Editorial de La República: Cambiemos la rueda pinchada de la historia.

http://larepublica.es/2017/01/06/cambiemos-la-rueda-pinchada-de-la-historia/

Cambiemos la rueda pinchada de la historia

dimitrov-1024x576

Si como decía Jorge Dimitrov, la rueda la historia gira y seguirá girando hasta el triunfo definitivo del comunismo, es obvio que hemos sufrido un pinchazo en el camino, y antes de continuar avanzando toca arreglarlo.

Desde que allá por el año 2013, el trotskista multimillonario Jaume Roures decidiera lanzar al estrellato a Pablo Iglesias y su grupo de amigos, la izquierda vive una especie de shock anafiláctico, que está siendo aprovechado por los arribistas que toda la vida han sido una minoría vergonzante, para hacerse con las principales organizaciones políticas del estado.

En un país con más de cuatro millones de parados, con la segunda mayor tasa europea de menores viviendo en hogares bajo el umbral de la pobreza, donde de media dos trabajadores mueren al día en accidente laboral por la precarización del empleo, donde han expulsado de su casa a casi un millón de familias desde el inicio de la crisis, y donde 5,1 millones de personas pasan frío en invierno por no poder pagar las facturas energéticas; nos encontramos las calles vacías, la derecha ganando elección tras elección, las direcciones de los sindicatos mayoritarios escondidas en sus respectivos agujeros, y la izquierda mediática debatiendo sobre las cabalgatas de Reyes Magos, o si al frente de Podemos deben estar los pablistas o los errejonistas.

Las organizaciones que deberían defender la lucha de clases se han convertido en una parodia de sí mismas: Toxo pidiendo la intervención de la OTAN en Siria, Pablo Iglesias abrazando a un tronco que le dice cosas al oído, Cañamero comparando el nacimiento de Podemos con el descubrimiento del fuego, Rita Maestre lanzándose puñales con Echenique vía Twitter, Alberto Garzón alabando a Soros “el filántropo anticapitalista” y llamando “carrillista” a todo el que lo critica desde la izquierda, Monedero diciendo que si Marx viviera hoy sería hacker y Lenin escucharía a Los Chikos del Maíz, Carmena lanzando soflamas en favor de la caridad cristiana, y Colau intentando convertir la prostitución en un trabajo como otro cualquiera.

El Coordinador Federal de Izquierda Unida, que fuera antaño el líder político más valorado, es hoy, seis meses después y tras la pérdida del patrocinio mediático, el cuarto, superado por Rivera, Rajoy y hasta por el líder la gestora del PSOE, y sólo Iglesias obtiene peores resultados.

El debate se traslada

Mientras que el entorno político de ciertos dirigentes de IU se lamenta por la victoria del legítimo gobierno sirio en Alepo, se manifiesta con banderas terroristas, y el candidato podemita Santiago Alba Rico sigue promocionando al imperialismo en Oriente Medio y el norte de África, el debate consciente de izquierdas se ha trasladado a otros frentes, sin una organización de referencia.

Hace escasas horas, un artículo en ElDiario.es firmado por la profesora de Estudios Árabes de la Universidad Autónoma de Madrid, Luz Gómez, recibía cientos y cientos de críticas de una izquierda huérfana de organización. La defensa del gobierno sirio frente a los planes injerencistas de Occidente no la está liderando ninguna organización política, lo está haciendo la vanguardia obrera de forma desorganizada.

El centenario de la Revolución Socialista de Octubre que desembocó en la creación de la Unión Soviética, es otro ejemplo más. Ha sido la Comisión Octubre, una iniciativa desde las bases de las organizaciones de izquierdas, la que ha lanzado una campaña para reivindicar el legado de la misma. No ha sido el PCE, quien está yendo a rebufo. De hecho, su Secretario General, José Luis Centella, llegando a unos niveles de cinismo impropios, llegó a calificar el trabajo de la comisión como “un acto fraccional junto a personajes expulsados de IU y del PCE, presentando una comisión dedicada a conmemorar el centenario de la revolución rusa, paralela a la aprobada y puesta en marcha por el PCE, confundiendo a la militancia y compartiendo mesa y mantel con quienes poco pueden aportar a referenciar los valores de la Revolución que dirigió Lenin“.

Suponemos que el “camarada” Centella, ve un aporte mucho mayor a los valores de la Revolución que dirigió Lenin, el cargar contra viejos cuadros comunistas, aliarse con la socialdemocracia y el trotskismo, laminar al sector leninista del PCE, y disolver de facto la única organización que formaba cuadros comunistas y defendía la lucha de clases.

La pérdida de discurso

Más allá de lo vergonzoso que resulta para un comunista compartir escaños con una organización cuyos representantes públicos dijeran de Fidel, “otro dictador que muere en la cama. Uno menos“, como hizo Juan Moreno Yagüe (diputado por Podemos en el Parlamento de Andalucía), o que “el reto ahora es la democratización de la isla” como asegurara Teresa Rodríguez, por no mencionar al exJemad Julio Rodríguez; hay un hecho objetivo, que todos los comunistas comprendemos, y que derrumba el principal argumento para la penosa unidad/sumisión de Izquierda Unida en Podemos:

Los fieles de Iglesias, Monedero y compañía, entre ellos muchos que militaban y militan aún en Izquierda Unida y el PCE, afirman una y otra vez, que la unidad con el partido morado es necesaria, para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía española. Sin embargo, como demuestra Grecia y su gobierno, aún tomando las instituciones del estado, es absolutamente imposible mejorar la vida de la clase trabajadora, sin una movilización masiva y una revolución que acabe con el sistema capitalista. Tsipras no sólo no ha nacionalizado las principales empresas griegas, si no que ha continuado por la senda de la privatización, incluso con el patrimonio que pertenece a todo el pueblo griego, como es el caso de las islas, ¿hay algún elemento objetivo que nos indique que Iglesias sería más revolucionario que Tsipras? obviamente no, lo que existe es justo lo contrario, pruebas y hechos que demuestran que Iglesias es aún más neoliberal que el Primer Ministro griego.

Hemos aniquilado unas siglas cargadas de historia, una organización que a duras penas y con su obvia lucha interna, seguía formando cuadros políticos socialistas, y la hemos sustituido por otra, que cuando la televisión deje de patrocinarla se diluirá como un azucarillo en un café, ya que Podemos, no tiene militantes conscientes que luchen por un ideal y la sostengan, si no que tiene liberados políticos y fans, que dejarán de serlo cuando pase la moda.

El fascismo que viene

Es una obviedad que cuando Podemos acabe de demostrar lo que es, y de paso se haya llevado por delante a la única izquierda consciente del país, con la complicidad de sus líderes, lo que está por venir es lo mismo que ya ocurre en otros muchos países: la vuelta del fascismo a la vieja Europa.

Quienes a día de hoy afirman que en España los fascistas ya están en el poder, cometen una verdadera temeridad. El Partido Popular no es fascista, es neoliberal, conservador y pro-occidental. El fascismo es el que va casa por casa sacando a los sindicalistas, comunistas y socialistas, y los asesina, el fascismo quema viva a la gente, fusila y monta campos de exterminio. Esto es algo que a día de hoy está ocurriendo en Ucrania, con el patrocinio de la Unión Europea por cierto, y que, si no lo remediamos, ocurrirá de nuevo en España y en toda Europa. Le Pen en Francia, Amanecer Dorado en Grecia, o Casa Pound en Italia, son sólo tres ejemplos de lo que está por venir.

El nuevo capitalismo

Ante la decadencia de la Unión Europea y Estados Unidos, algo que nacerá en España a medio plazo, y que a día de hoy los gurús ni lo esperan, es un partido de ideología capitalista y proteccionista, que se sitúe en el escenario global del lado de Rusia y China fundamentalmente.

Una organización del corte ideológico de Rusia Unida, antieuropeista, que critique abiertamente los horrores que Occidente ha generado en el mundo y el daño que desde Bruselas se le ha producido a España, pero que sin embargo no cuestione el modelo económico fundamental.

Un partido que reivindique la moneda propia, la peseta, la salida de la Unión Europea, y el proteccionismo al más puro estilo Trump amenazando a General Motors.

Este partido, que aún está por nacer, contaría con una amplia base social en España, y con una izquierda desaparecida que ha dejado de reivindicar hasta la salida de la UE, es lo más previsible.

De ahí que el Parlamento Europeo, el pasado mes de noviembre, aprobara una resolución sobre comunicaciones estratégicas de la UE, “para contrarrestar la propaganda de terceras partes”, en la que se afirma que “Rusia lleva a cabo una propaganda hostil contra la Unión Europea, con el apoyo de medios de comunicación como Sputnik y el canal de televisión RT”.

La necesaria organización obrera

Cuando pase la moda de Podemos y para ese entonces IU y el PCE estén disueltos ¿qué hacemos? Frente al asalto del trotskismo al poder, la clase obrera española sólo tiene un camino, organizarse. Hay varias vías para hacerlo: bien tomando el poder en el próximo Congreso Federal del PCE y desbancando a la actual dirección, bien creando una nueva organización política que aglutine a toda esa izquierda huérfana.

Por desgracia, parece que Izquierda Unida no tiene ya solución, su Coordinador General sólo ve dos alternativas, bien culminar la sumisión en Podemos si Vistalegre II la ganan los pablistas, bien creando “un nuevo sujeto político”, de la mano de Iglesias, si es Errejón quien se lleva la partida.

Desde esa enorme cantidad de militantes de base que a día de hoy ya están trabajando para cambiar las cosas, como desde destacadas federaciones, y los innumerables militantes que se han marchado a su casa ante la deriva ideológica de la organización, nacerá o será reconstruida una nueva formación, cuando se haga demasiado evidente que el garzonismo no se desprenderá de las siglas de IU.

Esa nueva o retomada organización obrera, tendrá por delante grandes retos. El primero, obviamente, será su propia supervivencia y posterior posicionamiento, y el siguiente paso será, el establecimiento de un discurso claro, nítido, sin contradicciones, que abogue por la nacionalización de los principales sectores estratégicos, la salida de la Unión Europea, la lucha contra el desempleo, el trabajo precario y el modelo de sociedad patriarcal, y por supuesto, base su discurso en la sensatez, seriedad y solvencia, frente a la payasada y el circo permanente instalados en la mal llamada “nueva política”.

Si la rueda la historia gira y seguirá girando hasta el triunfo definitivo del comunismo, toca tomar la iniciativa y comenzar la ofensiva.

Francisco Frutos: “Podemos a por la liquidación final de la casta: Vistalegre II” (La República).

http://larepublica.es/2017/01/01/podemos-a-por-la-liquidacion-final-de-la-casta-vistalegre-ii/

Podemos a por la liquidación final de la casta: Vistalegre II

14136335819730_997x0

Los jerarcas de Podemos avanzan inexorablemente hacia la liquidación de la casta política. Y lo hacen cómo debe ser, demostrando en la práctica que Podemos puede superar en su funcionamiento a los residuos de aquella casta corrompida que se debía eliminar y a la que, desde entonces, ya han enterrado un par de veces como mínimo. Empezaron quitando argumentos a ésta, con aquello de la transversalidad, intentando orientarnos a la conclusión de que no hay clases con intereses diferentes ya que estamos en la sociedad de los de arriba y los de abajo, como los inquilinos de un bloque de viviendas uniformes cualquiera; y, en esta línea, aceptaron bases, OTAN, Wall Street, el sistema financiero y la UE tal cual, ya que cuando se dan cuenta de que con chulerías verbales no es posible asaltar los cielos, creen que lo mejor es asumirlo y llamar al timbre de la puerta del sistema para ver qué les da éste de los suyo, en vez de organizar y pelear por un verdadero cambio de sociedad. La historia ya se encargará por inercia de hacer la justicia social que antes reivindicaban e iban a llevar a cabo, frente a las antiguallas comunistas, que se cuecen en himnos y banderas rojas.

El proceso a su IIª Asamblea de Vistalegre es, pues, como puede comprobarse en todas sus manifestaciones públicas, alegre, confiado, fraternal, con argumentos teóricos sólidos y gran sabiduría ideológica y política. No importa pegarse algunos trastazos fraternales a la cabeza, ni aceptar al pie de la letra las tesis de los independentistas catalanes para defender su peculiar sistema de federalismo, como colmo de la coherencia de ir de un lado para otro.

Hasta aquí la marcha de Podemos hacia su Vistalegre 2: democracia, debate, buen rollo y nuevos métodos de participación. Y si creen que se han pasado en algunas cosas que no les da buena imagen, con pedir perdón al respetable, todo arreglado.

Y mientras, ¿qué hace la IU de Garzón, Anguita, Centella, jefes políticos y teóricos de la organización, y el resto de socios? Pues nada, esperar pacientemente a que Podemos en Vistalegre 2 decida qué labores auxiliares y de peonaje le dejan hacer a una IU que quieren desaparecida o enterrada, habiéndolo casi conseguido. Una organización que costará reflotar y desenterrar cuando los jerarquillas actuales de la misma constaten que han fracasado y que son radicalmente inútiles para hacer algo provechoso para un proyecto real de la izquierda transformadora, y que en un arrebato tardío de honradez decidan irse a su casa o a pasar humildemente a la base de la organización para arrimar el hombro y ser útiles en algo.

Ante esto, la pregunta histórica y recurrente, ¿qué hacer? Y no puede haber otra respuesta que contestar que lo único que se puede hacer es lo de siempre mejorado, e intentando afinar para no volver a equivocarse. Hay momentos difíciles en los que no puedes hacer otra cosa que mantener la resistencia y no perder el principio de dignidad, sin el cual no puede existir ningún proyecto de transformación social. Ver qué somos, quiénes somos y qué queremos ser, para superar este mal momento actual y avanzar hacia el futuro, teniendo en cuenta el pasado. No renunciar a nada del patrimonio y de la identidad y bagaje útil de la experiencia vivida, superando lo obsoleto y desfasado y potenciando lo válido. Reconstruir el núcleo moral, ideológico y político adecuado al momento actual y a lo que queremos representar. Un discurso único, concreto y claro, en una mezcla dialéctica entre propuesta para hacer frente a los problemas más acuciantes y sus soluciones inmediatas, y la política e ideología para hacer avanzar una perspectiva estratégica de futuro. Siendo conscientes de que sólo a través de una organización crecientemente más sólida y numerosa es posible avanzar. Un organización que pretenda como una de las cosas más importantes, restituir el concepto de dignidad humana como algo imprescindible, la mejora de las condiciones de vida y de trabajo colectivas, acompañado todo de una escrupulosa concepción democrática, participativa y alternativa al sistema capitalista, que prescinda de esnobismos a lo Vistalegre. No veo otra forma consecuente, viable y seria, de Unidad Popular.

La República: La indecente crítica de Santiago Alba Rico a Javier Couso.

http://larepublica.es/la-indecente-critica-de-santiago-alba-rico-a-javier-couso/9209

La indecente crítica de Santiago Alba Rico a Javier Couso

Publicado el 10 de julio de 2016 a las 06:34

“Que Couso se reuna con el asesino gobierno sirio me parece tan repugnante como si se hubiese reunido con los asesinos de su hermano” ha publicado Santiago Alba Rico en su perfil de Twitter.

Estas palabras han encendido a la izquierda política española, que ha cargado contra Alba Rico de forma unánime. Así, el Secretario General del PCPV Javier Parra se ha referido a este tuit asegurando “¿Puede haber un sinvergüenza mayor que Santiago Alba Rico?”.

El actor Willy Toledo, también ha expresado su opinión al respecto: “Repugnante es lo que acabas de vomitar. Por cierto, con los asesinos de su hermano, se reúne tu jefe esta tarde” haciendo alusión a la reunión prevista entre Pablo Iglesias y Obama.

El ex Secretario General del PCE Francisco Frutos, también se ha referido a estas palabras a través de facebook: “Alba Rico, el cada vez más claro ayudante de la CIA, dentro de unos años sabremos porqué y por cuánto, continúa con su tarea de enfangar y destruir la conciencia de la izquierda. Después de engañar y engatusar a un montón de gentes con aquello de “ni OTAN, ni Milosevic”, “ni OTAN ni Gadafi”, “ni Otan ni Bashar al Assad”, etc. y lanzar documentos a la firma de incautos, y no tanto, para que hubiera “intervenciones humanitarias” a base de bombardeos masivos para salvar a los pueblos de Yugoslavia, Libia, Siria…., de sus “torturadores, asesinos, bombardeadores, tiranos, déspotas, ahora arremete contra Javier Couso, por aquello de que lo que no se puede controlar y manipular se destruye. No tiene suficiente este cómplice del crimen con contemplar los efectos demoledores contra personas y pueblos que han representado y representan las guerras citadas, sobre las cuales ya nadie puede esconder los hechos ni a sus responsables, con la destrucción de Afganistán, por EEUU, Europa y sus criaturas talibanes; o la intervención en Iraq, Libia, Siria, Yemen…, con la creación de movimientos mercenarios y terroristas que apuntan a todo el mundo. No tiene suficiente este canalla de la manipulación de las ideas marxistas y de izquierdas, de la paz y la revolución, por su parte y la de su chusma ideológica, que comparte plena y objetivamente con la misma mafia de la guerra, el armamento, el neoliberalismo y el saqueo de los pueblos, que todavía se atreve a cargar contra una persona como Javier Couso, que, de acuerdo con sus convicciones y, también, con algo tan sentido como el recuerdo de su hermano asesinado, busca, no la venganza, sino la forma de contribuir a acabar con tanta muerte, destrucción y odio y utiliza su responsabilidad de eurodiputado de IU y su cargo de vicepresidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento Europeo para conocer a fondo la realidad e intervenir sobre ella para solucionar los porblemas con la política, la paz, la convivencia y el entendimiento entre personas y pueblos, aún con posiciones ideológicas diversas,y no la amenaza, la guerra y el levantamiento de odios entre pueblos, culturas y religiones. Javier Couso es actualmente el cargo político público con más preparación, ideas y alternativas en el panorama internacional. Alba Rico apunta a la laminación de Couso para que sean sus fraudulentos análisis y sus profundas perversiones morales las que mantengan algo de retórica ante un sector de la izquierda”.

Algunas frases inolvidables de Santiago Alba Rico:

«La intervención de la OTAN en Libia salvó vidas.»

«No es la OTAN quien está bombardeando a los libios sino Gadafi»

«No creo, sinceramente, que la OTAN vaya a invadir Libia» A las dos semanas de decir esto, la OTAN ya estaba invadiendo y machacando Libia.

«[La OTAN] ha bombardeado muy poco Libia con el propósito de alargar la guerra y tratar de gestionar una derrota del régimen sin verdadera ruptura con él»

Sobre los acontecimientos de Ucrania dicho personaje acaba de publicar un artículo titulado “Podemos en Ucrania” en el que afirma entre otras lindezas lo siguiente:

“En Ucrania no ha habido un golpe de estado ultraderechista; hubo una rebelión, un “movimiento muy amplio y espontáneo de los ciudadanos indignados”

En el citado artículo llega a afirmar que no ha habido el Gobierno de Yakunovich ha caído por la “espontánea, heroica y desesperada acción de miles de ucranianos“.

«EEUU nunca ha intervenido tan poco, lleva diez años sin intervenir militarmente en ningún sitio»

Couso se reúne en Damasco con el Gobierno e instituciones sirias para analizar vías para la paz

El eurodiputado de Izquierda Unida y vicepresidente de la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo (AFET), Javier Couso, ha llegado este sábado a Damasco donde mañana por la mañana mantendrá una reunión con el presidente, Bashar al Asad, para analizar la situación del conflicto y las vías para avanzar hacia la paz en Siria. Couso ha sido recibido en el Parlamento por la nueva presidenta Hadia Half Abás y representantes de todos los partidos políticos. Esta tarde se verá con diversas personalidades religiosas, como el patriarca ortodoxo y el gran muftí de Siria.

“Hemos tenido la ocasión de tener un diálogo cordial y muy constructivo con representantes de todos los partidos políticos. Coincidimos en la visión de que la única salida hacia una paz justa pasa por entablar un diálogo entre el Gobierno legítimo y la oposición no terrorista”, ha dicho Couso.

Cualquier intento de derrocamiento del Gobierno sirio “ya sea por la vía militar o por la vía terrorista”, ha añadido, “provocará una situación de violencia sectaria similar a la que se vive en Irak, donde las minorías étnicas y religiosas son perseguidas y aplastadas”.

Para el eurodiputado, además, resulta vital “el cese de la injerencia extranjera, de las interferencias de países como Arabia Saudí, Qatar o Turquía” porque “el futuro del país deben decidirlo los ciudadanos sirios”. Asimismo, ha sostenido que, dentro del proceso de paz, la UE debe comenzar a estudiar el levantamiento de las sanciones y el bloqueo comercial impuesto desde 2012, ya que “sólo sirve para causar sufrimiento a la población civil”.

Durante las conversaciones, los representantes del Gobierno sirio han transmitido a Couso su predisposición a realizar reformas constitucionales y elecciones a todos los niveles, como medida de reconciliación del pueblo sirio. Tras la visita al Parlamento, Couso se ha desplazado a un hospital militar, donde ha podido comprobar de primera mano las carencias que atraviesan los pacientes, heridos y mutilados por la guerra, que no tienen acceso a determinados tratamientos y a prótesis, fruto del bloqueo.

Esta visita, fruto de meses de intenso trabajo, parte a iniciativa del propio Couso, y ha contado con varias etapas. Ayer mismo, el vicepresidente de AFET, que va acompañado por las eurodiputadas Tatjana Zdanoka (Los Verdes) y Yana Toom (Liberales), tuvo la ocasión de entrevistarse en Beirut con representantes de la rama política de Hezbolá y del Partido Comunista de Líbano.

“No queríamos reducir esta visita a Damasco porque el objetivo principal era reunirnos con el mayor número posible de actores en la zona para tener una visión de conjunto de una guerra que debe terminar ya”, ha explicado Couso, que ha puesto en valor también el esfuerzo de Líbano por contener al terrorismo de Daesh y Al Nusra, así como la acogida de 1,5 millones de refugiados.

Recomendable entrevista a Carmelo Suárez, Secretario General del Partido Comunista de los Pueblos de España, sobre la situación en Grecia y las estrategias del capital (Radio San Borondón/LibreRed). Comunicado del PCPE sobre Grecia.

http://pcpe.es/index.php/comite-central/item/2147484251-declaracion-del-ce-del-pcpe-sobre-la-situacion-en-grecia

Declaración del CE del PCPE sobre la situación en Grecia

El Comité Ejecutivo del PCPE, tras seguir los acontecimientos relativos a la situación de Grecia durante las últimas semanas, emite la siguiente declaración:

1)El nuevo memorándum acordado en la noche del 12 de julio y aprobado anoche en el parlamento griego es un ataque sin paliativos al pueblo trabajador griego. La mayor parte de las medidas acordadas por unanimidad en Bruselas suponen una profundización en la ya terrible situación social y laboral del país y avanzan nuevas privatizaciones que servirán para un nuevo saqueo del país y un enriquecimiento de los monopolios griegos y extranjeros.

2)Las negociaciones entre el gobierno griego y el Eurogrupo, marcadas por sucesivos movimientos, desinformaciones, amenazas y maniobras varias, han puesto en evidencia las distintas aspiraciones e intereses que se producen en el seno de esa alianza imperialista que es la Unión Europea. Los distintos enfoques de Francia e Italia o Alemania son expresión de las pugnas internas que se producen en el seno de la UE, pero que no obstante coinciden en un elemento principal: cargar sobre la clase obrera y los sectores populares el peso de un nuevo proceso de acumulación que favorezca a los monopolios.

3)La aprobación en el parlamento griego, en la noche de ayer, del memorándum presentado por el gobierno de SYRIZA, ha mostrado con absoluta claridad las limitaciones que supone la gestión capitalista. A pesar de la retórica inicial, se comprueba que ni las mayorías absolutas ni el recurso a los referéndums benefician a la mayoría trabajadora en tanto se continúe bajo la lógica de las instituciones capitalistas y sin un modelo alternativo real. La socialdemocracia, nueva o vieja, ha vuelto a ejercer su papel de legitimador y aplicador de las políticas antiobreras, y sigue poniéndose del lado del gran capital.

4)Específicamente, el caso del referéndum del 5 de julio ha sido clarificador. Mientras inicialmente el gobierno de SYRIZA pedía el “NO” a la propuesta de la Comisión Europea, el BCE y el FMI, se ha terminado por pactar un acuerdo más duro que el se rechazaba hace escasos días, generando con ello aún más frustración en el pueblo griego y en todos aquellos que confiaron en Tsipras. Todo un engaño al pueblo trabajador griego que tiene su correlato en nuestro país en organizaciones como PODEMOS o IU, que siguen fomentando ilusiones sobre la gestión humana del capitalismo.

5)El PCPE quiere dejar constancia de su expreso apoyo en todo este proceso al Partido Comunista de Grecia (KKE), que ha mantenido una firme posición por la salida de la UE y el euro con el pueblo en el poder, la única realmente viable en beneficio de la clase obrera y el pueblo, a la vez que ha denunciado las distintas maniobras tanto del gobierno de SYRIZA como de los acreedores, teniendo que soportar por ello la incomprensión, las difamaciones y las calumnias  de todo tipo de oportunistas, tanto en Grecia como en España.

6)El PCPE considera que lo ocurrido en Grecia genera importantes enseñanzas para la lucha de la clase obrera y el pueblo trabajador en nuestro país. Por una parte ha mostrado los límites de la gestión capitalista, pero también ha servido para mostrar la ceguera de todo tipo de oportunistas que han fomentado ilusiones sobre la posibilidad de una salida favorable al pueblo sin una ruptura con la UE imperialista que se dé bajo parámetros socialistas.

7)El PCPE llama al conjunto de la clase obrera y sectores populares a avanzar en el planteamiento de una verdadera alternativa fuera de las cadenas de las estructuras imperialistas como la UE y la OTAN, y a la salida del euro en el marco de un proceso de construcción de verdadero poder obrero y popular.

Madrid, 16 de julio de 2015
Comité Ejecutivo
PCPE

Un comunicado bastante claro del Partido Comunista de los Pueblos de España: Solidaridad con los comunistas ucranianos.

http://pcpe.es/index.php/internacional/item/2147484270-solidaridad-con-los-comunistas-ucranianoshttp://pcpe.es/index.php/internacional/item/2147484270-solidaridad-con-los-comunistas-ucranianos

Solidaridad con los comunistas ucranianos

El Partido Comunista de los Pueblos de España, ante la decisión del Ministro de Justicia ucraniano de excluir a las organizaciones comunistas de los próximos procesos electorales, manifiesta su más absoluta condena y rechazo. Esta decisión gubernamental supone un paso más en el avance del anticomunismo en Ucrania, significando en la práctica la prohibición de actos de propaganda, recuerdo, símbolos y homenajes a la lucha de los y las comunistas de ese país.

La reciente legislación ucraniana, dirigida específicamente contra las organizaciones comunistas, profundiza en la campaña anticomunista desarrollada en otros países europeos. Supone la difamación y la manipulación de la historia socialista y antifascista de la clase obrera ucraniana y reafirma el carácter plenamente reaccionario del gobierno golpista ucraniano. Lamentablemente no nos sorprenden estas actitudes del gobierno de Kiev, fiel defensor de los intereses imperialistas en la región y por tanto, profundamente anticomunista.

Condenamos a su vez a sus aliados en la zona, Unión Europea y los Estados Unidos, quienes con su apoyo muestran la verdadera cara de la democracia burguesa; la férrea dictadura del capital y el intento de acabar con los derechos de la clase obrera. La Unión Europea y los EEUU tienen las manos manchadas de sangre; son instigadores de la persecución anticomunista y cómplices de la guerra que azota al este de Ucrania.

Denunciamos también a todos aquellos partidos socialdemócratas, especialmente IU y PODEMOS, que siguen defendiendo la cara social de la maquinaria imperialista europea en su afán de un capitalismo más eficiente. Es la Europa social la que apoya el anticomunismo y ataca los derechos de la clase obrera en Ucrania, Grecia o España. Su cinismo y manipulación debe ser denunciado. La realidad es bien distinta. La burguesía, con los resortes del poder, instituciones y todos medios a su alcance, ha declarado la guerra a la clase obrera, sus ideas, partidos y memoria. No cabe la paz con el anticomunismo más reaccionario. No hay bondad democrática en el anticomunismo de la UE.

El PCPE expresa su más profunda solidaridad con los comunistas ucranianos y su pleno apoyo en su lucha frente a la represión, persecución política y manipulación histórica.

Madrid, 29 de julio de 2015
Área Internacional
PCPE

Pablo Iglesias (Podemos), a favor de la OTAN y la UE y en contra de Rusia y el mundo multipolar. Menudo elemento.

El sitio web LibreRed publicó recientemente un artículo sobre un breve intercambio de Pablo Iglesias con la prensa en relación a la situación en Grecia y Europa durante la presentación de un libro de Manuel Castells. Pablo Iglesias realizó algunas consideraciones que dan poco margen para la duda sobre sus posiciones en relación a la OTAN y Rusia y, por tanto, en relación al intento de construir un mundo multipolar donde los EEUU y sus aliados de la OTAN no tengan la absoluta hegemonía. La Federación Rusa es, no hace falta decirlo, una pieza fundamental de ese mundo multipolar, del que además forman parte China, Cuba, Venezuela y, en general, toda una serie de países progresistas en América Latina y en el mundo que mantienen alianzas estratégicas con Rusia. Las palabras textuales de Pablo Iglesias, según las cita LibreRed, son las siguientes:

Si se articula una suerte de nuevos gobiernos en Europa con políticas keynesianas, si conseguimos doblar el brazo a los socialdemócratas y que cambien de bando habrá una posibilidad. Y, si no, vendrá Marine Le Pen y dirá: ‘Hemos ganado las elecciones en Francia, tenemos armas nucleares y nuestro principal aliado es Rusia. Ni Unión Europea ni OTAN. Si ganamos aquí, el enemigo son las élites locales a las que vamos a hacer llorar un poquito. Y si no, ¿la alternativa es Marine Le Pen? Alianzas con Rusia, vísperas de la tercera guerra mundial. La política es abyecta”.

Queda bien claro cuál es su posición: mejor una Francia dentro del polo imperialista de la UE y la OTAN que fuera de la OTAN y aliada a Rusia -que sea Marine Le Pen quien hipotéticamente llevara a cabo tal política es una cuestión secundaria aquí-. Parece también que Pablo Iglesias considera que la posición actual de Francia y la UE con respecto a la OTAN y los EEUU supone una mayor garantía para evitar una tercera guerra mundial. Extrañas posiciones las suyas teniendo en cuenta la política agresiva de la UE y la OTAN en relación a Ucrania y el Medio Oriente y, por supuesto, en relación a Rusia en particular.

Pues eso,…menudo elemento.

Partido Comunista de los Pueblos de España: ¡BASTA DE FALSAS ILUSIONES!

http://pcpe.es/index.php/component/k2/item/2147483936-basta-de-falsas-ilusiones

¡BASTA DE FALSAS ILUSIONES!

Los acontecimientos se suceden con rapidez en nuestro país. En menos de una década se ha desatado una crisis capitalista sin precedentes que ha desembocado en una aguda crisis política. Por todas partes crece la desconfianza del pueblo hacia las instituciones, hacia el bipartidismo, hacia la monarquía, etc. Y en este contexto, crecen también quienes tratan de generar falsas ilusiones entre la gran masa explotada.

Se precipitan los acontecimientos.

El mismo día en que se escribe este artículo, el diario El País publica una nueva encuesta en la que PODEMOS se confirma como primera fuerza política, con un 27,7% del voto estimado. Al mismo tiempo, se suceden los enfrentamientos internos en Izquierda Unida, que parece querer precipitarse por sí sola al abismo. Por su parte, el PSOE trabaja a la desesperada tratando de remontar encuestas, mientras que el PP vende humo y golpea sin compasión a la clase obrera y a los sectores populares, afilando sin cesar las armas represivas del Estado.

En el plano internacional crecen las contradicciones entre las distintas potencias imperialistas y, una vez más, la guerra toca a las puertas de la vieja Europa, en este caso en Ucrania. Los Estados europeos pactan entre sí contra la clase obrera y para tener más oportunidades en la brutal competencia que mantienen con otros bloques y potencias por un nuevo reparto del mundo, de las materias primas, de los recursos y rutas energéticas.

Hoy, la mitad de la renta mundial está en manos del 1% de la población (110 billones de dólares), una cifra 65 veces mayor que el total de la riqueza que posee la mitad más pobre de la población mundial1. Los ricos cada vez más ricos y los pobres cada más pobres. Una cruel paradoja si se tiene en cuenta que existe una clase obrera mundial y un desarrollo científico – técnico que permitirían satisfacer las necesidades populares y garantizar una vida digna, para todos y todas y en plena armonía con la naturaleza. El único obstáculo para alcanzar ese objetivo es la existencia de un sistema caduco, corrupto y cada vez más parasitario, asentado en las relaciones capitalistas de producción que se levantan sobre la propiedad privada de un puñado de oligarcas que todo lo poseen. Un sistema agonizante que trata de mantenerse en pie a consta de provocar la destrucción del planeta, la muerte y el sufrimiento de millones y millones de seres humanos.

No hay un camino fácil.

En estas condiciones, la militancia comunista está teniendo que responder a preguntas sobre la posición del Partido Comunista respecto a los llamados “procesos de convergencia”, nueva versión de la vieja “unidad de la izquierda”. También hemos tenido que responder a las manidas acusaciones de sectarismo, dogmatismo, etc., que cíclicamente ha enfrentado el movimiento comunista, desde tiempos de Marx y Engels, cada vez que la clase obrera y el pueblo han dicho basta y se han puesto en pie. Y es normal que así sea, pues de un lado se expresan las profundas ansias de cambio que embargan a amplias masas populares y, de otro, el constante intento de las clases dominantes, y de quienes llevan su voz al movimiento obrero y popular, de aislar a la vanguardia comunista.

Hemos combatido con insistencia a quienes, desde el estallido de la crisis capitalista, han dicho a la clase obrera que debe apretar el cinturón, que debe aceptar los ajustes y esperar pacientemente a que se supere la crisis porque, entonces, según nos dicen, recuperaremos los derechos perdidos. ¡Es mentira! Y así lo hemos reiterado. También nos hemos enfrentado a aquellas posiciones que pretenden enterrar las formas de lucha y organización levantadas por el movimiento obrero y probadas en el fuego del combate, con quienes han pretendido y pretenden diluir las posiciones revolucionarias en movimientos amorfos, en nombre de la posmodernidad y el cosmopolitismo del capital.

Pero hoy eso no basta. Debemos abrir un nuevo frente de lucha político – ideológica contra la expresión de esas posiciones organizada en el plano político. Contra quienes ofrecen formulas y caminos sencillos para solucionar los problemas obreros y populares, soluciones tan fáciles y pacíficas como falaces. Quienes ante las dificultades que objetivamente atraviesa el sistema capitalista, pretenden participar de su reorganización y se levantan como nueva socialdemocracia, para conducir la lucha a los cauces del parlamento burgués, buscando una vez más que todo aparente cambiar mientras perdura la explotación. Quienes, como primero hiciera el PCE Eurocomunista, y ahora sus herederos de IU o PODEMOS, ocultan el problema político central de la lucha obrera y popular que seguirá siendo responder a una pregunta: ¿qué clase está en el poder?

Centralidad de la clase obrera y lucha por el poder.

Y es que algunos no luchan por el poder de la clase obrera, sino por el Gobierno para sí mismos. Con ello tratan de ser útiles al dilema en que se debate la oligarquía respecto a las formas de gestionar la crisis: ¿gestión liberal o gestión keynesiana? El problema de la segunda opción, la keynesiana, es que la socialdemocracia clásica hace aguas e, implicada hasta la médula en la gestión más burda del corrupto poder de los monopolios, ha perdido gran parte de su histórica capacidad de engaño al pueblo trabajador. Así lo evidencia el caso del PASOK en Grecia, al que seguirá en buena medida el PSOE camino del desastre. Hace falta entonces un nuevo becerro de oro, un nuevo señuelo para conducir al redil a la clase obrera y a los sectores populares. Nace entonces esa nueva socialdemocracia que tan bien representa SYRIZA y que en España tratan de representar, compitiendo hasta el ridículo, Izquierda Unida y PODEMOS, con un PCE reducido a la nada y limitado a reproducir en su web los comunicados del Partido de la Izquierda Europea y a agasajar a los nuevos socialdemócratas griegos.

Frente a todos ellos, nos situamos quienes afirmamos que la clase obrera de este país dirá la última palabra. Quienes defendemos la centralidad de la contradicción capital – trabajo, quienes pretendemos elevar la lucha de clases a lucha por el poder obrero y popular, tal y como hoy hacen nuestros hermanos griegos del KKE. Quienes denunciamos los intentos que pretenden situar a la clase obrera bajo la dirección de sectores pequeñoburgueses y capas medias, que no luchan por erradicar la explotación y el sistema que la sustenta, sino por elevar, o cuando menos mantener, su propia posición dentro del mismo y defienden una batería de utópicas reformas democráticas en un sistema dictatorial que tiende a la reacción en todos los terrenos.

Fortalecer el frente de lucha ideológica contra la nueva socialdemocracia.

Ni marchamos bajo bandera ajena ni nos dejaremos envolver por las falsas ilusiones que algunos tratan de generar. Como se puso de relieve en el mitin obrero celebrado en Madrid el pasado 24 de Enero, frente al “ciudadanismo” de algunos, que reúnen en un mismo círculo a explotadores y explotados bajo la peligrosa bandera de la transversalidad, reivindicamos la posición clasista y el papel de partido obrero, sin admitir presión alguna y contestando a cada ofensiva con una contraofensiva. No nos dirigimos a todos los ciudadanos y ciudadanas, ni tampoco a la gente en abstracto, nos dirigimos a los obreros y obreras de nuestro país y a todos aquellos sectores que viven de su trabajo, o que más bien malviven en las actuales condiciones, fruto de la pérdida de derechos o de la propia posibilidad de trabajar.

Nuestra lucha jamás contará con el favor de la Sexta, de Cuatro o de Público, ni siquiera con la propaganda diaria de la caverna mediática; tampoco tenemos dinero para tratar de comprar una televisión local. Pero contamos con el trabajo militante de miles de personas, obreros y obreras conscientes de nuestro país a los que no se puede engañar tan fácilmente. Porque mientras algunos subestiman constantemente a la clase obrera, bien desde sus cómodos escaños parlamentarios o bien desde la academia, la militancia comunista confía en la fuerza del trabajo y se siente cómoda a pie de fábrica, discutiendo en el taller y en el cuarto de aseo de cualquier centro de trabajo, en una lucha tenaz donde prima la organización y la conciencia de que nos enfrentamos a un poderoso enemigo al que no será fácil vencer y al que, desde luego, no se derribará con meros malabarismos parlamentarios, cuyos límites se ponen ya de manifiesto en Grecia.

Luchamos por la independencia política e ideológica de la clase obrera contra quienes le arrojan a diario basura ideológica a los ojos, tratando de cegarla para apartarla del camino que tiene que recorrer y que, más temprano que tarde, sin duda recorrerá.

Llamamos a la militancia comunista a combatir ideológicamente a la nueva socialdemocracia sin concesión alguna, llámese ésta PODEMOS, Izquierda Unida o como finalmente decidan llamarse, vayan en una única lista electoral o vayan en cincuenta. Llamamos a abrir espacios de debate en cada centro de trabajo, en cada oficina, en cada tajo, en los centros de estudio, en cada barrio, en cada lucha y con todos los medios a nuestro alcance: la prensa revolucionaria, las redes sociales, con la octavilla en la mano y, fundamentalmente, en el cuerpo a cuerpo, con el convencimiento de que ¡no hay objetivo grande para un destacamento revolucionario, no hay metas imposibles para un pueblo que tiene confianza en su propia fuerza! 2

¡Combatiendo a la nueva socialdemocracia!

R.M.T.