Siria: Rusia entra en escena (Mundo Obrero).

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=5274

El 30 de septiembre Moscú entró en guerra en Siria con la autorización del gobierno sirio

Siria: Rusia entra en escena

20151116_putin_rusia

Vladimir Putin (Foto: Mundo Obrero).

Moscú está demostrando su capacidad militar y política, el tiempo en que era una potencia declinante ha acabado

Explica la leyenda que Alejandro el Magno tenía que desatar el nudo gordiano para hacerse merecedor del favor de los dioses. Frente a lo enrevesado de la cuestión tiró de espada y lo cortó. Este nudo gordiano en el que se habían convertido las negociaciones sobre la cuestión siria se ha resuelto en la 70ª sesión de las NN.UU. Washington ha sido el marco donde se dibuja la nueva correlación de fuerzas a nivel internacional. Los múltiples encuentros entre los presidentes americano, ruso, chino, el Vaticano y la diplomacia europea no han conseguido poner de acuerdo a los actores políticos, pero sí han señalado el perímetro de actuación de Rusia en el nuevo escenario creado en Oriente Medio.

El 30 de septiembre, tal y como había sido anunciado, Moscú entró en guerra en Siria. Desde todos los puntos de vista es una acción respaldada por el derecho internacional, puesto que cuenta con la autorización del gobierno sirio, cosa que no tiene la coalición internacional liderada por EE.UU.

Tanto Moscú y Teherán, que asesoran y proveen de armas a Damasco, como Pekín, que ha desplazado un portaviones y buques de apoyo a la zona, tienen enormes intereses más allá de los aspectos económicos. Los grupos terroristas que están siendo entrenados en este escenario bélico, tienen como objetivo provocar el caos tanto en las antiguas ex repúblicas soviéticas, como en las regiones chinas de la minoría musulmana Uigur o en la zona fronteriza entre Irán y Afganistán.

La autorización del Senado ruso invocó la propia seguridad nacional. Obama, que no quiere arriesgarse a una guerra mundial, se ha debatido entre las presiones del “ala dura” (los generales Allen, Petraeus y el senador John McCain, partidarios de una acción de fuerza aunque implique la guerra contra Rusia y China), y la posición de la actual “mano derecha” de Obama, el general Asthon Carter más partidario de seguir la vía política. El liderazgo de Obama en la cuestión siria es débil, carece de perspectiva y de objetivos. La consistencia de las propuestas de Washington ha de ser puesta en duda. La intervención rusa y la derrota de las fuerzas terroristas no es la derrota de Obama, es especialmente la victoria sobre un conglomerado de intereses que proponían la extensión del conflicto y su generalización.

Desde la II Guerra Mundial, ningún conflicto había alcanzado la magnitud de la guerra en Siria. Incluyendo la propia Siria, los enfrentamientos abarcan una zona de 600.000 Km2 con 120 frentes diferentes. La calidad y cantidad del armamento utilizado por las bandas terroristas es extraordinaria, incluyendo los modernísimos misiles anti-carro TOW proporcionados por EE.UU. y financiados por Arabia Saudita. En los últimos meses Damasco ha tenido que enfrentar una cuádruple ofensiva perfectamente coordinada y el ejército sirio ha detenido a decenas de miles de combatientes (unos 75.000 según las fuentes). La derrota de la ofensiva ha permitido al ejército cambiar definitivamente el balance militar en esta fase del conflicto. Lo que ha hecho el ejército sirio, lo acerca al Milagro o al Mito. La ayuda del ejército ruso así como de China e Irán acabará por inclinar la balanza, aunque el peso de la guerra corresponde al pueblo sirio.

En paralelo a la militar, la situación política ha dado un vuelco. El cambio de postura de las cancillerías europeas es evidente; los gobiernos europeos ya dan por descontada la victoria de Damasco. Desde el pasado 30 de septiembre, las unidades aéreas de la Fuerza Aeroespacial de Rusia han ejecutado 934 misiones de combate y han destruido 819 posiciones del EI y otras bandas terroristas. Bajo la presión coordinada de la aviación ruso-siria, el ejército damasceno, las fuerzas terrestres del libanés Hezbola e Irán, los frentes que sostenían los terroristas están colapsando.
Desde el comienzo de la guerra Moscú apoyó a Damasco. El ataque era una de sus líneas rojas. La implicación de Moscú es determinante, no sólo por la ayuda militar directa (por sí sola no decantaría la batalla puesto que se ha de ganar en tierra y Rusia no arriesgará sus tropas) sino por sus implicaciones políticas. El encuentro de Putin con los premieres israelita, jordano, turco y saudita en Moscú cambiaron la ecuación de los apoyos y disensos en la zona. Las demostraciones de la calidad del armamento ruso y su eficacia han demostrado a la OTAN que Moscú ya no es una potencia de segundo orden, sino que se erige como árbitro en Oriente Medio, desplazando a los propios EE.UU.

Estados Unidos y sus aliados –Turquía, Francia, el Reino Unido, Canadá, Jordania, Australia, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Israel, Bahréin y otros más– no han tenido nunca interés por destruir los grupos terroristas. Estados Unidos y sus vasallos, especialmente Turquía, pretenden una larga guerra de desgaste. El objetivo es como en el caso afgano, empantanar al ejército ruso. La estrategia rusa fija un marco temporal para las operaciones de bombardeo entorno a la Navidad ortodoxa.

Putin ¿demonio o aliado?

La crisis de los refugiados está demostrando a Europa la futilidad de sus argumentos y sus errores de cálculo. Las guerras en Oriente Medio están ocasionando enormes problemas a la propia estructura de la Unión Europea que corre peligro de implosionar. La intervención de Rusia sobre el terreno lleva implícita la participación del presidente sirio en la solución de la crisis. La canciller Merkel ha sido la primera en entenderlo, como lo han hecho posteriormente otros gobiernos. Hasta hace dos días el demonizado Vladímir Putin era el enemigo a batir, ahora se ha transformado en pieza clave en la solución del conflicto.

Los tiempos políticos a la par que los militares se aceleran. La intervención directa de Rusia en el escenario sirio, con el apoyo chino e iraní, refuerza su posición como actor central. Oriente Medio está cambiando porque la correlación de fuerzas a nivel mundial bascula. Obama tachó a Rusia de potencia regional. Como en muchas ocasiones, ese concepto de la propia excepcionalidad histórica, tan arraigado en la sociedad norteamericana, les hace perder el sentido de la realidad. Moscú está demostrando su capacidad militar y política, el tiempo en que era una potencia declinante ha acabado.

Miguel Ángel Ferrer (Opinión, Telesur): El gran legado del socialismo del siglo XX.

http://www.telesurtv.net/articulos/2014/05/09/el-gran-legado-del-socialismo-del-siglo-xx-375.html

El gran legado del socialismo del siglo XX

Por Miguel Ángel Ferrer

9-5-2014

 

El 9 de mayo de 1945 cayó Berlín en poder del Ejército Rojo. Con esa victoria militar, la más grande de la historia, la Unión Soviética pasó a convertirse en una potencia, en una gran potencia, en la segunda gran potencia del orbe. Y sólo cuatro años más tarde, en agosto de 1949, con la fabricación de su primera bomba atómica, la URSS, la primera nación socialista, se constituyó en una potencia nuclear. Ambas hazañas, conviene recordarlo, bajo la dirección del camarada José Stalin.

Con ese carácter de potencia atómica, la Unión Soviética resultó invulnerable a nuevos intentos de sojuzgamiento, conquista militar y dominio por cuenta del imperialismo. Pero no sólo eso. La URSS también se convirtió en la cabeza, en el líder de un poderoso frente antiimperialista. Poderoso frente antiimperialista que posibilitó la ampliación del número de naciones socialistas, y la consecuente creación de lo que durante varias décadas fue conocido con el nombre de campo socialista.

Sin la existencia de la Unión Soviética como una gran potencia acaso no habría sido posible la instauración del socialismo en China. Y quizá tampoco el formidable proceso de descolonización que conoció el planeta en los decenios siguientes y que, con las salvedades de Panamá, Irak, Afganistán y, muy recientemente Libia, perdura hasta hoy.

Muy probablemente tampoco habría sido posible la formidable derrota del imperialismo en Indochina. Y es difícil imaginar la existencia soberana y orgullosa de Cuba socialista sin el apoyo cuantioso y generoso de la URSS a la pequeña isla heroica.

Curiosamente, la neoconquista de Panamá, Irak, Afganistán y Libia se dio en momentos históricos en los cuales había dejado de existir la poderosa Unión Soviética. Fueron los años negros, sombríos, angustiosos de la unipolaridad y del crecimiento de los afanes guerreristas de un imperialismo ebrio de soberbia y sin enemigo al frente.

Pero, como decía el camarada Nicolás Lenin, la historia da sorpresas. Y la sorpresa fue que, desmembrada, salvajemente reconvertida al capitalismo y finalmente extinta, la desaparición de la Unión Soviética no significó la extinción de las bases económicas, políticas, culturales y militares de aquel poderoso frente antiimperialista nacido con la derrota del nazismo el 9 de mayo de 1945.

Esas bases permanecieron en Rusia y en algunos otros países que fueron parte de la URSS. Y tampoco desaparecieron en China, en Vietnam, en la Corea socialista y en Cuba. E igualmente permanecieron, sobre todo en los ámbitos ideológico, cultural y económico, en muchas naciones que, con esas bases, pudieron resistir los afanes y las acciones de dominio del imperialismo estadounidense. China, Cuba, Vietnam, la República Popular de Corea, Laos, Camboya, Irán, Venezuela y Siria son quizá los mejores ejemplos de esa nueva hazaña histórica.

La erección un tanto tardía pero finalmente concretada de Rusia como cabeza del gran frente antiimperialista actual ha puesto fin a la negra era de la unipolaridad para dar paso, de nuevo, a un mundo multipolar, a un planeta a salvo, al menos relativamente, de las habituales arbitrariedades, salvajadas y monstruosos crímenes de la Casa Blanca y del Pentágono.

Inesperadamente este es el gran legado del socialismo del siglo XX. Un legado nada despreciable. Un formidable freno a los designios expansionistas e intervencionistas de Estados Unidos. Un paso firme en favor de la paz mundial. Un sólido dique contra las nuevas guerras de conquista del imperialismo.

Siria pudo salvarse de ser recolonizada gracias a la decidida intervención de la cabeza del gran frente antiimperialista nacido el 9 de mayo de 1945, ahora hace exactamente 69 años.

http://www.miguelangelferrer-mentor.com.mx

Secretario General del CC del Partido Comunista de Grecia se reúne con Primer Ministro griego y embajadores y diplomáticos de Irán, Cuba, Rusia y China sobre acontecimientos en Siria.

http://es.kke.gr/es/articles/Reunion-de-Dimitris-Koutsoumpas-con-el-Primer-Ministro-sobre-los-acontecimientos-en-Siria/

Reunión de Dimitris Koutsoumpas con el Primer Ministro sobre los acontecimientos en Siria

La intervención que se está preparando contra Siria y la participación del gobierno griego en esta fue el tema principal de la reunión del Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, con el primer ministro Antonis Samaras, el miércoles 4 de septiembre en la oficina del primer ministro. La reunión tuvo lugar en el marco de las iniciativas que ha emprendido el KKE de cara a los graves acontecimientos en Siria y en la amplia región del Mediterráneo Oriental y del Oriente Medio.

Después del fin de la reunión Dimitris Koutsoumpas comentó:

“Expresamos nuestra oposición contundente con la implicación de nuestro país en la intervención contra Siria de cualquier modo. Grecia, el pueblo griego y la juventud pagarán un alto precio por cualquiera implicación en una guerra imperialista. En fin, creemos que los argumentos, los pretextos del liderazgo de los EE.UU. y de sus aliados en este asunto con respecto a las armas químicas en Siria es un cuento para niños, que ni siquiera los niños lo creerían. Está claro que se trata de una provocación realizada por otras fuerzas y no por el régimen de Assad. Así que consideramos que incluso un ataque quirúrgico, un pequeño ataque contra Siria por los estadounidenses y sus aliados, va a abrir la caja de Pandora en la región.

Esta región constituye un campo de antagonismos duros entre fuertes potencias imperialistas, fuertes Estados capitalistas, tanto a nivel internacional como regional. Por supuesto, se sabe muy bien que esta región tiene una enorme importancia geoestratégica y geopolítica debido a sus recursos minerales, el petróleo, el gas natural y las rutas de su transporte.

La juventud, el pueblo, el movimiento obrero y popular deben estar alertos constantemente y vigilantes. Junto con la lucha diaria por la supervivencia de la crisis económica capitalista, de la política de los gobiernos y de la UE, las medidas antipopulares, la lucha contra las privatizaciones y la comercialización de la Salud, de la Educación, las leyes contra la seguridad social que se promueven de nuevo, los recortes de salarios y pensiones, la intensificación del desempleo, de los despidos, así como el último ataque con el esfuerzo de reducir y cerrar –según dicen- de la industria de defensa del país, la Industria Griega de Vehículos, la industria minera LARKO, junto a todo ello nuestro pueblo debe incluir en sus consignas, en sus objetivos de lucha, el desenredo de Grecia de cualquier intervención, su no participación. Que se cierre ya la base de Souda sin que se proporcionen instalaciones, ni el aeropuerto militar en Kalamata, ni otra infraestructura del país. Además, la consigna debe ser lo que dicen los jóvenes de nuestro país todos los días en las manifestaciones “Ni territorio ni mar para los asesinos de los pueblos”.

En el marco de la misma iniciativa, D. Koutsoumpas se reunió el lunes con el embajador de la República Islámica de Irán, Behnam Behrouz y el embajador de la Republica de Cuba, Osvaldo Martínez. Las reuniones tuvieron lugar en la sede del CC del Partido en Perissos. El pasado miércoles, el SG del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, se reunió con el embajador de la Federación Rusa en Grecia, Vladimir Chkhikvishvili, en la sede del CC del Partido en Perissos. Además, el Secretario General del CC del KKE tuvo un encuentro con representantes de la embajada de la República Popular de China.

La tecnología soviética dio para mucho: Irán perfecciona los misiles soviéticos S-200 y anuncia el sistema antiaéreo Bavar 373, similar al S-300 soviético-ruso (RIA Novosti).

http://sp.rian.ru/Defensa/20130705/157472026.html

Irán minimiza el tiempo de reacción de los misiles soviéticos S-200

Misil soviético S-200 (archivo). / Foto: RIA Novosti.

Moscú, 5 de julio, RIA Novosti.

Ingenieros iraníes minimizaron el tiempo de reacción de los misiles soviéticos S-200, comunicó esta semana el jefe de la base de defensa antiaérea Khatam al Anbiya, general de brigada Farzad Esmaili.

“El tiempo de detección, disparo y seguimiento en el sistema S-200 se ha reducido al mínimo posible”, declaró Esmaili a la agencia de noticias iraní Fars.

Rehusó mencionar cifras concretas pero dijo que ahora el sistema es capaz de operar  en tiempo real y posible usarlo no solamente contra objetivos estratégicos y múltiples sino también contra blancos puntuales.

Desarrollados por la URSS en la década de 1960, los sistemas tierra-aire S-200 son capaces de abatir objetivos a una distancia de entre 200 y 350 kilómetros.

El general afirmó también que Irán logró autosuficiencia en la producción de radares de variado alcance y frecuencias, además de modificar sus bandas para que resistan mejor contramedidas electrónicas.

El subcomandante del Ejército iraní, contralmirante Farhad Amiri, anunció en abril pasado que Irán presentará en 2014 el sistema antiaéreo Bavar 373, similar al ruso S-300 que no pudo importar debido a las sanciones internacionales.

Dedicado a PCE-IU y al Partido de la Izquierda Europea: entrevista por Walter Martínez (Dossier, Telesur) a Alexander Lukashenko, un imperdible.

Hay poco más que añadir más que recomendar que se vea el vídeo de la entrevista a Lukashenko poco antes de su visita a América Latina. Como ya dijimos, cada uno sabrá dónde y con quién está, si de parte del imperialismo o de los pueblos. En cualquier caso, y para tranquilidad de los que apoyamos a los pueblos, los que trabajan por un mundo mejor -con capacidad real para hacerlo- tienen las ideas claras y siguen su rumbo sin prestar atención a los cacareos de los aficionados a la palabrería europeísta, que no esconde más, en el fondo, que el apoyo al capitalismo y al imperialismo. El enlace al vídeo:

http://multimedia.telesurtv.net/media/telesur.video.web/telesur-web/#!es/video/dossier-89008

Intervención del Partido Comunista de Grecia (KKE) en las conferencias sobre energía nuclear organizadas por el Partido Progresista del Pueblo Obrero de Chipre (AKEL)

Traducción no oficial de la intervención del Partido Comunista Griego (KKE) en las conferencias organizadas por AKEL (Partido Progresista del Pueblo Obrero, Chipre).

Enlace al texto original en inglés: http://inter.kke.gr/News/news2012/2012-03-06-conference-akel/

NOTA: AKEL obtuvo 19 de 56 diputados en las últimas elecciones parlamentarias en Chipre y su candidato, Demetris Christofias ( http://www.presidency.gov.cy/presidency/presidency.nsf/prc01_en/prc01_en?opendocument ), ganó las últimas elecciones a la Presidencia de la República de Chipre (2008).

Observaciones: el KKE lleva seguro razón en el hecho de que un mundo multipolar capitalista no es una garantía para la paz. No obstante, la “multipolaridad” sí puede ser un paso que facilite los procesos de cambios hacia el socialismo, como puede observarse en el caso de América Latina, donde tanto Rusia como China están siendo de utilidad. Por otra parte, pongo en cuarentena -no lo niego, pero lo pongo en cuarentena- que Rusia y, en particular, China, puedan ser considerados poderes imperialistas similares a EEUU o la UE en lo que se refiere a sus relaciones con otros pueblos (de nuevo América Latina, por ejemplo). Sí es evidente que el KKE lleva razón en señalar la falta de argumentos para que ningún país u organismo internacional pueda determinar qué países tienen derecho al uso de la energía nuclear.

 

En cualquier caso, la intevención del KKE:

Contribución del Partido Comunista Griego (KKE) en la conferencia de AKEL sobre la cuestión de las armas nucleares

Por Nikos Karathanasopoulos, diputado del Partido Comunista Griego (KKE)

Queridos camaradas,

Damos las gracias a AKEL por su invitación a la conferencia, cuyo objetivo es dilucidar un asunto de particular importancia en nuestra época: nuestra posición en relación a la energía nuclear.

No podemos ignorar que esta energía fue usada por vez primera con carácter militar, incluso si sus objetivos eran claramente políticos. Nos referimos, por supuesto, al uso por los EEUU de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki en un momento en el que no tenía ningún impacto en el resultado de la 2ª Guerra Mundial. Pero este crimen del imperialismo norteamericano tenía como objetivo chantajear políticamente e intimidar a la Unión Soviética, que había emergido victoriosa de esta guerra y había adquirido un prestigio internacional enorme debido a su contribución al aplastamiento del fascismo.

En el periodo actual estamos monitorizando la utilización de la cuestión del programa nuclear de Irán, un país en el contorno de nuestra región, por los EEUU así como por otros poderes principales de las uniones imperialistas que constituyen la UE y la OTAN, tales como Alemania y Francia, y también el estado de Israel. Esto se está llevando a cabo de tal modo que podemos discutir seriamente la posibilidad de operaciones militares e incluso de una guerra generalizada contra Irán en verano.

En realidad, ¿quién está hoy día criticando y amenazando a Irán?

  • ¿No son los mismos poderes que poseen enormes arsenales de armas nucleares y convencionales?
  • ¿No son los mismos poderes que intervienen de todos los modos posibles, incluso militarmente, con el objetivo de promover sus planes?
  • ¿No son los mismos poderes que bombardearon Yugoslavia (usando uranio empobrecido entre otras cosas), que invadieron y ocuparon Afganistán e Irák y que han llenado el planeta de bases militares?
  • ¿No son los mismos poderes que a lo largo de los últimos 20 años han estado diseñando y fabricando nuevas armas “mini” nucleares, así como aumentando la militarización del espacio a través de la llamada “Guerra de las Galaxias”?
  • ¿No son los mismos poderes que en el marco de los planes de la OTAN han colocado sus armas nucleares en varias esquinas del mundo, también en Grecia, creando peligros masivos para los pueblos?
  • ¿No son los mismos poderes que están preparando instalar en Europa el llamado “escudo antimisiles”, de modo que, en el contexto de la competencia interimperialista, puedan atacar Rusia con armas nucleares sin miedo de represalias?

Su hipocresía relativa al programa nuclear de Irán es enorme. La línea política que está siendo seguida por los EEUU y los otros países que poseen tales armas o tecnologías es una política de doble rasero. Esto también parece ser así a partir del hecho de considerar que ciertos países conforman el “Eje del Mal”, mientras que algunos otros que también tienen armas nucleares, como Israel, son considerados “un pilar de la seguridad”.

¡Queridos amigos y camaradas!

Es obvio que la razones de la agresividad imperialista contra Irán han de encontrarse en otro lugar. Están relacionadas principalmente con la lucha entre los poderes imperialistas por las fuentes de energía, los recursos naturales de los contornos de la región (Norte de África, Mediterráneo Oriental, Golfo Pérsico, Mar Caspio), así como por sus rutas de transporte. Es ésta una dura batalla entre los monopolios que, apoyados por los países capitalistas, luchan por porciones mayores del mercado.

La crisis capitalista, que en esta ocasión se manifestó de forma sincronizada en los poderes imperialistas fuertes, lleva a un cambio en el equilibrio mundial de fuerzas, a la elevación de nuevos poderes imperialistas, tales como China, Rusia o Brasil, que buscan un papel de mayor relevancia en los desarrollos internacionales. Las contradicciones se están agudizando dentro de este marco, ejes y anti-ejes se están creando, que tienen el carácter de “alianzas depredadoras”. Las intervenciones imperialistas están incrementándose bajo varios pretextos así como las guerras locales, mientras nadie puede descartar la posibilidad de un conflicto generalizado en el futuro con el uso de armas nucleares entre los poderes imperialistas fuertes. Además, las dos crisis globales previas, como sabemos, condujeron a dos guerras mundiales.

En nuestra opinión, los acuerdos sobre la reducción de armas nucleares, p.e., el START-3, son engañosos para el pueblo. Las valoraciones relativas que indican que éste es un paso importante hacia un mundo libre de la pesadilla de las armas nucleares no tienen fundamento en realidad. Pero los acontecimientos son engañosos porque:

  • Para empezar, si el acuerdo específico es observado, las armas nucleares que quedarían (1550 cabezas nucleares en cada bando) son suficientes para volar el planeta muchas veces.
  • En el acuerdo no está claro si la reducción de cabezas nucleares estratégicas significa la destrucción del excedente o el desmontaje de las armas nucleares y su almacenamiento, algo que significa su inmediata restauración en el momento en que sea considerado necesario.
  • El asunto de las cabezas nucleares tácticas no se toca en absoluto, así como los misiles que se lanzan desde la superficie del mar.
  • Los planes para la militarización del espacio, que están siendo promovidos principalmente por los EEUU, no se tocan en absoluto.
  • Los arsenales nucleares de otros países de la OTAN, tales como Francia y Gran Bretaña, no se tienen en cuenta.
  • Los EEUU y Rusia, a pesar de la reducción predicha, no pararán ni un momento la investigación y fabricación de nuevas armas nucleares y el reemplazo de las herramientas de destrucción antiguas con otras más modernas y “perfectas”. La administración de Obama promete gastar 85 billones de dólares a lo largo de los próximos 10 años con este propósito, mientras que el gobierno de Medvedev-Putin planea gastar 23 trillones de rublos en su programa de armamento que, entre otras cosas, cubre la renovación del 90% de sus armas nucleares estratégicas.

Esto es por lo que en estas condiciones de incremento armamentístico, de intervenciones y guerras imperialistas, el KKE considera que ningún poder imperialista u organización internacional tiene la legitimidad de formular decisiones contra los pueblos, de intervenir, de determinar a quién se le permite tener energía nuclear y para qué propósito y a quién no. Y vemos que esto está ocurriendo hoy en el caso de Irán. Las propuestas del llamado “grupo de los 6” (en el que participan EEUU, Francia, Alemania, Gran Bretaña, China y Rusia) sobre la cuestión del programa nuclear iraní, hacen llamamientos a este país para parar sus intentos de enriquecer uranio y para aceptar el establecimiento de “centros de enriquecimiento de uranio internacionales” (que crearán los “poderes” nucleares), a los que Irán y otros países tendrán que recurrir para el enriquecimiento de uranio con fines pacíficos. Es claro que el propósito es mantener de todas las formas posibles el monopolio que estos países tienen sobre la tecnología y su aplicación.

Nuestro partido considera que la energía nuclear, cuando se usa con fines pacíficos, como cualquier otra forma de energía, tiene objetivamente tanto ventajas como desventajas en relación a la satisfacción de las necesidades de los pueblos, que, por supuesto, varían a lo largo del tiempo y en función del desarrollo de la investigación científica. La cuestión política real es qué condiciones previas políticas y sociales pueden maximizar los aspectos positivos y minimizar sus consecuencias negativas y efectos, teniendo siempre como guía la prosperidad del pueblo.

Para poder responder debemos comenzar por los hechos objetivos relativos a la energía nuclear (sus beneficios y peligros) basados en el conjunto de necesidades sociales en un marco histórico-social específico.

En la medida en que nos referimos a instalaciones que operan con criterios comerciales-privados y, en general, dentro del marco del modo capitalista de producción, cualesquiera que sean los compromisos con la normativa de seguridad que puedan existir en el marco institucional de cada país, éstos no salvaguardan la idoneidad de estas normativas ni su estricta puesta en práctica. Hay multitud de ejemplos, y el último ejemplo de la planta (nuclear) en Japón demuestra muchas cosas, puesto que puso de manifiesto el problema de un mantenimiento insuficiente, de la completa falta de métodos de refrigeración alternativos, mientras que habían ocultado el hecho de que los problemas eran evidentes. Tampoco las medidas de seguridad eran las adecuadas.

Es posible que alguien pueda en este punto oponerse a nuestra postura señalando que la tragedia de Chernobyl ocurrió en un país socialista y no capitalista. Aunque no podemos discutir aquí la cuestión en detalle, añadiremos que este hecho debe ser examinado en el contexto histórico, social y económico de la llamada “Perestroika” y en las últimas décadas antes del derrocamiento del socialismo, una cuestión con respecto a la cual nuestro partido ha sacado conclusiones.

El Partido Comunista de Grecia no apoya en el momento actual ni, por supuesto, en el futuro inmediato, la producción de energía nuclear en Grecia, porque en las condiciones sociopolíticas actuales el motivo de beneficio capitalista predomina y los siguientes elementos no pueden ser desarrollados en el interés del pueblo:

Primero, el nivel de incorporación de esta fuente de energía en el sistema, priorizando la utilización completa de fuentes nacionales, como son el agua, lignito, fuentes geotérmicas y otras formas.

Segundo, las condiciones técnicas previas que aseguren la mayor seguridad posible: la ubicación adecuada, el tamaño de planta energética, la última tecnología.

Tercero, los acuerdos internacionales de beneficio mutuo, que incluyan la transferencia de tecnología y conocimientos.

Además, en el marco de la liberalización del transporte de energía, de la competencia entre monopolios, así como de guerras imperialistas, la producción de energía nuclear, así como la importación de materiales energéticos, tecnología y la exportación de residuos, tienen lugar en condiciones desfavorables para la salud pública, la seguridad y el consumo por parte de las personas. Mientras este sistema socioeconómico, que tiene el beneficio como núcleo, predomine, esta solución específica crea enormes peligros para la salud pública, la seguridad de los habitantes y la protección del medio ambiente.

Por otra parte, tenemos en cuenta que el elevado nivel de actividad sísmica en Grecia aumenta la posibilidad de un accidente. El Partido ha emitido un comunicado conjunto con el Partido Comunista de Turquía específicamente sobre esta cuestión. Los dos partidos comunistas, teniendo en cuenta las consecuencias destructivas del terremoto de Japón, han adoptado una postura contra la construcción de una planta nuclear en Akkuyu. Hicimos notar que su construcción en una región sísmicamente activa constituirá una amenaza permanente para los dos pueblos.

Queridos amigos y camaradas,

Como conclusión a mi intervención, permitidme enfatizar nuestra valoración de que el peligro de una guerra nuclear imperialista, con consecuencias incalculables y trágicas para la humanidad no ha sido erradicada en absoluto, particularmente si tenemos en cuenta las rivalidades imperialistas y los planes en las regiones, tales como la península de Corea y el Golfo Pérsico. Estos desarrollos están conectados con la agudización de las contradicciones interimperialistas y la competencia entre los centros imperialistas y los poderes capitalistas emergentes que desempeñan o buscan un aumento de su papel regional e internacional. Lo que oímos sobre un “mundo multipolar” o una nueva “arquitectura” de relaciones internacionales que, según se afirma, mantendrá alejados estos peligros, oculta la realidad, que el capitalismo en su estadio imperialista no puede ser humanizado, ya estemos hablando del pasado o del futuro.

Sin lugar a dudas, podemos observar una nueva agudización de las contradicciones interimperialistas, puesto que es un hecho que en el contexto de la agudización de la crisis capitalista el imperialismo se vuelve más peligroso y agresivo. La posibilidad de un nuevo golpe nuclear o incluso una conflagración generalizada constituye una parte de esta implacable competición.

¡El así llamado “mundo multipolar” no asegura la paz y la seguridad para los pueblos mientras la contracción entre capital y trabajo no sea resuelta!

La lucha contra las armas nucleares, la lucha contra la guerra, está directamente conectada con la lucha contra el sistema imperialista en su totalidad. Está conectada a la oposición a la implicación de nuestros países en las intervenciones imperialistas y en sus organizaciones. Se pone diariamente de manifiesto que el fortalecimiento de la lucha antiimperialista, la lucha para conseguir el derrocamiento del sistema de explotación capitalista y la construcción del socialismo, es el único camino decisivo y efectivo para la paz y el progreso social.