La tecnología soviética dio para mucho: Irán perfecciona los misiles soviéticos S-200 y anuncia el sistema antiaéreo Bavar 373, similar al S-300 soviético-ruso (RIA Novosti).

http://sp.rian.ru/Defensa/20130705/157472026.html

Irán minimiza el tiempo de reacción de los misiles soviéticos S-200

Misil soviético S-200 (archivo). / Foto: RIA Novosti.

Moscú, 5 de julio, RIA Novosti.

Ingenieros iraníes minimizaron el tiempo de reacción de los misiles soviéticos S-200, comunicó esta semana el jefe de la base de defensa antiaérea Khatam al Anbiya, general de brigada Farzad Esmaili.

“El tiempo de detección, disparo y seguimiento en el sistema S-200 se ha reducido al mínimo posible”, declaró Esmaili a la agencia de noticias iraní Fars.

Rehusó mencionar cifras concretas pero dijo que ahora el sistema es capaz de operar  en tiempo real y posible usarlo no solamente contra objetivos estratégicos y múltiples sino también contra blancos puntuales.

Desarrollados por la URSS en la década de 1960, los sistemas tierra-aire S-200 son capaces de abatir objetivos a una distancia de entre 200 y 350 kilómetros.

El general afirmó también que Irán logró autosuficiencia en la producción de radares de variado alcance y frecuencias, además de modificar sus bandas para que resistan mejor contramedidas electrónicas.

El subcomandante del Ejército iraní, contralmirante Farhad Amiri, anunció en abril pasado que Irán presentará en 2014 el sistema antiaéreo Bavar 373, similar al ruso S-300 que no pudo importar debido a las sanciones internacionales.

RIA Novosti: Suministro de los S-300 a Siria enfriará “cerebros calenturientos”, según Moscú.

http://sp.rian.ru/international/20130528/157178628.html

Suministro de los S-300 a Siria enfriará “cerebros calenturientos”, según Moscú

Sistemas antiaéreos rusos S-300. / Foto: RIA Novosti.

Moscú, 28 de mayo, RIA Novosti.

El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov, dijo hoy que el suministro de sistemas antiaéreos rusos S-300 a Siria podría disuadir a algunos “cerebros calenturientos” de una intervención militar en el país árabe, pero rehusó especificar en qué fase está el cumplimiento del contrato correspondiente.

“No puedo confirmar ni desmentir lo de la fase de las entregas, solo decir que no renunciamos a ellas”, declaró Riabkov en una rueda de prensa. Agregó que Moscú comprende la preocupación de otras capitales al respecto pero “no hay motivos para revisar la postura”.

Las medidas como ésta, a su juicio, “frenan en gran medida a algunos cerebros calenturientos”, dispuestos a “barajarse una internacionalización del conflicto con participación de fuerzas externas”.

“El suministro de los S-300 a Siria concierne a un contrato suscrito hace unos años con el Gobierno de Damasco (…) Se trata de proporcionar armas defensivas para que el Gobierno pueda proteger tropas e instalaciones contra sistemas que, hasta donde puedo juzgar hoy, los combatientes de grupos antigubernamentales no tienen”, resaltó.

Al comentar la decisión de levantar el embargo de armas a la oposición siria, anunciada hoy por los Veintisiete, el vicecanciller ruso señaló que “de hecho, la Unión Europea echa leña al conflicto” y obstruye el éxito de una nueva conferencia internacional para el arreglo político en Siria.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, afirmó el pasado 23 de mayo que el suministro de sistemas antiaéreos rusos S-300, así como de misiles iraníes, desestabiliza la situación en Oriente Próximo.

También el comandante de la Fuerza Aérea de Israel, Amir Eschel, dijo anteriormente que, gracias a estos misiles, Siria se sentirá más segura de sí misma y podría comportarse de manera más agresiva con respecto a Israel.

Mientras, Rusia sostiene que el suministro de sistemas S-300 a Siria no infringe ninguna ley y está previsto en un antiguo contrato cuyo incumplimiento arruinaría su reputación de proveedora fiable.