¿Otra huelga sectorial?

Para el día de hoy, 22 de mayo, hay convocada huelga de profesorado contra los recortes en educación y, en general, en el sector público. La huelga tiene la característica de que es compartida por casi todos los sindicatos, incluyendo CCOO y UGT, sindicatos que, en connivencia con el PSOE, han facilitado ataques a los trabajadores públicos y privados en periodos anteriores y han contribuido de forma evidente a sostener en el poder al PSOE, el partido que, junto con el PP, modificó la constitución para introducir un límite al déficit, entre otras muchas cosas, por lo que su participación y su adhesión a la convocatoria de huelga es claramente oportunista. Izquierda Unida mantiene a CCOO como sindicato de referencia. Se suma y se relaciona con lo anterior, además, que el gobierno conjunto PSOE-IU en Andalucía es ejecutor de los recortes amparándose en la inevitabilidad de los mismos. Ya han señalado en otros lugares que es el mismo argumento que esgrimiría cualquier partido gobernante en el poder, incluyendo el PP -la presión de Europa, la presión de los mercados, etc. Como detalle significativo y ejemplo, nuestro Vicepresidente, Diego Valderas, de Izquierda Unida, usó el adjetivo “dolorosos” para referirse a los recortes cuando le encargaron -imagino- anunciarlos: creo que es el mismo adjetivo que había usado Monti y otros/as similares cuando se disponían a recortar prestaciones sociales y derechos laborales en sus respectivos ámbitos/países. Por lo que a mí respecta, podría aceptar cualquier recorte en beneficio del conjunto siempre y cuando se recortase proporcionalmente a los beneficiarios del sistema capitalista que tenemos, en particular a los propietarios de los medios de producción: ¿qué porcentaje van a recortar a los latifundios, por poner un ejemplo? Por lo pronto no hay garantía ni de que las tierras públicas del IARA sigan siendo públicas, por lo que podemos hacernos una idea con respecto al resto –véase aquí la relación de fincas a enajenar.

Más: oigo en la radio que UNICEF atestigua el incremento de la pobreza infantil en España: tenemos la peor tasa de pobreza infantil, sólo por debajo de Rumanía y Bulgaria, en el contexto europeo ( http://www.unicef.es/sites/www.unicef.es/files/Hechos-y-Cifras_Clave.pdf ). En el mismo programa de radio, el Defensor del Pueblo en Andalucía informa del aumento de niños/as cuyos padres no les pueden dar de comer en condiciones – por ejemplo, no cenan- a causa de la crisis, lo que le lleva a plantear la necesidad de ampliar los horarios y servicios de los comedores escolares para paliar esta situación. Lo que pasaba -y debe de seguir pasando- en Grecia cuando nos llegaban las noticias de los desmayos de los alumnos en las aulas por desnutrición, está pasando -o incrementándose- en España. Ya pasó también en Argentina en su periodo más neoliberal.

La reducción de los servicios públicos afecta de forma directa a la clase trabajadora, una buena parte de la cual está sin empleo o con empleos más que precarios. Súmensele a eso las reformas y más que reformas del mercado laboral, siempre a la baja, por supuesto. Incluso en estas circunstancias, en las que de forma evidente el conjunto de la ciudadanía se ve afectada, la protesta se circunscribe a convocar una huelga sectorial.

El resumen que hago:

  1. CCOO y UGT son sindicatos esencialmente oportunistas, que participan en la convocatoria de huelga por ser el PP el que está en el gobierno central y pretender desgastar el gobierno en beneficio del PSOE, de ningún otro partido más.

  2. Izquierda Unida ha defraudado las expectativas de muchos votantes en Andalucía, no hay más que leer los comentarios por casi cualquier parte. Ya habrá ocasión de ampliar esta cuestión.

  3. Los sindicatos más o menos minoritarios o “alternativos” apenas son capaces de organizar o sumarse a algo que vaya más allá de una huelga sectorial con mínimo impacto, por ejemplo estas huelgas de un día en educación u otros servicios públicos. Desconozco si su intención va más allá de cubrir el expediente o, en el caso de los sindicatos asamblearios, si los miembros de sus asambleas son capaces de concebir algo más que una inútil protesta-desahogo y sólo cuando les pica el ombligo a “ell@s” -en ocasiones ni eso.

Por último, ¿tienen en Cuba los niveles de desigualdad, de pobreza infantil y de miseria que tenemos en España? Sin molestarme en citar los datos y a pesar de la guerra del imperio contra la isla y de que su economía no se basa en la explotación de terceros países, es evidente que NO: Cuba es un país SOCIALISTA.

Y cierro recordando que, que se sepa, ningún sindicato español ha firmado el manifiesto del PAME y otros sindicatos europeos en pro de la acción conjunta. Dice mucho. (*)

PD.- Secundaremos la huelga, con hartura, una hartura compartida, me consta, por más de uno y de una.

___

(*) [nota del 23 de mayo, 2012] Matizo lo dicho a raíz de la indicación del comentarista spartakist en el llamamiento de PAME que publicábamos en la anterior entrada: CSU (P y J), Estado Español sí ha firmado el llamamiento, como aparece indicado en la versión en inglés del mismo ( http://www.pamehellas.gr/fullstory.php?lang=2&wid=2400 ).

El capitalismo griego e internacional recurre al chantaje y las amenazas contra los trabajadores del sector público en Grecia: si no votas al partido que me beneficia, te quedas sin sueldo, ¿solución? …Socialismo…y todos funcionarios: es posible.

Nunca había leído una amenaza-chantaje de forma tan explícita en un periódico como la que puede leerse en la noticia del diario Ekathimerini traducida más abajo. Grecia es el laboratorio del capital en Europa, de modo que es bueno tomar nota de las técnicas que usan. Según parece, los votos contra el conocido como “memorandum” (plan de rescate + recortes en gasto social) impuesto por la UE y el FMI a los trabajadores griegos tienen un apoyo importante en el sector de los trabajadores públicos. Los capitalistas griegos y europeos desean eliminar esa bolsa de resistencia que dificulta la formación de un gobierno títere dispuesto a servir sus intereses extorsionando al pueblo griego. Para empezar recurren al intento de enfrentar a los trabajadores del sector privado y público, indicando que mientras los del sector privado ya llevan un tiempo sufriendo los efectos de la crisis, que pueden manifestarse, por ejemplo, en los recortes de sus salarios y en el retraso en el pago, los del sector público todavía reciben sus nóminas en la fecha prevista y siguen si trabajar “duro”. Se insiste además en el hecho de que son los trabajadores privados los que, con sus impuestos, financian a los trabajadores del sector público, presentando a los del sector público, poco más o menos, como un sector parasitario. Nada que decir, por supuesto, del hecho de que al estar los principales medios de producción en manos privadas esto hace que los beneficios -insuficientemente gravados además y para colmo- queden en las manos de la oligarquía financiera e industrial y, como consecuencia, deban ser los trabajadores del sector privado y público los que apechuguen con la mayor parte del gasto que generan los servicios públicos -que benefician principalmente a los trabajadores, obviamente. Los trabajadores públicos, que son unos “privilegiados”, por tanto, por el hecho de que se les pague por su trabajo en el momento estipulado, no saben lo dura que es la vida, a diferencia de los trabajadores del sector privado, por eso ahora se propone que se les deje de pagar la nómina o se les despida, a ver si así espabilan y se enteran de qué va el capitalismo y lo que puede ocurrir si los “mercados” dejan de “prestarles” dinero -a cambio de casi nada, claro. Sólo el capital y sus representantes pueden ser tan cínicos: cierto es que parte de los trabajadores del sector público suelen tener una estabilidad laboral que no tienen los trabajadores del sector privado -exceptuando a los interinos o laborales no fijos y según sector y, supongo, país-, en principio por el hecho de que no se aplican las leyes del mercado, es decir, el criterio de beneficio del propietario o accionista, del mismo modo que en el sector privado, y esto por razones obvias, ya que se trata, entre otras cosas, de prestar un servicio cuya demanda, en principio, no va a verse reducida sino, por el contrario, aumentada, teniendo en cuenta que la mayor parte de cualquier sociedad considera beneficiosa la extensión de la cobertura de servicios públicos como la educación o la sanidad. En cuanto a los sueldos, hay de todo, pero, por lo general, no son, ni mucho menos, altos -una buena parte está por debajo o en torno al mileurismo-, al menos en nuestro país y, sospecho, ocurre lo mismo en Grecia. El artículo tampoco menciona que esa situación de estabilidad laboral y salarial de los empleados públicos hace que, pensando en términos del propio sistema capitalista, se contribuya a la estabilidad en el consumo y, por tanto, del funcionamiento de la economía.

En cualquier caso, y esto es lo fundamental, no hay ningún motivo por el que sólo la educación, la sanidad o la justicia deban considerarse servicios públicos: también el cultivo de los tomates, la construcción de viviendas o de coches, por poner algunos ejemplos, podrían y deberían ser considerados servicios públicos. En eso consiste, precisamente, el socialismo, en poner los medios de producción y los recursos naturales en manos del Estado y en la gestión planificada también por el Estado de la economía para garantizar la cobertura de las necesidades de la población, el empleo de calidad y también el descanso. Ya sabemos, además, que la sanidad pública, por ejemplo, es mucho más efectiva en cuanto a relación calidad—precio que la privada, por mucho que quieran vendernos la moto de lo contrario. Debemos esforzarnos, por tanto, en promover ese punto de vista: nacionalización de la banca y de los grandes medios de producción y planificación de la economía mediante una gestión pública de la mayor parte -o toda- de sectores productivos para satisfacer nuestras necesidades y garantizar un empleo digno y en igualdad de condiciones para todos, así como relaciones sociales armónicas. En una cosa lleva razón el artículo: dentro del sistema capitalista que representa la UE, el Euro y el FMI, en los que quiere permanecer Syriza, los pueblos están sometidos al arbitrio de los mercados, por lo que las propuestas de Syriza y otros de modificar las condiciones impuestas se presentan, con toda probabilidad, como una quimera. Por tanto: primero nacionalizar y planificar, como propone el Partido Comunista Griego (KKE)…luego veremos si queda “crisis”. A por el Socialismo.

El artículo:

http://www.ekathimerini.com/4dcgi/_w_articles_wsite2_1_13/05/2012_441928

(traducción editada el 20-05-2012 corrigiendo la errata “billón” por “millón” [párrafo noveno] y precisión con respecto al uso del término “billón” mencionadas por Gramsciez)

El sector público no es consciente de los riesgos

Dimitris Kontogiannis

13-5-2012

Las deliberaciones de los líderes políticos griegos en relación a la formación de un nuevo Gobierno pueden o no dar resultado. Sin embargo, las cosas podrían haber sido muy diferentes hoy si una buena parte de la población hubiera comprendido los riesgos que implican el tipo de shock que han padecido sus semejantes en otros países bajo los programas de austeridad del FMI.

Los analistas han argumentado desde hace tiempo que la gran mayoría de los griegos votan y se comportan como si la posición del país en la Eurozona no estuviese en riesgo. Esta complacencia, en combinación con el sufrimiento económico y social causado por las políticas de austeridad, han cambiado el panorama político después del varapalo recibido en las urnas por los dos partidos mayoritarios que han dominado la política en las últimas décadas.

La historia nos dice que el proceso de reducción de deuda en países cargados de deuda es normalmente largo y doloroso. La combinación de una mala puesta en práctica y un mal diseño que caracterizó el primer programa de ajuste de la UE/FMI hizo las cosas todavía peor para Grecia. Se perdió un tiempo precioso y se instaló la esperada fatiga social con poca luz visible al final del túnel. No vamos a tocar el asunto de la austeridad sino a concentrarnos en la cuestión de la complacencia. La complacencia ha surgido probablemente porque no se han materializado repetidas advertencias y amenazas públicas sobre un potencial corte en la financiación del sector público por parte de la UE/FMI.

“Nos advertisteis en el pasado (sobre el riesgo de que salarios y pensiones no se pagasen en su totalidad) pero no ocurrió nada. Venga ya, ahora va a ocurrir lo mismo. Encontrarán una solución al final”, dijo un pensionista, retratando, pensamos, el sentir general.

Por supuesto, sería maravilloso si todos los asuntos se resolviesen y los acreedores internacionales reiniciasen la financiación del sector público, incluso aunque esto reforzase la complacencia. Sin embargo, si esto no es así, el único modo de hacer entender a la gente lo que está en riego es hacerles sufrir las consecuencias -al menos en parte.

Esto es especialmente así en el sector público donde muchos empleados comprensiblemente se quejan sobre los recortes en los salarios pero, según se dice, se les desanima a trabajar más duro porque asumen que siempre se les pagará en plazo y no perderán sus trabajos. Esto puede explicar sus patrones de voto, puesto que algunos encuestadores afirman que los empleados del sector público, muchos de los cuales han sido fieles al partido socialista PASOK en el pasado, emigraron a la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA) en las elecciones recientes.

Sólo para dar una perspectiva del desmoronamiento de la fuerza de trabajo griega y el empleo relativo en los sectores público y privado, deberíamos tener en cuenta que la fuerza de trabajo asciende a 4,8 millones de personas. Alrededor de 1 millón de personas están desempleadas según la Autoridad Estadística Helénica (ELSTAT) cuyo grueso principal proviene del sector privado puesto que los funcionarios y otros tienen plaza fija.

Los funcionarios ascienden a alrededor de 700.000, mientras que alrededor de 1 millón están empleadas en términos globales en el sector público, incluyendo infraestructuras, corporaciones locales, etc. Sólo a efectos de comparación, el sector público empleó alrededor de 500.000 personas en 1981-82.

En otras palabras, 2,8 millones de empleados en el sector privado financian la economía con sus impuestos directos e indirectos y sus contribuciones a la seguridad social. Esto incluye una parte de los salarios y pensiones para el sector público mediante el sistema de la Seguridad Social “pay as you go” [1] puesto que el total de recaudación a partir de impuestos asciende a alrededor de 50 billones* de euros, que es aproximadamente la misma cantidad a los gastos que suponen los salarios y pensiones en el sector público. Las contribuciones a la Seguridad Social se estiman en unos 20 billones de euros.

De los 2.8 millones de empleados en el sector privado a cientos de miles no les pagan en la fecha prevista, con al menos 400.000 que reciben sus salarios con, al menos, 3 meses de retraso. No es necesario decir que a la mayor parte de ellos se le han reducido sus salarios a los largo de los últimos dos años. En términos generales los esfuerzos para reducir la fuerza de trabajo en el sector público a través de un esquema de reserva laboral muy publicitado en la prensa nacional se tornó inútil puesto que sólo participaron unos pocos miles de empleados cercanos a la jubilación. De este modo, contrariamente a los empleados en el sector público, acostumbrados a que se les pague en la fecha prevista, sus semejantes del sector privado son plenamente conscientes de los costes y de las consecuencias cuando se corta la financiación.

Los analistas están de acuerdo en que el único modo de conseguir que el sector público e incluso los pensionistas dejen de ser complacientes es hacerles entender los riesgos de una salida del euro. esto ocurrirá cuando vean que sus cuentas bancarias no tengan el crédito correspondiente al salario completo.

Algunos analistas argumentan que una oportunidad para hacer llegar este mensaje se perdió el pasado otoño, cuando el pago del préstamo de la UE/FMI que debía ser pagado en septiembre de 2011 se pagó finalmente en diciembre. El estado hizo usos de las ganancias de 900 millones por la venta de una licencia para Terminales de Lotería de Vídeo (VLT) [2] y una extensión temporal del OPAP, el monopolio de juegos controlado por el estado, exprimiendo aún más a proveedores y otros en el sector privado para cobrar los pagos atrasados y poder pagar los salarios de los funcionarios a tiempo.

Conforme a los mismos analistas, podría enviarse el mismo mensaje en las próximas semanas si la situación de ahogamiento político continúa. [3] Aunque Grecia tiene suficiente dinero para pagar los salarios y las pensiones a final de junio, un retraso en el pago podría hacerlo imposible en julio. Por supuesto, hay argumentos que indican que esto podría ser contraproducente, ya que podría causar pánico y conducir a una fuga de depósitos. Sin embargo, los retrasos en el pago de cientos de miles de empleados del sector privado no han tenido el mismo efecto en los depósitos bancarios hasta el momento. En términos generales esto podría resultar beneficioso si consigue que la gente se dé cuenta de lo grandes que son los riesgos de una salida del euro.

En términos globales estos analistas pueden llevar razón al señalar que puede ser necesario un shock temporal para conseguir que muchos griegos, especialmente en el sector público, se den cuenta de que la financiación de la UE/FMI no está garantizada. Sería mejor, por supuesto, si todo esto pudiese ser evitado, pero eso requeriría una desacostumbrada valentía política.

________

* En la traducción del artículo se usa el “billón” anglosajón, equivalente a 1000 millones.

[1] El sistema “pay as you go” hace referencia aparentemente al sistema de hacer frente al gasto público a partir de los ingresos disponibles en el país y no a través de préstamos de terceros, con la finalidad de reducir la deuda pública.

[2] Grecia fue el primer país fuera de Canadá en modificar la legislación para permitir la instalación de terminales de juego de estas características, según puede leerse en esta noticia ( http://www.ns.dailybusinessbuzz.ca/Provincial-News/2011-08-18/article-2712105/NS%3A-Techlink-welcomes-new-VLT-legislation-in-Greece/1 ), en la que una empresa canadiense de este tipo de aparatos se congratula del cambio legislativo.

[3] El artículo usa el término ajedrecístico stalemate ( ahogamiento http://es.wikipedia.org/wiki/Ahogado_%28ajedrez%29 ), aunque la situación parece parecerse más a las tablas.

1) Tercer comunicado del Partido Comunista Griego sobre las elecciones en el actual contexto europeo: Aleka Papariga cogió el teléfono a Syriza pero no se reunió. Un detalle sobre Die Linke, perteneciente al Partido de la Izquierda Europeo. 2) Traducción de la intervención del KKE en el Parlamento Europeo sobre el 9 de mayo: ¿ “Día de Europa” o “Día de la Victoria Antifascista” ?

El País ha publicado un artículo que es ilustrativo de la quimera que seguramente suponga la presidencia de Hollande. Lo digo por aquellos que puedan considerar que dentro de la Europa capitalista hay margen para los pueblos, aunque sólo sean los europeos, en particular para aquellos que los países ricos europeos consideran secundarios o esclavizables. Entre esos pueblos, los esclavizables, está Grecia y, me temo, España.

Ya sabemos que Syriza no ha logrado reunir suficientes apoyos para conformar un gobierno, un gobierno basado en la permanencia en la UE y, además, en el Euro -casi nada. El Partido Comunista Griego (KKE) había anunciado antes de las elecciones que no participaría en un gobierno de esas características. La negativa a reunirse con Syriza para negociar un posible gobierno de coalición lo confirma, como lo indica su tercer comunicado tras las elecciones (el segundo comunicado, en el que el KKE abunda en su análisis de la situación, no lo han traducido al castellano en su web, esperamos hacerlo aquí en breve).

La buena fortuna de Syriza es que no ha podido conformar gobierno, de haber sido así mucho me temo que se habría demostrado que es más fácil negociar con leones que con la banca capitalista. A fin de cuentas, cabe la posibilidad de que el león tenga la barriga llena y te ignore, el capitalismo, por el contrario, siempre está hambriento. En cualquier caso, quizá entonces los afortunados hubieran sido los griegos y los restantes pueblos europeos que están siendo devorados -o en riesgo de serlo de forma inminente: se habrían desmontado los planteamientos de Syriza y demostrado que el mensaje socialista, defendido por el KKE en Grecia, es el correcto. Quizá estaríamos todos más dispuestos a seguirlo.

La mejor ayuda para los griegos, por tanto, y según me parece a mí, no es sumarse a las propuestas de Syriza de negociación con -y de permanencia en- el capitalismo, que son imposibles si lo que se pretende es una cierta dignidad para el pueblo griego y los demás pueblos, sino a las del KKE, las únicas sostenibles en el largo plazo. El socialismo en un sólo país, y además pequeño, es complicado, es cierto, más complicado aún cuando está rodeado de países capitalistas más poderosos que harían lo posible o imposible por hundir al tal país. La búsqueda de consenso y el trabajo conjunto es importante, lo estamos viendo en América Latina, pero para eso debe haber una voluntad transformadora real, y eso sólo pasa por lo que pasa, la economía -hay poco más, creo yo-, o sea y como ya hemos dicho antes, por el control de los medios de producción. Es el caso de Venezuela, que ha conseguido aglutinar a otros países en torno a las políticas transformadoras que la propia Venezuela impulsa. Por supuesto en ese continente cuentan con la incombustible y SOCIALISTA Cuba, la Isla Digna y Combativa por excelencia. En cualquier caso, el mundo hoy día es un pañuelo, todavía más si cabe, y también nosotros contamos con Cuba ¿cómo no va a ser así? Por tanto, uno se pregunta si cuesta tanto decir “sí, queremos una economía planificada y controlada por el Estado, que somos todos, una economía socialista, que es la única alternativa al capitalismo, porque ya está más que demostrado que el capitalismo mata y empobrece y, después de desaparecida la URSS, mata y empobrece incluso más e incluso en los países ‘ricos’.” ¿Tanto cuesta? En definitiva, uno se pregunta a qué estamos jugando.

Retornando a Grecia, una anécdota significativa: el KKE señalaba en el año 2010 una contradicción de Die Linke, partido perteneciente al Partido de la Izquierda Europeo (PIE) -más que una contradicción, de hecho, parece un deliberado posicionamiento que habría que calificar, al menos, de escapista. El asunto fue dado a conocer por el famoso Wikileaks, que a mí me parece un camelo, pero que no quita que pueda hacer pública información verídica. La anécdota es que el entonces presidente del grupo parlamentario de Die Linke en el parlamento alemán, Gregor Gysi, indicó al Embajador de los EEUU que el planteamiento de Die Linke en relación a la disolución de la OTAN no constituía realmente un peligro (para la OTAN y los EEUU, se entiende), lo verdaderamente peligroso, según parece dijo Gregor Gysi, era que Die Linke pidiese la salida de Alemania de la OTAN. Es decir, lo verdaderamente peligroso era que un país concreto diese el paso de salir de la OTAN. La postura de disolución en abstracto de la OTAN es compartida por otros partidos pertenecientes al PIE, como es el caso de Syriza en Grecia o Izquierda Unida en España. De acuerdo con que la salida en solitario puede ser muy arriesgado, por eso es mejor actuar coordinadamente. El conjunto de los países europeos parece un buen punto de partida por lo que esa postura tan abstracta es incomprensible.

La anécdota, verídica o no -tiene visos de serlo-, creo que viene al caso porque demuestra que alguien, algún país, debe dar el paso cuando se pretende un cambio de situación. La postura del KKE es que Grecia debe dar ese paso, la ruptura con el capitalismo que representa la actual UE y el avance hacia el socialismo, independientemente de las dificultades que pueda constituir el hecho de que lo haga un país en solitario. Esa es la misma postura que, salvando las distancias en cuanto a características de ambos países, adoptó la URSS en su momento y, por ahora, parece el experimento más longevo de Socialismo que ha conocido la humanidad, experimento que ha contribuido a mantener encendida la llama en otros países e independientemente de sus propios esfuerzos, como es el caso de Cuba y también otros. Grecia es un país pequeño, también Cuba es un país pequeño, y ahí está. Y por cierto y en relación a Rusia, país fundamental de la URSS: un comentarista -no recuerdo en qué noticia- sugería que a Grecia le iría mejor saliendo de la UE y la OTAN y vinculándose a Rusia. Es una idea a explorar, supongo.

En cualquier caso y en definitiva: el socialismo será más fácil en unión con otros países, a nivel regional o internacional, que en solitario, pero esa unión debe darse sobre una base socialista, con la intención de una transformación real, no sobre un planteamiento de negociación perenne con el capitalismo para seguir perpetuando, precisamente, al capitalismo y, de paso, el imperialismo: la UE y el Euro, en los que quiere permanecer Syriza, representan el capitalismo y el imperialismo. De otro modo quizá sea necesario y mejor opción dar el paso en solitario. Es posible que otros países sigan. Esa parece ser la postura del KKE y con él deberíamos estar.

2) Traducción de la intervención del Partido Comunista Griego (KKE) en el Parlamento Europeo sobre el 9 de mayo: ¿Día de Europa o Día de la Victoria Antifascista?

Traducción no oficial del comunicado del KKE sobre la intervención de Babis Agourakis, miembro de Parlamento Europeo del KKE. Enlace del texto original en inglés:

http://inter.kke.gr/News/news2012/2012-05-010-antifasistiki-niki/

Babis Agourakis, miembro de Parlamento Europeo del KKE, subrayó el verdadero significado del 9 de mayo, el día de la Victoria Antifascista del pueblo con su intervención durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo. Entre otras cuestiones enfatizó:

“ La élite política de la UE imperialista decidió declarar el día de la Victoria Antifascista de los Pueblos como el “Día de Europa” para borrar de la memoria histórica de los pueblos la lección de que pueden derrotar a su aparentemente invencible enemigo cuando quieran. Hicieron eso para ocultar el hecho de que el monstruo Nazi-fascista fue engendrado por el sistema capitalista explotador.

Hoy, la histeria anticomunista, la falsificación de la historia, el intento vulgar e ignorante desde el punto de vista histórico de equiparar comunismo con fascismo constituyen la política oficial de la UE imperialista y de los otros gobiernos burgueses de sus Estados miembros. La intimidación política e ideológica es expresada mediante al rehabilitación de las SS, con la restauración de los símbolos de Hitler y con la intensa persecución de los comunistas en una serie de estados miembros de la UE.

Ninguna falsificación puede borrar los inmensos logros de Stalingrado, Leningrado, del Ejercito Rojo, de los partisanos en los países ocupados, el increíble heroísmo de millones de trabajadores que derrotaron al fascismo. Ninguna falsificación, tampoco la propaganda anticomunista, puede parar el desarrollo social y el derrocamiento de la dictadura de los monopolios, el reemplazo del podrido sistema capitalista por el socialismo, el brillante futuro de la humanidad.”

Banco público de tierras en Andalucía y renta básica: si realmente es así, vamos por buen camino.

Canal Sur y la página de IU Andalucía señalan que Diego Valderas ha planteado en el discurso de investidura de Griñán la creación de un banco público de tierras y el establecimiento de una renta básica. No he logrado encontrar el vídeo completo de su discurso, de modo que no sé cuáles fueron exactamente sus palabras, y no puedo aclarar si se trata de renta básica o de otra cosa -el concepto “renta básica” no es mencionado en la página de IU. El caso es que, puesto que va a ser Vicepresidente de la Junta de Andalucía, si menciona estas dos cuestiones, es porque hay visos de que vayan a salir adelante. Si esto es así, quizá no andábamos del todo desencaminados cuando interpretábamos la noticia sobre la ocupación de Somonte en diarios procapitalistas y afines al PSOE, como es el caso de El País, en el sentido de un espaldarazo a las demandas más inmediatas del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), a saber, la paralización de la privatización de las tierras públicas del Instituto Andaluz para la Reforma Agraria (IARA) y la creación de un banco público de tierras para generar empleo en las zonas rurales -que son muchas en Andalucía, claro. Por ahí podían haber empezado y no por ese documento vacuo que hicieron público, nos habríamos ahorrado mucho teclear. Es posible que no veamos a Sánchez Gordillo al frente de la Consejería de Agricultura -aunque no pierdo la esperanza-, pero lo importante es que el gato, blanco o negro, Juan o Pepe, cace ratones. Y que nadie piense que el ratón será IU si esta formación consigue demostrar que es capaz de poner, aunque sea parcialmente, los medios de producción bajo control público y contrarrestar con políticas de izquierda los problemas que nos está causando el capitalismo. La comparación con formaciones como el Partido Andalucista (PA), que supuestamente se hundió tras su pacto con el PSOE y que han podido leerse en los últimos tiempos, no vienen al caso. Estoy convencido de que si se realizan políticas de izquierdas, como la creación de un banco público de tierras con las actuales tierras del IARA más todas aquellas cuya expropiación se considere de interés público y la implantación de una renta básica, el apoyo a IU no decaerá sino que se ampliará. Esas políticas, de realizarse finalmente, serían patrimonio de IU, muy en particular, obviamente, del CUT-BAI y del SAT, no del PSOE. Añado que es necesario que se impulse -y se gestione- desde lo público la creación de empresas agrícolas de transformación que generen empleo y beneficios. Diego Cañamero lo explica muy bien en la entrevista que le realizó Javier Almansa y que colgó el SAT en su página: cultivos sociales de regadío (alcachofas, habas, frutales, etc.) y expropiación mediante fórmulas no conflictivas -es decir, pagando- de las tierras necesarias, del mismo modo que se hace cuando se va a construir una autovía o realizar cualquier otra obra pública. Lo importante, en un primer paso, es comenzar a liberar los medios de producción, generar empleo y demostrar que la gestión pública, también de medios de producción como la tierra, funciona -más allá de Marinaleda, donde ya lo han demostrado. Lo tienen bien estudiado en el SAT, me parece a mí. Aparentemente Cañamero propone la creación de cooperativas. Yo no veo cuál es el inconveniente de una gestión mediante una planificación pública y centralizada de la tierra y las industrias asociadas, pero en fin, los expertos en tierras son ellos, no yo. Lo importante, como dije antes, es que el gato cace ratones, es decir, que haya tierras e industrias asociadas de carácter público, lo demás son detalles que siempre pueden modificarse en función de los resultados. Estaremos vigilantes de la evolución de esta cuestión, cuya calificación pondrá, principalmente, el SAT.

Artículo en “El País” sobre la ocupación de Somonte, ¿buena señal?

El socialismo es incompatible con el pesimismo, de modo que espero que, una vez más, el sentido común se imponga y el pacto con el PSOE se materialice en el sentido adecuado y veamos finalmente a Sánchez Gordillo ocupando lo que hay que ocupar, la Consejería de Agricultura, lo que será una garantía de que se avanzará en el sentido de poner los medios de producción al servicio del pueblo. El artículo en El País La tierra es para el ser humano puede ser una señal en ese sentido. Espero no equivocarme y que podamos estar satisfechos, finalmente, del pacto. Musicando la idea:

Portugal estrecha los lazos con el Socialismo y comienza a contemplar las soluciones de la América Latina progresista. Documental sobre Argentina de Fernando Solanas, “Memoria del Saqueo”.

Destacamos dos noticias que muestran cómo ante los ataques del gran capital a los países de la periferia europea, éstos comienzan a acercarse a las posiciones de la América antiimperialista y, directamente, Socialista. Es el caso de Portugal, desde donde llegan dos noticias que apuntan en esta dirección. En efecto, Prensa Latina destaca que Portugal ha renovado el convenio con Cuba, suscrito en 2009 para que la Isla Socialista, orgullo y modelo de la resistencia al imperialismo, preste servicios en el ámbito de la salud al país europeo, acosado, al igual que Grecia o nosotros mismos, los españoles, por los “mercados”, esos entes intangibles tan hábiles en robar la soberanía a los países gobernados por políticos al servicio del capital. Paulo Macedo, el Ministro de Salud de Portugal, junto con médicos portugueses, destacan el alto nivel de conocimientos de la brigada de 44 médicos cubanos que colaboran con Portugal, prestando sus servicios en el Algarve y Alentejo. En la reunión entre el Embajador de Cuba en Portugal y el Ministro portugués se ha tratado también la posible exportación a Portugal de medicamentos y vacunas producidas en Cuba. Los representantes políticos portugueses se han interesado por los avances científicos de Cuba y estudian ampliar el comercio y la cooperación. Como vemos, aunque el portugués sea un gobierno conservador -y recortador-, ante los ataques del capitalismo, recurren a lo que funciona, el Socialismo.

Por otra parte, un artículo de Jorge Cadima, La nacionalización, publicado recientemente en la revista Avante del Partido Comunista de Portugal (nº 2004, 26 de abril, 2012), en el que analiza la reacción del capitalismo internacional y español -en relación al cual centra su crítica principalmente en el papel que desempeña uno de sus pilares, la monarquía- a la nacionalización de YPF por parte del Gobierno de Argentina, pone de manifiesto cómo la pérdida de soberanía sufrida por Portugal a manos de la Troika y otros elementos hace que se busquen como referentes los movimientos de liberación y en pro de la soberanía y el control de los recursos nacionales que provienen de América Latina. Traduzco la última parte del artículo en la que menciona el documental de Fernando Pino Solanas, Memoria del Saqueo, en el que, al igual que harán los portugueses y tantos otros pueblos, es seguro que nosotros también nos reconoceremos. El documental es absolutamente recomendable puesto que explica algunos de los mecanismos económicos que usan los países imperialistas para extorsionar a los pueblos, principalmente hacer que la deuda privada -de la banca y gran industria- pase a ser considerada deuda pública :

El extracto del artículo de Cadima:

La razón de tanta indignación ante la renacionalización parcial de la empresa petrolífera argentina (creada en 1923 como empresa estatal) nada tiene que ver con “acuerdos rotos”. Los trabajadores portugueses lo saben bien. Los troikeros que lloran lágrimas de cocodrilo por el “incumplimiento de los acuerdos” todos los días rompen acuerdos y contratos que garantizan salarios, pensiones, servicios públicos. Lo que provoca tamaña indignación es la pérdida de una teta para exprimir. Como recuerda el Diario argentino Página 12 (20.4.12), en 2008 el actual Presidente del Gobierno Rajoy criticó la eventual entrada de capitales rusos en Repsol afirmando: “nuestro petroleo, nuestro gas y nuestra energía no pueden ser puestos en manos de una empresa rusa, porque eso nos convertiría en un país de quinta división”.

Esta es la clave de la cuestión: el gran capital internacional quiere que Argentina sea un país “de quinta división” para poder continuar saqueándolo. Como hace, de forma descarada y con resultados brutales durante décadas, en particular durante la orgía mafioso-liberal de los años noventa, de la cual el capital español fue uno de los grandes beneficiarios. El documental de Fernando Solanas, Memoria del Saqueo, disponible en internet, es un testimonio notable de esos años negros que condujeron al descalabro argentino de 2001. Los portugueses reconocerán en la descripción que hace de la Argentina de esos años las noticias de hoy sobre nuestro martirizado país. El futuro dirá de la coherencia del proceso argentino. Mas los vientos que soplan de América Latina hablan del futuro de Portugal: el de la recuperación de nuestras riquezas y de nuestra dignidad, hoy saqueadas por el gran capital externo e interno.

1) El contubernio de los políticos del PSOE con el gran capital. 2) Izquierda Unida aún está a tiempo.

1) Destaco algo que se sabe de sobra pero que conviene señalar cada vez que haya un dato que lo corrobore. Del PP no hace falta decirlo, son lo que son y tampoco lo ocultan. Del PSOE sí, por aquello de que llevan eso de “socialista” y “obrero” en las siglas y son aún un referente para la izquierda social en este país. Al dato: la que fuera jefa de gabinete de Griñan ha cesado en su cargo para pasar a representar a una multinacional en Centroamérica. No sabemos de qué multinacional se trata pero, si acepta el cargo una política del PSOE, es seguro que se trata de una multinacional humanitaria cuyo objetivo es llevar la paz y la prosperidad a América Latina -como sabemos que suelen hacerlo todas, evidentemente. Cito ( http://www.diariodesevilla.es/article/andalucia/1245469/grinan/prepara/gobierno/no/necesite/rodaje.html ):

Uno de los cambios se producirá en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia, donde Rosa Castillejo, la que fuera jefa de gabinete de Griñán, cesó en su puesto el martes pasado. Era la secretaria general de Presidencia, y ahora ha aceptado la representación de una empresa multinacional en Centroamérica.

El contubernio con el gran capital debería considerarse la mayor corrupción.

2) Sobre Izquierda Unida: el gobierno andaluz aún no está cerrado y todavía no está claro si IU tendrá dos o tres consejerías (puede leerse en el mismo artículo citado anteriormente). De no tener la Consejería de Agricultura, la que puede gestionar uno de los principales medios de producción en Andalucía, IU-CA aún está a tiempo de negarse a participar en el gobierno conjunto con el PSOE. De no hacerlo cometerá un nuevo y más grave error. Y más: de ostentar IU la Consejería de Agricultura, creo que ningún votante de IU entendería que no estuviese ocupada por Sánchez Gordillo para hacer lo que hay que hacer, gestionar la tierra como un bien público, haciendo cumplir lo establecido en el Estatuto de Autonomía, a saber, que la riqueza de Andalucía, sea cual sea su titularidad, está subordinada al interés general (Artículo 156)

Toda la riqueza de la Comunidad Autónoma, en sus distintas formas y manifestaciones, y sea cual fuere su titularidad, está subordinada al interés general.

y lo que la propia IU incluía en su programa para Andalucía (pág. 25):

Creación de un “Banco Público de Tierras” el cual pueda gestionar el acceso a superficie agraria que no esté en uso, siempre destinándola a la producción de alimentos en cantidad y calidad.

Esta medida, junto a la mejora del funcionamiento de la Reserva Nacional de derechos de la PAC, debe servir para facilitar la incorporación de jóvenes y mujeres al sector, luchando contra el envejecimiento del sector.

En cuanto a Juan Manuel Sánchez Gordillo, a pesar de algunas declaraciones suyas (p.e., entrevista realizada en Al Rojo Vivo) en el sentido de que, de ser nombrado Consejero de Agricultura, expropiaría a los terratenientes, quizá debería reflexionar sobre el hecho de que, a pesar de que la tierra, como medio de producción fundamental, debe estar en manos del Estado, es decir, de los ciudadanos, las expropiaciones, en la actual correlación de fuerzas, han de hacerse primordialmente en la medida en que sean útiles: lo que haya que expropiarse para generar y distribuir riqueza y empleo que se expropie, no creo que haya muchos andaluces que se opongan a ese tipo de medidas, lo que no sea necesario, que se deje como está, no es cuestión, creo yo, de generar polémicas inútiles. Para empezar, en cualquier caso, habría que paralizar la privatización de las tierras del IARA todavía públicas, algo que se hace más fácilmente desde una Consejería que con una ocupación -me parece a mí al menos. Y, ya digo, no hay que quedarse ahí: que se expropie en la medida de lo necesario y siempre que los proyectos agrícolas en cuestión tengan viabilidad -luego hay que comercializar los productos. Por tanto, que se impulse la gestión pública de la tierra y de industrias públicas asociadas en toda la extensión posible y conforme a su utilidad. A tener en cuenta: si se avanza en la generación de empleo y riqueza poniendo a disposición del pueblo, aunque sea parcialmente, la tierra, eso ayudará a entender los beneficios de que sea gestionada en su totalidad por el Estado.

Dicho queda.