Granma: Presidente Putin felicita a Cuba por aniversario de la Revolución.

http://www.granma.cu/mundo/2015-12-31/presidente-putin-felicita-a-cuba-por-aniversario-de-la-revolucion-31-12-2015-21-12-39

MOSCÚ.— El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aseguró este jueves en un mensaje a su par cubano, Raúl Castro, que las relaciones de amistad y cooperación entre ambos países re­sistieron la prueba del tiempo y se en­cuentran en un nivel muy alto.

Putin felicitó al mandatario de Cu­ba a propósito del Día de la Li­beración de la Isla el 1ro. de Enero de 1959 y por el advenimiento de un nuevo año de la Re­vo­lución, y expresó seguridad en el re­forzamiento de los lazos de colaboración estratégica bilateral, in­formó Pren­­­sa Latina.

Al clausurar en La Habana el VI Pe­riodo Ordinario de la VIII Le­gis­latura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en tanto, el gobernante cu­bano destacó el alcance de la colaboración con Moscú.

Como ejemplo refirió el convenio firmado con el Gobierno de Rusia pa­ra el financiamiento en condiciones ventajosas de cuatro bloques de 200 megawatts de generación eléctrica ca­da uno y la modernización de la in­dustria siderúrgica de la Isla.

Desde otro punto de vista, el jefe de Estado cubano señaló que de ma­­nera temprana Cuba advirtió que la política de sanciones unilaterales con­tra Rusia y el estrechamiento del cerco de la OTAN en sus fronteras, solo ha favorecido un clima de ma­yor inestabilidad e inseguridad en la re­gión.

Por otra parte, Putin envió también una misiva de felicitación al presidente de Venezuela, Nicolás Ma­duro, en la que calificó de muy exitoso el año que concluye para la co­operación estratégica entre los dos países.

Instó, igualmente, a continuar fortaleciendo las relaciones en aras de garantizar la paz y la estabilidad.

Otra felicitación oficial de Putin a la presidenta brasileña, Dilma Rou­sseff, expresa confianza en poder continuar un diálogo común encaminado a fomentar las relaciones bilaterales, en particular en el contexto de la ONU, el grupo Brics (Brasil, Rusia, In­dia, China y Sudáfrica) y otros foros multilaterales.

Anuncios

RIA Novosti: Cuba, la primera escala de la gira de Putin por América Latina.

http://sp.ria.ru/revista_de_prensa/20140708/160710761.html

Cuba, la primera escala de la gira de Putin por América Latina

Foto: Nezavisimaya Gazeta / RIA Novosti.

Moscú, 8 jul (Nóvosti).

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, emprenderá a finales de esta semana una gira por países de América Latina, haciendo la primera escala del viaje en Cuba, donde se reunirá con el líder de la revolución cubana, Fidel Castro, escribe hoy Nezavisimaya Gazeta.

El mandatario ruso visitará Cuba, Argentina y Brasil entre el 11 y el 16 de julio.

Se prevé que la primera visita oficial de Putin a Argentina se produzca el 12 de julio. De allí el mandatario ruso se dirigirá a Brasil para asistir, el 13 de julio, a la final del Mundial 2014 y luego tomar parte de la cumbre de BRICS en Fortaleza.

En Cuba, según comenta Nezavisimaya Gazeta, Putin abordará con Fidel Castro asuntos concernientes a la cooperación técnico-militar entre Moscú y La Habana, entre otros temas.

El diario ruso subraya que el jefe del Kremlin no viaja a la isla con las manos vacías. El 4 de julio, la Duma de Estado (Cámara baja) rusa ratificó un acuerdo con La Habana por el que se perdona al país caribeño el 90% de los 35.200 millones de dólares adeudados desde los tiempos de la URSS.

Tras la condonación del 90% de la deuda, el restante 10% (cerca de 3.520 millones) se cancelará durante diez años mediante pagos semestrales iguales. Esta suma luego será reinvertida en la economía isleña, aseguran en Moscú.

Según el director del Instituto de América Latina de la Academia de las Ciencias de Rusia, Vladímir Davídov, la visita de Putin a América Latina es una “muestra de respeto” y una señal de entendimiento del creciente papel de la región en la economía mundial y la política.

“Por otro lado, la visita tiene lugar en un momento difícil, cuando Occidente trata de aislar a Rusia”, precisó Davídov al agregar que en Moscú se percibe el “trato amistoso de la opinión pública latinoamericana y eso vale mucho”.

Rusia negocia con Cuba, Venezuela y Nicaragua la instalación de centros de mantenimiento para buques y no bases militares (RIA Novosti / Prensa Latina).

http://sp.ria.ru/Defensa/20140329/159642617.html

Rusia abrirá en América Latina centros de mantenimiento para buques y no bases militares

Viceministro de Defensa ruso Anatoli Antónov / Foto: RIA Novosti.

Moscú, 29 de marzo, RIA Novosti.

Moscú está negociando con varios países de América Latina la creación de centros de mantenimiento para los buques de la Armada rusa, y no bases militares, comunicó el viceministro de Defensa, Anatoli Antónov.

“Las informaciones de que Rusia tiene supuestos planes de instalar bases militares en varios países latinoamericanos y, en general, se prepara para una ‘expansión militar’ en esa región, no coinciden con la realidad”, dijo Antónov en rueda de prensa.

Comentó que esos rumores son propagados por los medios de comunicación opositores que han “desencadenado una guerra de información en Venezuela y Nicaragua”.

“El objetivo es difamar a los Gobiernos de esos países, poner en duda el carácter mutuamente beneficioso de la cooperación militar y técnico-militar con Rusia”, apuntó Antónov.

Señaló que la cooperación militar y técnico-militar con los países de América Latina está dirigida ante todo a mantener la estabilidad y seguridad internacional y que ese tipo de acuerdos internacionales es una práctica común que impulsa el desarrollo de la infraestructura y favorece el progreso económico de los países.

Refiriéndose a los centros de mantenimiento, indicó que al intensificar su presencia naval en el continente latinoamericano, Rusia busca ante todo crear condiciones que permitan simplificar los procedimientos para la entrada de sus barcos en puertos de la región.

“Debido a la gran distancia de las costas de Rusia, también nos interesa repostar alimentos y agua, y en algunos casos tener la posibilidad de hacer pequeñas y medianas reparaciones en los buques”, señaló Antónov.

Agregó que con estos fines Moscú ya está negociando con sus socios de Nicaragua, Venezuela y Cuba.

_________

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2525901&Itemid=1

Rusia descarta instalación de bases militares en Latinoamérica

Moscú, 29 mar (PL)

El viceministro de Defensa Anatoli Antonov aclaró hoy que Rusia sostiene negociaciones con países latinoamericanos para el establecimiento de algunos puntos de apoyo y aprovisionamiento a busques de la flota rusa, pero nada de instalar bases militares. (RadioPL)

Las versiones de prensa difundidas acerca de supuestos planes de emplazar bases militares en determinados países, y en general, de una expansión militar rusa en América Latina no se corresponde con la realidad, afirmó Antonov durante un encuentro este sábado con la prensa.

El viceministro asoció tales rumores a la campaña de medios opositores como parte de la guerra mediática desatada en Venezuela y Nicaragua, en particular, opinó.

Antonov llamó la atención acerca del propósito de la prensa controlada por la oposición en esos países de proyectar una sombra sobre el liderazgo político en esos estados latinoamericanos y crear incertidumbre en torno al carácter de la cooperación técnico-militar con Rusia.

Dijo que a tales efectos aparecen en los comentarios periodísticos elementos distorsionados o en otros casos, una abierta tergiversación de hechos, lo cual demuestra la falta de voluntad de entender, y de divulgar, las verdaderas intenciones y tareas de nuestra política en esa región.

En relación con esto, quiero subrayar que la cooperación técnico-militar de Rusia con países latinoamericanos está enfocada en primer término al apoyo a la estabilidad regional y a la seguridad internacional, enfatizó el viceministro de Defensa.

Agregó que no tiene por objeto violentar o socavar intereses algunos. Nos apoyamos exclusivamente en el consentimiento voluntario y consciente de nuestros socios para desarrollar vínculos a largo plazo, indicaron las principales agencias rusas.

Según Antonov, se entiende por una activa presencia de la flota rusa en Latinoamérica a la creación de condiciones para facilitar un mantenimiento de sus buques en puertos de esa región.

Explicó que debido a la distancia geográfica de las costas de Rusia, el Ministerio de Defensa tiene interés en garantizar un aprovisionamiento de alimentos y agua a las tripulaciones, así como de la logística del descanso para los marinos rusos.

Subrayó asimismo la posibilidad de que puedan efectuarse en dichos puntos reparaciones medianas y pequeñas a las naves de la armada rusa. Refirió también la posibilidad de que puedan ampliarse esos servicios a la aviación de lejano alcance.

Son precisamente los objetivos de nuestras negociaciones con los colegas de Nicaragua, Venezuela y de Cuba, sobre las perspectivas de convenios para el apoyo técnico-material a nuestros buques, los cuales no tienen que ver con bases militares ni planes de una presencia permanente en esa zona, enfatizó el vicetitular ruso.

Aclaró que esos citados acuerdos guardan total apego con los acuerdos internacionales y no ponen en entredicho la soberanía de los estados partes.

Las bases militares rusa están dislocadas en territorios de Armenia, Abjasia, Osetia del Sur, en Belarús, Kazajstán, Kirguistán y Tayikistán, estos últimos estados miembros de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva en el espacio postsoviético.

El único enclave (naval) fuera de Rusia es Tartus, en Siria.

tgj/oda

Vicky Peláez (Opinión, RIA Novosti): Rusia y Latinoamérica cada vez más cerca.

http://sp.ria.ru/opinion_analysis/20140110/158953020.html

Vicky Peláez / Foto: RIA Novosti.

Rusia y Latinoamérica cada vez más cerca.

No hay mejor progreso de la civilización que el progreso del poder de cooperación (John Stuart Mill, 1806-1873)

El mundo entero está actualmente en proceso de  evolución. Europa, incapaz de encontrar salida de la severa crisis económica, se enrumba, según el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, a la creación de un espacio económico común, libre de la estructura Nación-Estado y para eso quiere erradicar identidades nacionales y  tradiciones  acumuladas desde tiempos ancestrales.

Por su lado, el mentor y patrón de la Unión Europea, Estados Unidos – la única superpotencia en el mundo- se está esforzando, para preservar, de acuerdo a Barack Obama, su “liderazgo global y mantener la superioridad militar”. A la vez, dice Obama, “reforzar todos los aspectos del poder norteamericano en el mundo  que está en proceso de cambio y requiere el liderazgo estadounidense”. Tanto la Unión Europea (UE) como la Norteamérica están luchando por mantener el mundo unipolar.

Simultáneamente con esta tendencia de unificación del poder globalizado, está en marcha en Euroasia, especialmente en Rusia,  un proceso opuesto dirigido hacia la creación del mundo multipolar. Lo interesante es que esta orientación la está tomando también América Latina ubicada en el otro extremo del globo terráqueo. Desde el año 2005, Latinoamérica entró en el ciclo, llamado por el presidente de Ecuador, Rafael Correa “cambio de época”, lo que se expresa en el desmantelamiento de las estructuras del “patio trasero” y el inicio del proceso de integración en el continente. A diferencia de UE, ellos quieren conservar y reforzar  las estructuras del Estado-Nación y las tradiciones oriundas de cada pueblo. En términos de Hugo Chávez, el futuro de Latinoamérica estará asegurado en un mundo pluripolar.

Rusia también en los últimos tres años inició su propio proceso del “cambio de época”. Esto se refleja en su política, tanto nacional como internacional, que cada vez es más acertada y  definida con mayor claridad dejando atrás las ambigüedades de la perestroika y el entreguismo aberrante  de la década Yeltsin. Quizás esta coincidencia explica el  crecimiento de las  relaciones, cada año más dinámicos, entre Rusia y América Latina. Esta relación ya no tiene una connotación ideológica sino es más pragmática, orientada a los intereses económicos y financieros.  Sin embargo, siempre queda un “sabor nostálgico”, según el analista del Elcano Royal Institute, Carlos Malamud.

No hay que olvidar que con el inicio de “perestroika”, la Unión Soviética y después de su desintegración Rusia,  habían abandonado  todo lo que logró la Unión Soviética en 75 años de su existencia en Latinoamérica, tanto en el aspecto económico como político y en especial, cultural. Prácticamente cedieron voluntariamente sus posiciones en el continente a los Estados Unidos a cambio de nada. Se entusiasmaron con las recetas del Consenso de Washington que fueron presentadas hábilmente por del economista de la Universidad de Harvard, Jeffrey Sachs como un camino seguro hacia el bienestar y el desarrollo. En la práctica este modelo, a sabiendas de sus mentores,  llevó a los rusos  hacia el  “desarrollo del subdesarrollo”.

Lo mismo pasó en América Latina en los años 1980-1990 cuando todo el continente se sumergió en una crisis económica y financiera cuyas consecuencias reforzaron la hegemonía de los Estados Unidos. Esta fórmula arrojó a Latinoamérica a un ciclo de dependencia y pérdida de la soberanía, a excepción de Cuba que siguió su propio camino ignorando el beso de despedida que le dio  Mijaíl Gorbachov a Fidel Castro. Pero como todo fluye en este mundo y nada se queda igual, llegó el momento para el despertar popular en América Latina que la impulsó a la búsqueda de su propia identidad y a la integración regional. Nuevas realidades exigieron a los gobernantes a buscar nuevos aliados y mercados para romper el cerco de la dependencia edificado por Norteamérica. Por eso, no es de extrañar que Latinoamérica empezó a percibir que Rusia, junto con China son los países con los cuales podría compartir  beneficios.

Rusia también percibió a tiempo que Latinoamérica se estaba convirtiendo en una importante región con un pujante desarrollo económico que podría convertirse en el futuro en un importante socio económico y político. Tanto los pueblos latinoamericanos como los rusos están apoyando la agenda multipolar, en términos rusos o pluripolar, de acuerdo a los habitantes del continente. También  la mayoría de los gobiernos latinoamericanos, igual que los gobernantes rusos  rechazan enérgicamente la imposición y el uso de la fuerza para la solución de los conflictos internacionales. Esta tendencia de coincidir se ha visto claramente en el caso del bloqueo comercial a Cuba, el asunto de las Malvinas y en la prevención de la ocupación de Siria por las tropas de la OTAN.

En una reciente entrevista publicada por la revista rusa “Geopolítica”, el analista argentino Carlos Pereyra Mele señaló que “Actualmente Rusia se percibe en Latinoamérica como un gran país con el que es importante tener una relación y que había regresado a la escena mundial como un gran contraste frente a los intentos de EE.UU. de imponer un orden unipolar tras el colapso soviético. Acuerdos suscritos por algunos países de América Latina con Rusia para profundizar las relaciones comerciales y técnico-militares son los vientos nuevos que pasan a través de América”.  Hoy día, el volumen total del comercio bilateral es modesto sumando un total de 16.200 millones de dólares pero existen todas las condiciones para que se amplíen los contactos entre las universidades, empresas, centros científicos y turísticos.

Según el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, Brasil en la actualidad es el principal socio comercial de Rusia en América Latina y  ambos países planifican elevar el volumen de negocios hasta 10 mil millones de dólares al año. La reciente visita del ministro de Defensa ruso Serguéi Shoigú al Brasil ha roto cierta barrera ideológica de los militares brasileños y abrió las posibilidades para la venta del armamento ruso, como el sistema de defensa antiaérea Pantsir-S1 con un alcance de 20 kilómetros de distancia  y 15 kilómetros de altura. A la vez, Ecuador ha sido uno de los primeros países latinoamericanos que se ha convertido en uno de los principales socios comerciales de Rusia y en términos de Vladimir Putin, “un valioso socio estratégico de Rusia en América Latina”. El comercio bilateral creció a 1.500 millones de dólares al año.

El cambio de época en América Latina se refleja no sólo en relaciones comerciales con los países como Rusia sino en la búsqueda de las estructuras alternativas a las impuestas por los Estados Unidos. Los gobernantes latinoamericanos se han dado cuenta por fin que el desarrollo es imposible sin una sólida base tecnológica y científica regional. Por eso recalcó el presidente de Ecuador, Rafael Correa que siendo Rusia una potencia en ciencia y tecnología, Ecuador necesita su soporte para emprender la ruta por este escabroso camino, en el que deben cooperar las ciudades científicas de Skólkovo en Rusia y Yachay en Ecuador. Lo mismo señaló  la presidenta de Argentina Cristina Fernández al anunciar la puesta en marcha del “Plan Argentina Innovadora 2020” sobre la base del conocimiento científico- tecnológico y la innovación.

Entonces, hay un interés mutuo tanto en Latinoamérica como Rusia no sólo en áreas como defensa, cooperación técnico-militar, energía sino  en exploración del espacio, desarrollo de la energía nuclear y sobre todo en el intercambio científico para crear estructuras alternativas como la  única posibilidad de salir de la dependencia de los Estados Unidos. Uno de los ejemplos de este proceso se realizará en Brasil y Argentina cuando ambos países se desconecten en junio de este año del Internet norteamericano, tal como lo planifican.

Y hay mucho que hacer más en este camino y en especial terminar con el oligopolio de los medios de comunicación en América Latina y con el pro norte americanismo de la mayoría de los medios de comunicación rusos que frenan el desarrollo socio económico, tanto en Rusia como en América Latina, porque distorsionan permanentemente la realidad.

El ejemplo más concreto son los titulares de la prensa rusa que día a día insinúan e informan sobre el peligro de los actos terroristas durante la próxima Olimpiada en Sochi, siguiendo irresponsablemente a sus colegas globalizados europeos y norteamericanos. Esos medios,  se olvidan que la noticia debe ser balanceada y no informan  con igual insistencia sobre las  grandes medidas de seguridad, ni las capturas de terroristas, tal como hacen los medios en otros países cuando sufren atentados terroristas, recordemos por ejemplo el caso de la maratón en Boston. Informar parcialmente sólo contribuye a crear más pánico y hacer el juego a los enemigos internos y externos del país.  Parece que muchos periodistas se olvidaron por completo o simplemente  ignoran lo que se llama la ética profesional.

Sin embargo, todos estos detalles son pequeñas piedras en el desarrollo tanto de América Latina como de Rusia. Decía el filósofo inglés John Mill Stuart en su tratado “Sobre la Libertad” que “La naturaleza humana no es una máquina que se construye según el modelo y dispuesta a hacer exactamente el trabajo que sea prescrito, sino un árbol que necesita crecer y desarrollarse por todos lados, según las tendencias de sus fuerzas interiores que hacen de él una cosa viva”.

Latinoamérica y Rusia están actualmente en este proceso cuyo resultado dependerá de sus pueblos que son “sus fuerzas interiores” que determinarán el futuro de Rusia y América Latina.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

Rusia propone a Venezuela ampliar colaboración con América Latina a través de sus foros de integración (Prensa Latina).

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1916651&Itemid=1

Rusia quiere ampliar colaboración con Latinoamérica, Diosdado Cabello

 

Diosdado Cabello. / Foto: Prensa Latina.

Moscú, 2 oct (PL) El canciller ruso, Serguei Lavrov, propuso hoy durante un encuentro con el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, ampliar la colaboración con América Latina y el Caribe a través de sus foros de integración. Lavrov sugirió aprovechar estructuras como la Alianza de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Unasur, Mercosur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para impulsar acuerdos inmediatamente, dijo el líder parlamentario a Prensa Latina.

Incluso países como Belarús y Kazajstán, que junto a Rusia conforman una Unión Aduanera dentro de la Comunidad de Estados Independientes, quieren abrirse a esa cooperación con esta zona del planeta, comentó el diputado.

Moscú considera que Caracas puede contribuir a impulsar este tipo de iniciativa en la región, donde se respira cada vez más independencia, expresó Cabello.

Los pueblos que se han liberado de la venda que les cubría los ojos miran hacia Rusia como un espacio propicio para la amistad y las relaciones transparentes, agregó el legislador.

Comentó el líder parlamentario que llevará la solicitud del ministro de Exteriores como uno de los primeros asuntos que informará al presidente Nicolás Maduro.

El dirigente venezolano contrastó la posición la Federación eurasiática con la de Estados Unidos, que en el siglo XXI pretende mirar hacia el sur como hacia su traspatio.

Somos un conjunto de países pequeños en comparación con una potencia como Estados Unidos, que se autodefine como amo del mundo y nos imaginaron siempre como patio trasero, observó.

La diferencia ahora, sin embargo, resaltó, es que antes nos quedábamos callados cuando nos agredían, ahora cada vez que intentan llevar a cabo cualquier arbitrariedad se levanta el mundo en defensa de la soberanía, la paz y el respeto mutuo.

Observó que ya ningún país está solo cuando levanta la voz contra los intentos de atropello, y puso como ejemplo el caso de Siria, donde la Casa Blanca intentaba justificar sus bombardeos con falsos informes, como los utilizados en el pasado para invadir a Iraq.

Contra la agresión que Washington pretendía forzar se pronunciaron pueblos de Latinoamérica, decididamente actuó Rusia, y eso muestra que se va configurando el mundo pluripolar del que hablaba el comandante Hugo Chávez, recordó.

Cabello evocó la invasión a Iraq, basada en informes falsos, y resaltó que ese proyecto fracasó respecto a Siria por la posición firme de Rusia, de su presidente, Vladimir Putin, lo cual impidió lo que parecía una agresión inminente.

En el caso de Venezuela, agregó, recientemente expulsamos a unos funcionarios norteamericanos arrogantes, quienes trataban de inmiscuirse en nuestros asuntos internos y pretendían influir sobre una oposición de tinte fascista.

Mencionó como ejemplo de dignidad al presidente boliviano Evo Morales, quien de inmediato protestó cuando Washington trató de impedir el paso por el corredor de Puerto Rico al avión en que viajaría a China el jefe de Estado venezolano.

Inmediatamente tuvieron que cambiar su opinión y su posición, reiteró el presidente de la Asamblea Nacional venezolana.

Al mencionar los proyectos de Estados Unidos contra Venezuela, Cabello denunció que existía un complot contra la seguridad personal del presidente Maduro, los cuales se pondrían en práctica durante su viaje al actual período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Nuestro jefe de Estado dignamente tomó la decisión de no ir y descuadró esos planes, sostuvo el legislador venezolano.

lac/jpm

Prensa Latina: Rusia y Celac fomentan espacios multilaterales de diálogo.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1469261&Itemid=1

Foto: Prensa Latina.

Por Odalys Buscarón Ochoa *

Moscú (PL)

Rusia y la troika ampliada de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) asentaron en esta capital las premisas para la institucionalización de un mecanismo permanente de diálogo y configurar relaciones en todos los ámbitos. Ese fue el resultado principal del encuentro celebrado en Moscú entre el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, y sus pares de Cuba, Costa Rica y Haití, más el viceministro de Chile Alfonso Silva, el 29 de mayo.

La reunión había sido concertada durante el primer intercambio sostenido por la troika, sin la presencia haitiana entonces, en septiembre de 2012, en Nueva York, durante las sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En diálogo con Prensa Latina, el canciller Bruno Rodríguez, por la presidencia anual pro témpore de Cuba en la Celac, comunicó que el foro regional promoverá la iniciativa en la reunión ministerial programada para los próximos meses, a fin de que sea aprobado por esa instancia.

Rodríguez apreció la idea de establecer esa plataforma de interacción con Rusia como un paso más en la concertación de posiciones de carácter multilateral.

En su opinión, ese espacio de diálogo cobra peso “en un mundo que todos reconocemos como lleno de peligros, de amenazas a la paz, de guerras convencionales o no convencionales”, a lo cual puede añadirse un orden económico que no solo está en una crisis global, sino que es excluyente, injusto, discriminatorio y un sistema de relaciones internacionales muy poco democrático.

Para la Celac, se trata de una relación con un país cuya dirigencia máxima está empeñada en recuperar posiciones sólidas en la arena internacional, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y una de las potencias nucleares del planeta.

Rusia en lo económico busca posesionarse entre las líderes mundiales a partir de una transformación capital de su economía basada en la innovación tecnológica y en la generación al mercado de productos con alto valor agregado, precisamente una de las cuestiones que hoy interesa a los socios latinoamericanos.

El peso económico del país euroasiático en la economía mundial es prácticamente comparable con los indicadores de Brasil y México, sostiene un estudio de la Universidad Económica G. V. Plejanov.

De acuerdo con la fuente, el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil en 2010 ascendió a 2,0 billones de dólares; México en 1,0 billones, en tanto el de Rusia totalizó 1,47 billones de dólares.

El comunicado conjunto adoptado al término de la cita ministerial señala como brújula la colaboración para fortalecer el marco multilateral, y promover los principios del Derecho Internacional y de la Carta de Naciones Unidas.

Compartir asimismo el enfrentamiento a retos comunes como la lucha contra el terrorismo internacional (incluida su financiación), el narcotráfico, el comercio de armas, y la trata de personas y otras manifestaciones del crimen trasnacional organizado.

Las partes podrían contribuir de manera ampliada en la seguridad energética y alimentaria; en la protección del medio ambiente y ayuda al desarrollo económico y social sostenible.

El canciller anfitrión Lavrov proclamó el interés de Moscú de fomentar la asociación con la Celac en todas las líneas y esferas, sin excepción.

No puedo distinguir una línea que consideremos prioritaria respecto a otras, afirmó el jefe de la diplomacia rusa.

Queremos, enfatizó, desarrollar el diálogo político, el comercio, la economía, la colaboración humanitaria, cultural, en las altas tecnologías y en la ejecución de proyectos conjuntos. Sumó el interés de que la comunidad empresarial participe activamente en estos planes.

Agregó el ministro que el comunicado conjunto refleja “nuestros enfoques hacia un amplio espectro de temas analizados” de la actualidad regional y mundial.

La región de América Latina y el Caribe figura entre las prioridades de la política exterior de la Federación de Rusia, según la concepción de estrategias para la diplomacia suscrita por el presidente Vladimir Putin en febrero de este año.

El director del departamento latinoamericano de la Cancillería, Alexander Schetinin, constató la vigencia de tal visión por el hecho de que la mayoría de los países del área manifiestan un fiel apego al multilateralismo en las relaciones internacionales y al papel central de la ONU, principios que compartimos, afirmó.

Con los latinoamericanos interactuamos no solo como amigos, sino como aliados naturales, lo cual responde a nuestros intereses nacionales, señaló.

Rusia, según el diplomático, lleva a cabo la cooperación en distintos formatos, a nivel bilateral con la comunidad de 33 Estados, con los grupos de integración regional como el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), citó a modo de ejemplo.

Subrayó que Moscú se propuso durante el encuentro en Nueva York establecer el diálogo con la Celac “y en esa dirección avanzamos”.

Lavrov recibió en la sede de las conversaciones oficiales de la Cancillería a Bruno Rodríguez, a los titulares de Exteriores de Costa Rica, Enrique Castillo y de Haití, Pierre Richard Casimir, y al vicecanciller de Chile Alfonso Silva.

Fue el primer encuentro celebrado de la troika ampliada de la Celac y Rusia a nivel ministerial, tras uno anterior en septiembre de 2012, en Nueva York, sin la participación de Haití, que se incorporó posteriormente, en representación de la Comunidad del Caribe.

NEXOS ECONÓMICOS Y COMERCIO

El intercambio comercial de la Federación de Rusia con la región se sitúa en alrededor de los 16 mil millones de dólares, aunque existen otras estimaciones cercanas a los 20 mil, que incluye la cooperación militar.

La suma total de mercancías exportadas al área es equivalente apenas a un 2,0 por ciento del total de las exportaciones rusas al mercado internacional, lo cual significa que hay un potencial por explotar de ambas partes.

Un factor positivo es que nuestros países se desarrollan de forma paralela en el plano tecnológico, observó Schetinin.

En América Latina existe demanda para los productos innovadores que se fabrican aquí, y en esa región, sectores específicos tienen una serie de aplicaciones de conocimiento que nos interesan, destacó el diplomático en recientes declaraciones.

Solo para ilustrar el dinámico intercambio en 2012, basta señalar que el área latinoamericana y caribeña adquirió de Rusia 75,8 por ciento de medios de transporte especial (tecnología de extinción de incendios y de construcción) y un 37,8 por ciento de equipos de radar.

Las estadísticas consignan, asimismo, que un 11 por ciento de maquinaria energética rusa se emplea en siete hidroeléctricas de Argentina, cinco en Brasil y dos en Chile.

Otro ejemplo de importancia para Rusia es la reanimación de su industria de aviones civiles, luego de 10 años de parálisis. Así, Cuba adquirió en 2006 un avión IL-96, y desde entonces la Federación ha exportado hacia ese destino otros aparatos de tal serie, TU-204 y, más recientemente, AN-158.

La cooperación económica y comercial abarca otras esferas como la agricultura, la industria farmacéutica, la medicina, el sector energético y las investigaciones espaciales.

El desarrollo creciente del turismo hacia Latinoamérica y el Caribe se considera el puente más exitoso para fomentar y fortalecer los nexos.

El flujo de turistas rusos cerró 2012 con 120 mil viajeros a República Dominicana, más de 86 mil a Cuba y unos 50 mil a México.

Rusia da pasos hacia el establecimiento de una zona de libre visado con América Latina, una perspectiva a la que Moscú ha puesto interés, según declaró el canciller Lavrov.

La Federación estableció comisiones intergubernamentales de cooperación con Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, México, Nicaragua, Chile, Venezuela y Uruguay. Funcionan con dinamismo los consejos empresariales con Argentina, Brasil, Cuba, Colombia, Chile, México y Venezuela.

De un lado y de otro, a pesar de las distancias geográficas y las diferencias culturales y lingüísticas, parece prevalecer el interés en fortalecer los espacios multilaterales de diálogo y cooperación. Rusia y la Celac orientan la brújula hacia ese horizonte.

*Jefa de la corresponsalía de Prensa Latina en Rusia.

arb/oda