Recomendable entrevista a Manuel Zelaya, Presidente derrocado de Honduras, sobre la realidad del imperialismo (Radio Cooperativa / Sputnik). [+ Audio]

Audio de la entrevista completa en el siguiente enlace:

http://fileria1.video.ria.ru/Out/MP3/20170520/2017_05_20_voces170519_vojc4lhb.4cc.mp3

Breve nota de prensa en Sputnik sobre la entrevista:

https://mundo.sputniknews.com/radio_voces_del_mundo/201705201069307378-zelaya-honduras-entrevista/

Manuel Zelaya: “La restauración conservadora comenzó con mi derrocamiento como presidente”

Voces del Mundo

13:21 20.05.2017URL corto
Telma Luzzani
0 41750

En una entrevista exclusiva con Voces del Mundo el expresidente de Honduras analizó el objetivo de los últimos golpes de Estado en la región. “Es una respuesta planificada de EEUU que siente que está perdiendo espacios en América Latina y de las corporaciones que quieren detener los cambios sociales. Hoy están acechando y rodeando a Venezuela”.

Para el expresidente Zelaya, su destitución el 28 de junio de 2009 inició un ciclo que luego siguió con Fernando Lugo en Paraguay (2012) y Dilma Rousseff en Brasil (2016). “En mi caso, entraron a mi casa, en la madrugada, 250 militares encapuchados, con ropa de combate, granadas y armas de guerra, a los gritos, rompiendo portones y sometiendo a la guardia presidencial. Me metieron en un avión. La primera escala fue en la base norteamericana y hondureña de Palmerola. Y después me bajaron en Costa Rica. La orden era asesinarme pero el ejército hondureño deliberó y decidió dejarme con vida”, relató.

“Desde aquel golpe en Honduras ha subido la violencia, la pobreza, la miseria, la falta de apoyo a la educación, a la salud. Entonces, matan a los pueblos de hambre y cuanto más pobres, más fácil para ser dominados y sometidos”, afirmó.

Su derrocamiento fue un complot de las élites, los militares locales y la embajada de Estados Unidos porque él no quiso someterse a sus exigencias. “¿Sabes cuál fue la primera petición de los Estados Unidos para mí?”– preguntó Zelaya. “Que le dé una visa de asilo diplomático a Posada Carriles, al terrorista. ¿Y cuál fue la primera petición en Honduras? Que nombrara el gabinete de gobierno que ellos habían diseñado en la embajada.” Fue en ese momento en que Zelaya decidió hacer un giro político de la derecha a la izquierda. “Me uní a las demandas populares, empecé a trabajar con los sindicatos, con los obreros, con los maestros, con los campesinos para desarrollar el país, y también con los agricultores, con los ganaderos y con los empresarios. Empecé a trabajar en una óptica eminentemente pluralista ideológicamente y democrática, pero ellos no quieren la democracia”.Zelaya se refirió también a la actual situación en Venezuela. Consideró que ese país tiene problemas “porque el imperio anglosajón y europeo están acechándolo y rodeándolo. Pidámosle a Estados Unidos que saque sus narices de Venezuela”, afirmó. Según dijo, él pensó que con la presidencia de Donald Trump la política norteamericana cambiaría. “Pero no, ha venido más agresiva todavía.” En cuanto a la Organización de Estados Americanos (OEA) y al Departamento de Estado de los EEUU, el expresidente criticó su “doble moral” porque atacan a Nicolás Maduro, que ha reducido la pobreza, que le ha hecho viviendas a los pobres y que ha incorporado un país que dependía de la monoproducción petrolera a un proceso diferente pero no dicen nada sobre el caso de Honduras, donde hay una dictadura.

“Acá han matado a varios líderes sociales, como sucedió con Berta Cáceres, pero sobre las violaciones de los derechos humanos aquí la OEA y EEUU guardan silencio”, denunció.

Anuncios