El Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR) no participa oficialmente en las protestas contra el Gobierno de Putin.

Extracto de la información más completa que he podido localizar sobre esta cuestión (Ria Novosti: http://sp.ria.ru/neighbor_relations/20120914/155005902.html):

El vicepresidente del Partido Comunista de la Federación Rusa, Vladímir Kashin, declaró a Nezavisimaya Gazeta que no habrá altos cargos del KPRF en la Marcha de los Millones. Mientras, el jefe de la fracción comunista en la asamblea legislativa de Moscú, Andrei Klichkov, dio a entender que sus compañeros van a participar en la protesta. Y otro dirigente comunista de Moscú, Valeri Rashkin, llamó a las bases a celebrar una manifestación aparte el 22 de septiembre.

Una posición significativa que conviene resaltar, teniendo en cuenta que los medios de comunicación del Occidente capitalista -Prensa Latina o Telesur no parecen ni mencionar las manifestaciones- presenta las protestas contra Putin como una postura compartida por derecha e izquierda, sin muchas más precisiones.

Y no es la primera vez que el PCFR se desmarca de participar en protestas organizadas por otros partidos -extraparlamentarios, al menos los más “representativos”- contra el Gobierno ruso, lo cual es, obviamente y de nuevo, significativo puesto que muestra, a mi parecer, que el PCFR no está dispuesto a colaborar con la desestabilización de Rusia instigada y capitalizada por Occidente, independientemente de su postura crítica con respecto a Putin. La posición de los países socialistas (Cuba) o progresistas de América Latina con respecto al Gobierno de Putin es conocida -de apoyo y colaboración, en términos generales-, cosa, por otra parte, comprensible, por el papel que está jugando Rusia -con Putin a la cabeza, claro- en los conflictos internacionales -Siria, por ejemplo- y la cooperación de Rusia con América Latina -léase, por ejemplo, la noticia sobre Nicaragua publicada aquí recientemente.

En cuanto a los detalles de la participación en las protestas, sean 10.000, como afirma la policia de Moscú, o 100.000, como afirman los organizadores (información de El País), la realidad es que los rusos son unos 142 millones y que sólo en Moscú estaban censados en 2010 más de 10 millones de habitantes ( http://moscow.ru/es/guide/trip_planning/moscow_a_z/nopq/population/ ). Teniendo en cuenta que es más que probable que parte de los participantes procedan de fuera de Moscú, no parece, desde luego, gran cosa.