¿Otra huelga sectorial?

Para el día de hoy, 22 de mayo, hay convocada huelga de profesorado contra los recortes en educación y, en general, en el sector público. La huelga tiene la característica de que es compartida por casi todos los sindicatos, incluyendo CCOO y UGT, sindicatos que, en connivencia con el PSOE, han facilitado ataques a los trabajadores públicos y privados en periodos anteriores y han contribuido de forma evidente a sostener en el poder al PSOE, el partido que, junto con el PP, modificó la constitución para introducir un límite al déficit, entre otras muchas cosas, por lo que su participación y su adhesión a la convocatoria de huelga es claramente oportunista. Izquierda Unida mantiene a CCOO como sindicato de referencia. Se suma y se relaciona con lo anterior, además, que el gobierno conjunto PSOE-IU en Andalucía es ejecutor de los recortes amparándose en la inevitabilidad de los mismos. Ya han señalado en otros lugares que es el mismo argumento que esgrimiría cualquier partido gobernante en el poder, incluyendo el PP -la presión de Europa, la presión de los mercados, etc. Como detalle significativo y ejemplo, nuestro Vicepresidente, Diego Valderas, de Izquierda Unida, usó el adjetivo “dolorosos” para referirse a los recortes cuando le encargaron -imagino- anunciarlos: creo que es el mismo adjetivo que había usado Monti y otros/as similares cuando se disponían a recortar prestaciones sociales y derechos laborales en sus respectivos ámbitos/países. Por lo que a mí respecta, podría aceptar cualquier recorte en beneficio del conjunto siempre y cuando se recortase proporcionalmente a los beneficiarios del sistema capitalista que tenemos, en particular a los propietarios de los medios de producción: ¿qué porcentaje van a recortar a los latifundios, por poner un ejemplo? Por lo pronto no hay garantía ni de que las tierras públicas del IARA sigan siendo públicas, por lo que podemos hacernos una idea con respecto al resto –véase aquí la relación de fincas a enajenar.

Más: oigo en la radio que UNICEF atestigua el incremento de la pobreza infantil en España: tenemos la peor tasa de pobreza infantil, sólo por debajo de Rumanía y Bulgaria, en el contexto europeo ( http://www.unicef.es/sites/www.unicef.es/files/Hechos-y-Cifras_Clave.pdf ). En el mismo programa de radio, el Defensor del Pueblo en Andalucía informa del aumento de niños/as cuyos padres no les pueden dar de comer en condiciones – por ejemplo, no cenan- a causa de la crisis, lo que le lleva a plantear la necesidad de ampliar los horarios y servicios de los comedores escolares para paliar esta situación. Lo que pasaba -y debe de seguir pasando- en Grecia cuando nos llegaban las noticias de los desmayos de los alumnos en las aulas por desnutrición, está pasando -o incrementándose- en España. Ya pasó también en Argentina en su periodo más neoliberal.

La reducción de los servicios públicos afecta de forma directa a la clase trabajadora, una buena parte de la cual está sin empleo o con empleos más que precarios. Súmensele a eso las reformas y más que reformas del mercado laboral, siempre a la baja, por supuesto. Incluso en estas circunstancias, en las que de forma evidente el conjunto de la ciudadanía se ve afectada, la protesta se circunscribe a convocar una huelga sectorial.

El resumen que hago:

  1. CCOO y UGT son sindicatos esencialmente oportunistas, que participan en la convocatoria de huelga por ser el PP el que está en el gobierno central y pretender desgastar el gobierno en beneficio del PSOE, de ningún otro partido más.

  2. Izquierda Unida ha defraudado las expectativas de muchos votantes en Andalucía, no hay más que leer los comentarios por casi cualquier parte. Ya habrá ocasión de ampliar esta cuestión.

  3. Los sindicatos más o menos minoritarios o “alternativos” apenas son capaces de organizar o sumarse a algo que vaya más allá de una huelga sectorial con mínimo impacto, por ejemplo estas huelgas de un día en educación u otros servicios públicos. Desconozco si su intención va más allá de cubrir el expediente o, en el caso de los sindicatos asamblearios, si los miembros de sus asambleas son capaces de concebir algo más que una inútil protesta-desahogo y sólo cuando les pica el ombligo a “ell@s” -en ocasiones ni eso.

Por último, ¿tienen en Cuba los niveles de desigualdad, de pobreza infantil y de miseria que tenemos en España? Sin molestarme en citar los datos y a pesar de la guerra del imperio contra la isla y de que su economía no se basa en la explotación de terceros países, es evidente que NO: Cuba es un país SOCIALISTA.

Y cierro recordando que, que se sepa, ningún sindicato español ha firmado el manifiesto del PAME y otros sindicatos europeos en pro de la acción conjunta. Dice mucho. (*)

PD.- Secundaremos la huelga, con hartura, una hartura compartida, me consta, por más de uno y de una.

___

(*) [nota del 23 de mayo, 2012] Matizo lo dicho a raíz de la indicación del comentarista spartakist en el llamamiento de PAME que publicábamos en la anterior entrada: CSU (P y J), Estado Español sí ha firmado el llamamiento, como aparece indicado en la versión en inglés del mismo ( http://www.pamehellas.gr/fullstory.php?lang=2&wid=2400 ).

Anuncios