Sputnik: Damasco pide a la ONU poner fin a las acciones de la coalición internacional en Siria.

https://mundo.sputniknews.com/orientemedio/201705281069498696-siria-onu-coalicion/

Damasco pide a la ONU poner fin a las acciones de la coalición internacional en Siria

Oriente Medio

00:51 28.05.2017URL corto
127620

MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de Siria envió cartas al Consejo de Seguridad de la ONU en las que vuelve a pedir el cese de las “acciones ilegítimas que lleva a cabo en el territorio sirio la coalición internacional liderada por EEUU”, comunicó la agencia SANA.

De acuerdo al medio, la Cancillería siria envió dos cartas al secretario general de la ONU y al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, en las que condena el ataque aéreo que lanzó la coalición sobre la ciudad siria de Al Mayadin, en la provincia de Deir Ezzor.

La Cancillería siria —comenta SANA— llama al Consejo de Seguridad a implementar las resoluciones sobre la integridad territorial de Siria y detener las acciones ilegítimas de la coalición.Damasco señala que las acciones de la coalición contradicen la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y las normas del Derecho Internacional.

Las autoridades sirias denuncian en sus cartas el carácter agresivo de las acciones que emprende la coalición internacional que “apoya a los que solo quieren matar a sirios inocentes”.

El 26 de mayo la coalición internacional lanzó un ataque aéreo contra un barrio residencial en la ciudad de Al Mayadín, al nordeste de Siria, que se saldó con 35 civiles muertos.

EEUU lidera una coalición de más de 60 naciones que lanza ataques aéreos contra Daesh (autodenominado Estado Islámico proscrito en Rusia) en Siria e Irak desde 2014.Sus operaciones en Siria, sin embargo, no están autorizadas por el Gobierno de Asad ni fueron avaladas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Anuncios

La Plataforma Global contra las Guerras se posiciona sobre la última resolución de Izquierda Unida sobre el conflicto en Siria 

Plataforma Global Contra las Guerras

Ante la petición que el Movimiento de Apoyo a Siria (MAS) ha hecho a la Plataforma Global contra las Guerras (PGCG) para sumarnos a una reciente resolución sobre la guerra en Siria aprobada por el Consejo Político Federal de Izquierda Unida (IU) el pasado 4 de marzo, la PGCG comunica su negativa a suscribir dicha resolución y considera además que es su obligación el explicar los motivos que hacen que sea del todo imposible para nosotros.

Reconocemos que en esta nueva resolución de IU se aprecia una sensible mejoría con respecto a la anterior resolución presentada el pasado 14 de enero por ciertos sectores de IU (que, entre otras cosas, solicitaba la retirada de toda presencia militar extranjera en Siria). En efecto, la nueva resolución reconoce el carácter legal de la presencia militar rusa en Siria, así como de efectivos militares iraníes y de la guerrilla del Hezbollah. Asimismo, también…

Ver la entrada original 667 palabras más

Mundo Obrero: Entrevista al embajador de Siria en España.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=6676

Entrevista embajador de Siria en España

Milad Atieh: “La condición sine qua non para solucionar el conflicto es combatir el terrorismo”

“Una premisa fundamental de la solución del conflicto es proteger la unidad territorial del país, su soberanía y su autonomía política”

Eduardo Luque Guerrero
Gema Delgado 04/02/2017

El embajador sirio nos recibe en la propia sede diplomática en Madrid. Por otra parte, la embajada española en Damasco permanece cerrada, no por imposición de la UE (hay países europeos que la mantienen abierta) sino por decisión del gobierno Rajoy. Nuevamente el servilismo respecto a EEUU nos empuja a la irrelevancia internacional. España podría jugar un papel destacado en esta crisis, las relaciones entre Madrid y Damasco, fueron en general fluidas y a España se la considera una nación amiga. En 2010, cuando la selección ganó el mundial de fútbol, había más banderas españolas en Damasco que posiblemente en Barcelona. En aquellos días pasar la frontera era sinónimo de abrazos y felicitaciones por parte de los siempre serios guardias de fronteras.

El embajador sirio Milad Atieh es un diplomático de carrera con una amplia experiencia. Su primer destino en el extranjero fue la embajada de Siria en Estados Unidos (Washington D.C). Hasta el 2006 estuvo en la Misión de Siria en las Naciones Unidas. Entre 2002 y 2011 fue Director de Organizaciones Internacionales de la Cancillería en Damasco. Se encargaba de la coordinación con las ONGD y con las agencias de ayuda a los refugiados. Entre 2011-2013 fue embajador en Suecia. Posteriormente entre 2013-2014 volvió a ocupar la Dirección de Organizaciones Internacionales de la Cancillería.

Mundo Obrero: Hay versiones encontradas sobre el inicio de la crisis siria y los sucesos que aparentemente la iniciaron. ¿Existió realmente una “Primavera Siria”? En España hay quién sostiene esa tesis. En cambio, la visión dentro del país es otra.
Milad Atieh:
Para aquellos que han conocido el país antes de la crisis era difícilmente imaginable la situación actual. El país progresaba a todos los niveles. El nivel de vida en Siria antes de la guerra era más elevado que la media de los países de la región. En Siria la sanidad y la educación han sido proporcionadas de forma gratuita por el gobierno, así como importantes subvenciones a los productos alimenticios básicos. Incluso hoy, a pesar de la destrucción que impone la guerra, la educación, la sanidad y los subsidios se mantienen para aliviar la situación de la población civil.

Esto vendría a demostrar que la agresión estaba planeada mucho antes del inicio de la crisis.

En realidad, la crisis siria está vinculada a la invasión de Iraq en 2003. Estando en la misión siria de las Naciones Unidas en aquella época, pude ver en primera persona el intensísimo debate en la administración estadounidense y en otros sectores del Complejo de seguridad y defensa. Se debatía si debía producirse una invasión doble, es decir, ocupar Iraq y Siria al mismo tiempo o hacer primero Iraq y después Siria. Eso es lo que está en el fondo de la cuestión. Por supuesto Siria se opuso a la invasión de Estados Unidos hacia Iraq. De igual forma Siria se ha opuesto históricamente a la hegemonía estadounidense que en la zona se proyecta a través del apoyo a Israel. Siria se ha opuesto y se opone a la ocupación de los territorios palestinos y otros territorios árabes, por tanto, no es de extrañar que Estados Unidos quisiera eliminar precisamente esta oposición.

M.O.: Como consecuencia de esta crisis se han introducido reformas políticas en el país. ¿Por qué no se detuvo el conflicto?
M.A.:
El Gobierno, en marzo de 2011, acogió muchas de las reivindicaciones que se hicieron en las primeras protestas. Introdujo una serie de reformas organizadas en tres paquetes: reformas políticas, económicas y sociales. Reformas que se plasmaron en una nueva Constitución en 2012, en la elección de un nuevo Parlamento o en la reforma de la Administración Local… esto indica que el gobierno asumió con un carácter positivo muchas de las reivindicaciones que algunos sectores de la sociedad siria estaban demandando. Sin embargo, detrás de esos manifestantes había otro tipo de intereses que les dijeron a esas personas que esas reformas que había impulsado el gobierno sirio no eran suficientes y que, por tanto, tenían que dar un paso adelante en el desafío al Gobierno y al sistema. En realidad, las potencias no querían reformas, sino un cambio de régimen.

M.O.: Los medios de comunicación occidentales han establecido una especie de “unanimidad” en torno a la crisis siria. Existe una especie de discurso único. ¿Cómo se valora esta realidad?
M.A.:
Ha habido una clara falsificación de los hechos que han ocurrido en Siria por parte de los medios de comunicación occidentales y otros, que han fabricado mentiras y que han conseguido engañar a las audiencias y el público.
Toda esta destrucción de Alepo no fue conocida por el público, sino que fue ocultada por los medios de comunicación.

Los medios de comunicación han sido desde el principio una de las herramientas que se han utilizado para desestabilizar a Siria, eso explica, que desde el primer momento se hayan ocultado las atrocidades y masacres que han cometido los terroristas calificados de “rebeldes” y que se han atribuido al ejército árabe sirio. Es por eso que hay mucha gente que tiene una visión distorsionada de los hechos.

M.O.: Centrándonos en la perspectiva futura y sobre todo en la liberación de Alepo. Es doloroso, cuando se ha conocido el país, ver el nivel de destrucción actual. ¿Cómo se ve la situación después de la liberación de Alepo?
M.A.:
La realidad de lo ocurrido en Alepo no es lo que se nos ha contado. Se ha hablado de un cerco de las fuerzas del Ejército Árabe Sirio a la población impidiendo la llegada de ayuda humanitaria. La verdad es que en los barrios del este de Alepo había hasta 9.000 terroristas, que los países occidentales con EEUU a la cabeza han querido proteger. Cuando se produjo la liberación de los barrios del este de Alepo vimos salir a miles de personas, sin embargo no vimos a ninguno de esos países que durante semanas clamaron porque había que ayudar a los civiles, no vimos a ninguno de sus países ir a proporcionar ayuda a esa gente que acababa de ser liberada y estaba saliendo de sus barrios en condiciones muy difíciles, como pudimos ver por la televisión Siria. Los medios occidentales jamás han querido contrastar sus informaciones con los medios sirios. Es el Ejército sirio el que está proporcionando ayuda humanitaria a la población civil y está desminando la zona y eliminando barricadas. No se ve la presencia de esos países que tanto decían que se preocupaban de la población civil.

Cuando se produce la liberación del campo y el ejército sirio entra en los diversos barrios se encuentran varios depósitos de municiones y armamento sofisticado con capacidad para armar a unos 15.000 combatientes durante 10 años. Al mismo tiempo en esos almacenes se encuentra también comida y medicinas para atender las necesidades de la población durante tres años. Mientras, la población civil pasaba hambre. Los “rebeldes” en los meses anteriores a la liberación de Alepo se quejaban de que no tenían ningún tipo de ayuda humanitaria. Cuando un gobierno se enfrenta a una situación como ésta está obligado a combatir al terrorismo y liberar a la población. Y es lo que ha hecho el Ejercito Árabe Sirio, proporcionando ayuda humanitaria a la población necesitada.

M.O.: ¿En qué medida ha sido decisiva la intervención rusa-iraní-Hezbola en la liberación de Alepo que hoy por hoy marca el rumbo de la situación en Siria?
M.A.:
Siria tiene amigos verdaderos que se movilizaron cuando quedó en evidencia que en Siria habían entrado terroristas de más de 100 países y unos 360.000 combatientes cuyo objetivo era provocar la muerte y la destrucción. No es ningún secreto que esos terroristas estaban apoyados por potencias extranjeras. No lo decimos nosotros, sino que los propios Estados Unidos declararon que apoyaban a esos grupos armados que estaban actuando en Siria. Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar, Turquía… proporcionaron a estos grupos la financiación necesaria, el armamento y la ayuda logística para actuar en Siria.

Cuando quedó claro y fue evidente lo que persiguen estos grupos en Siria, se produce la intervención rusa. Se produce a petición formal y oficial del Gobierno sirio y en el marco de la carta de las Naciones Unidas que permite a un Estado miembro pedir asistencia a otro Estado miembro. Por tanto Rusia ha actuado dentro de la legalidad internacional.

Lo mismo se aplica para Irán o Hezbola que son amigos del Estado sirio y participan para proteger al pueblo con el permiso, evidentemente, del Gobierno.
Rusia siempre ha sido respetuosa con los acuerdos internos y la posición externa de los estados oponiéndose a cualquier injerencia en la política interna del país. En ese marco se ha producido la intervención.

El actor más importante sobre el terreno es el Ejército Árabe Sirio. La asistencia rusa es especial, su fuerza aérea es importante. La colaboración entre la ofensiva terrestre del Ejército Árabe Sirio y la aviación rusa ha permitido la liberación de Alepo. La intervención rusa ha dejado en evidencia los planes de los países occidentales que apoyaban a los grupos terroristas.

La acción rusa está protegida por el derecho internacional como hemos dicho. En cambio, la acción de la llamada “Coalición Internacional” liderada por Estados Unidos que interviene dentro de Siria lo hace fuera de la legalidad internacional y sin coordinación con el gobierno sirio. El gobierno siempre ha estado dispuesto a colaborar con cualquier actor que estuviera dispuesto a hacerlo de forma sincera. No es el caso de la “coalición” liderada por Estados Unidos que después de dos años no ha querido coordinarse militarmente ni ha conseguido ningún resultado relevante.

M.O.: Turquía parece que ha entrado en otra fase. El golpe de Estado, la depuración en el ejército, los ataques terroristas, el asesinato del embajador ruso… las declaraciones del presidente Erdogan parecen mirar en otra dirección.
M.A.:
Desde el principio de la crisis Turquía ha sido el elemento más pernicioso. Es el país que ha lanzado las mayores iniciativas para desestabilizar Siria. El presidente Erdogan ha pretendido convertirse en una especie de “nuevo sultán”, un nuevo emperador en la región. Apelando a la condición de país musulmán y a la estrecha relación que mantiene con los Hermanos Musulmanes, Turquía se ha promocionado frente a Estados Unidos como cabeza de esta alianza contra Siria.

Si nos fijamos en el comienzo de esto que se ha dado en llamar “primavera árabe” tanto en Túnez como en Egipto vemos cómo los grupos islamistas que actuaron desde el principio, estaban apoyados por la Turquía de Erdogan. Los terroristas de todo el mundo acudían a Turquía y allí iban a un campo militar muy conocido donde se sometían a un entrenamiento que duraba semanas antes de lanzarlos a Siria. Turquía antes de la llegada de estos terroristas abrieron de par en par la frontera sirio-turca que tiene unos 900 km de largo. Abrieron de par en par estas fronteras para que pudieran circular fácilmente estos individuos.

Los turcos al mismo tiempo que decían que querían una solución pacífica al problema sirio en realidad retroalimentaban continuamente el conflicto y elevaban el grado de desestabilización del país. El rol de Turquía desde el comienzo del conflicto ha sido muy destructivo.

M.O.: En esta última fase y especialmente a raíz del asesinato del embajador ruso en Ankara, el presidente Erdogan ha realizado algunas manifestaciones, parece ser, en un sentido diferente al que hasta ahora había sostenido. De hecho, ha acusado a Estados Unidos de estar en el origen de los grupos terroristas que intervienen en Siria. ¿Se puede intuir que existe algún tipo de cambio en la política turca?
M.A.:
Hay que esperar y ver, puesto que hasta ahora, Turquía, como hemos señalado, es una potencia ocupante e invasora en Siria. Turquía tiene tropas en Siria. Habrá que ver si esas tropas se retiran. Y habrá que ver si Turquía rompe la relación con estos terroristas que han ido a Siria. El Gobierno sirio, igual que cualquier otro, juzga por los hechos y no por las palabras.

Respecto a la acusación que Erdogan ha hecho a Estados Unidos, sí es verdad. Aunque Turquía tiene que cesar de dar apoyo logístico a esos terroristas que han ido a Siria. Tiene que demostrar que efectivamente están contra el terrorismo.

M.O.: Cuando se produjo la primera guerra fría entre la URSS y Estados Unidos el cuerpo diplomático estaba a salvo. Era respetado por los dos contendientes a pesar de los choques que se pudieran producir. Parece que eso se ha roto en esta nueva guerra fría que se ha iniciado ya. La muerte del embajador ruso en Ankara es un elemento muy importante. ¿Cómo ve esta nueva realidad?
M.A.:
Es un precedente muy peligroso puesto que se está dando luz verde a que estos grupos terroristas actúen a todos los niveles. Es también un precedente muy alarmante puesto que los diplomáticos eran una especie de “mensajeros para la paz”. Su función es allanar el camino para encontrar vías de acuerdo y de arreglo pacífico, y lo que se busca con esto es precisamente sabotear cualquier posibilidad de paz o de negociación.

M.O.: Estamos en una situación de cambio geoestratégico del paso de un mundo unipolar a otro multipolar. Primero se ha utilizado a Ucrania para dirimir la cuestión de la supremacía mundial y ahora a Siria. ¿Porque se ha elegido a Siria?
M.A.:
Parafraseando el título del libro del profesor Egido, porque “Siria es el centro del mundo”, o al menos es el centro de la región. Históricamente quien ha controlado Siria ha controlado la región, Oriente Medio, por tanto, eso sería una de las causas por las cuales se pretende destruir a este país.

Por otro lado, la sociedad siria es multiétnica y multiconfesional y a partir de este marco cultural se ha opuesto históricamente a las potencias hegemónicas que querían intervenir en la zona. Por tanto eso explica que hubiera una necesidad de destruir la sociedad siria. Desde una perspectiva política derivada del marco cultural propiamente nacional, Siria ha representado lo que ha sido la resistencia frente al imperialismo y las posiciones hegemónicas. Eso explicaría desde una perspectiva política porqué se elige a Siria como país a destruir.

M.O.: ¿Podría darnos unas claves para comprender mejor qué es lo que ha pasado en Oriente Medio, qué está sucediendo y por dónde irán desarrollando los acontecimientos? ¿Por qué toda la atención mundial está centrada en ese país?
M.A.:
En realidad, hay que remontarse un poco más allá de los últimos años e incluso de las últimas dos décadas. Los problemas profundos de la región se remontan a cinco o seis décadas atrás cuando se produce la creación del Estado de Israel en 1948. La falta de un acuerdo definitivo en la región, el rechazo de Israel a abandonar los territorios que ocupa desde 1967, la construcción de asentamientos en terreno palestino hacen que la situación de la región sea muy tensa. La situación se complica a partir del año 2003 con la invasión estadounidense de Iraq, lo que ha hecho que la población de los países de la zona vea con frustración cómo los Estados Unidos sólo actúan en función de sus propios intereses independientemente de las consecuencias.

A partir de 2010 con los sucesos en Libia o en Egipto se vuelve a ver la repetición del mismo guión de la destrucción de países que se había visto hacía un par de décadas antes con la destrucción de Somalia. Destrucción de países que luego se tienen que reconstruir por sí mismos puesto que Estados Unidos no va a participar en la reconstrucción. Esa reconstrucción la van a tener que hacer los propios países una vez que Estados Unidos y sus aliados se retiren, serán los iraquíes, serán los sirios, serán los libios etc, porque Estados Unidos, como hemos dicho, sólo actúa en función de sus propios intereses en la región y en ningún momento contempla la situación de la población. ¿Cuáles son esos intereses? El primero es que se mantenga el flujo de petróleo desde la región hacia las refinerías estadounidenses. Y, el segundo, asegurar la estabilidad de su gran aliado en la región, que es Israel.

M.O.: ¿Qué papel juega la Unión Europea en el conflicto sirio?
M.A.:
En primer lugar, y habría que ser franco en esto, la posición de la Unión Europea respecto a la crisis siria ha sido negativa. La Unión Europea ha carecido de una estrategia global, no sólo para Siria sino para toda la región. Siria y otros países de la zona son los vecinos inmediatos de la Unión Europea. En el caso de Siria, en particular, las relaciones económicas con la Unión Europea siempre fueron muy importantes. Su proyección económica siempre se hizo a partir de la Unión Europea y la UE debería contemplar que para su seguridad y estabilidad es muy importante que la región de Oriente Próximo, en la cual está Siria, sea una zona estable y segura. Al no tener en cuenta esa ecuación, en la cual se unen los intereses económicos sirios y las necesidades de seguridad de la UE, se ha llegado en parte a esta situación.

M.O.: ¿Cómo ve la situación de los refugiados sirios en Europa?
M.A.:
La posición de Siria respecto a la cuestión de los refugiados ha sido muy clara desde el principio. Hemos dicho que los países que acogen desplazados debían de tratar el tema desde el punto de vista humanitario, no político. Hay que despolitizar el problema de los refugiados.

Siria no forma parte de la Convención de las Naciones Unidas para los refugiados que se firma en 1951 y sin embargo Siria otorga a los refugiados que ha tenido en su territorio muchos más derechos que los que le concede ese acuerdo internacional.

En Siria hay 500.000 refugiados palestinos, 1,5 millones de refugiados iraquíes, además de refugiados sudaneses, yemeníes, somalíes y de otros lugares. Antes de la crisis el porcentaje de refugiados respecto a la población siria alcanzaba el 10% del total. Siempre se les trató como ciudadanos sirios. Y siempre se hizo desde la perspectiva humanitaria y no política.

Pero con los refugiados sirios se ha producido un abuso y se les ha manipulado. En el caso concreto de Turquía, y su presidente Erdogan, lo que se buscaba eran dos objetivos: el primero era presionar al gobierno sirio y decir que “huyen del Gobierno sirio” y en segundo lugar forzar a la Unión Europea para alcanzar un acuerdo con Turquía que fuera beneficioso para este país con un intercambio de miles de millones a cambio de que Estambul siguiera gestionando el tema de los refugiados. Es necesario insistir en el tema de los refugiados, para evitar la manipulación y el abuso. Es preciso un trato humanitario lejos de la politización. Los desplazados sirios son ciudadanos y pueden volver a sus casas cuando lo deseen. Hay que señalar que la mayor parte de la población que ha huido a países vecinos, lo ha hecho porque sus localidades habían sido ocupadas por los grupos terroristas.

MO: ¿Cuál sería la solución para lograr la paz en Siria?
M.A.:
Desde el día uno, el Gobierno sirio y el presidente Bashar al-Asaad, han manifestado que la solución para Siria debe ser una solución política, se ha apostado por buscar este tipo de solución. Si no se han alcanzado los objetivos ha sido en gran medida porque las potencias que están detrás de los grupos terroristas no han querido que esto se produjera.

Desde la perspectiva siria fijamos tres pilares que son fundamentales para alcanzar una solución pacífica a la crisis. El primer pilar es combatir el terrorismo, no sólo porque es un problema para Siria, sino porque es una amenaza regional y global. Hemos visto atentados terroristas en Francia, Bruselas, Alemania… ningún país es inmune al terrorismo, la condición “sine qua non” es que se combata al terrorismo.
El segundo pilar es que el diálogo político sea diálogo entre sirios sin interferencias de ninguna potencia extranjera.

El tercer pilar es el impulso a los procesos de reconciliación. Estos procesos han sido muy exitosos en distintos puntos de Siria. Podemos ver los resultados en la ciudad de Deraa, en Homs, en múltiples ciudades alrededor de Damasco donde se han alcanzado precisamente esos acuerdos de reconciliación. Esto ha permitido pacificar vastas áreas del país.

Estos tres pilares han de ejecutarse al mismo tiempo, bajo una premisa fundamental: proteger la unidad territorial del país, su soberanía y su autonomía política.


Publicado en el Nº 302 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2017

Alepo: la venganza de Occidente (Eduardo Luque, Mundo Obrero).

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=6552

El momento del asesinato del embajador ruso en Turquía ha sido bien escogido, no es la acción de un loco

Alepo: la venganza de Occidente

Todos los esfuerzos de la diplomacia occidental en los últimos años orientados a deslegitimar al gobierno sirio y expulsarlo de las instituciones de la ONU han fracasado.

Eduardo Luque Guerrero 30/12/2016

«Algunas respuestas serán públicas y otras no»
Declaración de Obama frente al supuesto “hakeo” de Moscú en las elecciones de EEUU

Si no fuera tan trágico, podría parecer una novela negra. Como tal, si quisiera saber cuál es el asesino, el lector habría de hacerse determinadas preguntas: ¿a quién beneficia?, ¿qué motivos persigue? y por tanto ¿quién está detrás del asesinato del embajador ruso en Ankara, Andrei Karlov, el 19 de diciembre del 2016? En estas pocas horas se han acumulado las pruebas. Sabemos cómo se hizo y presumimos cuál es el motivo.

Las fechas, para enmarcar el suceso, son esenciales. El 20 de diciembre, un día después del atentado estaba previsto una reunión al más alto nivel entre el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, el de Irán, Mohamad Yavad Zarif, y el turco, Mevlut Cavusoglu, representando a los tres países más implicados en la batalla de Alepo. Rusia e Irán en un bando, enfrentadas a los grupos terroristas amparados por Turquía. Estas negociaciones marcan un hito en el conflicto sirio. Está en juego, nada menos, la reestructuración de las relaciones políticas en todo Oriente Medio.

Entre otros temas estaba previsto analizar la situación de los oficiales turcos hechos prisioneros por las tropas especiales del ejército sirio cuando dirigían a las tropas yihadistas en Alepo. Han sido 14 altos oficiales de diversas nacionalidades, con nombre y procedencia confirmada, los que han caído prisioneros. Los medios occidentales han ocultado la información. El atentado en Berlín ha distraído la atención pública hacia otro objetivo. La información sobre los prisioneros es cierta. El lunes 19 de diciembre Francia presentó una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que fue rechazada. Tras tres horas de reunión a puerta cerrada, Rusia , con asesoramiento sirio, realiza una nueva propuesta que fue aceptada por unanimidad. Ha sido un trago muy amargo para Reino Unido y Francia, pero la existencia de esos prisioneros y las repercusiones políticas de la noticia han sido una baza de negociación importante para la diplomacia rusa.

La interposición de observadores de las NNUU en Alepo es una gran victoria política para el gobierno sirio porque implica la vuelta a la esfera jurídica del gobierno legítimo de Bashar al-Assad. Desde el 2012, gracias a las presiones de Occidente, se ha considerado a Siria un país “apestado” desde el punto de vista de la legalidad internacional. Todos los esfuerzos de la diplomacia occidental en los últimos años orientados a deslegitimar al gobierno sirio y expulsarlo de las instituciones de la ONU han fracasado.

Por otra parte, el mismo día 19 la Duma rusa aprobada el proyecto de gaseoducto ruso-turco (Gulf Estream), paralizado por presiones de EEUU y que ha sido refrendado por Turquía. El gaseoducto es un elemento clave en la nueva distribución geoestratégica en la zona. Vista la concatenación de fechas y encuentros, queda absolutamente descartado la acción de un “loco” aislado, el momento del asesinato ha sido bien escogido; claramente lleva el sello de los servicios de inteligencia.

Muchas fuerzas políticas tanto de fuera de Turquía, como dentro están interesadas en socavar el acercamiento hacia Moscú. La irritación de los grupos de poder en EEUU es enorme, puesto que este país había sido dejado al margen en estas negociaciones. La evidencia de que Washington no tenía ningún interés en destruir a los grupos terroristas en Siria y en especial en Alepo, impedía que se postulara como una parte a tener en cuenta. Una voz importante entre los asesores del presidente turco señaló: “Es sumamente importante que (en el encuentro) no participe EEUU, una parte que no está interesada en el arreglo del conflicto, sino que busca que el conflicto escale cada vez más (…) Son bien conocidos los planes estadounidenses sobre la reestructuración del ‘Gran Oriente Próximo”.

El atentado es visto como una provocación. Erdogan lo ha definido de forma elocuente: “Sabemos que se trata de una provocación destinada a destruir el proceso de normalización en las relaciones entre Turquía y Rusia”. La declaración se produjo en la televisión turca tras haber mantenido una primera conversación telefónica con el presidente ruso. Por su parte Vladimir Putin señaló en una conferencia de prensa: “El crimen cometido es, sin duda, una provocación dirigida a interrumpir la normalización de las relaciones ruso-turcas e interrumpir el proceso de paz en Siria que está siendo activamente promovido por Rusia, Turquía e Irán”. Así los dos presidentes han coincidido que es un acto de provocación y también, añado, una venganza.

De este parecer es también el presidente del Instituto ruso de Oriente Próximo, Eugueni Satanovski. Este analista sostiene, con la cautela necesaria en este tipo de investigaciones, la existencia de un segundo beneficiario que no es otro que Riad: “Arabia Saudí podría estar detrás del asesinato del embajador ruso”. El analista llega incluso a personalizarlo señalando al “segundo príncipe heredero del país árabe, Mohammed bin Salman. Para él, la derrota en Alepo es un desastre en su camino hacia el trono (del reino de Arabia Saudí)”. A estas alturas es evidente que la apuesta personal del segundo príncipe de la casa de los Saud para destruir a Siria y a Yemen se ha demostrado un enorme fiasco político, económico y militar. Sus posibilidades de acceder al trono se debilitan. Se acrecienta el fantasma de la derrota militar y el enfrentamiento civil en el país. El 2017 será un año clave para Riad.

El atentado ha sido reivindicado por el grupo Fatah al Sham (Frente Al-Nusra) que ha sido tratado por EEUU con el rango de “oposición moderada”. Especialmente desde el momento que oficialmente se separaron de Al-Qaida. El autor del asesinato es un joven de 22 años que había actuado como policía antidisturbios. Rápidamente los medios lo han vinculado a Al Qaida y al frente Al Nusra. Por su edad y por haber sido depurado de la policía en cambio, tiene todas las características de haber sido un atentado de falsa bandera. Según esta tesis el asesino, Mevlut Mert Altintas, vendría a ser un mero peón de los servicios de inteligencia de aquellos países opuestos al arreglo pacífico en Siria y especialmente dolidos con la derrota de los grupos terroristas en Alepo.

El golpe de Estado que se produjo en Turquía el 16 de julio del 2016, abortado gracias a la información de los servicios secretos rusos, había demostrado la penetración de servicios de inteligencia occidentales en las estructuras militares y policiales del gobierno turco. Se dispone de pruebas fehacientes: la asonada militar estuvo impulsada y financiada por Estados Unidos y Arabia Saudita, Washington como impulsor y cerebro, Riad como financiador. Las desavenencias entre Washington y Ankara no han parado de ampliarse.

Aunque se focalizan en torno a la crisis siria, los encontronazos entre Washington, Riad y Ankara vienen de antiguo. Fue en agosto de 2016 cuando Ankara y Moscú iniciaron el proceso de normalización de sus relaciones políticas. En paralelo, los desencuentros con Obama, la OTAN y la Unión Europea se han multiplicado. Occidente ve con pánico creciente como Ankara se acerca a Moscú. El proceso de normalización se ha ido desarrollando, a pesar de las dificultades del mismo, a lo largo de estos meses. La sombra del intento de golpe de Estado es, en ese sentido, alargada. La derrota de los grupos terroristas en Alepo, que es la derrota de Occidente, ha provocado un estado de nerviosismo y pánico entre los países promotores del terrorismo en la región. Se evidencia que tras el atentado están las fuerzas que perdieron la batalla de Alepo y después la batalla en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde se vieron obligadas a aceptar la lógica de la resolución de Rusia sobre Alepo, es decir, a admitir su derrota.

El asesinato del embajador ruso persigue un objetivo a largo plazo: torpedear las negociaciones a nivel de ministros que se desarrollarán, próximamente, en la capital rusa. Estas negociaciones son las preparatorias del encuentro de los presidentes Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan en Astana, capital de Kazajistán.

Es, a todas luces, un atentado inútil. Después de este ataque, Rusia tiene una buena razón para reforzar su presión sobre Turquía en temas de seguridad, incluyendo el suministro de datos importantes, así como establecer una línea política más clara en las operaciones de lucha contra el terrorismo en Siria. Las relaciones entre Moscú y Ankara no se van a deteriorar, sino que al contrario se profundizarán. El atentado proporciona a Moscú más bazas a jugar en esta partida geoestratégica. Vladimir Putin no va a echar la culpa a Turquía; a Ankara sólo se le puede reprochar su incapacidad para garantizar la seguridad del embajador. A este respecto el presidente Putin afirmó refiriéndose al asesinato: “una provocación clásica que, por desgracia, ha tenido éxito y tendrá un impacto, a pesar de que entendemos perfectamente el hecho de que a las autoridades turcas les han tendido una trampa”. El atentado, en vísperas de la toma de posesión del nuevo presidente estadounidense pretendía influir en la política internacional de este país. En este sentido pequeños o grandes grupos de la élite política de algunos países no tienen escrúpulos en matar embajadores o financiar grupos terroristas. Ha sido, como hemos dicho, un atentado absolutamente inútil. El nuevo presidente electo estadounidense Donald Trump ha reafirmado su disponibilidad a trabajar conjuntamente con Rusia en la eliminación de la amenaza terrorista en Oriente Medio. Sus declaraciones hasta el momento van en el sentido de potenciar la relación con Moscú en este campo antes que enfrentarse como hizo la administración Obama.

La respuesta de Moscú será política. La diplomacia rusa ha alcanzado un importante grado de madurez geoestratégica, como ya se demostró con el derribo del Su-24 hace un año. Moscú responderá. En ningún caso, Rusia va a dar apoyo, si lo necesitan, a aquellos países implicados en este crimen.

La cancillería rusa va a congelar las relaciones con los demás países que no prueben su inocencia en este ataque terrorista; en este caso ha dejado de existir la presunción de inocencia. La implicación de Arabia Saudita en este golpe es más que evidente. Será obligación de Riad demostrar que no está implicado en este caso. Moscú acelerará la puesta en marcha de una fuerza militar poderosa que tendrá por su poderío un carácter punitivo y disuasorio al mismo tiempo.

El PCE muestras sus condolencias al pueblo ruso por los fallecidos en el accidente del avión TU-154

http://www.pce.es/secretarias/secgeneral/pl.php?id=6064

El PCE muestras sus condolencias al pueblo ruso por los fallecidos en el accidente del avión TU-154

Secretaría General / 25 dic 16

El Partido Comunista de España quiere hacer llegar al pueblo ruso, a sus fuerzas armadas y al Gobierno de ese país, sus condolencias y solidaridad por la catástrofe aérea ocurrida el 25 de diciembre cuando un avión militar ruso ha caido al mar de Negro con más de 90 personas a bordo.

Este hecho resulta aún más trágico al tratarse de un vuelo cuya misión era trasladar material humanitario a hospitales sirios, además de transportar a 60 integrantes de los coros del ejército ruso, agrupación musical y cultural que recorre el mundo desde hace décadas portando un mensaje de amistad entre los pueblos y de difusión de la cultura rusa.

El avión caído al mar Negro tenía como misión paliar los sufrimientos del pueblo sirio a consecuencia de la guerra de agresión desencadenada para acabar con su independencia y con uno de los pocos gobiernos laicos que quedan en la región tras la sucesión de guerras de desencadenas por los países occidentales contra los países árabes con sistemas de gobierno laicos. Esperamos que la catástrofe aérea se deba a un accidente y no sea resultado de un ataque militar contra una misión humanitaria.

Queremos hacer llegar nuestras condolencias a los familiares, compañeros y amigos de los fallecidos y expresar nuestra solidaridad con los fallecidos.

José Luis Centella Gómez
Secretario General del PCE

Embajador de la Federación Rusa en España: Qué sucede de verdad en Siria (ABC).

http://www.abc.es/internacional/abci-sucede-verdad-siria-201612230306_noticia.html

Qué sucede de verdad en Siria

«En la mayoría de las mentes sigue la falsa percepción de que los aviones rusos día tras día lanzan bombas a hospitales y niños en Alepo»

Varios autobuses durante la evacuación de Alepo
Varios autobuses durante la evacuación de Alepo – EFE
YURI P. KORCHAGIN Embajador De Rusia En Madrid 23/12/2016 03:06h – Actualizado: 23/12/2016 03:06h. Guardado en: Internacional

Todos los medios internacionales siguen la situación en Siria y, en concreto, en Alepo, pero por alguna razón frecuentemente la describen de una forma muy unilateral. No es raro el enfoque según el cual Rusia es «la mala de la película» o es culpable de la muerte de la población civil. Vamos a preguntarnos si es así.

Les recuerdo que los ataques de las Fuerzas Aeroespaciales rusas contra los terroristas en Alepo han sido suspendidos el pasado 18 de octubre. Sin embargo en la mayoría de las mentes sigue la falsa percepción de que los aviones rusos día tras día lanzan bombas a hospitales y niños en Alepo. Lo mismo en otras ciudades sirias: los medios de comunicación hablan de «víctimas mortales entre la población civil» y citan el llamado «Observatorio Sirio para los Derechos Humanos». ¿Pero saben que esta ONG se basa en Londres y consiste de una sola persona? Saca su información «desde el terreno» de fuentes presuntamente fidedignas, sin embargo las mismas no se revelan, sus datos no se fundan en pruebas y, para colmo, han sido desmentidos en más de una ocasión. ¿Entonces, se puede confiar ciegamente en esta información?

Desde febrero se ha puesto en funcionamiento en Siria el Centro Ruso para la Reconciliación (emite boletines diarios también en español). En sólo diez meses de su actuación, 1070 localidades y 94 grupos armados se unieron al proceso de la reconciliación. Por alguna razón nada se habla de ello en los medios de la UE.

El 15 de diciembre con el apoyo del Centro ha comenzado la salida de Alepo por corredores humanitarios de miembros de grupos extremistas y de sus familias. Mucho se habla de la situación catastrófica de la población civil siria. Rusia envía ayuda humanitaria, decenas de miles de toneladas de productos alimenticios, fármacos, artículo de primera necesidad, generadores, etc. Se ofrece también el apoyo médico: están desplegados en Siria hospitales móviles del Ministerio de Defensa y del Ministerio de Emergencias rusos. Hace poco dos médicas rusas que ayudaban a niños en uno de estos hospitales fallecieron a causa de un ataque deliberado de los grupos extremistas.

El objetivo de Rusia es transparente. Queremos que sea el pueblo de Siria quien decide su futuro. Abogamos por el respeto de la soberanía, independencia, unidad e integridad territorial de Siria como un estado multiétnico, multiconfesional, democrático y laico. Y, que no quepa duda, luchamos contra la amenaza terrorista representada por Daesh y Frente Al-Nusra.

Comunicado del Partido Comunista Sirio Unificado analizando la situación en Siria 7/12/2016 (Traducción).

Traducción no oficial del comunicado del Partido Comunista Sirio Unificado publicado en inglés en Solidnet. Algunos pasajes del texto son un poco difíciles de entender, se han señalado con cursivas o con alguna anotación.

http://www.solidnet.org/syria-syrian-communist-party-unified/syrian-cp-unified-from-syrian-communist-party-unified-07122016-en

Del Partido Comunista Sirio (Unificado) 7/12/2016

A los Camaradas

Saludos fraternales;

La dirección del Partido Comunista Sirio Unificado pretende ofreceros algunas informaciones sobre la evolución en Siria, con el objetivo de mostrar los hechos reales y pedir más apoyo para el pueblo sirio, que hace frente al mismo enemigo.

Queridos camaradas;

Como es bien sabido, nuestro partido, junto con otros partidos progresistas y patrióticos de Siria, está luchando contra lo que es considerado hoy día una de las más bárbaras agresiones imperialistas desde la Segunda Guerra Mundial, una lucha contra los movimientos radicales más extremistas y fundamentalistas de este siglo, condenados internacionalmente, como el “Frente Al Nusrah”, “ISIS”, “Al Qaeda”.

Esta lucha es la materialización práctica de la confrontación contra los proyectos imperialistas de dominación en el mundo y principalmente en la región, lo que se denomina el “Nuevo Oriente Medio”.

Hasta el momento decenas de miles de personas han sido asesinadas, otros cientos de miles han sido heridos, miles de familias fueron forzadas a emigrar a áreas más pacíficas dentro y fuera de Siria. Los daños son innumerables: miles de talleres y fábricas de medianas y pequeñas empresas han sido destruidos, así como muchas grandes instalaciones industriales, elementos de infraestructura, escuelas, hospitales, lugares arqueológicos y ciudades antiguas han sido destrozados. El petroleo sirio y otras riquezas del pueblo sirio están siendo robados y pasados de contrabando a Turquía, cuyo régimen está aliado con la organización terrorista [NT.: en singular en inglés]. El valor de estos daños se estima en torno a 200 billones de dólares americanos.

El pueblo sirio, junto con el gobierno, el ejército sirio y las fuerzas políticas progresistas del país, ha estado resistiendo valientemente esta agresión desde su comienzo en 2011.

Los terroristas que llevan a cabo este ataque sobre Siria han venido desde más de 80 países, apoyados por los poderes imperiales del mundo y sus aliados.

La amenaza se está extendiendo ahora fuera de Siria y la región a otras áreas y países, como son países europeos como Francia y Bélgica. Ahora el terrorismo es un fenómeno internacional y la administración de los EEUU es considerada el soporte número uno de este proyecto llevado a cabo por terroristas y mercenarios. Expertos de los países occidentales y recursos financieros de regímenes reaccionarios árabes, principalmente el Reino de Arabia Saudita y Catar, proveen apoyo y patrocinan a la organización terrorista [NT.: en singular en inglés] con la cooperación de Turquía.

Haciendo frente a esta compleja [NT.: “completed” en inglés] y dura situación, Siria tuvo que solicitar ayuda de la Federación Rusa.

Moscú ofreció a Siria el apoyo necesario para resistir esta bárbara agresión.

La ayuda rusa confundió al gobierno occidental [NT.: en singular en inglés] y a los regímenes reaccionarios de Turquía, Catar, el Reino de Arabia Saudita, puesto que este apoyo ha modificado radicalmente el balance de poder en los campos de batalla y ha ayudado a Siria a permanecer firme durante 6 años de guerra.

Siria continuará su lucha en defensa del pueblo sirio y para liberar la totalidad del suelo sirio de los agresores.

El gobierno sirio informó al conjunto de la comunidad internacional de las razones de este apoyo de la Federación Rusa.

1. Esta ayuda viene como resultado de la petición del gobierno legítimo.

2. De acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y con todas las resoluciones internacionales se prohíbe que ningún estado ataque o interfiera en los asuntos internos de otro estado.

3. Cualquier país bajo ataque tiene el derecho a la autodefensa, conforme a las leyes y normas internacionales.

Al mismo tiempo que las fuerzas legítimas continúan defendiendo [NT.: “defined” en inglés] Siria y liberando los territorios ocupados por los terroristas, quienes están intentando imponer sus propias leyes que se remontan 1500 años atrás, y cometiendo los crímenes más sanguinarios, Siria está apoyando la solución política de la crisis sobre la base de detener el derramamiento de sangre y de liberar todas las áreas ocupadas de todas las fuerzas terroristas extranjeras así como llevar a cabo elecciones democráticas en el país e iniciar un diálogo nacional inclusivo con la oposición, principalmente los partidos en el país. Aun así, los terroristas, teniendo relaciones con ciertos grupos de la oposición, intentan constantemente presionar a estos grupos para continuar luchando contra el gobierno y que fracase el proceso político basado en las Conferencias de Ginebra 1 y 2, así como el Encuentro de Viena y el acuerdo entre las partes rusa y norteamericana.

¡Camaradas!

Todavía se está derramando sangre en Siria, especialmente en la ciudad de Alepo, la segunda capital del país, un 75% de cuyos territorios fueron liberados por el Ejército Árabe Sirio y sus aliados. Por otra parte, los terroristas en Alepo rechazaron cualquier tregua para salvar la vida de los civiles, a quienes usan como escudos humanos.

Camaradas, nuestro partido está muy interesado en confirmar los siguientes hechos:

1. No es aceptable poner al verdugo y a la víctima al mismo nivel.

2. Las leyes internacionales no permiten a ningún país interferir en los asuntos internos de ningún otro país, que es lo que los terroristas y sus patrocinadores hacen en Siria demandando que el presidente Assad renuncie, cuando este es un asunto que debe únicamente decidir el pueblo sirio.

3. Los agresores son la única parte que tiene la total responsabilidad por las perdidas y daños en el país.

4. La agresión contra Siria se desarrolla conjuntamente con una campaña mediática imperialista en la que billones de dólares americanos están siendo invertidos por parte de EEUU y el Reino de Arabia Saudita. A través de estos medios, los acontecimientos en el país son falsificados y diseminados por todo el mundo.

5. Irak es también objeto de la misma agresión, y el pueblo iraquí está resistiendo. La obligación de todas las fuerzas progresistas del mundo es apoyar la valiente resistencia de los pueblos de Irak y Siria contra los agresores terroristas mundiales.

Camaradas,

Los partidos progresistas en Siria están luchando principalmente para salvaguardar las condiciones de vida del pueblo, especialmente en las circunstancias causadas por la guerra y el injusto bloqueo económico contra Siria.

Sin embargo, los sirios han demostrado a través de los años de agresión imperialista su patriotismo y que defienden una vida progresista independiente [NT. es difícil de entender el significado exacto de la frase]. Al mismo tiempo el pueblo sirio apoya la solución política de la crisis.

Nuestro partido desea mantener el contacto recíproco a través de todos los medios posibles, para dar respuestas a cualquier pregunta que pueda surgir en relación a la situación en Siria.

El Partido Comunista Sirio Unificado también desea cooperar con vuestro partido y con todos los partidos progresistas y democráticos en vuestro país en cuestiones relativas a la provisión de ayuda humanitaria.

Saludos fraternales.

Siria – Damasco 7/12/2016

Partido Comunista Sirio Unificado