El Partido Comunista de Portugal presentó en la Asamblea de la República el 28 de febrero un voto de condena contra el golpe de estado reaccionario en Ucrania y la injerencia de los EEUU y la UE en este país (traducción + vídeo).

Conviene señalar que el Partido Comunista de Portugal (PCP) no se limitó a emitir el comunicado de prensa sobre Ucrania ya publicado sino que presentó en la Asamblea de la República de Portugal un voto de condena contra el golpe de estado y la injerencia occidental en Ucrania. El texto presentado en la cámara portuguesa es aún más explícito si cabe que el comunicado de su Gabinete de Prensa, señalando las intenciones de los EEUU y de la Unión Europea de expandir la presencia militar de la OTAN al territorio ucraniano, junto a las fronteras de la Federación Rusa, en la ya mencionada peligrosa estrategia de confrontación con Rusia. El PCP señala asimismo un paralelismo entre los programas económicos que el FMI y la UE pretenden imponerle a Ucrania y los que se les han impuesto a Portugal, subrayando el carácter lesivo para los trabajadores de tales imposiciones y denuncia el estado de terror al que se ve sometida la población de Ucrania por las milicias fascistas, imposibilitando el más mínimo ejercicio de la política. Un sector del Parlamento portugués, presumiblemente favorable al golpismo fascista en Ucrania y en una actitud muy “democrática”, intentaba boicotear el discurso de la diputada del PCP, lo que requirió una llamada de atención por parte del Presidente de la Asamblea de la República.

A continuación el vídeo de la diputada del PCP presentando el voto en la Asamblea de la República de Portugal y una traducción no oficial del texto presentado a votación:

http://pcp.pt/relativo-%C3%A0-situa%C3%A7%C3%A3o-na-ucr%C3%A2nia

Voto de condena relativo a la situación en Ucrania

28 de febrero 2014

Considerando la reciente y dramática evolución de la situación en Ucrania, donde tras meses de desestabilización y de escalada de la violencia -desencadenadas con el anuncio de la suspensión de la firma del acuerdo de asociación con la Unión Europea en noviembre pasado- fue consumado un auténtico golpe de estado llevado a cabo por los sectores más retrógrados y revanchistas de la oligarquía ucraniana con el apoyo de los Estados Unidos de América y de la Unión Europea;

Subrayando que los acontecimientos evidencian la instrumentalización del justo y enorme descontento acumulado entre los trabajadores y amplias capas de la población ucraniana resultante del desastre social y económico y de las profundas injusticias y desigualdades sociales causadas con el proceso de restauración del capitalismo que fue llevado a cabo por las clases dominantes de Ucrania durante las últimas dos décadas, por sucesivos gobiernos incluyendo el gobierno de Yanukovich;

Denunciando la brutal y abierta injerencia de los EUA y de la UE en la situación interna de Ucrania, promoviendo la desestabilización, apoyando activamente fuerzas políticas y paramilitares de cariz fascista y neonazi y fomentando el exacerbamiento de peligrosas tensiones, divisiones y conflictos en este país;

Resaltando que los EUA y la UE pretenden asegurar el dominio político, económico y militar de Ucrania, prosiguiendo la expansión de la OTAN junto a la frontera de la Federación Rusa y avanzando así en su escalada de tensión y de confrontación con este país, realidad que representa una amenaza acrecentada a la seguridad y a la paz en Europa y en el mundo;

Alertando de la extrema gravedad y peligro que representa el avance de fuerzas xenófobas y de cariz fascista y neonazi en Ucrania, que no respetan y que atropellan violentamente derechos y libertades, en lo que constituye un grave peligro para la democracia y el futuro de este país;

Denunciando el clima generalizado de intimidación que reina en la capital ucraniana y en vastas regiones del país, entregadas al libre arbitrio de las milicias armadas de cariz fascista y neonazi, pasando por amenazas, persecuciones y agresiones a dirigentes políticos y diputados del parlamento ucraniano;

Denunciando la campaña anticomunista y los ataques perpetrados contra los militantes, dirigentes y sedes del Partido Comunista de Ucrania, así como las anunciadas intenciones de limitar o incluso ilegalizar su actividad;

Constatando que avanzan de nuevo programas de intervención y acuerdos de libre comercio del FMI y de la UE que con el pretexto de las denominadas “integración europea” y “ayuda externa” a Ucrania pretenden efectivamente imponer nefastas y gravosas condiciones económicas y políticas -tal como acontece con el denominado “memorando” de la troika en Portugal, auténtico pacto de agresión a los trabajadores, al pueblo y al país-, defraudando nuevamente las deseos e intereses de los trabajadores y del pueblo ucraniano ya duramente penalizados;

La Asamblea de la República:

– Condena el golpe de estado llevado a cabo por los sectores más retrógrados y revanchistas de la oligarquía ucraniana con el apoyo de las potencias de la OTAN;

– Condena el violento ataque a derechos democráticos y a libertades fundamentales, específicamente los ataques perpetrados contra el Partido Comunista de Ucrania, así como cualquier iniciativa que busque limitar o incluso ilegalizar su actividad;

– Expresa su solidaridad a los trabajadores y al pueblo ucraniano que aspira a la paz, al bienestar y al progreso social.

– Subraya el derecho soberano del pueblo ucraniano a decidir su destino sin injerencias externas.

Asamblea de la República, 27 de febrero de 2014.

Anuncios

[Traducción] Un comunicado sin “ninismos”, digno de un Partido Comunista y excepcional en el panorama actual europeo: Comunicado del Partido Comunista de Portugal sobre la situación en Ucrania (Solidnet).

 

Traducción no oficial del comunicado del Partido Comunista Portugués publicado en Solidnet.

 

A diferencia de la línea del Partido de la Izquierda Europea -el PCE no ha emitido hasta el momento ningún comunicado propio, tampoco tras los últimos acontecimientos en Ucrania- o del Partido Comunista de Grecia (KKE), con su tendencia a situar en el mismo plano al bloque imperialista EEUU-UE-OTAN y a Rusia, el Partido Comunista de Portugal responsabiliza a quien a todas luces hay que responsabilizar del desastre ucraniano, los EEUU, la UE y la OTAN, señalando los peligros que implica para la propia Ucrania, para Europa y para el resto del mundo esta estrategia desestabilizadora y de confrontación con Rusia. El comunicado hace referencia también a los efectos económicos y políticos de la asociación de Ucrania a la UE derivados de las supuestas “ayudas” que recibiría el país de producirse tal asociación.

 

http://www.solidnet.org/portugal-portuguese-communist-party/portuguese-cp-on-the-situation-in-ukraine-en-pt

 

Nota del Gabinete de Prensa

 

Partido Comunista Portugués

 

Ante la reciente y dramática evolución de la situación en Ucrania, el PCP expresa su condena por el auténtico golpe de estado llevado a cabo por los sectores más reaccionarios de la oligarquía ucraniana con el apoyo del imperialismo, tras meses de desestabilización y de escalada de la violencia, desencadenadas tras el anuncio de suspensión de la firma del acuerdo de asociación con la Unión Europea en noviembre pasado.

 

Los acontecimientos evidencian la instrumentalización por parte de las potencias imperialistas de la OTAN -concertadas con las clases dominantes en Ucrania- del profundo descontento acumulado entre los trabajadores y amplias capas de la población, resultante del desastre social y económico de la restauración del capitalismo en Ucrania en las últimas dos décadas.

 

El PCP denuncia y condena la brutal injerencia y desestabilización de los EEUU, de la UE y de la OTAN en la situación interna de Ucrania que -promoviendo y apoyando las fuerzas de extrema derecha, neonazis y xenófobas y pretendiendo exacerbar las tensiones, las divisiones y los conflictos– busca asegurar el dominio político, económico y militar de este inmenso país, con la finalidad de avanzar en su escalada de tensión y estrategia de confrontación con la Federación Rusa, realidad que representa una acrecentada amenaza a la seguridad y a la paz en Europa y en el mundo.

 

El PCP alerta del significado real y de los peligros que representan el avance de las fuerzas de extrema derecha y de cariz fascista y neonazi en Ucrania -en lo que constituye una seria amenaza a la democracia, a los derechos y libertades y a la propia integridad y soberanía del país-, así como llama la atención sobre los proyectos que, con el pretexto de la “ayuda externa”, pretenden imponer gravosas condiciones económicas y políticas.

 

El PCP denuncia y rechaza la campaña y las acciones anticomunistas y expresa su más vehemente condena de los ataques perpetrados contra los militantes, dirigentes y sedes del Partido Comunista de Ucrania, así como las tentativas de limitar o incluso ilegalizar la actividad del Partido Comunista de Ucrania.

 

El PCP reafirma su solidaridad con los trabajadores y con el pueblo de Ucrania, así como con el Partido Comunista de Ucrania y con todos los militantes y simpatizantes comunistas ucranianos en su lucha en pro de la paz, del bienestar social, de la soberanía y de la independencia de Ucrania.

 

25-02-2014

 

El Gabinete de Prensa del PCP

 

Traducción: Siete partidos comunistas de ex-repúblicas soviéticas se adhieren a un manifiesto del PC de la Federación Rusa contra el intento de golpe de estado fascista en Ucrania y en solidaridad con los comunistas ucranianos (Solidnet).

Traducción no oficial del comunicado del Partido Comunista de la Federación Rusa publicado en inglés en Solidnet, al que se adhieren siete partidos comunistas de ex-repúblicas soviéticas más el Partido Comunista de Filipinas PKP-1930:

http://www.solidnet.org/russia-communist-party-of-the-russian-federation/cp-of-the-russian-federation-stop-the-creeping-take-over-in-ukraine-en

29/01/2014

Detened el asalto gradual a Ucrania

Los actuales acontecimientos en Ucrania se están tornando cada vez más alarmantes y dramáticos. En un número de regiones grupos radicales bien organizados toman los organismos locales de gobierno por la fuerza. No son inocentes defensores de los derechos humanos los que establecen el tono sino elementos fascistas declarados.

Seguidores de Hitler ya están en el poder en los estados Bálticos. Ahora se apresuran hacia el poder en Ucrania. Se ha llegado al punto de prohibir la actividad del Partido Comunista de Ucrania en dos regiones. La persecución de los comunistas es uno de los signos del fascismo que está fermentando. No hay nada espontáneo en lo que está ocurriendo en Ucrania. Estos procesos están dirigidos por experimentados maestros de marionetas que adquirieron su experiencia cuando organizaron los derrocamientos en Yugoslavia, Georgia, Libia, países de Asia, Oriente Medio, África y América Latina.

Políticos y diplomáticos occidentales conducen abiertamente los asaltos en Ucrania como si no fuera un estado soberano sino una de sus colonias. Hay activos instigadores y provocadores de Polonia y de los estados Bálticos. La injerencia en los asuntos internos de Ucrania es ahora intensa y no tiene precedentes.

Cualquier intento de encauzar la situación resulta en acusaciones de violencia excesiva, chantaje y amenazas de aplicar sanciones.

La técnica para llegar al poder es la misma que en el 2004 -mediante el caos en las calles y la violencia. Pero la actual élite ucraniana se ha mostrado incapaz de aprender la lección de la historia. La falta de acciones por parte del gobierno es equivalente a apaciguar a aquellos que tienen como objetivo llevar Ucrania a la guerra civil y arrastrarla a una esclavizadora dependencia de la Unión Europea. No podemos ignorar la peligrosísima tendencia a fortalecer las manifestaciones del fascismo en Europa.

Condenamos absolutamente el intento de golpe de estado gradual en Ucrania. Hacemos un llamamiento a las fuerzas de izquierda, patrióticas y antifascistas, para que eleven sus voces contra los intentos por parte de elementos fascistas de hacerse con el poder en Ucrania.

¡Expresamos nuestra solidaridad y apoyo a los comunistas de Ucrania!

Partido Comunista de la Federación Rusa

Partido Comunista de Bielorrusia

Partido Comunista de Armenia

Partido Comunista Unificado de Georgia

Partido de los Comunistas de la República de Moldavia

Partido Comunista de Kazakistán

Partido Comunista de Azerbayán

Partido Comunista de Pridnestrovia

Partido Comunista de Filipinas PKP-1930

Margaretta D’Arcy, activista contra la guerra de 79 años, enviada a la cárcel en Irlanda, el Partido Comunista de Irlanda exige su liberación (Solidnet).

Traducción no oficial de la nota de prensa del Partido Comunista de Irlanda al respecto:

http://www.solidnet.org/ireland-communist-party-of-ireland/cp-of-ireland-demand-the-release-of-79-year-old-anti-war-activist-en

Partido Comunista de Irlanda

15 enero de 2014

Comunicado de prensa:

Exige la liberación de activista contra la guerra de 79 años.

El Partido Comunista de Irlanda condena de la forma más contundente posible el arresto de la activista por la paz de Galway, Margaretta D’Arcy, quien fue arrestada hoy y llevada a la prisión de Limerick para cumplir una condena de 3 meses de cárcel. La Sra. D’Arcy padece la enfermedad de Parkinson y está también recibiendo tratamiento contra el cáncer.

Ella rechazó firmar un acuerdo para mantenerse alejada de zonas no autorizadas del aeropuerto de Shannon, como resultado de lo cual su condena en suspensión de tres meses de prisión ha sido reactivada.

Margaretta D’Arcy y Niall Farrell fueron sentenciados en el juzgado del distrito de Ennis en diciembre de 2013. Cada uno recibió una sentencia de 3 meses de prisión, suspendidas con la condición de que aceptasen un compromiso de respetar la ley durante 2 años y de permanecer fuera de zonas no autorizadas en el Aeropuerto de Shannon.

El Aeropuerto de Shannon es un nodo principal en la ruta de los aviones de los EEUU en su camino para sembrar muerte y destrucción en Afganistán, Iraq y otros países en Oriente Medio. Es también un punto de tránsito para aviones que llevan drones militares de los EEUU, y se cree que “víctimas de rendiciones extraordinarias” fueron transportadas a través del aeropuerto.

El Partido Comunista de Irlanda demanda su liberación inmediata. También hace un llamamiento a las fuerzas democráticas y pacifistas de todo el mundo para escribir al Gobierno de Irlanda exigiendo su liberación.

Alan Shatter, Ministro de Justicia:

e-mail: info@justice.ie

Envíe mensajes de apoyo a la Alianza de Galway contra la Guerra (Galway alliance Against War) a:

galwayallianceagainstwar@gmail.com

o

niallbocht@yahoo.ie

Eugene McCartan

Secretario General

Partido Comunista de Irlanda

[Traducción] Comunicado de la Oficina de Prensa del CC del Partido Comunista de Grecia (KKE) sobre la muerte de Nelson Mandela.

Traducción no oficial del comunicado del KKE sobre la muerte de Nelson Mandela:

http://es.kke.gr/en/articles/Statement-of-the-Press-Office-of-the-CC-of-the-KKE-on-the-Death-of-Nelson-Mandela/

Comunicado de la Oficina de Prensa del CC del KKE sobre la muerte de Nelson Mandela

Imagen: KKE.

El KKE expresa sus sinceras condolencias en relación a la muerte de Nelson Mandela, militante, símbolo de la lucha contra el apartheid, anterior Presidente de Congreso Nacional Africano y primer Presidente de Sudáfrica elegido en elecciones multiraciales.

“Madiba”, según era llamado en los estratos populares, era identificado con la lucha contra el colonialismo y la discriminación racial, contra el hambre y la pobreza. Jugó un papel de liderazgo en la lucha del Congreso Nacional Africano -política y armada- contra el apartheid y fue encarcelado durante 27 años debido a esta actividad. Cooperó estrechamente con el Partido Comunista de Sudáfrica en el marco de la alianza y trabajó codo a codo con sus cuadros históricos, tales como Joe Slovo y Chris Hani. Fue honrado por esta actividad por la URSS con el Premio Lenin de la Paz y también recibió el Premio Nobel de la Paz, mientras que el SACP le concedió en 1998 el Premio de la Paz Chris Hani.

El legado de las luchas populares contra la discriminación, la pobreza, el desempleo y la desigualdad en las que participó y en las que jugó un papel principal, tiene hoy expresión, significado y propósito en la lucha de los trabajadores y los estratos populares, de Sudáfrica y de todo el mundo, contra los monopolios, la explotación y el capitalismo.

[Traducción] En conmemoración de Nelson Mandela – un Gran Luchador por la Libertad. Llamamiento de Gennady Zyuganov Presidente del CC del Partido Comunista de la Federación Rusa.

Traducción no oficial de la versión inglesa del texto de Zyuganov publicado en Solidnet:
 
http://www.solidnet.org/russia-communist-party-of-the-russian-federation/cp-of-the-russian-federation-in-commemoration-of-nelson-mandela-zyuganov-cc-cprf-russia-en-ru
 

En conmemoración de Nelson Mandela – un Gran Luchador por la Libertad.

 

Llamamiento de Gennady Zyuganov

 

Presidente del CC del PCFR

 

Nelson Mandela, el prominente líder político, anterior Presidente de la República de Sudáfrica y del Congreso Nacional Africano (CNA) murió en Johanesburgo a la edad de 95 años.

 

Fue una de las personalidades legendarias de la segunda mitad del siglo XX – comienzos del s. XXI. Fue en su juventud, a comienzos de la década de los 40, cuando se unió al CNA y, debido a su energía y devoción a la causa de la lucha contra el racismo y la discriminación racial, se convirtió rápidamente en uno de los líderes de este importante Movimiento de Liberación. Estuvo a cargo de protestas pacíficas de masas – manifestaciones, piquetes, marchas. Pero cuando el régimen del apartheid prohibió el CNA en 1960 Nelson Mandela fue uno de los que insistió en que debía darse una respuesta adecuada a la represión.

 

Nelson Mandela no fue sólo un prisionero de conciencia como Occidente intenta presentarlo hoy. En primer lugar y principalmente fue un luchador, un organizador de la lucha armada contra el régimen racista de Sudáfrica, el comandante principal del ala militar del CNA, “Umkhonto we sizwe” (Lanza de la Nación). Fue su implicación en acciones militares contra el régimen del apartheid por lo que fue condenado a cadena perpetua.

 

Mandela pasó 27 años en prisión. Las autoridades de Sudáfrica intentaron enterrarlo vivo en la prisión para trabajos forzados de Robber Island. Incluso se prohibió la publicación de sus discursos y fotos bajo la amenaza de cárcel. Pero fueron tales la fortaleza de sus convicciones y su disposición al autosacrificio que su popularidad creció día a día en Sudáfrica y en el mundo. Finalmente, su salida de prisión se convirtió en una de las condiciones claves para el acuerdo político en Sudáfrica.

 

En varias ocasiones las autoridades le ofrecieron secretamente su libertad a cambio de que rechazara el apoyo a los altos ideales de la Liberación Nacional. No hizo ningún acuerdo con el inhumano sistema del apartheid y fue únicamente liberado después de que se levantará la prohibición del CNA.

 

Cooperó de forma cercana con el Partido Comunista de Sudáfrica y respetó sinceramente a los comunistas incluso en las oscuras décadas que van desde el comienzo de los 50 hasta el final de los 80, cuando un anticomunismo feroz saturaba todos los poros del sistema del apartheid. Mandela contribuyó mucho a la creación de la Alianza CNA-SACP-COSATU, que hasta el día de hoy asegura la unidad de las fuerzas democráticas de Sudáfrica. Los comunistas llegaron a formar parte del Gobierno formado por Nelson Mandela en 1994 tras la triunfante victoria del CNA en las primeras elecciones libres en la historia del país. Han estado en el Gobierno desde entonces y lo están todavía hoy.

 

Nelson Mandela fue un gran amigo de nuestro país. Cuando habló en el año 2002 en la ceremonia en la que se le entregó el Premio Lenin de la Paz que se le había concedido en 1990, dijo: “La ayuda de la Unión Soviética y de otros países socialistas fue particularmente relevante en el contexto del apoyo internacional a nuestra lucha. Los gobiernos y los pueblos del campo socialista le dieron a nuestra lucha un apoyo material, moral y político en tal modo y en tal escala que tenemos una deuda imposible de pagar.”

 

Hoy hay en Occidente muchos que intentan persuadir a los sudafricanos y al mundo entero de que fue la política de los EEUU y de sus aliados lo que llevó al colapso del apartheid y de que ellos luchaban por la liberación de Mandela. Pero es imposible borrar de la historia el hecho mismo de que Occidente apoyó el gobierno racista de Sudáfrica y de que etiquetó al CNA como organización terrorista. Y solamente la Unión Soviética y otros países socialistas, en particular Cuba y la República Democrática Alemana, ofrecieron un abnegado apoyo en términos de armamento y de entrenamiento militar al CNA.

 

Nelson Mandela tenía a Lenin en alta estima. Estando en Rusia en visita oficial en 1999, insistió en que debía incluirse en el programa de su visita rendirle honores en el Mausoleo de Lenin.

 

Me alegra haber tenido la oportunidad durante esta visita de haber conocido a esta sobresaliente persona y de haber discutido en profundidad la historia de nuestra lucha común contra el apartheid, las relaciones actuales entre los pueblos de Rusia y de Sudáfrica así como de haber podido apreciar su sabiduría y su humanismo.

 

Incluso en vida Nelson Mandela se convirtió en una leyenda mundial, en el símbolo de la firmeza y de la disposición al autosacrificio en la lucha por la Liberación Nacional. Sin embargo siempre fue hasta sus últimos días un hombre excepcionalmente modesto y amable con una sonrisa amistosa única y con un soberbio sentido del humor.

 

Apelo a todos los miembros y amigos del PCFR a honrar a este gran luchador por la libertad. ¡Siempre conservaremos su memoria!

 

Gennady Zyuganov

 

Presidente del Comité Central

 

Partido Comunista de la Federación Rusa

 

[Traducción] El Partido de los Trabajadores de Bélgica niega el carácter financiero de la actual crisis, respalda a China y defiende el socialismo: Contribución del PTB en el EIPCO-2013 y algunas observaciones a su intervención.

Traducción no oficial de la contribución del Partido de los Trabajadores de Bélgica (PTB) en el Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros celebrado en Lisboa entre el 8 y 10 de noviembre.

El PTB realiza en su intervención un balance principalmente positivo de la política exterior de China. En cuanto a su valoración de los BRICS habría que señalar la dificultad en considerarlos un grupo más de países imperialistas, como parece hacer el PTB -con excepción de China-, habida cuenta de que algunos de estos países, la propia China pero también Rusia, contribuyen a fortalecer de forma bastante evidente una alianza como el ALBA, que el PTB sí considera tiene un carácter antiimperialista y liberador. Al mismo tiempo, si no todos los países pertenecientes al grupo BRICS, algunos de ellos, de forma destacada Rusia y China, sí contribuyen a frenar el imperialismo hegemónico actualmente, que el PTB reconoce se corresponde con los EEUU -y los países pertenecientes a la OTAN, habría que añadir-, en los planos político y diplomático, económico y militar, como demuestran las alianzas estratégicas entre Rusia y China y entre estos dos países y los países socialistas (Cuba) y progresistas en América Latina (Venezuela, Bolivia, Ecuador, etc.) e incluso Europa -caso de Rusia y Bielorrusia. Una cosa parece bastante obvia: cuando Rusia -o China- coopera con un país socialista como Cuba, respetando su sistema político y económico, está ayudando a que Cuba se fortalezca y, por tanto, a que haga frente al que el PTB considera el imperialismo hegemónico. Lo mismo es aplicable a los restantes países de América Latina, África, etc.

En general, las características positivas en la esfera internacional que el PTB atribuye a China pueden ser atribuidas también a los otros BRICS, entre ellos Rusia, que en el área económica puede resumirse en el principio de establecer relaciones de beneficio mutuo con otros países y en el plano militar el hecho de no amenazar a otros países con una agresión -y esto es independiente del hecho de poseer o no bases militares fuera de su territorio. Si esto no es antiimperialismo, desde luego, se le parece mucho.

El PTB participó en el pasado Encuentro Comunista Europeo y firmó su declaración conjunta. El texto de su intervención:

http://www.solidnet.org/belgium-workers-party-of-belgium/15-imcwp-contribution-of-wp-of-belgium-en

El Capitalismo en crisis, nuevos tiempos para el socialismo

Partido de los Trabajadores de Bélgica

Contribución al 15º Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros, Lisboa 8-10 de noviembre 2013.

1.- El capitalismo ha conocido tres crisis globales y sistémicas. La primera, a finales del siglo XIX, fue contrarrestada mediante el imperialismo y la guerra para una nueva división del mundo -pero también estuvo seguida de la Revolución Bolchevique y del nacimiento de la Unión Soviética. La segunda, en los años 30, condujo a la 2ª Guerra Mundial y a la expansión del imperialismo norteamericano -pero también a la extensión del campo socialista y a una oleada de luchas de liberación nacional. La tercera y actual crisis de sobreproducción y sobre-acumulación de capital tiene sus orígenes en los primeros años de la década de los 70. Ha sido amortiguada mediante varias décadas de políticas neoliberales, de nuevas oportunidades para el gran capital a partir de la contrarrevolución en la Unión Soviética y en las democracias populares europeas, de una explotación intensificada del Tercer Mundo a través de Programas Estructurales de Ajuste y del peso de la deuda, y mediante un incremento artificial en el consumo a través de créditos baratos. Pero la crisis reventó en toda su extensión a partir de la explosión de las burbujas financiera e inmobiliaria en el 2008.

2.- Hoy nos enfrentamos a sus duras consecuencias en el terreno económico, social y ecológico. A la par de esta crisis económica tiene lugar una crisis democrática e ideológica en la sociedad burguesa. A nivel internacional, hay cambios importantes en la correlación de fuerzas y se han hecho aparentes nuevas amenazas de conflictos locales y guerras más extendidas.

3.- Cinco años después de la bancarrota de Lehman Brothers, que llevó el sistema financiero mundial al borde del colapso, persiste la falsa idea de que esto fue una crisis financiera. Lo cierto es justo lo contrario: el extendido dopaje financiero había enmascarado temporalmente el verdadero carácter de esta severa enfermedad del capitalismo, la enfermedad de la sobreproducción, que sólo salió a la luz con la explosión de la burbuja financiera. Pero la sobreproducción se sitúa por supuesto en el ámbito de la producción, en el corazón verdadero del sistema capitalista. Es esto por lo que ni una respuesta neoliberal ni keynesiana puede resolver la crisis actual ni erradicar las causas que la originan. Dos escenarios son posibles para el futuro próximo: o bien un nuevo hundimiento con un rápido declive adicional de la economía o un largo periodo de relativo estancamiento económico basado en una explotación incluso más intensiva de la mano de obra. Un factor importante en la constelación del mundo actual es la posición del poder imperialista hegemónico en el mundo, los Estados Unidos. Mientras que políticamente los EEUU pueden reivindicar ser el único superpoder, habiendo concluido la Guerra Fría a su favor y habiendo sacado ventaja del 11 de Septiembre para reafirmar su dominio militar, económicamente los EEUU están en una situación difícil. La economía de los EEUU continúa viviendo por encima de sus posibilidades gracias al crédito extranjero masivo y gracias al estatus del dolar como la primera moneda del mundo. Pero antes o después las enormemente negativas balanza comercial y balanza de pagos pasarán su factura y disminuirán la estatura de los EEUU en el mundo – o los empujarán hacia aventuras militares incluso más agresivas contra competidores ya existentes o que están recientemente emergiendo.

4.- La crisis de la eurozona revela una construcción europea completamente desequilibrada, con un desarrollo del capitalismo desigual en los estados miembros de la UE y sin ningún mecanismo previsto para remediarlo mediante transferencias desde las regiones más desarrolladas hacia las menos desarrolladas. Al contrario, las economías capitalistas europeas principales están implicadas en una lucha entre ellas mismas para convertirse en el mayor exportador y, por tanto, en el mayor explotador. Esto implica una carrera hacia el fondo en lo que se refiere al desempleo, a las condiciones laborales, a la flexibilidad, a la contratación, a los derechos sociales y sindicales y, finalmente, también en lo que se refiere a los derechos democráticos. La crisis económica y social en la zona euro puede llevar a convulsiones sociales adicionales y a crisis políticas de envergadura, que pueden resultar en serios problemas a lo largo de la zona euro e incluso a su explosión.

5.- Pero aun así, la misma crisis de la zona euro ha empujado a la burguesía europea a acelerar la construcción del Estado europeo supranacional, la Unión Europea, en un modo más y más autoritario. Porque las corporaciones europeas transnacionales necesitan desesperadamente una infraestructura y una superestructura capaces de lanzar una guerra económica -y, posteriormente, posiblemente una guerra real – contra los EEUU, Japón y las economías emergentes, y contra su propia clase trabajadora. Desde el 2010, la UE ha avanzado mucho más rápidamente en la dirección de un Estado federal europeo centralizado, en particular mediante el acuerdo presupuestario (el Tratado para la Estabilidad, Coordinación y Gobernanza o TECG), que da a la Comisión Europea no sólo el derecho a intervenir en las políticas fiscales y económicas de sus Estados miembros, sino también en sus políticas sociales, imponiendo la competitividad en la esfera económica y la austeridad eterna en la esfera social.

6.- Debido a que la Unión Europea sólo sirve los intereses del gran capital europeo y está basada en la competencia y la desigualdad, debe ser desafiada en su centro y no en sus márgenes. Serán necesarios grandes movimientos populares con orientación revolucionaria a través del continente para que los trabajadores y los pueblos vuelvan la espalda a la construcción de este Estado burgués supranacional europeo y construyan una Europa basada en la solidaridad y la cooperación, una Europa socialista.

7.- En la correlación mundial de fuerzas han aparecido en escena nuevos jugadores, habiendo sido agrupados erróneamente los más importantes entre estos bajo el acrónimo de BRICS. Durante los últimos cinco años de crisis en el “viejo mundo”, éstos han actuado como motor de crecimiento fuerte y un contrapeso, una situación que es distinta de la que se dio en los años 30. Pero el motor de los BRICS también está comenzando a griparse. De forma más importante, el hecho de disputar la hegemonía económica a los EEUU y a los otros poderes imperialistas principales no convierten a las economías emergentes en antiimperialistas, puesto que el desarrollo desigual es una característica básica del capitalismo y del imperialismo. El desarrollo de la fuerza y de la influencia de los países del grupo BRICS podría solamente adquirir un carácter antiimperialista si desafiase los fundamentos del orden imperialista mundial, rompiese con la acumulación capitalista mundial y contribuyese a la liberación de los trabajadores y pueblos del mundo del yugo del gran capital. En lugar de eso, en la mayor parte de los casos, su éxito parece más bien basarse en una competición para obtener un posición mejor en el sistema capitalista mundial. En relación a las alianzas de países cuyo objetivo es romper de forma radical con la dominación imperialista, como fue el caso en los años 60 y 70, hoy día es difícil ver una alianza comparable y genuinamente antiimperialista, aparte del ALBA en América Latina y el Caribe, centrada en torno a Cuba y la República Bolivariana de Venezuela.

8.- La República Popular de China constituye una caso particular. Todavía afirma estar en el camino hacia el socialismo, y mientras que ha adoptado muchas características de una economía de mercado -y mientras que autodefine su economía como una “economía socialista de mercado”- permanece una fuerte intervención del Estado en la economía. Pero no puede ser negado que los elementos capitalistas en su economía nacional están ya creando problemas típicos tales como una burbuja inmobiliaria y una mini-crisis de créditos. A nivel internacional la economía de China está intensamente vinculada a las de los EEUU y Europa, y tiene que ajustarse a las leyes del mercado capitalista internacional, a menudo en detrimento de los trabajadores y los pueblos de los países implicados.

9.- Pero sería erróneo considerar a China por esta única razón un país imperialista. Los acuerdos internacionales que China concluye sobre energía, materias primas y productos agrícolas respetan el principio de beneficio mutuo. Su ayuda al desarrollo y sus acuerdos sobre comercio e inversiones ayudan por regla general a los países en desarrollo a construir una infraestructura, a desarrollar una base industrial y a acumular capital con el que puede ponerse en práctica un curso independiente de desarrollo. China no posee bases militares en el exterior y no amenaza a ningún país con la intervención o la agresión. Objetivamente ofrece a terceros países más posibilidades de seguir un camino antiimperialista.

10.- El carácter sistémico y prolongado de la crisis capitalista mundial, los cambios en la correlación internacional de fuerzas y los ejemplos de las luchas y revueltas de los trabajadores y los pueblos alrededor del mundo, apuntan crecientes oportunidades para el desarrollo de las fuerzas de la revolución contra las fuerzas de la reacción, y a una confianza creciente en que en el curso del s. XXI veremos el avance de la única alternativa social al capitalismo: el socialismo.