Presidente del Senado español en visita a Moscú: “Rusia es imprescindible en un mundo multipolar” (Sputnik).

https://mundo.sputniknews.com/politica/201704261068687517-moscu-politica-equilibrio-europa-madrid/

1068687634

Foto: © Sputnik/ Alexei Nikolskiy

“Rusia es imprescindible en un mundo multipolar”

Política

15:36 26.04.2017 
 

MOSCÚ (Sputnik) — El rol que juega Rusia en el mundo es importante para la gobernabilidad y el equilibrio multipolar, dijo Pío García-Escudero, presidente del Senado español, durante su intervención en el Consejo de la Federación (Senado ruso).

“Rusia es imprescindible para el equilibrio y la gobernabilidad del mundo globalizado y multipolar en el que hoy vivimos”, destacó García-Escudero al añadir que su “papel es esencial para poder dar respuesta eficaz a todos los actuales desafíos y conflictos internacionales”.

Además instó al entendimiento mutuo entre Rusia y la Unión Europea porque “no es una opción entre otras posibles sino una necesidad para todo el mundo”.Este —defendió— es el “marco de referencia” que no “deberíamos perder de vista, en especial, cuando se producen situaciones de crisis”, porque en esos momentos es “cuando más hay que tener presente el diálogo”.

“La búsqueda de acuerdos y el firme compromiso de cumplirlos, en el marco del derecho internacional, son siempre las mejoras recetas para superar los climas de desconfianza”, aseguró.

Pío García-Escudero se encuentra de visita en Moscú por invitación de la presidenta del Senado ruso Valentina Matvienko.

Cooperación Rusia-Cuba 2016-2020: Defensa, medicina, ciencia y tecnología y otras áreas. Uno de los acuerdos en el exterior de mayor tamaño para Rusia (Sputnik).

https://mundo.sputniknews.com/fuerzasarmadas/201612091065431922-rogozin-cabrisas-comision/

Rusia y Cuba firman un programa de cooperación en el ámbito de defensa hasta el año 2020

Fuerzas Armadas

03:09 09.12.2016(actualizada a las 08:37 09.12.2016) URL corto
23079282

LA HABANA (Sputnik) — El vice primer ministro ruso, Dmitri Rogozin, y el vicepresidente y ministro de Economía y Planificación de Cuba, Ricardo Cabrisas, firmaron un programa de cooperación tecnológica entre los dos países en el ámbito de la defensa.

El programa de cooperación durará varios años, hasta el año 2020.

La firma se llevó a cabo al concluir una reunión de la Comisión Intergubernamental ruso-cubana para la Cooperación Económico-Comercial y Científico-Técnica que tuvo lugar este jueves en La Habana.

 

Rogozin precisó que Rusia está dispuesta a desarrollar la cooperación con Cuba en diferentes ámbitos.

“Intentamos de seguir manteniendo la dinámica económica y desarrollando el diálogo político y la cooperación en los ámbitos humanitario, cultural, de comercio e inversión”, dijo Rogozin.

Añadió que Cuba sigue siendo un socio fiable y seguro de Rusia.

“Hoy abordamos las cuestiones claves de la cooperación entre nuestros países y los proyectos concretos en los ámbitos de energética, metalurgia, fabricación de automóviles y agricultura”, subrayó el vice primer ministro de Rusia.

Agregó que Rusia y Cuba también acordaron la creación de un comité sobre nuevas tecnologías.

 

Rogozin y Cabrisas son copresidentes de la Comisión Intergubernamental.

El miércoles portavoces de la delegación de empresarios y funcionarios que acompañan a Rogozin aseguraron que en La Habana se firmarían acuerdos relacionados con salud, vías férreas y modernización de plantas de energía.

“En estos momentos no hay límites para perfeccionar nuestra cooperación”, declaró, a su vez, el vice primer ministro ruso.

_____________________________

https://mundo.sputniknews.com/politica/201612091065431451-cuba-acuerdos-rogozin/

Expectativas en La Habana por reunión de Comisión Intergubernamental Rusia-Cuba

Política

02:33 09.12.2016URL corto
121822

LA HABANA (Sputnik) — El inicio de los trabajos de la Comisión Intergubernamental Cuba-Rusia, encabezada el jueves por altos funcionarios de ambos gobiernos en La Habana, genera expectativas pese al silencio de fuentes estatales y medios de comunicación oficiales.

Portavoces de la delegación de empresarios y funcionarios que acompañan al vice primer ministro ruso Dmitri Rogozin aseguraron el miércoles que en La Habana se firmarían acuerdos relacionados con salud, vías férreas y modernización de plantas de energía.

Rogozin copreside la Comisión Mixta junto al vicepresidente y ministro de Economía y Planificación de Cuba, Ricardo Cabrisas.

 

Participantes en las labores que pidieron no divulgar sus nombres compararon la ubicación de Rogozin y Cabrisas como supervisores de este proceso con la potencia de la locomotora de un superexpreso.

Bajo su conducción, comentaron, en octubre de 2015 se firmaron seis acuerdos de cooperación por más de 1.200 millones de dólares y se inició el análisis de proyectos en diversas áreas.

“En estos momentos no hay límites para perfeccionar nuestra cooperación”, declaró entonces Rogozin.

Cabrisas, por su parte, resaltó en esa ocasión que Moscú y La Habana están decididas a transitar en el quinquenio 2016-2020 hacia esferas no tradicionales de cooperación, como ciencia, tecnología y ambiente, sector en el cual se inscriben las posibilidades de transmisión de experiencias que tiene Cuba en medicina y salud pública.

 

Con ese fin se creó un grupo de trabajo bilateral que asumió la ejecución de investigaciones innovadoras.

Dos de los convenios ya suscritos respaldan programas prioritarios para el Gobierno cubano en energía y siderurgia.

Uno es la construcción de cuatro bloques de generación de energía, de 200 megavatios cada uno, que se incorporarán al sistema nacional en dos años en las centrales termoeléctricas del Este de La Habana y Máximo Gómez (noroeste).

El otro es la concesión por parte de Moscú de un préstamo de 100 millones de dólares para la modernización y ampliación de la planta siderúrgica Antillana de Acero, ubicada en la capital.

 

Rogozin y la presidenta del Senado de Rusia, Valentina Matvienko, coincidieron en que este convenio clasifica como uno de las más grandes de Rusia en el extranjero.

Pese a las dificultades derivadas de las sanciones de EEUU y la Unión Europea contra Moscú, los acuerdos permitirán la mayor inyección rusa en la economía cubana de los últimos 20 años, ponderó Cabrisas.

Otro avance es el acuerdo de colaboración entre las empresas Heber Biotec, de Cuba, y Pharmaco, de Rusia, para el ingreso de productos farmacéuticos cubanos al mercado ruso, en particular del medicamento Heberprot-P para el tratamiento del pie diabético y que ya se vende en más de 20 países.

Un estudio de Heber Biotec indica que el fármaco desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana podría evitar unas 30.000 amputaciones por año en Rusia.

 

En materia de transporte, figuran planes para la reparación y construcción de vagones de pasajeros y de carga y la posible creación de un nudo de viajes aéreos.

Rusia y Cuba firmaron en junio otro convenio sobre el perfeccionamiento de la Comisión Intergubernamental para la Colaboración Económico-Comercial y Científico-Técnica, tras una reunión de sus copresidentes en la que se fijó para este mes la siguiente sesión del organismo.

En cumplimiento de ese acuerdo y como antesala de la Comisión Intergubernamental, el miércoles culminó en el Hotel Presidente de esta capital el Primer Taller de Intercambio Científico-Técnico Cuba-Rusia con la firma de un protocolo que identifica cinco esferas principales de trabajo y la convocatoria a un concurso de proyectos conjuntos.

Las especialidades incluidas son astronomía y cosmos, medicina, agricultura, recursos naturales, energía nuclear y nanotecnología, sectores en los que ya existen varias iniciativas con un alto nivel de concreción e instituciones interesadas en participar, según se informó.

 

Tras firmar por la parte rusa, el director de Ciencia y Tecnología del Ministerio a cargo de esta esfera, Serguéi Salikhov, expresó optimismo porque ya existen proyectos diseñados sobre bases sólidas y recomendó trabajar en experimentos que conduzcan a resultados de beneficio mutuo y patentes conjuntas.

El financiamiento de las investigaciones se llevará a cabo según las prioridades definidas y sobre la base de la paridad, se insistió durante el taller.

Los 55 participantes concordaron en que esos principios no excluyen respaldar iniciativas innovadoras que demuestren factibilidad para ser rápidamente comercializables.

El viceministro de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, Danilo Alonso aseguró que el protocolo firmado el miércoles es el primer paso de una cooperación más relevante y fructífera.

 

“Se podrá avanzar especialmente en las líneas de trabajo definidas en estos debates, a lo cual se suma el acuerdo entre el Centro de Estudios Ambientales de la provincia cubana de Cienfuegos (sudoeste) y el de Investigaciones de Materiales para la Aviación de Rusia, rubricado en julio de 2015 en Moscú y ya en fase de implementación”, dijo Alonso.

Ese acuerdo regula el estudio del uso de materiales rusos para la aviación en condiciones de clima tropical como el de Cuba.

Por el monto total de la cooperación económica-comercial, Rusia se convirtió en el quinquenio 2010-2015 en el tercer socio de Cuba, detrás de Venezuela y China y delante de España.

Política exterior de Rusia: Natasha Vázquez entrevista al analista Santiago Pérez Benítez (Centro de Investigaciones de Política Internacional de Cuba) [Sputnik].

http://mundo.sputniknews.com/entrevistas/20160521/1059921484/rusia-claves-politica-exterior.html

1059924193

© Sputnik/ Vladimir Sergueev

“Rusia es esencial para la seguridad y la multipolaridad del mundo”

23:55 21.05.2016(actualizada a las 00:09 22.05.2016)
Natasha Vázquez

Para esclarecer algunas de las claves de la actual política exterior de Rusia, Sputnik entrevista en exclusiva desde La Habana al analista Santiago Pérez Benítez, del Centro de Investigaciones de Política Internacional de Cuba (CIPI) recién llegado de la capital rusa, donde participó en la V Conferencia Internacional de Seguridad.

Graduado por el Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú y con una brillante carrera diplomática en Cuba, está considerado uno de los más importantes expertos en temas de política internacional en la isla.

¿Cuáles son las causas y razones históricas que han llevado a Rusia a actuar en el terreno internacional del modo en que lo hace hoy? ¿Cómo definiría la política rusa en este momento?

Como toda política exterior, la política rusa se explica por factores históricos, domésticos, intereses de sus sectores dominantes, el contexto internacional en que se desenvuelve, las características del liderazgo del país, su psicología, la percepción del poder propio y del de los demás, entre otros.

Pero me atrevo a señalar que la proyección actual de Moscú —sobre todo desde el 2014- se explica más que todo como una reacción frente a las tentativas de Occidente de detener, y si es posible revertir, el proceso observado desde mediados de los años 2000 de reemergencia de Rusia como una potencia global con intereses y proyección propios — no necesariamente antagónicos al sistema global imperante-.La acción ofensiva de Occidente en la crisis ucraniana en el 2014 desató todas las alarmas en Moscú respecto a los verdaderos motivos y posibles alcances, internos y externos, de la estrategia occidental, sobre todo norteamericana. En el debate geopolítico ruso hay consenso-finalmente- en que Occidente no pretende aceptar a Rusia como un actor capitalista global en igualdad de condiciones, sino que desea un Estado débil, subordinado, y cuyo sistema interno, además, pretende modificar.

La política exterior rusa es activa, pragmática, defensora de los intereses de su Estado y de sus sectores dominantes. Goza de apoyo en la sociedad rusa, que mayoritariamente percibe a su país como amenazado, y que conserva una mentalidad de gran potencia.

Estamos presenciando una agresiva campaña desde Occidente, en particular desde Estados Unidos, que busca minimizar y demonizar a Rusia. ¿Por qué los EEUU están tan interesados en esto?

Durante el primer mandato de Obama, con su política del ‘reset’, EEUU buscó cambiar los métodos de enfrentamiento con Moscú que tuvo Bush, pero no los objetivos de debilitar y provocar inestabilidad interna en el país. Desde el segundo mandato, sin embargo, y con el ascenso de los republicanos en el Congreso, Washington ha estado empeñado en recuperar las posiciones globales que perdió por los desatinos de la Administración de Bush en los años 2000, la gran crisis del 2008-2009 y sus efectos en los años subsiguientes. La estrategia ha puesto en la mirilla a Moscú —único país que militarmente los puede destruir y con el cual no tienen una gran interdependencia- pues lo perciben debilitado por su economía vinculada a las materias primas y vulnerabilidades estructurales.La ofensiva contra Rusia es parte de una proyección más dura de enfrentamiento contra los actores que desafían el poder de EEUU a nivel global, lo que incluye a China, pero también a Brasil y a Venezuela en nuestra región. EEUU percibe que no tiene grandes costos con la guerra fría que ha desatado contra Moscú y sí determinadas ganancias.

Han demonizado a Rusia y a Putin, lo que les ha dado la imagen de “un nuevo enemigo” para justificar sus gastos militares, la revitalización de la OTAN, la histeria de la ‘seguridad’ en Europa y una búsqueda de la ‘protección’ norteamericana por parte de los países de Europa Oriental. También han debilitado la economía rusa con las sanciones y la disminución del precio del petróleo —la economía rusa decreció un 3,5% en el 2015- pero no previeron su fortalecimiento político doméstico, las enérgicas y asimétricas reacciones rusas en Ucrania, Siria, el llamado espacio postsoviético, y la mayor cohesión estratégica con China y otros actores no europeos.

 

Hablando de economía, ¿han tenido las sanciones europeas el resultado esperado? ¿Qué cree que ocurrirá en este sentido?

Lo que más ha influido en el decrecimiento de la economía ha sido la caída de los precios del petróleo y gas. Aunque por otro lado, ha hecho que el país desarrolle un proceso de sustitución de importaciones, diversifique su comercio exterior y desarrolle la agricultura. A los rusos se les ha hecho más claro que nunca la necesidad de hacer cambios estructurales en su economía y modernizarla.

A EEUU no le afectan tanto las sanciones, pero a los europeos, en cambio, sí les afectan mucho más, sobre todo por la interdependencia que tienen con el mercado ruso, importante para sus exportaciones, importaciones y acción de sus empresas. Las sanciones y las contrasanciones de Moscú llegan en un momento de crisis económica en Europa, lo que agrava la situación, sobre todo para determinados países. El mayor debilitamiento de la UE, entre otras consecuencias, la hace más vulnerable a las presiones de EEUU para que acepte un estratégico Tratado de Comercio e Inversión (TTIP) que favorece a Washington. Creo que en el mediano plazo, con un posible reacomodo en el Donbás por la ‘observancia’ de los Acuerdos de Minsk, la eventual mayor cooperación en otros temas de seguridad con Moscú, y otra Administración en EEUU, las sanciones deben tender a retirarse de manera paulatina. Es probable que para su levantamiento, tanto EEUU como la UE, pidan concesiones ulteriores a Rusia, quien ha dicho ya que no las haría.

El detonante o justificante de las sanciones fue la recuperación de Crimea por parte de Rusia. ¿Cómo piensa que va a evolucionar este tema?

La pertenencia de Crimea a Rusia es algo que llegó para quedarse. La población de la península es rusa, y el gobierno de Moscú ha fortalecido su posición militar en la región por su importancia geoestratégica en el mar Negro y frente a la OTAN. Si bien la devolución de Crimea continuará siendo un reclamo político, diplomático y propagandístico del gobierno ucraniano y de Occidente, no percibo que vayan a ir a una guerra para cambiar la situación.

Rusia se ha implicado activamente en la lucha contra el terrorismo. ¿Cuáles son los principales resultados de la operación rusa en Siria?

Pocos esperaban acciones militares directas de Rusia en la guerra en Siria. Es la primera acción bélica que Moscú acomete fuera del espacio de la CEI, desde la invasión soviética a Afganistán en 1979. Estas acciones han demostrado voluntad de ejercer el poderío ruso en función de lograr sus intereses, en este caso, evitar un descalabro del gobierno sirio, la toma del poder en Damasco por parte de los terroristas, y las pérdidas de sus bases militares en el país. Por otro lado, ha sido una demostración de la eficacia de su maquinaria militar. En pocos meses lograron en el terreno mucho más que la coalición internacional dirigida por EEUU en el enfrentamiento al Daesh. Hoy Rusia tiene un papel más importante en Siria y en el Oriente Medio del que tenía años atrás. Dígase lo que se diga, y con todas las dificultades que existen, está más cercana que antes la posibilidad de determinado acuerdo político-diplomático en Siria, y el gobierno de Asad está en mejores condiciones para enfrentar esta negociación, aunque Rusia ha dejado claro que no está en Siria para favorecer a una u otra fuerza política, sino para defender principios y luchar contra el terrorismo.

 

¿Cómo evalúa usted la amenaza del terrorismo para Rusia? ¿Cómo puede Rusia seguir ayudando a erradicarlo?

El terrorismo es una amenaza interna para Rusia. Ya enfrentaron este flagelo en períodos anteriores, sobre todo en el Cáucaso. A cada rato hay acciones terroristas contra determinados objetivos en Daguestán, Volgogrado, Moscú y otras ciudades, si bien han logrado controlar de manera eficaz estas amenazas. Hay miles de combatientes del Estado islámico provenientes de los países de la CEI, muchos de los cuales hablan ruso y pueden infiltrarse en sus países de origen y realizar acciones armadas.

Las fronteras de Rusia con los países de la antigua URSS son porosas, y hay un tráfico importante de mercancías y personas. Existen serias preocupaciones en Rusia y en los países vecinos por los nexos y ramificaciones que pueden incrementarse entre los terroristas que hoy combaten en el Medio Oriente y los talibanes en Afganistán. Pese a los conflictos con Occidente y EEUU en especial, es posible un incremento de la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo para enfrentarlos. En septiembre del 2015 Putin hizo un llamado a una coalición internacional contra el terrorismo, que no ha sido respondida adecuadamente por Washington y otros estados involucrados. De todos modos, los esfuerzos bilaterales y multilaterales continúan. Es fundamental, no obstante, el enfrentamiento armado y las acciones de los respectivos servicios de seguridad.

 

Ahora que se normalizan las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, ¿Cuáles son las perspectivas de los lazos bilaterales de la isla con Rusia?

Algunos medios han incluido la variable de la normalización con EEUU como si fuera a afectar la proyección y compromiso cubano con Moscú. La Habana siempre ha mantenido una política coherente con sus principios y ha sido “amiga de sus amigos” en las diferentes coyunturas. Esto es una posición inteligente, además de ética, pues de lo contrario pierdes legitimidad y confiabilidad frente a los otros actores en la arena internacional y en la perspectiva. Y un país pequeño como Cuba tiene que cuidar sus recursos de poder blandos y este es uno de ellos, como la autoridad moral y la confianza. Sería también absurdo para Cuba disminuir la intensidad de sus nexos con amigos internacionales probados como Rusia —independientemente de los vaivenes de la relación histórica- por una mejoría con un actor tan inestable y rapaz como EEUU, que por otro lado, persigue cambiar el ordenamiento interno cubano, lo que otros no hacen. Una relación no va en contra de la otra. En todos los planteamientos cubanos desde el 2014 no ha dejado de mencionarse la condena a EEUU y la OTAN por las estrategias de acercamiento de su accionar a las fronteras de Rusia, ni las condenas a las sanciones contra Moscú.

Las relaciones ruso-cubanas tienen su propia dinámica, se desarrollan al más alto nivel y tienen bases sólidas, aunque pueden fortalecerse mucho más. Además del diálogo político y la concertación internacional, son muy interesantes, por ejemplo, los proyectos de modernización de las termoeléctricas de Santa Cruz y Mariel por un monto de más de 1.000 millones de euros, y de Antillana de Acero por cerca de 100 millones de dólares. Además de otra colaboración en más de diez áreas y sectores como el transporte, la biotecnología, la ciencia, el turismo o posibles inversiones en la zona de Mariel. La colaboración con Rusia ha sido orientada a fortalecer y recuperar en lo posible la base industrial cubana, clave para el futuro de la isla, lo que otros actores no hacen.

 

¿Considera usted a Rusia como un factor clave para la seguridad y la multipolaridad del mundo?

Históricamente Rusia, excepto en determinados momentos de su historia, ha sido un actor esencial para la seguridad del mundo. Y creo que continuará siéndolo, no sólo por sus dimensiones, recursos, su poder militar y peso político, sino porque su clase dirigente tiene la voluntad y determinación de hacerlo, independientemente de sus actuales problemas económicos. El poderío de Rusia tiene muchas reservas internas que no han sido aún explotadas.

En cuanto al sistema internacional, creo que no será más unipolar como pasó después de la caída del campo socialista a inicios de los noventa, en buena medida gracias a la actuación de Rusia. Ya las modalidades de la multipolaridad, el nivel de poderío de los distintos actores, su dinámica, sus ascensos y descensos, sus conflictos, alianzas, cooperaciones, etc., serán variables en constante movimiento a las que hay que continuar prestando atención pormenorizadamente. Nada está escrito.

Granma: Presidente Putin felicita a Cuba por aniversario de la Revolución.

http://www.granma.cu/mundo/2015-12-31/presidente-putin-felicita-a-cuba-por-aniversario-de-la-revolucion-31-12-2015-21-12-39

MOSCÚ.— El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aseguró este jueves en un mensaje a su par cubano, Raúl Castro, que las relaciones de amistad y cooperación entre ambos países re­sistieron la prueba del tiempo y se en­cuentran en un nivel muy alto.

Putin felicitó al mandatario de Cu­ba a propósito del Día de la Li­beración de la Isla el 1ro. de Enero de 1959 y por el advenimiento de un nuevo año de la Re­vo­lución, y expresó seguridad en el re­forzamiento de los lazos de colaboración estratégica bilateral, in­formó Pren­­­sa Latina.

Al clausurar en La Habana el VI Pe­riodo Ordinario de la VIII Le­gis­latura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en tanto, el gobernante cu­bano destacó el alcance de la colaboración con Moscú.

Como ejemplo refirió el convenio firmado con el Gobierno de Rusia pa­ra el financiamiento en condiciones ventajosas de cuatro bloques de 200 megawatts de generación eléctrica ca­da uno y la modernización de la in­dustria siderúrgica de la Isla.

Desde otro punto de vista, el jefe de Estado cubano señaló que de ma­­nera temprana Cuba advirtió que la política de sanciones unilaterales con­tra Rusia y el estrechamiento del cerco de la OTAN en sus fronteras, solo ha favorecido un clima de ma­yor inestabilidad e inseguridad en la re­gión.

Por otra parte, Putin envió también una misiva de felicitación al presidente de Venezuela, Nicolás Ma­duro, en la que calificó de muy exitoso el año que concluye para la co­operación estratégica entre los dos países.

Instó, igualmente, a continuar fortaleciendo las relaciones en aras de garantizar la paz y la estabilidad.

Otra felicitación oficial de Putin a la presidenta brasileña, Dilma Rou­sseff, expresa confianza en poder continuar un diálogo común encaminado a fomentar las relaciones bilaterales, en particular en el contexto de la ONU, el grupo Brics (Brasil, Rusia, In­dia, China y Sudáfrica) y otros foros multilaterales.

Rusia y Cuba reafirman su alianza (Natasha Vázquez, Sputnik).

http://mundo.sputniknews.com/firmas/20151027/1052956707/rusia-cuba-relaciones.html

Rusia y Cuba reafirman su alianza

Foto: Sputnik / Fotohost-agency

06:19 27.10.2015 (actualizada a las 06:50 27.10.2015) 
Natasha Vázquez

Mientras por un lado se normalizan las relaciones de Cuba con los Estados Unidos, por otro la isla no olvida a amigos de antaño y ha continuado reafirmando su alianza estratégica con Rusia.

Unos vínculos que se remontan a los tiempos soviéticos, mantenidos desde entonces con altas y bajas, pero en esencia importantes para ambas partes, más allá de la historia común y de los lazos humanos que logramos crear.

In crescendo desde mediados de los 2000, la relación bilateral se vio fortalecida en 2009 con la firma de un memorándum de colaboración estratégica con proyección a largo plazo y con la posterior condonación por parte del gobierno de Putin del noventa por ciento de la deuda histórica de la isla, de 35 mil millones de dólares.

Ahora, tras la reciente firma de seis convenios de cooperación bilateral en las áreas energética, financiera, metalúrgica y farmacéutica, Moscú se destaca otra vez como uno de los principales socios comerciales de La Habana.Catalogada como la más grande y voluminosa inyección en la economía cubana en los últimos 20 años, el acuerdo incluye dos créditos estatales del gobierno ruso a Cuba por un total de mil 300 millones de euros.

“Rusia concede a Cuba un préstamo público de exportación por un importe de hasta 1.200 millones de euros para financiar la construcción de un grupo generador de 200 MW de potencia en la central termoeléctrica Máximo Gómez y de tres grupos generadores de 200 MW de potencia cada uno en la central termoeléctrica del Este de La Habana”, dice el decreto firmado por el primer ministro Dmitri Medvédev.

Aunque éste es ya el más importante de los proyectos conjuntos de las últimas décadas, no fue lo único que se trajo a casa el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas, tras su visita a Moscú.

Otro préstamo, en esta ocasión de 100 millones de dólares, se aprobó para las obras de modernización y ampliación de la planta siderúrgica José Martí (Antillana de Acero).La ampliación de las capacidades de la termoeléctrica de Mariel también estuvo en la mesa de negociaciones, con saldo de un contrato entre las empresas cubana Energoimport y la rusa Inter RAO Export.

En la esfera de la biotecnología, en la que Cuba ha conseguido resultados notables, se rubricó un acuerdo de cooperación entre las empresas HEBER BIOTEC y PHARMACO. Además se valoraron perspectivas de modernización del amplio parque de camiones KAMAZ que existe en Cuba desde los tiempos soviéticos, así como la colaboración técnico-militar y bancaria, entre otras esferas.

“La firma de estos documentos crea nuevos mecanismos de cooperación en la esfera económica e inversionista que pueden ser modelo para el desarrollo de nuestra cooperación de largo plazo”, aseguró la presidenta de la cámara alta del Parlamento ruso, Valentina Matvienko.

Más allá, se trata además de un salto cualitativo en la cooperación bilateral, pasando de las esferas tradicionales a las más modernas tecnologías, como reconoció el propio vicepresidente ruso Dmitri Rogozin. “Estamos hablando de la colaboración en el cosmos, aviación, la creación de un hub de transporte aéreo, la renovación de la energética cubana, modernización del sector metalúrgico, la colaboración en la esfera petrogasífera, y la salida con una producción conjunta a mercados de terceros países”, dijo tras la firma de los convenios.

Rusia ha tendido nuevamente la mano y nos toca ahora a los cubanos corresponder a esa confianza respetando plazos y condiciones,  con resultados económicos palpables para ambas partes que se reviertan en beneficio de la gente común.Porque más allá de acuerdos puntuales, rusos y cubanos hemos aprendido de los errores del pasado y recuperado la confianza estratégica, como valoró en entrevista reciente para Sputnik Mundo el investigador y diplomático Santiago Pérez.

“Independientemente de coyunturas internacionales, para Cuba es importante tener ese vínculo con una potencia internacional del nivel de Rusia y para Rusia es importante tener como socio principal a Cuba, no solo por nuestra historia común sino como parte de su política hacia América Latina, donde una vez más Cuba es  un puente”.

Una relación madura que pasa por la identidad de visión global y se convierte en un pilar importante para un mundo multipolar.

“Rusos y cubanos debemos contribuir a un mundo multipolar”: Entrevista exclusiva con el Embajador de la Federación de Rusia en La Habana, Mijaíl Kaminin (Sputnik).

http://mundo.sputniknews.com/entrevistas/20150428/1036866225.html

Entrevista exclusiva con el Embajador de la Federación de Rusia en La Habana, Mijaíl Kaminin

A cinco décadas y media del restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, Cuba y Rusia vuelven a estar de luna de miel, tras superar un período de crisis que casi las lleva al divorcio.

Sobre el relanzamiento de esta asociación estratégica entre ambos países, Sputnik Nóvosti conversó con una de las personas que más ha trabajado por reconstruir lo mejor de esos vínculos, el Embajador de la Federación de Rusia en La Habana, Mikjaíl Kaminin.

“En vísperas del 55 aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas (el próximo 8 de mayo) puedo constatar que la interacción entre nuestros países se encuentra en uno de sus mejores momentos, tanto en la ámbito político, parlamentario, económico y cultural”, declaró el embajador.

— Tenemos un montón de páginas brillantes de la historia común, aunque reconocemos que ha habido periodos difíciles pero así es la vida. Lo más importante es que hoy día otra vez estamos juntos, defendiendo los mismos valores, recordando lo mejor de nuestra larga amistad y estamos seguros q el día de mañana nuestra cooperación pasará a un nivel más alto, desarrollando relaciones estratégicas.

-¿Cuáles son los principales proyectos concretos que se llevará a cabo por parte de Rusia en Cuba?

— La comisión mixta ruso- cubana para la cooperación económica, comercial y de inversiones ha sesionado recientemente en Kazán, con gran éxito e importantes resultados para ampliar nuestras relaciones en la esfera material.

Es importante destacar que muchos proyectos están vinculados con la modernización de aquellos equipos y plantas que fueron construidos por la URSS en Cuba
Un proyecto de gran escala es el vinculado con la construcción en Cuba de cuatro bloques energéticos de 200 megabytes cada uno, para las centrales eléctricas de Mariel y Santa Cruz del Norte. Esto será un hecho importante que servirá de base para el desarrollo económico del país.

Tenemos grandes proyectos vinculados con la aviación civil. Cuba es el primer país en el mundo por número de aviones modernos importados de Rusia. Cubana de Aviación tiene muchos aviones de este tipo y hay planes de seguir suministrando otros modelos.

Varias empresas rusas participan en los trabajos de modernización de los ferrocarriles cubanos también.

Los empresarios rusos están interesados en establecer negocios en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), tenemos varios proyectos conjuntos y tendremos algunos nuevos en la esfera biofarmacéutica.

-Se acerca también el aniversario 70 de la Victoria sobre el nazismo ¿qué importancia concede usted a esa celebración en Cuba?

— A pesar de que pasaron 70 años, el mundo sigue turbulento y aparecen fuerzas que quieren reescribir la historia a fin de minimizar el papel decisivo de la URSS en la derrota de la Alemania nazi, quieren olvidar las vidas de 28 millones de soviéticos que se sacrificaron para obtener esta victoria. Tenemos que celebrar este Día de la Victoria para traer la verdad a las nuevas generaciones y demostrar la peligrosidad del nazismo, por desgracia somos testigos del renacer del fascismo en algunos países europeos, con el apoyo incluso de algunos círculos gubernamentales.

En Cuba vamos a celebrar a lo grande pues compartimos la misma visión de aquellos tristes periodos y estamos juntos defendiendo los mismos valores y en la lucha contra los intentos de reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial. Estamos haciendo cosas que ayudan a mantener la paz y hacer del mundo un lugar más seguro.

-¿Cómo valora usted el futuro de los vínculos entre Cuba y Rusia, en el nuevo escenario de la normalización de relaciones con Estados Unidos?

— Rusia está a favor de la normalización, es una palpable muestra de la victoria cubana, que durante tantos años defendió sus ideales en una situación complicada por el bloqueo. Estoy seguro que lograremos el levantamiento del bloqueo y siempre estaremos con el pueblo cubano.

Por nuestra parte, entendemos la responsabilidad de nuestros países con la paz universal y Rusia está abierta a conversar con EEUU todos los temas y buscar el entendimiento, podemos decir que la pelota está del lado norteamericano.

El principio de nuestra cooperación con Cuba y otros países, incluidos los BRICS, es el respeto del derecho internacional, con el papel rector de la ONU. Rusos y cubanos podemos y debemos contribuir a ese mundo multipolar.

Embajador de Nicaragua en Moscú: “Rusia nos ha ayudado a forjar una sociedad más justa”. Reportaje radiofónico del 36 aniversario de la Revolución Sandinista celebrado en la embajada de Nicaragua en Moscú (Sputnik).

Interesante reportaje radiofónico en el que el embajador de Nicaragua en la Federación Rusa, Juan Ernesto Vázquez, subraya la relación ideológica entre La Revolución Sandinista y la Unión Soviética y la actual sintonía entre Nicaragua y la Federación Rusa en asuntos internacionales y otros aspectos. El embajador indica también el carácter de la cooperación rusa con este país.

El reportaje puede oírse en el siguiente enlace al programa 500 Millones de la cadena Sputnik:

http://mundo.sputniknews.com/radio_500_millones/20150719/1039500428.html