Portugal estrecha los lazos con el Socialismo y comienza a contemplar las soluciones de la América Latina progresista. Documental sobre Argentina de Fernando Solanas, “Memoria del Saqueo”.

Destacamos dos noticias que muestran cómo ante los ataques del gran capital a los países de la periferia europea, éstos comienzan a acercarse a las posiciones de la América antiimperialista y, directamente, Socialista. Es el caso de Portugal, desde donde llegan dos noticias que apuntan en esta dirección. En efecto, Prensa Latina destaca que Portugal ha renovado el convenio con Cuba, suscrito en 2009 para que la Isla Socialista, orgullo y modelo de la resistencia al imperialismo, preste servicios en el ámbito de la salud al país europeo, acosado, al igual que Grecia o nosotros mismos, los españoles, por los “mercados”, esos entes intangibles tan hábiles en robar la soberanía a los países gobernados por políticos al servicio del capital. Paulo Macedo, el Ministro de Salud de Portugal, junto con médicos portugueses, destacan el alto nivel de conocimientos de la brigada de 44 médicos cubanos que colaboran con Portugal, prestando sus servicios en el Algarve y Alentejo. En la reunión entre el Embajador de Cuba en Portugal y el Ministro portugués se ha tratado también la posible exportación a Portugal de medicamentos y vacunas producidas en Cuba. Los representantes políticos portugueses se han interesado por los avances científicos de Cuba y estudian ampliar el comercio y la cooperación. Como vemos, aunque el portugués sea un gobierno conservador -y recortador-, ante los ataques del capitalismo, recurren a lo que funciona, el Socialismo.

Por otra parte, un artículo de Jorge Cadima, La nacionalización, publicado recientemente en la revista Avante del Partido Comunista de Portugal (nº 2004, 26 de abril, 2012), en el que analiza la reacción del capitalismo internacional y español -en relación al cual centra su crítica principalmente en el papel que desempeña uno de sus pilares, la monarquía- a la nacionalización de YPF por parte del Gobierno de Argentina, pone de manifiesto cómo la pérdida de soberanía sufrida por Portugal a manos de la Troika y otros elementos hace que se busquen como referentes los movimientos de liberación y en pro de la soberanía y el control de los recursos nacionales que provienen de América Latina. Traduzco la última parte del artículo en la que menciona el documental de Fernando Pino Solanas, Memoria del Saqueo, en el que, al igual que harán los portugueses y tantos otros pueblos, es seguro que nosotros también nos reconoceremos. El documental es absolutamente recomendable puesto que explica algunos de los mecanismos económicos que usan los países imperialistas para extorsionar a los pueblos, principalmente hacer que la deuda privada -de la banca y gran industria- pase a ser considerada deuda pública :

El extracto del artículo de Cadima:

La razón de tanta indignación ante la renacionalización parcial de la empresa petrolífera argentina (creada en 1923 como empresa estatal) nada tiene que ver con “acuerdos rotos”. Los trabajadores portugueses lo saben bien. Los troikeros que lloran lágrimas de cocodrilo por el “incumplimiento de los acuerdos” todos los días rompen acuerdos y contratos que garantizan salarios, pensiones, servicios públicos. Lo que provoca tamaña indignación es la pérdida de una teta para exprimir. Como recuerda el Diario argentino Página 12 (20.4.12), en 2008 el actual Presidente del Gobierno Rajoy criticó la eventual entrada de capitales rusos en Repsol afirmando: “nuestro petroleo, nuestro gas y nuestra energía no pueden ser puestos en manos de una empresa rusa, porque eso nos convertiría en un país de quinta división”.

Esta es la clave de la cuestión: el gran capital internacional quiere que Argentina sea un país “de quinta división” para poder continuar saqueándolo. Como hace, de forma descarada y con resultados brutales durante décadas, en particular durante la orgía mafioso-liberal de los años noventa, de la cual el capital español fue uno de los grandes beneficiarios. El documental de Fernando Solanas, Memoria del Saqueo, disponible en internet, es un testimonio notable de esos años negros que condujeron al descalabro argentino de 2001. Los portugueses reconocerán en la descripción que hace de la Argentina de esos años las noticias de hoy sobre nuestro martirizado país. El futuro dirá de la coherencia del proceso argentino. Mas los vientos que soplan de América Latina hablan del futuro de Portugal: el de la recuperación de nuestras riquezas y de nuestra dignidad, hoy saqueadas por el gran capital externo e interno.

Anuncios

Donde las dan las toman: al capitalismo español le recortan YPF

¿No les gustan los recortes? Pues ahí tienen uno, sólo que a la inversa, como debe ser. América Latina vuelve a adelantarnos por la izquierda. Y, por cierto, conflicto con Argentina ninguno, puesto que Repsol es una empresa privada, de modo que toda esa alharaca por parte de nuestro gobierno no tiene nada que ver con nosotros, los ciudadanos. Bien por Argentina y por su Presidenta, que, además de valiente, es guapa.