¿Alexis Tsipras y el proimperialista Pierre Laurent (PCF/PIE) de visita en España?…me parece estupendo, que con su pan se los coman: Resolución Política del 19º Congreso del Partido Comunista de Grecia (KKE).

Con la salvedad habitual en relación a las reticencias del KKE con respecto a Rusia, todo lo demás muy razonable:

http://www.solidnet.org/greece-communist-party-of-greece-/3999-cp-of-greece-political-resolution-en-sp-ru-ar

La Resolución Política del 19º Congreso del KKE

Las tareas básicas del KKE hasta el 20º Congreso

Del 11 al 14 de abril de 2013 se celebró el 19º Congreso del KKE. Los trabajos tuvieron lugar en la sede del Comité Central del Partido.

El 19º Congreso aprobó las Tesis del Comité Central que incluyen el informe de la actividad del Partido y las tareas políticas hasta el 20º Congreso, tomando en cuenta la discusión y su aprobación por las asambleas generales de las Organizaciones de Base del Partido (OBP) y las Conferencias. Además, aprobó el informe del Comité Central en el 19º Congreso así como el informe de trabajo del Comité Central de Auditoría (CCA)

El 19º Congreso del KKE aprobó el Programa y los Estatutos del Partido, tomando en cuenta su aprobación en las OBP y en las Conferencias, así como las propuestas que se hicieron en estos cuerpos.

El 19º Congreso del KKE aprobó la Resolución Política que determina las tareas del Partido hasta el 20º Congreso, destacando que el Partido debe divulgar de manera constante y permanente el Programa, sobre todo a la clase obrera, los trabajadores autónomos en las zonas rurales y urbanas y a la juventud.

Esta tarea contribuye significativamente a la organización de la lucha de la clase obrera, el reagrupamiento del movimiento obrero y popular, el establecimiento de la Alianza Popular, la construcción partidista.

Los documentos del 19º Congreso constituyen la dirección de la actividad en cuestiones fundamentales, en base a la estrategia del Partido. De esta derivan la política de alianzas, la prioridad de nuestro trabajo en la clase obrera, la táctica en los diversos movimientos, en los frentes de lucha, en las batallas electorales políticas, las tareas del KKE en el movimiento obrero y comunista internacional. Además, la importancia de que el KKE oriente a los grupos de edad más jóvenes así como a las mujeres de los sectores obreros y populares.

Los documentos del 19º Congreso refuerzan el KKE aún más, para que pueda responder a las exigencias actuales de la lucha de clases y para confrontar las dificultades con determinación confirmando su papel como vanguardia de la clase obrera, como partido que trabaja bajo todas las circunstancias.

Hacia donde se dirigen los acontecimientos

El KKE, un partido que trabaja bajo todas las circunstancias

A partir de 2009 se manifestó también en la economía griega la más profunda y larga crisis de sobreacumulación de capital después de la década de 1950.

En base a los datos actuales, no es fácil predecir si han eclipsado las posibilidades de un cese unilateral de la deuda, seguido por la salida de la zona euro o la disolución de esta debido a la retirada de una potencia capitalista más fuerte, como Italia.

Estas predicciones son una realidad y existe el temor en el personal regional y mundial del imperialismo, sobre todo en los que se dedican al análisis y la evaluación de los desarrollos económicos. Lo que determinará el desarrollo específico en Grecia no es la capacidad de gestión del gobierno actual o de un gobierno de “salvación nacional” de tinte izquierda, como dice SYRIZA1, estableciendo como meta un nuevo “Plano Marshall” para el sur europeo, sino la profundidad de la crisis en la zona euro, la dificultad de mantener las alianzas actuales y de formar nuevas, sobre todo por parte de Alemania.

Además, es posible el reagrupamiento de la zona euro mediante el establecimiento de diferentes zonas de coherencia. Además, es posible que la permanencia de Grecia en la zona euro sea acompañada de un nuevo “recorte”. Esta demanda comparte también SYRIZA, convergiendo con la posición del FMI.

Independientemente de los diversos escenarios, que todavía no han sido finalizados, es seguro que se intensificará el proceso de la centralización del capital acumulado en mayores pero menos grupos monopolistas. Se intensificarán las medidas antipopulares y el ataque contra los derechos de los trabajadores y de los sectores populares.

Estos desarrollos presagian que la intensificación de la violencia y la represión estatal, la restricción de las libertades políticas y sindicales se incorporarán en las leyes y las restricciones respectivas de la Unión Europea. La burguesía y sus partidos no están satisfechos ni siquiera con la democracia burguesa que establecieron ellos mismos. La opción de aplastar el movimiento obrero, de impedir cualquier radicalización de la clase obrera y de los sectores populares pobres está inextricablemente ligada con la restricción de la actividad del KKE y con la proclamación del anticomunismo como ideología oficial del Estado utilizando la teoría conocida de los “dos extremos”.

En el caso de participación activa más directa en una guerra imperialista, las primeras medidas represivas que se adoptarán serán contra el movimiento obrero y popular y el KKE. Por lo tanto, nuestro Partido debe estar en plena preparación, apuntando básicamente al desarrollo de lazos más esenciales y fuertes con la mayor sección posible de la clase obrera, en la confrontación de debilidades de orientación o de adopción de medidas prácticas, para fortalecer la Alianza Popular, para que la dirección antimonopolista anticapitalista de lucha se convierta en fe y convicción que protege al pueblo ante cualquier ataque.

La situación en general en el Mediterráneo Oriental se vuelve aún más compleja. Tendrá un nuevo impacto negativo también en la cuestión de Chipre como un problema de invasión-ocupación, dado el acercamiento entre Turquía e Israel, a la luz de las demandas turcas, en combinación con las aspiraciones de la burguesía egipcia de revisar el acuerdo con Chipre sobre la delimitación de la Zona Económica Exclusiva (ZEE).

Los acontecimientos recientes en relación con la posición ambigua del gobierno griego en determinar la ZEE, han traído más claramente en primer plano la furiosa guerra entre países capitalistas fuertes y menos fuertes, que genera un mayor peligro de participación de Grecia en una guerra imperialista, al lado de una u otra alianza imperialista. Las contradicciones con Turquía y Albania, ARYM y Egipto, en el marco de las contradicciones interimperialistas en general, sobre todo en relación con la ZEE y la energía, serán expresadas de manera más intensa en Grecia y en la zona en general. Por lo tanto, todo es posible, incluyendo una guerra imperialista.

En todo caso, sea cual sea la forma que tome la participación de Grecia en la guerra imperialista, el KKE debe estar listo para dirigir la organización independiente de la resistencia obrera y popular, para conectarla con la lucha por la derrota de la burguesía nacional y extranjera como invasor.

El KKE debe tomar iniciativas en función de las condiciones concretas para el establecimiento del frente obrero-popular bajo la consigna: El pueblo dará la libertad y la salida del sistema capitalista que, mientras predomina, trae la guerra y la “paz” con la pistola en la cabeza del pueblo. La clase obrera de Grecia y sus aliados en la lucha antimonopolista deben prepararse ideológica y políticamente para la línea de confrontación de tal posibilidad. La profundización de la crisis económica capitalista, la intensificación de las rivalidades imperialistas, los esfuerzos de reforma del sistema político burgués hacen necesario que el KKE proceda rápidamente al reagrupamiento del movimiento obrero y al fortalecimiento de la Alianza Popular. Es una necesidad primordial fortalecer los lazos de las organizaciones del Partido con las masas obreras y populares, construir organizaciones partidistas en primer lugar en los sectores estratégicos, en cada centro de trabajo. El KKE, los votantes y los amigos del Partido, el pueblo deben equiparse y confrontar firmemente los ataques, orientados por las resoluciones del 19º Congreso.

Desde el Comité Central hasta las OBP, los órganos del Partido debe ajustar su actividad a las necesidades de la lucha de clases, convertirse realmente en una plana mayor de lucha, utilizar cada foco de resistencia en la base, generalizando la experiencia de la lucha. Hay que aumentar las iniciativas de las organizaciones del Partido de agrupar y organizar a las masas populares, informar de manera sistemática y permanente a los votantes del Partido, utilizar e incorporar en la planificación de nuestro trabajo propuestas que surgen de la experiencia de la lucha de clases.

Un elemento clave en el cumplimiento de las tareas mencionadas anteriormente es la mejora del funcionamiento de la OBP, la discusión colectiva y la especificación de la actividad, la mejora de los argumentos para responder de manera convincente a las preguntas del pueblo, la preparación de responder a los ataques contra la línea política y la lucha del KKE.

En combinación con todo lo anterior, se debe reforzar la aplicación de los principios de funcionamiento del Partido, el cumplimiento general de los Estatutos. Los miembros del KKE, de la KNE, los amigos y los simpatizantes del Partido pueden llevar a cabo las tareas del 19º Congreso con combatividad, persistencia y auto-sacrificio.

Fortalecimiento de la confrontación ideológica-política

Se debe intensificar la lucha ideológica y política en todos los asuntos que abarcan los documentos del 19º Congreso. En particular, hay que confrontar inmediatamente:

  • La ofensiva del enemigo de clase y en general de los oponentes del KKE que tienen como objetivo marginalizarlo.
  • El anticomunismo, la propaganda antisocialista calumniosa que constituye la ideología oficial de la Unión Europea.
  • Los ataques de amistad a fin de arrastrar al KKE en la llamada línea antimemorándum, en apoyo de una diferente fórmula de gestión política burguesa, dentro o fuera de la zona euro.
  • El plan elaborado del Estado burgués y del sistema político de atacar la autoridad moral del Partido enfocándose principalmente en sus finanzas.
  • La revelación y la confrontación del Amanecer Dorado, de su carácter como organización nacionalsocialista fascista,generada por el sistema capitalista que se utiliza paragolpear al KKE y al movimiento obrero y popular.
  • El intento de presentar al KKE como un partido sistémico, es decir, como un partido comprometido,subordinado al sistema capitalista, asícomo el intento respectivo de equiparar el KKE con los partidos burgueses en base a la opinión de que todos son iguales.
  • Las opiniones reaccionarias que fomentan en la conciencia del pueblo el racismo y la xenofobia.
  • La versión alternativa de la línea reformista de las fuerzas oportunistas en búsqueda de un acuerdo político basadoen el llamadoprograma político de transición, cuya base seráel cese del serviciode la deuda pública regresando a la moneda nacional, sin entrar en conflicto y ruptura con los monopolios, la propiedad capitalista, el poder burgués.
  • Las ilusiones parlamentarias y la expectativade una salida a favor del pueblo mediante un gobierno burgués, siguen siendo fuertes incluso entre las fuerzas que participanen las luchas junto con el Partido, incluso en una parte de los votantes del Partido.
  • La retórica hipócrita sobre la pérdida de la independencia nacional de Grecia y de su ocupación por Alemania. Se trata de una línea política que pretende ocultar el hechode que la posición subordinada intermedia de un país en una alianza capitalista, de la quederivan relaciones desiguales entre sus miembros, no invalida sus intereses estratégicos comunes sobre los que se forma la alianza.
  • La necesidad de aumentar la circulación de los medios del Partido para la intervención ideológica y la propaganda, el diario Rizospastis, la Revista Comunista (KOMEP), los libros políticos, asícomo la necesidad de aumentar las visitas en el portal del KKE y la audiencia de la radio 9.02 a la izquierda de losFM (estación de radio del KKE).

La reforma del sistema político burgués

Las diferencias entre el modelo liberal y el keynesiano han sido expresadas en nuestro país en el conflicto por la alternancia de gobiernos burgueses, han sido utilizadas para atrapar a las masas populares “dentro del marco del sistema” en un intento de reformar el sistema político burgués para que pueda dar una variedad de partidos burgueses alternativos en el gobierno, en la base de la cooperación entre ellos.

La burguesía está ajustando sus opciones. Toma en cuenta qué gobierno puede controlar al movimiento obrero, evitar el surgimiento de la lucha de clases y asegurar de que el ataque intensificado contra los ingresos de los obreros y del pueblo y, en general, las consecuencias de la crisis, que se caracterizan principalmente por la alta tasa de desempleo, avanzarán con las menos reacciones posibles, tanto a través de memorandos en la zona euro como con una quiebra controlada o incontrolada y la salida del euro.

Los intentos de reformar el sistema político burgués se continuarán hacia la formación de dos polos: el polo centroderecha que se basa en la ND2 y el polo centroizquierda que se basa en SYRIZA.

SYRIZA se está convirtiendo en un partido de la socialdemocracia, que será más conservador en comparación con el PASOK3 socialdemócrata tradicional del llamado período post-dictatorial. En SYRIZA están buscando y encuentran su expresión política algunos sectores importantes de la burocracia obrera y gubernamental, sectores de las capas medias que gozaban de inmunidad como aliados de la burguesía y de sus partidos, con beneficios, evasión de impuestos y la participación en la gestión de los fondos de la Unión Europea. La particularidad de SYRIZA consiste en que se compone de fuerzas oportunistas que rompieron con el movimiento comunista, manteniendo algunas consignas y métodos de trabajo.

SYRIZA aparece como un partido de la izquierda que agrupa en sus filas tanto a socialdemócratas del “3 de septiembre”4 así como a comunistas “renovadores” que defienden el “Estado de bienestar”. Su estrategia, con respecto al asunto del poder y de la Unión Europea, es socialdemócrata, favorable a los monopolios.

En su propuesta en relación con las alianzas y un “gobierno de la izquierda” o de “salvación de Grecia”, SYRIZA cuenta con el apoyo de sectores de la burguesía y busca la cooperación con fuerzas políticas como son los Griegos Independientes (ANEL)5 y la Izquierda Democrática (DIMAR)6. Trata de desarrollar relaciones con los EE.UU., Gran Bretaña, Brasil así como Rusia.

Mientras se está fortaleciendo SYRIZA como partido gubernamental socialdemócrata, se están intensificando los procesos de formación de nuevas barreras, compuestas por fuerzas de la llamada izquierda extraparlamamentaria (ANTARSYA-NAR)7 y otros grupos (“Plan B”8 de Alavanos), así como fuerzas centrífugas de SYRIZA, de la llamada renovación izquierda o comunista, que operan en la dirección de los llamados objetivos de transición y en gobiernos transitorios de gestión.

Los comunistas debemos popularizar aún más la posición coherente del KKE de que no va a cooperar o participar en un gobierno de gestión promovido por SYRIZA y otras fuerzas de gestión burguesa que existen o que pueden surgir. Tenemos que popularizar nuestra posición sobre las alianzas y el papel del KKE en el poder y en el gobierno obrero y popular.

A través de su actividad sistemática y multifacética, el KKE debe contribuir a las batallas electorales (elecciones parlamentarias, elecciones para el Parlamento Europeo y para la administración local) para que el voto por el KKE por sectores obreros y populares pobres exprese no sólo la voluntad de apoyar a la fuerza política que lucha consecuentemente por los problemas del pueblo, sino además una opción clasista destinada a debilitar el sistema político burgués, la gobernanza burguesa. Cada brecha en la gobernanza burguesa debe ser utilizada para reforzar la perspectiva hacia el derrocamiento del poder burgués y de la propiedad capitalista. Hay que plantear al pueblo más ampliamente la propuesta realista del KKE de salida de la crisis a favor del pueblo, la única propuesta que se opone a las posiciones de todos los partidos burgueses, neoliberales, socialdemócratas y de los del llamado “gobierno de izquierda”.

Un elemento de la reforma del sistema político burgués es el partido fascista Amanecer Dorado. El pueblo le debe aislar, responder decisivamente a los ataques, a su nacional-socialismo y su demagogia. El KKE y la KNE deben desempeñar un papel principal para que las organizaciones de masas, los sindicatos en los centros de trabajo, sobre todo los comités populares en los barrios, las escuelas, las asociaciones de estudiantes en las facultades tomen decisivamente la iniciativa de organizar y movilizar al pueblo contra el Amanecer Dorado y sus ataques criminales. Además, hay que confrontar la actividad de otras fuerzas de tendencias fascistas en las filas del movimiento, que tienen como objetivo eliminar, frenar el ascenso de la lucha de clases.

El movimiento obrero debe estar preparado para aprovechar de la perspectiva de ascenso de la lucha de clases, las condiciones de un cambio significativo de la correlación de fuerzas. Al mismo tiempo, los sectores más avanzados del movimiento obrero deben estar alertos ante la posibilidad de un desarrollo negativo, de un debilitamiento de la lucha de clases y de un retroceso, para que sea posible en base a las nuevas condiciones la preparación para el nuevo ascenso de la lucha de clases que, indudablemente, surgirá.

El movimiento obrero y sus aliados deben estar preparados y tener la capacidad de actuar para hacer frente a la creciente violencia y represión estatal, “paraestatal” y patronal, la actividad del nuevo sindicalismo gubernamental que pretende formar SYRIZA en cooperación con las antiguas fuerzas de la aristocracia obrera, del sindicalismo patronal.

El 19º Congreso responde a la pregunta de cómo se organizará la lucha para hacer frente a las bárbaras medidas antilaborales-antipopulares de cualquier gobierno que gestiona la crisis, tanto si tiene en su núcleo la ND como si tiene en su núcleo SYRIZA, o si es un gobierno del llamado arco contra el memorándum de la “derecha populista” a la izquierda parlamentaria, como ha proclamado últimamente SYRIZA o la posición del “Plan B”. En concreto:

Hay que organizar el contraataque popular, para que a través de la lucha diaria se marque claramente el camino de la lucha y del derrocamiento del poder de los monopolios. Hay que reunir las fuerzas antimonopolistas, anticapitalistas en la base de la actividad común de acuerdo con sus propias tareas en cada sector, centro de trabajo y barrio.

La lucha contra los efectos de la crisis, para evitar una mayor quiebra del pueblo, para una salida de la crisis a favor del pueblo, puede constituir una plataforma de lanzamiento para la organización del contraataque obrero y popular. Esto depende de la medida en que constituirá el punto de partida para la participación masiva en la lucha por el derrocamiento del poder de los monopolios, en combinación con la lucha contra la guerra imperialista y la participación de la burguesía griega en esta de cualquier modo.

El fortalecimiento de la Alianza Popular

La Alianza Popular expresa los intereses de la clase obrera, de los semiproletarios, de los trabajadores autónomos y de los campesinos pobres que no pueden acumular capital, de los jóvenes y de las mujeres de sectores obreros y populares en la lucha contra los monopolios y la propiedad capitalista, contra la incorporación del país en las uniones imperialistas. La Alianza Popular es social y tiene características de movimiento en una línea de ruptura y derrocamiento.

La Alianza Popular responde a la cuestión de la organización de la lucha para rechazar las medidas antilaborales antipopulares bárbaras, reuniendo fuerzas y lanzando una lucha de contraataque para tener algunos logros, en el camino de la lucha por el derrocamiento del poder de los monopolios. La Alianza Popular tiene una clara orientación antimonopolista anticapitalista. Promueve la ruptura con las uniones imperialistas, lucha contra la guerra imperialista y la participación en esta. Toma acción para fortalecer la agrupación de las fuerzas sociales anticapitalistas antimonopolistas, trata que su lucha se dirija hacia el poder obrero popular. La Alianza Popular dirige la lucha contra los mecanismos represivos. Cada fuerza social tiene, aparte del marco de acción común, sus propias tareas.

La Alianza Popular reúne sus fuerzas en cada ciudad, centrándose en los grupos monopolistas, las fábricas, los centros comerciales, los hospitales, los centros de salud, las unidades de electricidad, las telecomunicaciones, la infraestructura, las redes y los medios de comunicación. Garantiza la acción común de estas fuerzas en base al sector y en general con los desempleados, los trabajadores autónomos, los campesinos pobres y los demás trabajadores pobres. Se desarrolla como un proceso de maduración de la conciencia política, de organización y formas de lucha.

En estas condiciones se organiza y se coordina para la resistencia, la solidaridad, la supervivencia. Defiende los ingresos de los trabajadores y del pueblo: los salarios y los convenios colectivos, las pensiones, los derechos laborales y populares, los precios a los que los productores venden los productos agrícolas, la protección de los campesinos y los trabajadores autónomos, la vivienda popular de la especulación de los bancos y de los impuestos. Defiende el derecho a la educación, la salud y el bienestar exclusivamente públicos y gratuitos, la lucha por productos de consumo público baratos y de calidad, la infraestructura gratuita para la cultura y los deportes. Lucha contra todas las drogas, para la emancipación y la igualdad de género, la protección de los desempleados, el transporte, el alojamiento y la alimentación de los alumnos y estudiantes, las necesidades inmediatas de las parejas jóvenes, contra la adicción a las drogas y el alcoholismo. Exige medidas de protección contra los terremotos y las inundaciones, obras públicas de infraestructura que mejoren las condiciones de vida, la intervención humana equilibrada en el medio ambiente. Destaca el potencial de desarrollo del país en términos de disponibilidad de materias primas, de concentración de medios de producción, de habilidades de la fuerza de trabajo, de conquistas científicas-tecnológicas.

La Alianza Popular lucha contra la represión estatal, la violencia patronal, defiende las libertades sindicales y civiles. La lucha por la salida de la crisis a favor del pueblo está inextricablemente ligada al desencadenamiento de la UE, la cancelación unilateral de la deuda pública sin ningún impacto sobre los fondos de seguridad social, los hospitales públicos, en ruptura con todas las uniones y las alianzas imperialistas.

La lucha por la desvinculación de la Unión Europea está ligada a la lucha contra el poder de los monopolios y la lucha de la clase obrera y de sus aliados por el poder obrero popular. Las posiciones de fuerzas burguesas y otras sobre la salida de la zona euro y de la Unión Europea, sin afectar el poder de los monopolios, su propiedad, el acercamiento de Grecia a otros centros y Estados capitalistas, ofusca la lucha popular por la desvinculación de la Unión Europea con el pueblo soberano y con su propio poder. Hoy día, que en la zona euro y en la Unión Europea se están intensificando las contradicciones internas de los monopolios, las tendencias centrífugas deben ser utilizadas para liberar a los pueblos de esta alianza depredadora y del poder de los monopolios. Hoy día, el “prestigio” de la Unión Europea se desmorona, la crisis se expande a otros países, a Italia, España, así que las alianzas del Sur o con el eje euro-atlántico, los EE.UU., Gran Bretaña, no constituyen una solución a favor del pueblo. En cada país, en los 27 países de la Unión Europea, se debe fortalecer la lucha por la retirada, con los pueblos soberanos y con su propio poder.

El capitalismo no se puede humanizar, ni con la Unión Europea ni con las recetas de los EE.UU. y las demás potencias capitalistas.

La Alianza Popular adopta la socialización de los monopolios, de todos los medios de producción concentrados, la planificación central, el control obrero y popular. Aprueba la retirada de Grecia de la Unión Europea y de la OTAN, de toda forma de relación con las uniones imperialistas. Tiene como objetivo la abolición de las bases extranjeras, la presencia de tropas militares y policiales extranjeras en Grecia bajo diversos pretextos.

En lo que concierne la Alianza Popular, las nociones de la democracia, la soberanía popular, el imperialismo, la guerra imperialista adquieren un contenido de clase más profundo. Están directamente ligadas con la eliminación de la explotación clasista, la socialización de los medios de producción concentrados, en combinación con la cooperativización de los pequeños campesinos y la socialización de la tierra. La Alianza Popular abre frentes de lucha sobre estos y otros problemas populares que afectan al pueblo.

La Alianza Popular pretende atraer constantemente a sus filas a nuevas organizaciones sindicales y de masas de la clase obrera y de sus aliados. Busca debilitar de manera firme y eficaz, en base al desarrollo de la correlación de fuerzas, a nivel social y político, a las fuerzas sindicales burguesas, reformistas y oportunistas que predominan en los órganos sindicales superiores así como en los Centros Laborales y las Federaciones.

Mientras su actividad avanza y se desarrolla, se concentrarán fuerzas obreras y populares con poca experiencia política, que están en una u otra medida bajo la influencia de percepciones ideológicas y políticas de los partidos burgueses, del reformismo y del oportunismo, que vacilan en cuanto al realismo y la necesidad de la lucha por el poder obrero popular como el único poder alternativo contra el poder de los monopolios.

Por eso, los órganos de dirección y las OBP deben adquirir la capacidad de actuar junto con estas fuerzas populares. Tienen que superar las dificultades y las debilidades para que la alianza popular se fortalezca, para que tenga una dirección de derrocamiento del poder de los monopolios. Cada vez se debe tomar en cuenta el nivel de la conciencia, de la maduración, de la experiencia de las masas populares y garantizar la participación de masas. No se debe mitigar el frente principal contra los monopolios y sus representantes. Hay que construir la alianza de la clase obrera con las capas medias que no se han librado de la lógica de la pequeña propiedad sobre los medios de producción, a pesar de su oposición a los monopolios. La clase obrera como fuerza dirigente tratará de radicalizar y profundizar la línea anticapitalista-antimonopolista.

Por lo tanto, en el trabajo de orientación política hasta el nivel de las OBP es de gran importancia la elaboración de asuntos relacionados con la táctica como parte de nuestra estrategia.

Hay que fortalecer la capacidad del KKE de discutir y ganar nuevas masas populares que están hostiles hacia el sistema, que sufren de la opresión capitalista y no se han ganado hoy con la línea revolucionaria. Hay que elegir las consignas y las formas de lucha apropiadas. La confrontación con las demás fuerzas debe estar acertada para agrupar con nuestra línea, para fortalecer la perspectiva del derrocamiento. Hay que asegurar que la consolidación de la alianza tendrá una línea de ruptura. La propaganda a nivel central así como en los centros de trabajo debe ser comprensible, aguda, reveladora, debe agrupar y aumentar el espíritu combativo.

La Alianza Popular hoy tiene una forma concreta con un marco de acción común en el movimiento sindical a través del PAME, en el campesinado pobre a través de la PASY, en los trabajadores autónomos, los comerciantes y los artesanos a través del PASEVE, en los jóvenes que se agrupan en el MAS, en las mujeres a través de sus asociaciones y grupos de la OGE. No es una alianza de partidos políticos.

El KKE participa en sus órganos y sus filas a través de sus cuadros y miembros, a través de los miembros de su juventud, la KNE, que son elegidos en los órganos del movimiento y toman acción a través de las organizaciones de la clase obrera, de los trabajadores autónomos, del campesinado pobre, de las organizaciones estudiantiles, de los alumnos y de las mujeres. El Partido busca constantemente distribuir a los cuadros competentes en las filas del movimiento para combatir la línea reformista-oportunista, garantizar desde dentro el carácter de la Alianza, su capacidad de ampliarse y establecer vínculos con nuevas fuerzas de la clase obrera y de los sectores populares.

En el curso de la lucha política es posible que aparezcan fuerzas políticas que expresan posiciones de capas pequeñoburguesas, que adoptan en una u otra medida el carácter anticapitalista antimonopolista de la lucha sociopolítica, la necesidad de que la lucha se dirija hacia el poder y la economía obrera y popular.

El KKE, manteniendo su independencia, tratará tomar acción conjunta con estas fuerzas en apoyo de la Alianza Popular. La cooperación se expresa mediante la actividad conjunta de sus miembros y simpatizantes en las filas de las organizaciones de masas que forman la Alianza o en los órganos a través de sus miembros electos. Esta cooperación no se transforma en un órgano unificado de la Alianza compuesto de partidos-miembros integrantes, con forma organizativa y estructura propias.

Objetivamente una organización de esta forma es de corta duración, no contribuye al desarrollo del movimiento obrero y del movimiento de sus aliados, y entra en conflicto con la independencia del KKE.

En las condiciones del capitalismo monopolista surgen partidos y grupos políticos oportunistas con diversas formas que se escindieron y se diferencian del KKE de diversos modos, sobre todo en el asunto político principal, el de “reforma o revolución”. El KKE no puede hacer ningún tipo de cooperación política con estas fuerzas políticas. Esto es cierto independientemente de las maniobras que hacen las fuerzas políticas oportunistas en condiciones de crecimiento del movimiento, adoptando consignas que parecen estar a favor del pueblo pero su propuesta política sobre el problema del poder está integrada en el marco de la gestión del sistema capitalista.

Es posible que las masas populares que se agrupan en estas formas participen en las filas del movimiento obrero popular de masas o incluso en las filas del movimiento revolucionario en condiciones de una agudización repentina de la lucha de clases que atrae a masas populares más amplias, en condiciones de una situación revolucionaria. En cada fase de la lucha, se debe llevar a cabo una lucha ideológica intensa puesto que el oportunismo es la fuerza de la capitulación con el sistema político burgués y la burguesía, es una fuerza que socava el desarrollo de la conciencia en sentido revolucionario.

El KKE mantiene su independencia en las elecciones burguesas también. Pero es posible que en sus listas participen además personas que cooperan con el Partido. La Alianza Popular, como alianza de los sectores politizados más radicales del movimiento sindical obrero y del movimiento sindical de sus aliados, de las organizaciones juveniles y de las mujeres, como alianza que toma actúa en las filas del movimiento con el objetivo de lograr la más amplia agrupación posible de nuevas masas. No participa en las elecciones nacionales y locales, ni en las elecciones para el parlamento europeo, ni en los referendos.

El KKE plantea abiertamente al pueblo que su objetivo estratégico es el socialismo-comunismo, el derrocamiento del poder burgués y la conquista del poder político por la clase obrera. A través de su propuesta para la Alianza Popular hace los compromisos necesarios dado que no puede exigir que la Alianza Social esté de acuerdo con su propio programa. Sin embargo, es necesario que la Alianza Popular se construya en oposición con el poder de los monopolios, los gobiernos de gestión burguesa, con una dirección general que apunta al poder popular. Debe tener una propuesta de gobierno-poder que se distinga de los gobiernos burgueses, es decir, del poder de los monopolios en el sentido que dirige su acción hacia el cambio de la clase que está en el poder. Las masas obreras y populares a través de la experiencia de su participación en la organización de la lucha, en dirección de confrontación con la estrategia del capital, se convencerán de la necesidad de que su organización adquiera un carácter de confrontación total y multifacético contra el dominio económico y político del capital.

El movimiento obrero, los movimientos de los trabajadores autónomos en las ciudades y de los campesinos y la forma de expresión de su alianza (Alianza Popular) con objetivos antimonopolistas anticapitalistas que en las condiciones actuales constituyen, junto con la acción de vanguardia de las fuerzas del KKE, la primera forma de la creación de un frente obrero popular revolucionario en condiciones revolucionarias.

Hoy día, los comunistas con su acción de vanguardia entre la clase obrera, entre los campesinos pobres, los trabajadores autónomos, las mujeres y los jóvenes de familias obreras y populares, así como en condiciones de movilización de las masas, de estallidos repentinos, construyen lazos, tratan que predomine, que sea aceptada, que se demuestre la superioridad de la propuesta de salida del KKE a la clase obrera y los sectores populares.

Una tarea fundamental es fortalecer, construir la Alianza Popular en todos los sectores y las ciudades. Su expresión en los barrios son los Comités Populares que deben construirse en todos los lugares.

Los Comités Populares, la Alianza Popular en los sectores y en los barrios deben garantizar la solidaridad, hasta incluso el pan que les falta a los pobres, proteger a los pobres de los embargos de casas. Participarán, apoyarán la lucha de los trabajadores contra las medidas bárbaras. Protegerán el barrio de los ataques de las fuerzas de represión estatal y de los criminales del “Amanecer Dorado”. La clase obrera, la alianza popular en el centro de trabajo y en el barrio organizará el pueblo en los levantamientos populares. La propia alianza protegerá al pueblo de retrocesos. La Alianza Popular se opondrá al liberalismo y a la socialdemocracia.

• Se debe fortalecer el esfuerzo de reunir nuevas fuerzas, sindicatos y organizaciones del campesinado pobre y de los trabajadores autónomos en los Comités Populares.

• Cada sección de la Alianza Popular debe movilizar a amplias fuerzas en su área de responsabilidad y al mismo tiempo coordinar su acción.

• Hay que avanzar la conexión del Comité Popular con las organizaciones locales y grupos de trabajadores así como con los desempleados.

• Debe mejorarse la actividad del Partido sobre los problemas, la agrupación y la organización de los desempleados.

• Las fuerzas del KKE son responsables de desarrollar esta forma de organización del pueblo y al mismo tiempo mantener la actividad ideológica, política y organizativa independiente del Partido.

• Particularmente en los barrios hay que dejar expuesta la actividad de diversos grupos nacionalistas reaccionarios, de confrontar la sumisión de conciencias a la inercia en condiciones de crisis debido a la actividad de organizaciones oportunistas, socialdemócratas y de las ONG.

• Debe avanzar más decisivamente el reagrupamiento del movimiento obrero; la entrada y activación de nuevas masas obreras y de inmigrantes en los sindicatos. Hay que desatar una guerra contra el sindicalismo gubernamental y patronal desde arriba hacia abajo y contra las organizaciones de las fuerzas de SYRIZA, así como de las nuevas que surgen. En todos los consejos de sindicatos donde tienen la mayoría se necesita un plan y una intervención especial, sobre todo en los sindicatos de primer grado. Los trabajadores deben deshacerse de estas direcciones.

• Hay que aumentar la actividad del Partido con respecto a los problemas de los inmigrantes.

• Hay que fortalecer la intervención de las organizaciones del Partido para fortalecer el PASY y el PASEVE.

Construcción de organizaciones del Partido y de la ΚΝΕ

Un factor fundamental que determina el papel y la eficacia del Partido en el movimiento obrero, en la lucha de clases es en primer lugar la construcción partidista en la industria y, en las condiciones dadas, la capacidad de reunir a los trabajadores en la lucha anticapitalista antimonopolista en torno a la OBP. Se debe dar prioridad a la construcción en base a los sectores destacados en la resolución de la Conferencia para el reagrupamiento del movimiento obrero.

La construcción en primer lugar en los centros de trabajo, los sectores y los barrios en las ciudades y en el campo, tiene que ver con todas las organizaciones del Partido.

La construcción del Partido en estas condiciones difíciles requiere un plan de acción integral en las amplias masas de trabajadores que están sufriendo de la crisis.

Algunos elementos de este plan son:

La actividad en torno a problemas agudos en cada lugar y la formación de órganos de lucha. Debe ser sistemática en cuanto a los problemas del desempleo en combinación con la movilización de los desempleados y de sus familias.

El trabajo especializado en la industria, en los centros de trabajo, en las categorías de trabajadores según edad y sexo.

• El buen estudio y conocimiento de la zona para la intervención efectiva del Partido.

La adquisición de una perspectiva más amplia en nuestro contacto con los trabajadores, de sus problemas, de las causas que las generan, la política que las intensifica, la dirección de resolverlos.

La movilización de todas las fuerzas, los simpatizantes, los amigos y los miembros de la KNE.

El fortalecimiento de nuestro trabajo en las capas aliadas de la clase obrera, el campesinado pobre y los trabajadores autónomos, así como su organización.

La asimilación de los nuevos reclutamientos en base a los Estatutos y el Programa.

Hay que fortalecer los lazos de las OBP no sólo con los simpatizantes sino ampliamente con gente popular que expresa su descontento contra las medidas antipopulares de los gobiernos.

Un elemento integral de la construcción partidista es el estudio constante de la distribución de las fuerzas del Partido en base a las resoluciones del Pleno ampliado del Comité Central y las Conferencias Regionales. Hay que fortalecer los sectores críticos de trabajo a través de la distribución adecuada de cuadros en centros y sectores de importancia estratégica, enfocando en la región de Ática, en Macedonia Central y en los demás grandes centros urbanos. La distribución de los cuadros necesariamente debe fortalecer los sectores de trabajo, el personal, y sobre todo de las Secciones del Comité Central.

La asistencia a la KNE es una tarea significativa en relación directa con la construcción del Partido.

Hay que aumentar la responsabilidad del Partido en relación con los jóvenes. Hay que tomar las medidas ideológicas-políticas-organizativas para que se entienda la responsabilidad directa y principal del Partido a trabajar con los jóvenes, la ampliación de nuestra actividad en los grupos de edad más jóvenes que es particularmente importante para la educación ideológica y política y la orientación de la KNE.

Las finanzas del Partido

La actitud intransigente del KKE durante todo el período anterior ha provocado la furia de los centros económicos y políticos que han intensificado las calumnias y las provocaciones con respecto a las finanzas del Partido. El objetivo fue crear confusión y dudas sobre la integridad del KKE, fortalecer la percepción de que el KKE no es diferente de los demás partidos. El ataque contra las finanzas del Partido y el anticomunismo en general prevalecieron en los últimos años.

La financiación estatal será utilizada como medio para ejercer presión para compromisos y concesiones.

El KKE no aceptará, en nombre de cualquiera financiación, ni el menor control en su relación con sus miembros y amigos, ninguna intervención en el funcionamiento y su actividad o la dirección de su política.

Para un partido revolucionario la financiación estatal no puede ser la fuente principal de sus ingresos. La cuestión de la independencia financiera del KKE es un asunto crucial. Tiene que ver con la capacidad del Partido de trabajar incluso en las circunstancias más difíciles.

El KKE desde su fundación ha sufrido muchos años de persecuciones y es absolutamente razonable que está vigilante, sobre todo en las condiciones actuales de agudización de la lucha de clases. En las condiciones actuales de la crisis económica es necesario reducir los gastos y hacer un trabajo amplio al pueblo para que apoye económicamente al Partido.

Las nuevas condiciones exigen mejor organización y control de las actividades económicas de las Organizaciones para la recopilación de cuotas de los miembros del Partido, las contribuciones económicas de los amigos y simpatizantes. Se requiere aún mayor persistencia y determinación para poner en orden las finanzas, reducir los costos operacionales flexibles, controlar de manera esencial y regular los ingresos de las organizaciones.

El aumento de la circulación del diario “Rizospastis”, de la Revista Comunista y de los libros de la editorial “Sinchroni Epochi”, aparte de su importancia especial para nuestra intervención ideológica y política, contribuirá de manera significativa a la mejora de las finanzas del Partido.

El apoyo financiero del KKE por 95 años es una especie de relación política entre los trabajadores y el Partido. Se trata de un elemento de desarrollo y de consolidación de los lazos de cada OBP con los simpatizantes y amigos del Partido.

El 19º Congreso decidió:

1. La celebración de una Sesión Plenaria Ampliada del Comité Central con el fin de examinar las resoluciones de la Conferencia Nacional que se llevó a cabo en marzo de 2010 y de la Sesión Plenaria Ampliada en junio de 2010 para nuestro trabajo en el movimiento obrero y la construcción partidista.

2. La celebración de una Conferencia Nacional sobre el trabajo entre los jóvenes y el apoyo a la KNE.

3. La organización del estudio en torno a los trabajadores autónomos en las ciudades. Celebración de una Conferencia Nacional para el trabajo del Partido entre los trabajadores autónomos y su movimiento.

4. La mejora del sistema de educación y propaganda a través de todos los medios que el Partido tiene a su disposición y utiliza. El nuevo Comité Central debe desarrollar una resolución específica detallada que será discutida en todo el Partido.

5. La continuación de la investigación histórica del Partido en relación con el período 1968-1991. Nueva edición del Ensayo de Historia del Partido del período 1918-1949.

6. La preparación inmediata del Partido de diversos eventos por el 100 aniversario de su fundación.

7. La mejora del diario “Rizospastis” y el aumento de su circulación. El aumento de la circulación de la “Revista Comunsita” (KOMEP), de los libros teóricos y políticos para que se desarrolle una especie de “movimiento”, una corriente educativa en el Partido y en la KNE, y ampliamente entre los amigos y simpatizantes. El nuevo Comité Central debe desarrollar un nuevo programa específico.

8. La elaboración de una infraestructura integrada material y humana para la investigación científica del Partido, y en esta base la documentación de las elaboraciones y estudios.

9. La formación junto con la KNE de una infraestructura respectiva para apoyar la actividad del Partido en el sector de Cultura y Deportes, en el movimiento contra la adicción a las drogas, la realización de eventos durante todo el año en el marco del Festival de la KNE.

10. En cuanto a las prioridades internacionales del KKE:

Diversas actividades multiformes para el reagrupamiento del Movimiento Comunista Internacional.

Continuación de los esfuerzos para la formación del Polo Comunista, siguiendo los pasos que se están dando con la “Revista Comunista Internacional”.

Participación en los Encuentros internacionales, temáticos y regionales de los Partidos Comunistas, tratando de preservar las características comunistas de los Encuentros Internacionales, contra los planes de ampliación con las llamadas fuerzas de izquierdas.

Intervención ideológica y política independiente de nuestro Partido para la difusión de nuestras posiciones, elaboraciones y documentación científica.

Desarrollo de nuestras relaciones bilaterales, así como de la actividad común de los Partidos Comunistas de nuestra región (Balcanes, Oriente Medio, Europa), así como con los Partidos Comunistas de otros continentes.

Fortalecimiento de la acción internacional de la KNE por el reagrupamiento de las Juventudes Comunistas y su actividad conjunta, la intensificación de la lucha contra percepciones burguesas y oportunistas que intervienen en las filas del movimiento comunista y antiimperialista juvenil.

Movilización y acción por la condena de las intervenciones imperialistas, de la guerra imperialista y de las condiciones imperialistas de “paz”.

Contribución al fortalecimiento y la expansión de la Federación Sindical Mundial (FSM) con nuevas organizaciones sindicales clasistas, en oposición a la corriente del reformismo, del sindicalismo gubernamental y patronal a nivel mundial.

El apoyo a las organizaciones antiimperialistas internacionales del Consejo Mundial por la PAZ (CMP), de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas (FMJD), de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM).

1 SYRIZA_ “Coalición de la Izquierda Radical”, se creó en 2004 por el partido SYN (“Coalición de la Izquierda y del Progreso”) con otras fuerzas más pequeñas, ex maoístas y trotskistas, que se caracterizan a sí mismas como “izquierdas”. Su programa es un programa para la gestión socialdemócrata del sistema capitalista. En medio de la crisis capitalista, dada la significativa disminución electoral del partido principal socialdemócrata en Grecia (PASOK), absorbió gran parte del mecanismo del PASOK, aumentó su fuerza electoral y busca convertirse en el polo principal de la gestión socialdemócrata. Participa activamente en el llamado “Partido de la Izquierda Europea”.

2 ND_ “Nueva Democracia”, se fundó en 1974 y tiene un programa liberal conservador.

3 PASOK_ “Movimiento Panhelénico Socialista”, se fundó en 1974 y fue el principal partido socialdemócrata del país hasta las elecciones de 2012. A partir de 1981 ha sido administrador del poder gubernamental, en alternancia con la ND en el gobierno. En 2012 ha formado un gobierno de coalición con la ND.

4 “3 de septiembre”_ la declaración fundacional del PASOK se firmó el 3/9/1974.

5 ANEL_ “Griegos Independientes”, surgió en 2012 por algunos diputados que se separaron de la ND y también fue apoyado por un grupo de cuadros del PASOK. Tiene un programa conservador y utiliza una fraseología nacionalista.

6 DIMAR_ “Izquierda Democrática”, fue creada en 2010 por unos cuadros que se fueron de SYRIZA y tiene un programa socialdemócrata. Plantea como prioridad el mantenimiento del país en la Unión Europea y en la zona euro y participa junto con la ND y el PASOK en el gobierno tripartito que surgió tras las elecciones de 2012.

7 ANTARSYA_ “Cooperación Izquierda Anticapitalista por el Derrocamiento”. Se formó en 2009 por la Nueva Corriente Izquierda (NAR). Constituye un conjunto de grupos políticos oportunistas de diferentes matices que se ven influidos por ideas trotskistas, maoístas, eurocomunistas. Mantiene una postura anti-KKE y está dispuesta a cooperar con fuerzas socialdemócratas.

8 Plan B_ es una organización política que se fundó en 2013 por el ex presidente de SYRIZA, Alekos Alavanos, que destaca como problema principal y causa de la crisis capitalista en Grecia, la participación del país en la zona euro. Considera que si Grecia se retira de la zona euro manteniendo su posición en la composición de la Unión Europea, podría sacar el país de la crisis.

===============================

Anuncios