Margaretta D’Arcy, activista contra la guerra de 79 años, enviada a la cárcel en Irlanda, el Partido Comunista de Irlanda exige su liberación (Solidnet).

Traducción no oficial de la nota de prensa del Partido Comunista de Irlanda al respecto:

http://www.solidnet.org/ireland-communist-party-of-ireland/cp-of-ireland-demand-the-release-of-79-year-old-anti-war-activist-en

Partido Comunista de Irlanda

15 enero de 2014

Comunicado de prensa:

Exige la liberación de activista contra la guerra de 79 años.

El Partido Comunista de Irlanda condena de la forma más contundente posible el arresto de la activista por la paz de Galway, Margaretta D’Arcy, quien fue arrestada hoy y llevada a la prisión de Limerick para cumplir una condena de 3 meses de cárcel. La Sra. D’Arcy padece la enfermedad de Parkinson y está también recibiendo tratamiento contra el cáncer.

Ella rechazó firmar un acuerdo para mantenerse alejada de zonas no autorizadas del aeropuerto de Shannon, como resultado de lo cual su condena en suspensión de tres meses de prisión ha sido reactivada.

Margaretta D’Arcy y Niall Farrell fueron sentenciados en el juzgado del distrito de Ennis en diciembre de 2013. Cada uno recibió una sentencia de 3 meses de prisión, suspendidas con la condición de que aceptasen un compromiso de respetar la ley durante 2 años y de permanecer fuera de zonas no autorizadas en el Aeropuerto de Shannon.

El Aeropuerto de Shannon es un nodo principal en la ruta de los aviones de los EEUU en su camino para sembrar muerte y destrucción en Afganistán, Iraq y otros países en Oriente Medio. Es también un punto de tránsito para aviones que llevan drones militares de los EEUU, y se cree que “víctimas de rendiciones extraordinarias” fueron transportadas a través del aeropuerto.

El Partido Comunista de Irlanda demanda su liberación inmediata. También hace un llamamiento a las fuerzas democráticas y pacifistas de todo el mundo para escribir al Gobierno de Irlanda exigiendo su liberación.

Alan Shatter, Ministro de Justicia:

e-mail: info@justice.ie

Envíe mensajes de apoyo a la Alianza de Galway contra la Guerra (Galway alliance Against War) a:

galwayallianceagainstwar@gmail.com

o

niallbocht@yahoo.ie

Eugene McCartan

Secretario General

Partido Comunista de Irlanda

Anuncios

Traducción: declaración del Partido Comunista de Irlanda sobre Siria.

 

Traducción no oficial de la declaración del Partido Comunista de Irlanda sobre Siria.

 

 

http://www.solidnet.org/ireland-communist-party-of-ireland/3983-cp-of-ireland-statement-on-syria-en

 

 

Declaración sobre Siria

 

 

Los poderes imperialistas, Reino Unido, Francia y los Estados Unidos se consideran a sí mismos los gobernantes por derecho de Oriente Medio. Con el objetivo de mantener su hegemonía se han aliado siempre con las fuerzas más retrógradas y oscurantistas de la región. Cualquier régimen independiente de la región se convierte en diana para un ataque, mediante la subversión, las sanciones o mediante una agresión abierta por estados clientes y aliados locales -o directamente, si es necesario.

 

 

Aprovechando el descontento interno desataron una guerra contra Siria, reclutando para su propósito, del mismo modo que hicieron en Libia, terroristas fundamentalistas islamistas vinculados a Al-Kaeda, las mismas personas contra las que han proclamado su “guerra contra el terror”. Estos terroristas son directamente reclutados, financiados y armados por los aliados de los EEUU, Arabia Saudí y Catar, y facilitados por Turquía, aliada de los EEUU.

 

Estas tácticas han causado enormes sufrimientos al pueblo sirio pero han fracasado en derrocar al gobierno. De este modo, el aliado de los EEUU, Israel, interviene bombardeando Damasco. Se está preparando una intervención directa, basándose en la afirmación de que el gobierno de Siria ha usado armas químicas, cuando la evidencia citada por la representante de la ONU, Carla del Ponte, implica a las fuerzas de la oposición. Aparentemente llevaron a cabo una operación de bandera falsa motivada por la “línea roja” de Obama con el fin ofrecer una excusa para la intervención.

 

Unido a las amenazas contra Irán y con la continuada opresión del pueblo palestino, el peligro de escalar el conflicto a una guerra devastadora de mayor amplitud debería ser obvio, pero eso no parece detener a los poderes imperialistas.

 

Hasta el momento han rechazado todos los esfuerzos para facilitar un alto el fuego y un acuerdo negociado, insistiendo en condiciones imposibles. La supresión de estos obstáculos a un alto el fuego y la facilitación de un arreglo pacífico del conflicto es una demanda razonable, una demanda que el gobierno de Irlanda debería estar intentando lograr.