Banco público de tierras en Andalucía y renta básica: si realmente es así, vamos por buen camino.

Canal Sur y la página de IU Andalucía señalan que Diego Valderas ha planteado en el discurso de investidura de Griñán la creación de un banco público de tierras y el establecimiento de una renta básica. No he logrado encontrar el vídeo completo de su discurso, de modo que no sé cuáles fueron exactamente sus palabras, y no puedo aclarar si se trata de renta básica o de otra cosa -el concepto “renta básica” no es mencionado en la página de IU. El caso es que, puesto que va a ser Vicepresidente de la Junta de Andalucía, si menciona estas dos cuestiones, es porque hay visos de que vayan a salir adelante. Si esto es así, quizá no andábamos del todo desencaminados cuando interpretábamos la noticia sobre la ocupación de Somonte en diarios procapitalistas y afines al PSOE, como es el caso de El País, en el sentido de un espaldarazo a las demandas más inmediatas del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), a saber, la paralización de la privatización de las tierras públicas del Instituto Andaluz para la Reforma Agraria (IARA) y la creación de un banco público de tierras para generar empleo en las zonas rurales -que son muchas en Andalucía, claro. Por ahí podían haber empezado y no por ese documento vacuo que hicieron público, nos habríamos ahorrado mucho teclear. Es posible que no veamos a Sánchez Gordillo al frente de la Consejería de Agricultura -aunque no pierdo la esperanza-, pero lo importante es que el gato, blanco o negro, Juan o Pepe, cace ratones. Y que nadie piense que el ratón será IU si esta formación consigue demostrar que es capaz de poner, aunque sea parcialmente, los medios de producción bajo control público y contrarrestar con políticas de izquierda los problemas que nos está causando el capitalismo. La comparación con formaciones como el Partido Andalucista (PA), que supuestamente se hundió tras su pacto con el PSOE y que han podido leerse en los últimos tiempos, no vienen al caso. Estoy convencido de que si se realizan políticas de izquierdas, como la creación de un banco público de tierras con las actuales tierras del IARA más todas aquellas cuya expropiación se considere de interés público y la implantación de una renta básica, el apoyo a IU no decaerá sino que se ampliará. Esas políticas, de realizarse finalmente, serían patrimonio de IU, muy en particular, obviamente, del CUT-BAI y del SAT, no del PSOE. Añado que es necesario que se impulse -y se gestione- desde lo público la creación de empresas agrícolas de transformación que generen empleo y beneficios. Diego Cañamero lo explica muy bien en la entrevista que le realizó Javier Almansa y que colgó el SAT en su página: cultivos sociales de regadío (alcachofas, habas, frutales, etc.) y expropiación mediante fórmulas no conflictivas -es decir, pagando- de las tierras necesarias, del mismo modo que se hace cuando se va a construir una autovía o realizar cualquier otra obra pública. Lo importante, en un primer paso, es comenzar a liberar los medios de producción, generar empleo y demostrar que la gestión pública, también de medios de producción como la tierra, funciona -más allá de Marinaleda, donde ya lo han demostrado. Lo tienen bien estudiado en el SAT, me parece a mí. Aparentemente Cañamero propone la creación de cooperativas. Yo no veo cuál es el inconveniente de una gestión mediante una planificación pública y centralizada de la tierra y las industrias asociadas, pero en fin, los expertos en tierras son ellos, no yo. Lo importante, como dije antes, es que el gato cace ratones, es decir, que haya tierras e industrias asociadas de carácter público, lo demás son detalles que siempre pueden modificarse en función de los resultados. Estaremos vigilantes de la evolución de esta cuestión, cuya calificación pondrá, principalmente, el SAT.

Anuncios