Mundo Obrero: Entrevista al embajador de Siria en España.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=6676

Entrevista embajador de Siria en España

Milad Atieh: “La condición sine qua non para solucionar el conflicto es combatir el terrorismo”

“Una premisa fundamental de la solución del conflicto es proteger la unidad territorial del país, su soberanía y su autonomía política”

Eduardo Luque Guerrero
Gema Delgado 04/02/2017

El embajador sirio nos recibe en la propia sede diplomática en Madrid. Por otra parte, la embajada española en Damasco permanece cerrada, no por imposición de la UE (hay países europeos que la mantienen abierta) sino por decisión del gobierno Rajoy. Nuevamente el servilismo respecto a EEUU nos empuja a la irrelevancia internacional. España podría jugar un papel destacado en esta crisis, las relaciones entre Madrid y Damasco, fueron en general fluidas y a España se la considera una nación amiga. En 2010, cuando la selección ganó el mundial de fútbol, había más banderas españolas en Damasco que posiblemente en Barcelona. En aquellos días pasar la frontera era sinónimo de abrazos y felicitaciones por parte de los siempre serios guardias de fronteras.

El embajador sirio Milad Atieh es un diplomático de carrera con una amplia experiencia. Su primer destino en el extranjero fue la embajada de Siria en Estados Unidos (Washington D.C). Hasta el 2006 estuvo en la Misión de Siria en las Naciones Unidas. Entre 2002 y 2011 fue Director de Organizaciones Internacionales de la Cancillería en Damasco. Se encargaba de la coordinación con las ONGD y con las agencias de ayuda a los refugiados. Entre 2011-2013 fue embajador en Suecia. Posteriormente entre 2013-2014 volvió a ocupar la Dirección de Organizaciones Internacionales de la Cancillería.

Mundo Obrero: Hay versiones encontradas sobre el inicio de la crisis siria y los sucesos que aparentemente la iniciaron. ¿Existió realmente una “Primavera Siria”? En España hay quién sostiene esa tesis. En cambio, la visión dentro del país es otra.
Milad Atieh:
Para aquellos que han conocido el país antes de la crisis era difícilmente imaginable la situación actual. El país progresaba a todos los niveles. El nivel de vida en Siria antes de la guerra era más elevado que la media de los países de la región. En Siria la sanidad y la educación han sido proporcionadas de forma gratuita por el gobierno, así como importantes subvenciones a los productos alimenticios básicos. Incluso hoy, a pesar de la destrucción que impone la guerra, la educación, la sanidad y los subsidios se mantienen para aliviar la situación de la población civil.

Esto vendría a demostrar que la agresión estaba planeada mucho antes del inicio de la crisis.

En realidad, la crisis siria está vinculada a la invasión de Iraq en 2003. Estando en la misión siria de las Naciones Unidas en aquella época, pude ver en primera persona el intensísimo debate en la administración estadounidense y en otros sectores del Complejo de seguridad y defensa. Se debatía si debía producirse una invasión doble, es decir, ocupar Iraq y Siria al mismo tiempo o hacer primero Iraq y después Siria. Eso es lo que está en el fondo de la cuestión. Por supuesto Siria se opuso a la invasión de Estados Unidos hacia Iraq. De igual forma Siria se ha opuesto históricamente a la hegemonía estadounidense que en la zona se proyecta a través del apoyo a Israel. Siria se ha opuesto y se opone a la ocupación de los territorios palestinos y otros territorios árabes, por tanto, no es de extrañar que Estados Unidos quisiera eliminar precisamente esta oposición.

M.O.: Como consecuencia de esta crisis se han introducido reformas políticas en el país. ¿Por qué no se detuvo el conflicto?
M.A.:
El Gobierno, en marzo de 2011, acogió muchas de las reivindicaciones que se hicieron en las primeras protestas. Introdujo una serie de reformas organizadas en tres paquetes: reformas políticas, económicas y sociales. Reformas que se plasmaron en una nueva Constitución en 2012, en la elección de un nuevo Parlamento o en la reforma de la Administración Local… esto indica que el gobierno asumió con un carácter positivo muchas de las reivindicaciones que algunos sectores de la sociedad siria estaban demandando. Sin embargo, detrás de esos manifestantes había otro tipo de intereses que les dijeron a esas personas que esas reformas que había impulsado el gobierno sirio no eran suficientes y que, por tanto, tenían que dar un paso adelante en el desafío al Gobierno y al sistema. En realidad, las potencias no querían reformas, sino un cambio de régimen.

M.O.: Los medios de comunicación occidentales han establecido una especie de “unanimidad” en torno a la crisis siria. Existe una especie de discurso único. ¿Cómo se valora esta realidad?
M.A.:
Ha habido una clara falsificación de los hechos que han ocurrido en Siria por parte de los medios de comunicación occidentales y otros, que han fabricado mentiras y que han conseguido engañar a las audiencias y el público.
Toda esta destrucción de Alepo no fue conocida por el público, sino que fue ocultada por los medios de comunicación.

Los medios de comunicación han sido desde el principio una de las herramientas que se han utilizado para desestabilizar a Siria, eso explica, que desde el primer momento se hayan ocultado las atrocidades y masacres que han cometido los terroristas calificados de “rebeldes” y que se han atribuido al ejército árabe sirio. Es por eso que hay mucha gente que tiene una visión distorsionada de los hechos.

M.O.: Centrándonos en la perspectiva futura y sobre todo en la liberación de Alepo. Es doloroso, cuando se ha conocido el país, ver el nivel de destrucción actual. ¿Cómo se ve la situación después de la liberación de Alepo?
M.A.:
La realidad de lo ocurrido en Alepo no es lo que se nos ha contado. Se ha hablado de un cerco de las fuerzas del Ejército Árabe Sirio a la población impidiendo la llegada de ayuda humanitaria. La verdad es que en los barrios del este de Alepo había hasta 9.000 terroristas, que los países occidentales con EEUU a la cabeza han querido proteger. Cuando se produjo la liberación de los barrios del este de Alepo vimos salir a miles de personas, sin embargo no vimos a ninguno de esos países que durante semanas clamaron porque había que ayudar a los civiles, no vimos a ninguno de sus países ir a proporcionar ayuda a esa gente que acababa de ser liberada y estaba saliendo de sus barrios en condiciones muy difíciles, como pudimos ver por la televisión Siria. Los medios occidentales jamás han querido contrastar sus informaciones con los medios sirios. Es el Ejército sirio el que está proporcionando ayuda humanitaria a la población civil y está desminando la zona y eliminando barricadas. No se ve la presencia de esos países que tanto decían que se preocupaban de la población civil.

Cuando se produce la liberación del campo y el ejército sirio entra en los diversos barrios se encuentran varios depósitos de municiones y armamento sofisticado con capacidad para armar a unos 15.000 combatientes durante 10 años. Al mismo tiempo en esos almacenes se encuentra también comida y medicinas para atender las necesidades de la población durante tres años. Mientras, la población civil pasaba hambre. Los “rebeldes” en los meses anteriores a la liberación de Alepo se quejaban de que no tenían ningún tipo de ayuda humanitaria. Cuando un gobierno se enfrenta a una situación como ésta está obligado a combatir al terrorismo y liberar a la población. Y es lo que ha hecho el Ejercito Árabe Sirio, proporcionando ayuda humanitaria a la población necesitada.

M.O.: ¿En qué medida ha sido decisiva la intervención rusa-iraní-Hezbola en la liberación de Alepo que hoy por hoy marca el rumbo de la situación en Siria?
M.A.:
Siria tiene amigos verdaderos que se movilizaron cuando quedó en evidencia que en Siria habían entrado terroristas de más de 100 países y unos 360.000 combatientes cuyo objetivo era provocar la muerte y la destrucción. No es ningún secreto que esos terroristas estaban apoyados por potencias extranjeras. No lo decimos nosotros, sino que los propios Estados Unidos declararon que apoyaban a esos grupos armados que estaban actuando en Siria. Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar, Turquía… proporcionaron a estos grupos la financiación necesaria, el armamento y la ayuda logística para actuar en Siria.

Cuando quedó claro y fue evidente lo que persiguen estos grupos en Siria, se produce la intervención rusa. Se produce a petición formal y oficial del Gobierno sirio y en el marco de la carta de las Naciones Unidas que permite a un Estado miembro pedir asistencia a otro Estado miembro. Por tanto Rusia ha actuado dentro de la legalidad internacional.

Lo mismo se aplica para Irán o Hezbola que son amigos del Estado sirio y participan para proteger al pueblo con el permiso, evidentemente, del Gobierno.
Rusia siempre ha sido respetuosa con los acuerdos internos y la posición externa de los estados oponiéndose a cualquier injerencia en la política interna del país. En ese marco se ha producido la intervención.

El actor más importante sobre el terreno es el Ejército Árabe Sirio. La asistencia rusa es especial, su fuerza aérea es importante. La colaboración entre la ofensiva terrestre del Ejército Árabe Sirio y la aviación rusa ha permitido la liberación de Alepo. La intervención rusa ha dejado en evidencia los planes de los países occidentales que apoyaban a los grupos terroristas.

La acción rusa está protegida por el derecho internacional como hemos dicho. En cambio, la acción de la llamada “Coalición Internacional” liderada por Estados Unidos que interviene dentro de Siria lo hace fuera de la legalidad internacional y sin coordinación con el gobierno sirio. El gobierno siempre ha estado dispuesto a colaborar con cualquier actor que estuviera dispuesto a hacerlo de forma sincera. No es el caso de la “coalición” liderada por Estados Unidos que después de dos años no ha querido coordinarse militarmente ni ha conseguido ningún resultado relevante.

M.O.: Turquía parece que ha entrado en otra fase. El golpe de Estado, la depuración en el ejército, los ataques terroristas, el asesinato del embajador ruso… las declaraciones del presidente Erdogan parecen mirar en otra dirección.
M.A.:
Desde el principio de la crisis Turquía ha sido el elemento más pernicioso. Es el país que ha lanzado las mayores iniciativas para desestabilizar Siria. El presidente Erdogan ha pretendido convertirse en una especie de “nuevo sultán”, un nuevo emperador en la región. Apelando a la condición de país musulmán y a la estrecha relación que mantiene con los Hermanos Musulmanes, Turquía se ha promocionado frente a Estados Unidos como cabeza de esta alianza contra Siria.

Si nos fijamos en el comienzo de esto que se ha dado en llamar “primavera árabe” tanto en Túnez como en Egipto vemos cómo los grupos islamistas que actuaron desde el principio, estaban apoyados por la Turquía de Erdogan. Los terroristas de todo el mundo acudían a Turquía y allí iban a un campo militar muy conocido donde se sometían a un entrenamiento que duraba semanas antes de lanzarlos a Siria. Turquía antes de la llegada de estos terroristas abrieron de par en par la frontera sirio-turca que tiene unos 900 km de largo. Abrieron de par en par estas fronteras para que pudieran circular fácilmente estos individuos.

Los turcos al mismo tiempo que decían que querían una solución pacífica al problema sirio en realidad retroalimentaban continuamente el conflicto y elevaban el grado de desestabilización del país. El rol de Turquía desde el comienzo del conflicto ha sido muy destructivo.

M.O.: En esta última fase y especialmente a raíz del asesinato del embajador ruso en Ankara, el presidente Erdogan ha realizado algunas manifestaciones, parece ser, en un sentido diferente al que hasta ahora había sostenido. De hecho, ha acusado a Estados Unidos de estar en el origen de los grupos terroristas que intervienen en Siria. ¿Se puede intuir que existe algún tipo de cambio en la política turca?
M.A.:
Hay que esperar y ver, puesto que hasta ahora, Turquía, como hemos señalado, es una potencia ocupante e invasora en Siria. Turquía tiene tropas en Siria. Habrá que ver si esas tropas se retiran. Y habrá que ver si Turquía rompe la relación con estos terroristas que han ido a Siria. El Gobierno sirio, igual que cualquier otro, juzga por los hechos y no por las palabras.

Respecto a la acusación que Erdogan ha hecho a Estados Unidos, sí es verdad. Aunque Turquía tiene que cesar de dar apoyo logístico a esos terroristas que han ido a Siria. Tiene que demostrar que efectivamente están contra el terrorismo.

M.O.: Cuando se produjo la primera guerra fría entre la URSS y Estados Unidos el cuerpo diplomático estaba a salvo. Era respetado por los dos contendientes a pesar de los choques que se pudieran producir. Parece que eso se ha roto en esta nueva guerra fría que se ha iniciado ya. La muerte del embajador ruso en Ankara es un elemento muy importante. ¿Cómo ve esta nueva realidad?
M.A.:
Es un precedente muy peligroso puesto que se está dando luz verde a que estos grupos terroristas actúen a todos los niveles. Es también un precedente muy alarmante puesto que los diplomáticos eran una especie de “mensajeros para la paz”. Su función es allanar el camino para encontrar vías de acuerdo y de arreglo pacífico, y lo que se busca con esto es precisamente sabotear cualquier posibilidad de paz o de negociación.

M.O.: Estamos en una situación de cambio geoestratégico del paso de un mundo unipolar a otro multipolar. Primero se ha utilizado a Ucrania para dirimir la cuestión de la supremacía mundial y ahora a Siria. ¿Porque se ha elegido a Siria?
M.A.:
Parafraseando el título del libro del profesor Egido, porque “Siria es el centro del mundo”, o al menos es el centro de la región. Históricamente quien ha controlado Siria ha controlado la región, Oriente Medio, por tanto, eso sería una de las causas por las cuales se pretende destruir a este país.

Por otro lado, la sociedad siria es multiétnica y multiconfesional y a partir de este marco cultural se ha opuesto históricamente a las potencias hegemónicas que querían intervenir en la zona. Por tanto eso explica que hubiera una necesidad de destruir la sociedad siria. Desde una perspectiva política derivada del marco cultural propiamente nacional, Siria ha representado lo que ha sido la resistencia frente al imperialismo y las posiciones hegemónicas. Eso explicaría desde una perspectiva política porqué se elige a Siria como país a destruir.

M.O.: ¿Podría darnos unas claves para comprender mejor qué es lo que ha pasado en Oriente Medio, qué está sucediendo y por dónde irán desarrollando los acontecimientos? ¿Por qué toda la atención mundial está centrada en ese país?
M.A.:
En realidad, hay que remontarse un poco más allá de los últimos años e incluso de las últimas dos décadas. Los problemas profundos de la región se remontan a cinco o seis décadas atrás cuando se produce la creación del Estado de Israel en 1948. La falta de un acuerdo definitivo en la región, el rechazo de Israel a abandonar los territorios que ocupa desde 1967, la construcción de asentamientos en terreno palestino hacen que la situación de la región sea muy tensa. La situación se complica a partir del año 2003 con la invasión estadounidense de Iraq, lo que ha hecho que la población de los países de la zona vea con frustración cómo los Estados Unidos sólo actúan en función de sus propios intereses independientemente de las consecuencias.

A partir de 2010 con los sucesos en Libia o en Egipto se vuelve a ver la repetición del mismo guión de la destrucción de países que se había visto hacía un par de décadas antes con la destrucción de Somalia. Destrucción de países que luego se tienen que reconstruir por sí mismos puesto que Estados Unidos no va a participar en la reconstrucción. Esa reconstrucción la van a tener que hacer los propios países una vez que Estados Unidos y sus aliados se retiren, serán los iraquíes, serán los sirios, serán los libios etc, porque Estados Unidos, como hemos dicho, sólo actúa en función de sus propios intereses en la región y en ningún momento contempla la situación de la población. ¿Cuáles son esos intereses? El primero es que se mantenga el flujo de petróleo desde la región hacia las refinerías estadounidenses. Y, el segundo, asegurar la estabilidad de su gran aliado en la región, que es Israel.

M.O.: ¿Qué papel juega la Unión Europea en el conflicto sirio?
M.A.:
En primer lugar, y habría que ser franco en esto, la posición de la Unión Europea respecto a la crisis siria ha sido negativa. La Unión Europea ha carecido de una estrategia global, no sólo para Siria sino para toda la región. Siria y otros países de la zona son los vecinos inmediatos de la Unión Europea. En el caso de Siria, en particular, las relaciones económicas con la Unión Europea siempre fueron muy importantes. Su proyección económica siempre se hizo a partir de la Unión Europea y la UE debería contemplar que para su seguridad y estabilidad es muy importante que la región de Oriente Próximo, en la cual está Siria, sea una zona estable y segura. Al no tener en cuenta esa ecuación, en la cual se unen los intereses económicos sirios y las necesidades de seguridad de la UE, se ha llegado en parte a esta situación.

M.O.: ¿Cómo ve la situación de los refugiados sirios en Europa?
M.A.:
La posición de Siria respecto a la cuestión de los refugiados ha sido muy clara desde el principio. Hemos dicho que los países que acogen desplazados debían de tratar el tema desde el punto de vista humanitario, no político. Hay que despolitizar el problema de los refugiados.

Siria no forma parte de la Convención de las Naciones Unidas para los refugiados que se firma en 1951 y sin embargo Siria otorga a los refugiados que ha tenido en su territorio muchos más derechos que los que le concede ese acuerdo internacional.

En Siria hay 500.000 refugiados palestinos, 1,5 millones de refugiados iraquíes, además de refugiados sudaneses, yemeníes, somalíes y de otros lugares. Antes de la crisis el porcentaje de refugiados respecto a la población siria alcanzaba el 10% del total. Siempre se les trató como ciudadanos sirios. Y siempre se hizo desde la perspectiva humanitaria y no política.

Pero con los refugiados sirios se ha producido un abuso y se les ha manipulado. En el caso concreto de Turquía, y su presidente Erdogan, lo que se buscaba eran dos objetivos: el primero era presionar al gobierno sirio y decir que “huyen del Gobierno sirio” y en segundo lugar forzar a la Unión Europea para alcanzar un acuerdo con Turquía que fuera beneficioso para este país con un intercambio de miles de millones a cambio de que Estambul siguiera gestionando el tema de los refugiados. Es necesario insistir en el tema de los refugiados, para evitar la manipulación y el abuso. Es preciso un trato humanitario lejos de la politización. Los desplazados sirios son ciudadanos y pueden volver a sus casas cuando lo deseen. Hay que señalar que la mayor parte de la población que ha huido a países vecinos, lo ha hecho porque sus localidades habían sido ocupadas por los grupos terroristas.

MO: ¿Cuál sería la solución para lograr la paz en Siria?
M.A.:
Desde el día uno, el Gobierno sirio y el presidente Bashar al-Asaad, han manifestado que la solución para Siria debe ser una solución política, se ha apostado por buscar este tipo de solución. Si no se han alcanzado los objetivos ha sido en gran medida porque las potencias que están detrás de los grupos terroristas no han querido que esto se produjera.

Desde la perspectiva siria fijamos tres pilares que son fundamentales para alcanzar una solución pacífica a la crisis. El primer pilar es combatir el terrorismo, no sólo porque es un problema para Siria, sino porque es una amenaza regional y global. Hemos visto atentados terroristas en Francia, Bruselas, Alemania… ningún país es inmune al terrorismo, la condición “sine qua non” es que se combata al terrorismo.
El segundo pilar es que el diálogo político sea diálogo entre sirios sin interferencias de ninguna potencia extranjera.

El tercer pilar es el impulso a los procesos de reconciliación. Estos procesos han sido muy exitosos en distintos puntos de Siria. Podemos ver los resultados en la ciudad de Deraa, en Homs, en múltiples ciudades alrededor de Damasco donde se han alcanzado precisamente esos acuerdos de reconciliación. Esto ha permitido pacificar vastas áreas del país.

Estos tres pilares han de ejecutarse al mismo tiempo, bajo una premisa fundamental: proteger la unidad territorial del país, su soberanía y su autonomía política.


Publicado en el Nº 302 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2017

Anuncios

Alepo: la venganza de Occidente (Eduardo Luque, Mundo Obrero).

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=6552

El momento del asesinato del embajador ruso en Turquía ha sido bien escogido, no es la acción de un loco

Alepo: la venganza de Occidente

Todos los esfuerzos de la diplomacia occidental en los últimos años orientados a deslegitimar al gobierno sirio y expulsarlo de las instituciones de la ONU han fracasado.

Eduardo Luque Guerrero 30/12/2016

«Algunas respuestas serán públicas y otras no»
Declaración de Obama frente al supuesto “hakeo” de Moscú en las elecciones de EEUU

Si no fuera tan trágico, podría parecer una novela negra. Como tal, si quisiera saber cuál es el asesino, el lector habría de hacerse determinadas preguntas: ¿a quién beneficia?, ¿qué motivos persigue? y por tanto ¿quién está detrás del asesinato del embajador ruso en Ankara, Andrei Karlov, el 19 de diciembre del 2016? En estas pocas horas se han acumulado las pruebas. Sabemos cómo se hizo y presumimos cuál es el motivo.

Las fechas, para enmarcar el suceso, son esenciales. El 20 de diciembre, un día después del atentado estaba previsto una reunión al más alto nivel entre el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, el de Irán, Mohamad Yavad Zarif, y el turco, Mevlut Cavusoglu, representando a los tres países más implicados en la batalla de Alepo. Rusia e Irán en un bando, enfrentadas a los grupos terroristas amparados por Turquía. Estas negociaciones marcan un hito en el conflicto sirio. Está en juego, nada menos, la reestructuración de las relaciones políticas en todo Oriente Medio.

Entre otros temas estaba previsto analizar la situación de los oficiales turcos hechos prisioneros por las tropas especiales del ejército sirio cuando dirigían a las tropas yihadistas en Alepo. Han sido 14 altos oficiales de diversas nacionalidades, con nombre y procedencia confirmada, los que han caído prisioneros. Los medios occidentales han ocultado la información. El atentado en Berlín ha distraído la atención pública hacia otro objetivo. La información sobre los prisioneros es cierta. El lunes 19 de diciembre Francia presentó una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que fue rechazada. Tras tres horas de reunión a puerta cerrada, Rusia , con asesoramiento sirio, realiza una nueva propuesta que fue aceptada por unanimidad. Ha sido un trago muy amargo para Reino Unido y Francia, pero la existencia de esos prisioneros y las repercusiones políticas de la noticia han sido una baza de negociación importante para la diplomacia rusa.

La interposición de observadores de las NNUU en Alepo es una gran victoria política para el gobierno sirio porque implica la vuelta a la esfera jurídica del gobierno legítimo de Bashar al-Assad. Desde el 2012, gracias a las presiones de Occidente, se ha considerado a Siria un país “apestado” desde el punto de vista de la legalidad internacional. Todos los esfuerzos de la diplomacia occidental en los últimos años orientados a deslegitimar al gobierno sirio y expulsarlo de las instituciones de la ONU han fracasado.

Por otra parte, el mismo día 19 la Duma rusa aprobada el proyecto de gaseoducto ruso-turco (Gulf Estream), paralizado por presiones de EEUU y que ha sido refrendado por Turquía. El gaseoducto es un elemento clave en la nueva distribución geoestratégica en la zona. Vista la concatenación de fechas y encuentros, queda absolutamente descartado la acción de un “loco” aislado, el momento del asesinato ha sido bien escogido; claramente lleva el sello de los servicios de inteligencia.

Muchas fuerzas políticas tanto de fuera de Turquía, como dentro están interesadas en socavar el acercamiento hacia Moscú. La irritación de los grupos de poder en EEUU es enorme, puesto que este país había sido dejado al margen en estas negociaciones. La evidencia de que Washington no tenía ningún interés en destruir a los grupos terroristas en Siria y en especial en Alepo, impedía que se postulara como una parte a tener en cuenta. Una voz importante entre los asesores del presidente turco señaló: “Es sumamente importante que (en el encuentro) no participe EEUU, una parte que no está interesada en el arreglo del conflicto, sino que busca que el conflicto escale cada vez más (…) Son bien conocidos los planes estadounidenses sobre la reestructuración del ‘Gran Oriente Próximo”.

El atentado es visto como una provocación. Erdogan lo ha definido de forma elocuente: “Sabemos que se trata de una provocación destinada a destruir el proceso de normalización en las relaciones entre Turquía y Rusia”. La declaración se produjo en la televisión turca tras haber mantenido una primera conversación telefónica con el presidente ruso. Por su parte Vladimir Putin señaló en una conferencia de prensa: “El crimen cometido es, sin duda, una provocación dirigida a interrumpir la normalización de las relaciones ruso-turcas e interrumpir el proceso de paz en Siria que está siendo activamente promovido por Rusia, Turquía e Irán”. Así los dos presidentes han coincidido que es un acto de provocación y también, añado, una venganza.

De este parecer es también el presidente del Instituto ruso de Oriente Próximo, Eugueni Satanovski. Este analista sostiene, con la cautela necesaria en este tipo de investigaciones, la existencia de un segundo beneficiario que no es otro que Riad: “Arabia Saudí podría estar detrás del asesinato del embajador ruso”. El analista llega incluso a personalizarlo señalando al “segundo príncipe heredero del país árabe, Mohammed bin Salman. Para él, la derrota en Alepo es un desastre en su camino hacia el trono (del reino de Arabia Saudí)”. A estas alturas es evidente que la apuesta personal del segundo príncipe de la casa de los Saud para destruir a Siria y a Yemen se ha demostrado un enorme fiasco político, económico y militar. Sus posibilidades de acceder al trono se debilitan. Se acrecienta el fantasma de la derrota militar y el enfrentamiento civil en el país. El 2017 será un año clave para Riad.

El atentado ha sido reivindicado por el grupo Fatah al Sham (Frente Al-Nusra) que ha sido tratado por EEUU con el rango de “oposición moderada”. Especialmente desde el momento que oficialmente se separaron de Al-Qaida. El autor del asesinato es un joven de 22 años que había actuado como policía antidisturbios. Rápidamente los medios lo han vinculado a Al Qaida y al frente Al Nusra. Por su edad y por haber sido depurado de la policía en cambio, tiene todas las características de haber sido un atentado de falsa bandera. Según esta tesis el asesino, Mevlut Mert Altintas, vendría a ser un mero peón de los servicios de inteligencia de aquellos países opuestos al arreglo pacífico en Siria y especialmente dolidos con la derrota de los grupos terroristas en Alepo.

El golpe de Estado que se produjo en Turquía el 16 de julio del 2016, abortado gracias a la información de los servicios secretos rusos, había demostrado la penetración de servicios de inteligencia occidentales en las estructuras militares y policiales del gobierno turco. Se dispone de pruebas fehacientes: la asonada militar estuvo impulsada y financiada por Estados Unidos y Arabia Saudita, Washington como impulsor y cerebro, Riad como financiador. Las desavenencias entre Washington y Ankara no han parado de ampliarse.

Aunque se focalizan en torno a la crisis siria, los encontronazos entre Washington, Riad y Ankara vienen de antiguo. Fue en agosto de 2016 cuando Ankara y Moscú iniciaron el proceso de normalización de sus relaciones políticas. En paralelo, los desencuentros con Obama, la OTAN y la Unión Europea se han multiplicado. Occidente ve con pánico creciente como Ankara se acerca a Moscú. El proceso de normalización se ha ido desarrollando, a pesar de las dificultades del mismo, a lo largo de estos meses. La sombra del intento de golpe de Estado es, en ese sentido, alargada. La derrota de los grupos terroristas en Alepo, que es la derrota de Occidente, ha provocado un estado de nerviosismo y pánico entre los países promotores del terrorismo en la región. Se evidencia que tras el atentado están las fuerzas que perdieron la batalla de Alepo y después la batalla en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde se vieron obligadas a aceptar la lógica de la resolución de Rusia sobre Alepo, es decir, a admitir su derrota.

El asesinato del embajador ruso persigue un objetivo a largo plazo: torpedear las negociaciones a nivel de ministros que se desarrollarán, próximamente, en la capital rusa. Estas negociaciones son las preparatorias del encuentro de los presidentes Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan en Astana, capital de Kazajistán.

Es, a todas luces, un atentado inútil. Después de este ataque, Rusia tiene una buena razón para reforzar su presión sobre Turquía en temas de seguridad, incluyendo el suministro de datos importantes, así como establecer una línea política más clara en las operaciones de lucha contra el terrorismo en Siria. Las relaciones entre Moscú y Ankara no se van a deteriorar, sino que al contrario se profundizarán. El atentado proporciona a Moscú más bazas a jugar en esta partida geoestratégica. Vladimir Putin no va a echar la culpa a Turquía; a Ankara sólo se le puede reprochar su incapacidad para garantizar la seguridad del embajador. A este respecto el presidente Putin afirmó refiriéndose al asesinato: “una provocación clásica que, por desgracia, ha tenido éxito y tendrá un impacto, a pesar de que entendemos perfectamente el hecho de que a las autoridades turcas les han tendido una trampa”. El atentado, en vísperas de la toma de posesión del nuevo presidente estadounidense pretendía influir en la política internacional de este país. En este sentido pequeños o grandes grupos de la élite política de algunos países no tienen escrúpulos en matar embajadores o financiar grupos terroristas. Ha sido, como hemos dicho, un atentado absolutamente inútil. El nuevo presidente electo estadounidense Donald Trump ha reafirmado su disponibilidad a trabajar conjuntamente con Rusia en la eliminación de la amenaza terrorista en Oriente Medio. Sus declaraciones hasta el momento van en el sentido de potenciar la relación con Moscú en este campo antes que enfrentarse como hizo la administración Obama.

La respuesta de Moscú será política. La diplomacia rusa ha alcanzado un importante grado de madurez geoestratégica, como ya se demostró con el derribo del Su-24 hace un año. Moscú responderá. En ningún caso, Rusia va a dar apoyo, si lo necesitan, a aquellos países implicados en este crimen.

La cancillería rusa va a congelar las relaciones con los demás países que no prueben su inocencia en este ataque terrorista; en este caso ha dejado de existir la presunción de inocencia. La implicación de Arabia Saudita en este golpe es más que evidente. Será obligación de Riad demostrar que no está implicado en este caso. Moscú acelerará la puesta en marcha de una fuerza militar poderosa que tendrá por su poderío un carácter punitivo y disuasorio al mismo tiempo.

Francisco Frutos: DIRIGIDO A TODOS LOS MIEMBROS DEL COMITÉ FEDERAL. COBARDÍA POLÍTICA

http://franciscofrutos.blogspot.com.es/2016/12/dirigido-todos-los-miembros-del-comite.html

lunes, 5 de diciembre de 2016

DIRIGIDO A TODOS LOS MIEMBROS DEL COMITÉ FEDERAL.
COBARDÍA POLÍTICA

El Director de Mundo Obrero, Ginés Fernández, de acuerdo con los todavía Secretario General del PCE, José Luís Centella, y Secretario de Organización, Fernando Sánchez, en nombre de la dirección del partido, según parece, han decidido que deje de escribir mi columna mensual en Mundo Obrero. Seguramente lo han hecho porque han debido constatar que ya soy viejo y debo descansar de tan ardua tarea, lo cual les agradezco porque demuestra el noble corazón comunista que les guía en la preservación de la salud de los ex-dirigentes del partido, y en la defensa intacta de la ideología del PCE,mantenida a través de la moda joven y la renovación permanente, siempre que ello no afecte a sus eternos cargos y silloncitos.

Hasta aquí mi agradecimiento pero, siempre hay un pero, les critico que sean tan cobardes y no hayan tenido tiempo de coger el teléfono o enviarme una carta, con o sin derecho a réplica, para comunicarme que dejaba de escribir mensualmente la columna de MO. Ni ellos y lo poco o mucho que representan, ni tan siquiera mandando que lo hiciera la redactora-jefe, siempre tan servicial y sumisa.

No estén ustedes muy preocupados por su decisión, creyendo que pueda haberme afectado mucho. No me ha afectado nada, teniendo en cuenta la deriva hacia la liquidación real del PCE, después de casi haberlo hecho ya con IU, siendo MO un instrumento útil, aún cuando aburrido, para esos propósitos. Por otra parte , el PCE e IU pueden volver a ser, a pesar de lo dicho, dos organizaciones muy importantes para construir un verdadero proyecto transformador de la izquierda, el día en que sean capaces de liberarse de personajes como ustedes y no ser juguetes de los viejos predicadores y de los nuevos Garzoners.

Como supongo que estarán muy ocupados en organizar a las masas para la nueva soberanía e independencia de Andalucía, después de llevar ya tanto tiempo con la de Catalunya apoyando a sus testaferros, no les hago perder más tiempo ni les entretengo más.

No espero que den publicidad a esta carta, va contra su estilo de informar y respetar la libertad de opinión, pero no se preocupen, lo haré yo. Sería decente que al menos llegara a todos los miembros del Comité Federal.

Atentamente. Paco Frutos Gras.

Mundo Obrero: Frente a la pobreza y dependencia energética, defender el carbón autóctono.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=6385

Los mineros son foco de la oligarquía desde antaño

Frente a la pobreza y dependencia energética, defender el carbón autóctono

Pintan el problema de verde, pero no es por el negro del carbón sino por el rojo de los mineros que lo defienden.

Alejandro Martínez 18/11/2016

Se habla mucho estos días de pobreza energética, de las puertas giratorias, de los millonarios beneficios de unas empresas que con sus decisiones ponen en peligro vidas humanas, también la de regiones enteras que serían las llamadas a paliar este drama. Me refiero a las cuencas mineras españolas, pueblos como Fabero o Villablino que otrora fueron la calefacción de España y hoy la política energética esta sumiéndolos en el frio invierno de la pobreza, el paro y la despoblación. Mientras, en España se dispara la quema de carbón, pero de importación.

A la hora de abordar la situación del sector (y cualquier otra cosa que nos propongamos) debemos preguntarnos ¿a quién beneficia? Atendiendo a tres niveles de intereses: la clase trabajadora, el pueblo y el país. Esto es fundamental para clarificar la situación, salir del marco que nos imponen y ver más allá. Es fundamental entender que la economía es la más política de todas las disciplinas, hay más propuestas que las actuales, que son perfectamente viables, razonables y sobre todo necesarias.

La actualidad nos deja un marco en el que el PSOE renuncia a ser oposición y se pone fin al régimen del 78, ahora mismo hay un debate sobre el modelo de país que queremos construir y por tanto redefinir la política energética. No nos engañemos la situación actual viene de años atrás, la integración en la UE supuso privatizaciones, liberalización del sector eléctrico y la apuesta por la desindustrialización de España, camuflado por un europeismo social y democratizado, regado con millones de la riqueza que nos robaban.
Iberdrola, Endesa y Gas Natural obtuvieron 5.009,6 millones de euros de beneficio el año pasado, con unas subvenciones entre unas y cosas y otras de unos 1,500. Así pues Felipe Gonzalez y Aznar, a sueldo de las mismas abren sus puertas giratorias mientras cierran nuestras bocaminas y cortan nuestra luz. No son ineficaces, forman parte de esa oligarquía que nos ha traído hasta aquí, defienden sus intereses, no los nuestros.

A pesar de eso debemos ser autocríticos, pues los y las habitantes de las cuencas afrontamos las luchas de una forma defensiva, cuando necesitamos pasar a la ofensiva. Es cierto que consiguieron dividir el sector entre nuevos y viejos, cielo abierto e interior, contratas y matriz, las cuencas contra Ponferrada, etc. Pero nos ganaron la partida porque nos obligaron a defendernos cuando serían ellos quien tendría que hacerlo. Necesitamos claridad ideas para no ir derrotados.

Muchas veces se habla de las ayudas al carbón como una especie beneficencia que habrá que considerar antieconómica e irracional. Pero nadie habla de los 330 millones de Euros que se ahorró España el año pasado por tener producción propia, de su capacidad para estabilizar precios y los ingresos vía impuestos (multiplicados por 3) y empleos que crea el sector (multiplicados hasta por 5). ¿Por qué no se habla de la importancia estratégica del único combustible fósil en un país que importa el 72,9% de la energía que consume? ¿Alguien puede explicar donde se cuadran los presupuestos del ejército, la policía o las cárceles –siempre deficitarios lógicamente- y nadie los ponen en cuestión? ¿Que producen?

Hay sectores de las eléctricas o eruditos que nos esgrimen la cuestión ecológica y con razón, es necesario planificar la transición energética, pero de forma hipócrita, más preocupados por su cuenta de resultados que por el medioambiente. Hay eléctricas que les es más barato comprar derechos de emisión que invertir en tecnología. Compran carbón extranjero a veces más caro para presionar al gobierno, pues tienen que acometer reformas y quieren que sean los mineros quienes les resuelvan su obligación, en lugar de reinvertir quieren seguir repartiéndose sus beneficios. Hay que superar este marco y decir que necesitamos empresas públicas que sobrevivan a las modas del mercado que permitan planificar y desarrollar tecnológicamente la energía en base a las necesidades de los y las trabajadoras, la sociedad y el país y que no dependan del mercado y sus vaivenes. Además hay que decirlo claro, el carbón importado contamina más por su transporte desde miles de kilómetros (carbón de sangre, sacado en nulas condiciones laborales y medioambientales para más inri).

Pintan el problema de verde, pero no es por el negro del carbón sino por el rojo de los mineros que lo defienden. Los mineros son foco de la oligarquía desde antaño (en este país y en otros, desde Franco a Thatcher).

Por tanto no caben ilusiones de alcalde en campaña, la alternativa al carbón es el carbón y lo que venga. Turismo rural, becas de estudio sin empleo, subvenciones a la iniciativa privada o polígonos sin empresas, ya se ha intentando y no funciona.

El carbón autóctono es útil por aportes fiscales, empleo, riqueza, estabilidad de precios eléctricos, reduce la dependencia energética, combate la energía nuclear, da mayor soberanía y crea más riqueza de lo que se invierte en ella.
El propio gobierno reconoce que la cantidad de carbón quemada seguirá siendo la misma hasta 2020 de 2,3 mtep a 2,1. Por tanto si el carbón autóctono es más social, más ecológico y más rentable para el pueblo trabajador… ¿Qué necesitamos? Transformar la necesidad en voluntad política. Necesitamos un Plan Energético Nacional que planifique el sector energético, el uso social de nuestros recursos, garantice el empleo y la soberanía. Enfocándolo como un todo.
España necesita un moderno sistema energético y minero. Aquí tenemos el carbón, la mano de obra cualificada, los recursos y la tecnología, solo hace falta voluntad política. Es posible el carbón a partir del 2018.

La necesidad de poner en marcha un proceso constituyente y la salida de la UE sería fundamental, pero incluso con el tratado de Lisboa o la actual Constitución el carbón seguiría siendo un bien demanial y por tanto sujeto al interés general y quien se oponga debería ser juzgado por alta traición como manifestaba el secretario de CCOO del Nalón.

Para planificar y desarrollar el mercado no sirve. El Estado debe hacerse cargo de la extracción, transformación y distribución energética a través de las SEPI. Debe legislar obligando a prohibir importaciones, controlar la procedencia y garantizar el suministro y quema del autóctono y nacionalizar las empresas que se nieguen.

En este proceso es necesario lo público para reindustrializar las cuencas, empresas energéticas que además investiguen en el control y captura del Co2, combinándolo con otras producciones autóctonas, no deslocalizables y renovables. Igual que se han conseguido remunicipalizar o nacionalizar energéticas en otros países de Europa.

Por tanto objetivos claros y unidad. Laboral y social, trabajadores y cuencas, minería y sector eléctrico. No se consigue nada sin luchar, pero luchando se puede conseguir todo. Los trabajadores de la minería y eléctricas ganarán con el empleo, el pueblo y las comarcas mineras pondrán a producir nuestra riqueza y lucharán contra la despoblación, el país ganará en soberanía, desarrollo social y económico.

Siria: Rusia entra en escena (Mundo Obrero).

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=5274

El 30 de septiembre Moscú entró en guerra en Siria con la autorización del gobierno sirio

Siria: Rusia entra en escena

20151116_putin_rusia

Vladimir Putin (Foto: Mundo Obrero).

Moscú está demostrando su capacidad militar y política, el tiempo en que era una potencia declinante ha acabado

Explica la leyenda que Alejandro el Magno tenía que desatar el nudo gordiano para hacerse merecedor del favor de los dioses. Frente a lo enrevesado de la cuestión tiró de espada y lo cortó. Este nudo gordiano en el que se habían convertido las negociaciones sobre la cuestión siria se ha resuelto en la 70ª sesión de las NN.UU. Washington ha sido el marco donde se dibuja la nueva correlación de fuerzas a nivel internacional. Los múltiples encuentros entre los presidentes americano, ruso, chino, el Vaticano y la diplomacia europea no han conseguido poner de acuerdo a los actores políticos, pero sí han señalado el perímetro de actuación de Rusia en el nuevo escenario creado en Oriente Medio.

El 30 de septiembre, tal y como había sido anunciado, Moscú entró en guerra en Siria. Desde todos los puntos de vista es una acción respaldada por el derecho internacional, puesto que cuenta con la autorización del gobierno sirio, cosa que no tiene la coalición internacional liderada por EE.UU.

Tanto Moscú y Teherán, que asesoran y proveen de armas a Damasco, como Pekín, que ha desplazado un portaviones y buques de apoyo a la zona, tienen enormes intereses más allá de los aspectos económicos. Los grupos terroristas que están siendo entrenados en este escenario bélico, tienen como objetivo provocar el caos tanto en las antiguas ex repúblicas soviéticas, como en las regiones chinas de la minoría musulmana Uigur o en la zona fronteriza entre Irán y Afganistán.

La autorización del Senado ruso invocó la propia seguridad nacional. Obama, que no quiere arriesgarse a una guerra mundial, se ha debatido entre las presiones del “ala dura” (los generales Allen, Petraeus y el senador John McCain, partidarios de una acción de fuerza aunque implique la guerra contra Rusia y China), y la posición de la actual “mano derecha” de Obama, el general Asthon Carter más partidario de seguir la vía política. El liderazgo de Obama en la cuestión siria es débil, carece de perspectiva y de objetivos. La consistencia de las propuestas de Washington ha de ser puesta en duda. La intervención rusa y la derrota de las fuerzas terroristas no es la derrota de Obama, es especialmente la victoria sobre un conglomerado de intereses que proponían la extensión del conflicto y su generalización.

Desde la II Guerra Mundial, ningún conflicto había alcanzado la magnitud de la guerra en Siria. Incluyendo la propia Siria, los enfrentamientos abarcan una zona de 600.000 Km2 con 120 frentes diferentes. La calidad y cantidad del armamento utilizado por las bandas terroristas es extraordinaria, incluyendo los modernísimos misiles anti-carro TOW proporcionados por EE.UU. y financiados por Arabia Saudita. En los últimos meses Damasco ha tenido que enfrentar una cuádruple ofensiva perfectamente coordinada y el ejército sirio ha detenido a decenas de miles de combatientes (unos 75.000 según las fuentes). La derrota de la ofensiva ha permitido al ejército cambiar definitivamente el balance militar en esta fase del conflicto. Lo que ha hecho el ejército sirio, lo acerca al Milagro o al Mito. La ayuda del ejército ruso así como de China e Irán acabará por inclinar la balanza, aunque el peso de la guerra corresponde al pueblo sirio.

En paralelo a la militar, la situación política ha dado un vuelco. El cambio de postura de las cancillerías europeas es evidente; los gobiernos europeos ya dan por descontada la victoria de Damasco. Desde el pasado 30 de septiembre, las unidades aéreas de la Fuerza Aeroespacial de Rusia han ejecutado 934 misiones de combate y han destruido 819 posiciones del EI y otras bandas terroristas. Bajo la presión coordinada de la aviación ruso-siria, el ejército damasceno, las fuerzas terrestres del libanés Hezbola e Irán, los frentes que sostenían los terroristas están colapsando.
Desde el comienzo de la guerra Moscú apoyó a Damasco. El ataque era una de sus líneas rojas. La implicación de Moscú es determinante, no sólo por la ayuda militar directa (por sí sola no decantaría la batalla puesto que se ha de ganar en tierra y Rusia no arriesgará sus tropas) sino por sus implicaciones políticas. El encuentro de Putin con los premieres israelita, jordano, turco y saudita en Moscú cambiaron la ecuación de los apoyos y disensos en la zona. Las demostraciones de la calidad del armamento ruso y su eficacia han demostrado a la OTAN que Moscú ya no es una potencia de segundo orden, sino que se erige como árbitro en Oriente Medio, desplazando a los propios EE.UU.

Estados Unidos y sus aliados –Turquía, Francia, el Reino Unido, Canadá, Jordania, Australia, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Israel, Bahréin y otros más– no han tenido nunca interés por destruir los grupos terroristas. Estados Unidos y sus vasallos, especialmente Turquía, pretenden una larga guerra de desgaste. El objetivo es como en el caso afgano, empantanar al ejército ruso. La estrategia rusa fija un marco temporal para las operaciones de bombardeo entorno a la Navidad ortodoxa.

Putin ¿demonio o aliado?

La crisis de los refugiados está demostrando a Europa la futilidad de sus argumentos y sus errores de cálculo. Las guerras en Oriente Medio están ocasionando enormes problemas a la propia estructura de la Unión Europea que corre peligro de implosionar. La intervención de Rusia sobre el terreno lleva implícita la participación del presidente sirio en la solución de la crisis. La canciller Merkel ha sido la primera en entenderlo, como lo han hecho posteriormente otros gobiernos. Hasta hace dos días el demonizado Vladímir Putin era el enemigo a batir, ahora se ha transformado en pieza clave en la solución del conflicto.

Los tiempos políticos a la par que los militares se aceleran. La intervención directa de Rusia en el escenario sirio, con el apoyo chino e iraní, refuerza su posición como actor central. Oriente Medio está cambiando porque la correlación de fuerzas a nivel mundial bascula. Obama tachó a Rusia de potencia regional. Como en muchas ocasiones, ese concepto de la propia excepcionalidad histórica, tan arraigado en la sociedad norteamericana, les hace perder el sentido de la realidad. Moscú está demostrando su capacidad militar y política, el tiempo en que era una potencia declinante ha acabado.

Novedad bienvenida en espera de concreción: Willy Meyer anuncia en un artículo sobre la base norteamericana de Morón el compromiso de Izquierda Unida de sacar a España de la OTAN (Mundo Obrero).

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=4884

Una nueva amenaza para la paz

Morón, base permanente de Estados Unidos

Willy Meyer  17/06/2015

En 2009, el Mando de Movilidad Aérea del Pentágono analizó las necesidades futuras de despliegue en un extenso informe llamado Estrategia de Rutas Globales, en el que definió las instalaciones en el extranjero que serían claves para soportar las operaciones militares del siglo XXI, con el horizonte de 2025.

El documento recomendaba colocar a Rota en el nivel de máxima prioridad, junto a las de Ramstein y Hickman, y mantenía a Morón en un tercer nivel de importancia. La base de Rota, junto con Morón AB –dice el informe–, representan el ancla de la ruta central Atlántica (…). La base de Morón representa una capacidad tremenda, con la rampa de aparcamiento más grande del teatro de operaciones y sin restricciones por ruido u otras amenazas. Por eso, recomendamos que continúe en el tercer nivel. Para mejorar sus capacidades, recomendamos que Morón regrese al status de poder operar 24/7 al menos durante la temporada turística. Con ello –operaciones ilimitadas en Morón–, señalan los estrategas militares estadounidenses, el Pentágono se asegurará poder dividir el tráfico que pasa por la península ibérica –6.000 vuelos anuales– entre las dos bases con que cuenta en suelo español y gozar siempre de esa capacidad, independientemente de contingencias inesperadas.

El pasado 19 de abril, el Gobierno de Mariano Rajoy autorizó el despliegue de 500 infantes de Marina y 8 aviones estadounidenses en Morón para operaciones de respuesta a situaciones de crisis en el Norte de África, con la disculpa aparente, de proteger ciudadanos, instalaciones y personal destinado en la región. La decisión revaloriza claramente a Morón y confirma su creciente valor militar.

La decisión del Pentágono fue desplegar la Fuerza de Tarea de Repuesta de Crisis de Marines Aire-Tierra con Propósito Especial (SP-MAGTF) en Morón.

La SP-MAGTF, al mando del coronel James Christmas, estuvo operativa el 12 de mayo, nada más llegar sus 500 marines y marineros (la mitad personal de combate y el resto de apoyo y logística), así como 6 aviones-helicópteros MV-22B Osprey y 2 KC-130J para reabastecimiento en vuelo.

El componente principal de la agrupación, capaz de operar independientemente, al contar con fuerzas terrestres, aéreas y elementos logísticos, proviene de la 2ª Fuerza Expedicionaria de Marines, con base en Camp Lejeune [1] y posicionada de forma temporal y rotatoria en Morón. La unidad está prepara para ser activada en un plazo máximo de seis horas y desplazarse en otras tres a casi 1.500 km. de distancia. Ya ha completado un record, pues hasta ahora ningún MV-22B Osprey, que permite la inserción de fuerzas especiales y comandos de asalto prácticamente en cualquier situación, había cruzado el Atlántico sin parar, gracias al reabastecimiento en vuelo con aviones cisternas [2].

El Gobierno español pretendía que este aumento de personal militar estadounidense no requiriese la autorización del Congreso –como sí se hizo en cambio con la instalación en Rota del componente naval del escudo de antimisiles– por ser temporal, aunque es evidente que pueden ser utilizados por el Pentágono en África para operaciones ofensivas.

En un principio, la duración del despliegue en Morón era de aproximadamente de un año pero el gobierno del PP en Consejo de Ministros de 29 de mayo, aprobó el convenio con los EEUU para convertirla en base permanente de los EEUU para intervenir en África.

Una de las capacidades menos conocidas, pero no por ello poco significativa, que aporta Morón al Pentágono es su contribución al sistema de Vigilancia Electro-Óptica del Espacio Profundo Basado en Tierra (GEODSS), cuya finalidad es vigilar y controlar todos los objetos construidos por el hombre que orbitan alrededor de la Tierra. Algunos cálculos estiman que existen más de 10.000, desde satélites espías hasta basura espacial.

El Centro del Control del Espacio, dependiente del Mando Estratégico de Estados Unidos, es responsable de su seguimiento e identificación, una misión cada vez más relevante, por la creciente militarización del espacio exterior.

Su principal objetivo son los más de 2.500 objetos, incluidos los satélites geoestacionarios de comunicación, que orbitan en el denominado espacio profundo. El sistema es responsabilidad del Escuadrón de Vigilancia Espacial 18º (18th SPSS) de la USAF, que cuenta con telescopios instalados en cuatro centros operativos en las bases de Socorro (Nueva México), Maui (Hawai), Diego García (Oceánico Indico) y Morón.

Esto quiere decir que ésta es la única instalación que forma parte del GEODSS situada fuera de Estados Unidos (se intentó otra en Corea del Sur, pero al final se desestimó) y es vital para asegurar la cobertura completa (24 horas al día, 7 días a la semana, los 365 días al año) al ser la única en el Mediterráneo, entre Estados Unidos y el Pacífico.

Operativo desde febrero de 2000, el GEODSS es capaz de identificar y seguir objetos tan pequeños como una pelota de baloncesto a más de 32.000 km de la Tierra a través de telescopios, cámaras de TV que trabajan con poca luz y sofisticados ordenadores.

La decisión del gobierno del PP, sin consulta al Parlamento de Andalucía, convierte a España y muy especialmente a Andalucía, en la región europea más comprometida con la doctrina político-militar de los EEUU y la OTAN, esto es, con la posibilidad de intervenir en cualquier parte del mundo sin autorización del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El protocolo de acuerdo se firmará con el secretario de Estado John Kerry antes de su aprobación por el Congreso y muy posiblemente la celeridad del acuerdo tenga que ver con la proximidad de las elecciones generales y una previsible derrota electoral del PP que se convertirá en un contratiempo para los intereses militares de los EEUU.

El tercer protocolo de enmienda al Convenio de Defensa España-Estados Unidos convierte a Morón en la base principal de las fuerzas armadas norteamericanas para África(USAFRICOM) con 3.500 efectivos (Fijos y temporales) y hasta 40 aviones de despegue vertical y cisternas.

El Concepto estratégico de la OTAN, aprobado en su cumbre de Washington de 1999 y revalidado en las cumbres posteriores (las tres últimas Lisboa 2010, Chicago 2012 y Newport 2014), permite su intervención contraviniendo la Carta de Naciones Unidas, en contra el Derecho Internacional, y además, convierte al crimen organizado, la dependencia energética o los movimientos migratorios en objetivos de respuesta militar.

Desde Izquierda Unida denunciamos este acuerdo y nos comprometemos a reeditar nuestro compromiso firme en las próximas elecciones generales para que España sea un territorio libre de bases extranjeras, en denunciar por tanto el Convenio con los EEUU, y en iniciar los trámites para nuestra salida de la Alianza Atlántica.

La OTAN y los EEUU con la guerra de Iraq, Afganistán, Libia, son una amenaza para la Paz, para la superación pacífica de los conflictos y el desarme.
No concebimos unas relaciones internacionales basadas en la fuerza, en ejecuciones extrajudiciales, con cárceles secretas o con el consentimiento del uso de la tortura.

NOTAS:
1. La Base del Cuerpo de Marines Camp Lejaune (en inglés: Marine Corps Base Camp Lejaune), son una serie de instalaciones de entrenamiento; que abarcan 640 km² (246 millas²); y se encuentran en el Condado de Onslow, Jacksonville Carolina del Norte y pertenecen al Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. La base tiene unos 23 km (14 millas) de playas lo que la convierten en lugar propicio para la práctica de asaltos anfibios de la formación, y su ubicación entre dos puertos de aguas profundas (Wilmington y Morehead City) permite que se realicen con rapidez los despliegues.

2. Alfonso Izquierdo (Defensa.com)

A cada cual lo que le corresponde: a pesar de sus contradicciones el Partido Comunista de España tiene una posición correcta en relación a Rusia y Ucrania. Un artículo de Tamer Sarkis y un vídeo del PCE (Mundo Obrero).

Para conocer la evolución del PCE con respecto Ucrania y Rusia, véanse, no obstante, estas dos entradas publicadas anteriormente:

1) [Traducción] Un comunicado sin “ninismos”, digno de un Partido Comunista y excepcional en el panorama actual europeo: Comunicado del Partido Comunista de Portugal sobre la situación en Ucrania (Solidnet).

2) Que aprendan PCE-IU y el PIE lo que es un comunicado sin “ninismos”: Traducción del comunicado del Partido de los Trabajadores de Chipre (AKEL) y otros 18 Partidos Comunistas más sobre la situación en Ucrania en la reunión internacional del Grupo de Trabajo de Partidos Comunistas y de los Trabajadores (Chipre, 21-22 junio).

Los vídeos y artículos de Mundo Obrero:

Coloquio en la Fiesta del PCE 2014

_______

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=4653

El cerco a Rusia precisa, una vez más, de la “limpieza étnica” en Europa

La teoría del “inter-imperialismo” en Ucrania: pura ideología imperialista

Al Pueblo ucraniano no le conviene un Tratado con la UE que le hace esclavo y arruinará sus perspectivas de mejorar condiciones materiales de existencia.

Tamer Sarkis Fernández. Comité Antiimperialista (Catalunya) 23/03/2015

Hablar de “imperialismo ruso en Ucrania” cumple exactamente la misma función mixtificadora que hablar de “imperialismo cubano en Venezuela”. “Ni yankies, ni cubanos. Por una Venezuela libre de confrontación inter-imperialista”: ¿Qué gusana ridiculez sería ésa?. Muchos se apenan de las poblaciones de la Ucrania Oriental, asediadas por la aviación recadera de la OTAN y por sus paramilitares. O se apenaban, véase el matiz, mientras los asediados cumplían un rol de práctica indefensión. Haberse organizado en milicias populares para proteger su vida y la de los suyos les ha convertido en “títeres del imperialismo ruso” y en “un bando” del “conflicto”, sufrido, “entre dos fuegos enemigos”, por “la población civil”. ¿Cabe mayor fariseísmo?. ¡Qué asco!.

Echarle escupitajos a la actuación “occidental” en Ucrania para acto seguido invocar postura condenatoria “del conflicto en sí, desde fuera y a la contra de todos sus actores involucrados”, se convierte en el más cínico capote de blindaje echado a los verdugos al tratar de desarmar moral y simbólicamente a los agredidos. Si enfrentar a la OTAN es “servir a los rusos”, cuyos designios serían “de opresivo ataque” y no de ayuda a las víctimas, entonces queda el juicio en tablas. A los ciudadanos “occidentales”, así des-sensibilizados, se les sume en el indiferentismo. Se les incita a dar la espalda al combate de las poblaciones agredidas por el imperialismo actuante. Se les empuja a no solidarizarse, y ello en nombre de la paz y contra la “guerra inter-imperialista”. El salomónico social-pacifismo, una y otra vez, se comporta como la mascarilla balsámica del Hegemonismo estadounidense, conservadora y tonificadora de su bárbara Agenda de ofensiva: A Dios rogando y con el mazo dando.

¿Que Rusia cumple acaso papel de agresora?. Pregunten ustedes a los habitantes del Este de Ucrania, allá donde se dan los ataques. Pregúntenles por quiénes les agreden y quiénes les dan armas, víveres, combustible, voluntarios…, para sobrevivir. ¿Hacia dónde va la población del Donbass expulsada de sus casas por la “limpieza” gentilicia-lingüística que acomete Kiev (y, tras él, el Hegemonismo y sus bases de apoyo europeas)?.

“¿Conflicto?”, ¿en el Donbass?: Yo veo a unos, desde el Oeste, mandando carros y convoyes a exterminar la gente y así reemplazarla por una nueva base-tapón demográfica, militante y militar Hegemonista pegada a Rusia. Yo no veo a la gente del Donbass disparándose a sí misma. Así pues, ¿qué “conflicto del Donbass”?. Son las tropas conducidas por los vende-patrias de una Ucrania títere de “occidente”, quienes les disparan. ¿Alguien cree en serio que una Rusia que a pasos agigantados ha hecho su acumulación primitiva a partir de los hidrocarburos, cuyo fondo de capitales ya convierte en inversión productiva y en exportación mercantil, está en absoluto interesada en hacer estallar una guerra ante sus propios morros y en una región donde la paz y la estabilidad iban a garantizarle mercados emergentes para su actividad al alza, por mor de nexos históricos, culturales, idiomáticos y de filiación ya sabidos?.

Además, tome usted un mapa. Un mapamundi y marque los escenarios, actuales o pasados, encendidos por el Hegemonismo. Contabilícelos. Marque el surco mundial prendido por la actual oleada bélica hegemonista, en sus varios itinerarios (Doctrina del Occidente Expandido, AFRICOM, Look towards Asia o Doctrina Clinton, Doctrina del Vientre Blando de Europa e hiper-militarización del Mediterráneo septentrional, Primaveras Árabes, Cacería Verde en la India…) y en sus múltiples rostros (“Golpes blandos”, guerras económicas, cooptaciones, ingeniería de la movilización y sus conatos, cuartelazos, mercenariazgo, sonoros golpes de efecto, falsas banderas, “misiones de paz” con la ONU, sin la ONU…). Una los puntos y le saldrá un imperio donde nunca se pone el sol. A continuación, intente usted hacer lo mismo con Rusia. ¿Cuántas ofensivas iniciadas por Putin le salen en la cuenta?. El diferencial matemático no es un asunto fundamentalmente de números. Nos habla, cómo no, de roles funcionales distintos e inconmensurables. Las cantidades siempre expresan la cualidad respectiva encarnada por unas u otras fuerzas ideales en el Mundo (Friedrich Hegel, Fenomenología del Espíritu).

Pero si hay una idea a la que los anti-todos recurren en apoyo de su relativismo (y así de su apologética indirecta de unos verdugos desfocalizados), es la idea de un Yanukovich títere de Rusia, quien habría topado con una primavera popular adulterada a posteriori por fascistización. De nuevo, las cantidades dan buena cuenta de la función asumida por cada uno. Muestran falsa esa atribución de títere entreguista a Rusia, potencia que jamás llegó a ser la principal compradora de emisión ucraniana de deuda. El mayor volumen de empréstitos estatales ucranianos centralizados por Rusia se da, oh paradoja, durante el periodo Timoshenko (filo-occidental). Paralelamente, es falsa la imagen de una Rusia exportando capitales a Ucrania y haciéndose así con la economía del país. La Ucrania de Yanukovich mantuvo siempre fuera del alcance ruso su agroindustria (cerealera, frutal…), sus generadoras eléctricas, su ciclópeo sector maderero, su automotriz de vehículo pesado y su industria de equipo. En todo caso, penetraron los inversionistas rusos pero no precisamente aquellos adscritos al monopolismo de Estado. Más bien se trató de los pertenecientes a la fracción anti-Putin que enlaza con la Bolsa de Moscú, presidida por un sionista confeso y ex del partido liberal Yabloko (“manzana”), educado en los Estados Unidos y quien, dicho sea de paso, invirtió en Maidan. Es harina de otro costal la dependencia ucraniana en materia energética, pero donde falta, falta. La geografía física también juega.

Cuando los señores anti-todos fingen arrancar la espiral de acontecimientos a partir de un presunto hecho estructurante, o sea, a partir de un Pecado Original relativizador del belicismo hegemonista (“el títere Yanukovich”), lo que estos apologetas están escondiendo es que Yanukovich sí era un genuino ni-ni: no era agente de los rusos, pero tampoco siervo de “occidente”. Por eso había que quitarlo de en medio. Porque a Rusia, en su pujanza económica, le bastaba con un amigo. Pero a “occidente”, en su declive ganancial y competitivo, no le bastan más que los criados. Y los ha puesto en Kiev. Estos sí son títeres; no ha habido otros que estos. Ahora sí prima un memorándum (en forma de carta de adhesión a la UE) con el que se liquidan las fuerzas productivas ucranianas. Ahora sí se traza desde Berlín el puesto a ocupar por Ucrania en la división europea del trabajo. Ahora sí hay cuotas a la producción y de mercados. Ahora sí demarcan los alemanes qué % de las exportaciones ucranianas deberán por fuerza destinarse a la Eurozona en un futuro, y a qué países principalmente. Ahora sí se pregona el “rescate” financiero a Kiev. Ahora sí la política de agros pasa a decidirse en Chicago mientras las patentes euro y anglo-sionistas privatizan terrenos sólo para sus semillas. Ah… Y ahora sí se firman tratados bilaterales para la pronta ocupación militar de Ucrania y el despliegue de bases. Pero no firma Rusia, que jamás lo había planteado, sino la OTAN. El cerco a Rusia precisa, una vez más, de la “limpieza étnica” en Europa.

La entronización sionista de estos auténticos vende-patrias halló la oposición patriótica en toda Ucrania, y no solamente en la Novorrussia. No se trata de ser “pro-rusos”. Combatir contra la otanización de Ucrania es combatir por la independencia y la Soberanía de la tierra de uno, en tanto que la OTAN no es más que el brazo armado de la neo-colonización de Ucrania. Quienes toman partido por la patria del Pueblo y contra la patria de los paniaguados del desguazamiento productivo de su país, no son entre sí enemigos. Y los hay en Donetsk, en Járkov, en Kramatorsk o en Kiev. La lucha del Donbass no es lucha “entre naciones” o “inter-étnica”. La lucha del Donbass es la lucha de Ucrania entera. Al Pueblo ucraniano no le conviene un Tratado con la UE que le hace esclavo y arruinará sus perspectivas de mejorar condiciones materiales de existencia. No le conviene, ni a Este ni tampoco a Oeste. Que, en efecto, masacrados por Kiev los orientales se hayan vuelto independentistas, expresa la única salida al callejón; no un “separatismo” apriorístico. Una compañera de Donetsk nos decía hace una semana en una reunión del Comité: “Nosotros ya no formamos parte de Ucrania. Pues los ucranianos nos asesinan. Ahora somos novorrusos”. Y el Gobierno de Putin les ayuda y defiende, aun sabiendo que la construcción de nuevas repúblicas novorrusas (de carácter popular y socialista, con hegemonía política e institucional por parte de los partidos comunistas) es disonante con el carácter de clase del Estado ruso y con su propio sistema económico. No todo es oportunismo, señores relativistas.

Quienes pretender estar defendiendo la Venezuela bolivariana mientras atacan a Rusia deben de estar de broma. Quitan con una mano lo que dan con la otra. Difamando la posición y el papel desempeñados por quien es hoy el mayor contrafuegos político y militar del enemigo número 1 del género humano y de su futuro, estos señores le hacen flaco favor a Venezuela. Prevenidos, por Lukács (en El asalto a la razón), de caer en una “metafísica del hecho aislado”, sostenemos que cada caso “particular” de resistencia al Hegemonismo tiene análisis, posicionamiento y salida solamente distinguibles desde aquello que el propio Lukács llamaba una perspectiva de la Totalidad (en Historia y consciencia de clase). Si la amenaza yankie sobre la República Bolivariana parece amainar en lo inmediato, es porque Rusia ha levado anclas desde Cuba y ha puesto buques y portaaviones a surcar el Caribe. No nos engañan: quienes hablan de imperialismo cubano en Venezuela, están tergiversando como “imperialismo” aquello que es internacionalismo. Y quienes hablan de “imperialismo ruso en Ucrania” tratan de limpiar con sus palabras la sangre vertida por los únicos agresores; esa misma sangre que ellos mismos contribuyen a hacer manar criminalizando a las víctimas (como “bando imperialista”) tanto como a la Potencia que las socorre. Esos que hablan de “proteger” del falaz “inter-imperialismo” a los ucranianos, son enemigos imperialistas de las gentes del Donbass. Y, más profundamente, de Ucrania toda.