junta de Andalucía, si menciona estas dos cuestiones, es porque hay visos de que vayan a salir adelante. Si esto es así, quizá no andábamos del todo desencaminados cuando interpretábamos la noticia sobre la ocupación de Somonte en diarios procapitalistas y afines al PSOE, como es el caso de El País, en el sentido de un espaldarazo a las demandas más inmediatas del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), a saber, la paralización de la privatización de las tierras públicas del Instituto Andaluz para la Reforma Agraria (IARA) y la creación de un banco público de tierras para generar empleo en las zonas rurales -que son muchas en Andalucía, claro. Por ahí podían haber empezado y no por ese documento vacuo que hicieron público, nos habríamos ahorrado mucho teclear. Es posible que no veamos a Sánchez Gordillo al frente de la Consejería de Agricultura -aunque no pierdo la esperanza-, pero lo importante es que el gato, blanco o negro, Juan o Pepe, cace ratones. Y que nadie piense que el ratón será IU si esta formación consigue demostrar que es capaz de poner, aunque sea parcialmente, los medios de producción bajo control público y contrarrestar con políticas de izquierda los problemas que nos está causando el capitalismo. La comparación con formaciones como el Partido Andalucista (PA), que supuestamente se hundió tras su pacto con el PSOE y que han podido leerse en los últimos tiempos, no vienen al caso. Estoy convencido de que si se realizan políticas de izquierdas, como la creación de un banco público de tierras con las actuales tierras del IARA más todas aquellas cuya expropiación se considere de interés público y la implantación de una renta básica, el apoyo a IU no decaerá sino que se ampliará. Esas políticas, de realizarse finalmente, serían patrimonio de IU, muy en particular, obviamente, del CUT-BAI y del SAT, no del PSOE. Añado que es necesario que se impulse -y se gestione- desde lo público la creación de empresas agrícolas de transformación que generen empleo y beneficios. Diego Cañamero lo explica muy bien en la entrevista que le realizó Javier Almansa y que colgó el SAT en su página: cultivos sociales de regadío (alcachofas, habas, frutales, etc.) y expropiación mediante fórmulas no conflictivas -es decir, pagando- de las tierras necesarias, del mismo modo que se hace cuando se va a construir una autovía o realizar cualquier otra obra pública. Lo importante, en un primer paso, es comenzar a liberar los medios de producción, generar empleo y demostrar que la gestión pública, también de medios de producción como la tierra, funciona -más allá de Marinaleda, donde ya lo han demostrado. Lo tienen bien estudiado en el SAT, me parece a mí. Aparentemente Cañamero propone la creación de cooperativas. Yo no veo cuál es el inconveniente de una gestión mediante una planificación pública y centralizada de la tierra y las industrias asociadas, pero en fin, los expertos en tierras son ellos, no yo. Lo importante, como dije antes, es que el gato cace ratones, es decir, que haya tierras e industrias asociadas de carácter público, lo demás son detalles que siempre pueden modificarse en función de los resultados. Estaremos vigilantes de la evolución de esta cuestión, cuya calificación pondrá, principalmente, el SAT.

Izquierda Unida, ¿Estás en los cielos? Sobre el “preacuerdo programático” IU-PSOE en Andalucía.

Destacado 1º de la presentación del “preacuerdo” IU-PSOE Andalucía ( http://iuandalucia.org/iu-lv-ca-alcanza-psoe-una-base-pre-acuerdo-programatico-andalucia ):

…ejes fundamentales, acuerdo programático, generación de empleo de calidad, agenda por el empleo, fruto del diálogo con los agentes sociales, planes de choque,…

Soy incapaz de entender un lenguaje tan etéreo. ¿Hay algún problema en que nos enteremos los votantes de los pormenores del acuerdo-pacto? Si es que hay contenidos y medidas concretas de carácter económico de las que enterarse, claro está.

Destacado 2º:

(José Luis Centella) ha apuntado que las 180 asambleas que se han celebrado hasta ahora ya han indicado muchas cosas, como que el 90 por ciento tiene descartado que se permita a Javier Arenas ser presidente de la Junta. Lo que frustraría a la gente de izquierda es que Arenas fuera presidente y ahí no les vamos a defraudar”.

Por supuesto que nadie quiere que Arenas sea presidente, pero lo que tampoco queremos es que se dé luz verde a un gobierno del PSOE a cambio de nada. El fraude estaría en renunciar a políticas de izquierdas -eso es lo que se supone que representa IU-  que, para algunos, suponen una modificación en la gestión de los recursos económicos de Andalucía hacia lo público. Por otra parte, si el 90% de las asambleas tienen clara la investidura del PSOE antes de que se les presenten los contenidos del acuerdo es que la cosa está peor de lo que pensaba. ¿Tiene IU en Andalucía el mismo número de afiliados que de votantes? Lo digo porque la opinión que parece tener el 90% de las asambleas puede que no coincida con la del 90% de los votantes.

Por cierto, ya que han hecho un preacuerdo podrían ponerse de acuerdo también para frenar el desalojo de la finca de Somonte, para empezar, y paralizar, después, la privatización de tierras que pertenecen al Instituto Andaluz para la Reforma Agraria (IARA) -qué ironía-  y que son, por tanto, de todos.

Estaremos a la espera de más detalles pero pinta, cada vez, peor.